Seguinos en redes

Deportes

Schalke en caída: perdió por tres goles contra Augsburg.

Tras ser derrotado por goleada contra el Borussia Dortmund volvió a perder: ésta vez contra el Augsburg, que vuelve a ganar después de seis partidos.

Publicado

en

El equipo del norte del Rin volvió a caer y ya lleva 9 partidos al hilo sin reclamar los 3 puntos. Esta vez de local y enfrentado al Absburgo, fue derrotado por 3 goles en un partido de apariciones: los locales se quedaron la estadística, pero no pudieron convertir ni solidificar la defensa. 

Los equipos presentaron una propuesta similar: 4-2-3-1. Schalke formó con Schubert; Kenny, Sané, Nastacic, Oczipká; McKennie, Serdar; Caligiuri, Schopf, Matondo y Gregoritsch como único ariete. Con la misma formación, los once jugadores de Absburg fueron: Lute; Framberger, Jedvaj, Uduokhai, Max; Khedira, Gruezo; Richter, Lowen, Vargas y Niederlechner. El encargado de impartir justicia en el encuentro fue Sascha Stegemann.  
Minutos después del sonido del silbato, llegó la primera falta del encuentro: Lowen fue el encargado de encarar a la pelota, y respondió con un golazo al palo derecho del arquero. Con solo seis minutos, Aubsburgo gritaba el primer gol en el partido, cosa que no hacía desde desde que empató con el SC Freiburg.

Ad

El juego se pondría friccionado, y tan solo dos minutos después caería la primer amarilla al suizo Ruben Vargas. La primera chance del Schalke vendría de una gran jugada individual de Matondo que logró rematar tras una gran corrida: pero el arquero logró desviar la pelota.

Un partido que parecía de tintes amistosos y carente de la emoción que nos acostumbra la Bundesliga, los entrenadores realizaron una seguidilla de cambios al rato de comenzado el segundo tiempo: salieron Serdar, Vargas, el autor del gol, Lowen y Mckennia. Respectivamente entraron el turco Kutucu, Sarenren Bazee, Jan Morávek y Levent Mercan. Quizá la única jugada de peligro fue por parte del ganador, a los ’68, que con otro disparo de tiro libre puso a prueba a Schubert.
Ya con 75 minutos y acercándonos al final, un pelotazo de Framberger terminó en un desastre defensiva entre Sané y Kenny: el nigeriano Sarenren Bazee no perdonó y colocó al visitante 2-0 en ventaja con un hermoso gol: gambeta y enganche incluido. Un Schalke insípido, carente de juego e ideas, no reaccionaba a los golpes. 
Pero la pesadilla no había terminado. Otro error defensivo dejó a la pantera venezolana, Córdova, con la pelota y un sendero al arco. Amague y adentro. Schalke y su novena derrota seguida: de local y contra un rival inferior en la tabla.

Los locales no se fueron silbados gracias a las medidas preventivas de contagio, que nos dejan un fútbol sin publico. Pero al fin y al cabo; el tan extrañado fútbol. 

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Deportes

A 41 años del Metropolitano ’81: el único título de Maradona con la camiseta de Boca

Publicado

en

Hoy es el aniversario numero 41 del recordado campeonato del Xeneize, dirigido por Silvio Marzolini, que tenía a Diego como gran figura.

Este lunes 15 de agosto se cumplen 41 años de uno de los títulos más recordados de Boca. El Xeneize, dirigido por Silvio Marzolini y con Diego Armando Maradona como gran figura, se consagró campeón del Torneo Metropolitano 1981Fue el único título del astro argentino con la camiseta azul y oro.

El elenco de Marzolini, que asumió para ese año, tenía a una incipiente promesa como Oscar Ruggeri, y otros históricos como Roberto Mouzo, Hugo Perotti y Hugo Gatti, pero rompió el mercado con las incorporaciones de Miguel Brindisi, Osvaldo Escudero, Ariel Krasouski, Marcelo Trobbiani, Carlos Morete, pero el más destacado sin dudas fue Diego Maradona, que ya había revolucionado al fútbol argentino defendiendo la camiseta de Argentinos Juniors.

Aquel equipo del Xeneize, que peleó el torneo mano a mano con Ferro hasta la última fecha, cuando empató 1-1 con Racing y logró el punto que necesitaba para consagrarse campeón con 50 puntos, por encima de los 49 que sumó el Verdolaga y lejos de Newell’s y River, los siguientes, que quedaron con 39 unidades.

La solidez de ese equipo fue otro dato relevante. De 34 partidos ganó 20 y perdió sólo cuatro, además de haber marcado 60 goles -solo River, con 63, anotó más- y recibido solo 27 -Ferro, con 20, tuvo la valla menos vencida-. Justamente ese recordado equipo del Verdolaga comandado por el recordado Carlos Timoteo Griguol, fue el verdadero escollo en el camino hacia el título y, si bien Boca obtuvo un triunfo clave ante los de Caballito a tres fechas del final -con gol de Perotti-, lo cierto es que no fue sino hasta la última jornada del torneo que se definió al campeón. 

Aquel gol quedó en la memoria de todos por la gran avalancha de gente que se produjo en la tribuna popular del conjunto de la Ribera, considerada una de las más recordadas de la historia del fútbol argentino.

Seguir Leyendo

Deportes

Racing y Boca empataron sin goles en un partido vibrante

Publicado

en

La Academia, que dilapido innumerables situaciones de gol, y el Xeneize empataron 0-0 en el marco del clásico de la fecha 13. Los de Hugo Ibarra estuvieron cerca de ganarlo en el final y todo terminó en polémica.

Racing y Boca igualaron 0-0 en el clásico de la fecha 13 de la Liga Profesional de Fútbol. La Academia le perdonó la vida en reiteradas oportunidades, pero el Xeneize levantó sobre el final y estuvo cerca de ganarlo. Además, los dirigidos por Hugo Ibarra reclamaron un penal en el cierre.

El primer tiempo fue de control absoluto del equipo de Fernando Gago, Racing manejaba la pelota a placer y llegaba al area con peligro, Boca se agazapaba para intentar salir de contra, pero casi no pudo lastimar de esa manera. La falta de eficacia fue la moneda corriente del local, Racing erraba, Boca respiraba, muy de a poco el visitante se acomodó y molestando la salida del dueño de casa la robaba en ataque y generaba peligro. Se fueron empatados al entretiempo.

Sorprendió cuando terminó la primera parte como los jugadores de Boca se reunieron en el terreno de juego, Benedetto empezó a hablar con sus compañeros y fue captado por las cámaras. Luego se irían al vestuario y se dio una situación confusa.

¿Qué pasó en el vestuario de Boca? Por ahora no hay demasiados detalles. Pero mientras se espera la palabra de los protagonistas, hay algo que sí está claro y es que en el vestuario se vivieron momentos de tensión. Y hay un detalle que pasó inadvertido pero que podría ser un indicio de lo que pasó en el Cilindro, y es que Boca tardó más de la cuenta en regresar al campo de juego y Zambrano apareció con una extraña marca en la cara, el rumor es de una agresión física.

Imagen recurrente de la noche, el lamento por la falta de efectividad

Ya en el complemento, el dominio de La Academia siguió estando presente, pero con menos llegadas en cantidad. Agustín Rossi empezó a agigantar su figura con cada tapada y se convirtió en el héroe de Boca.

Sobre el cierre, el Xeneize salió del asedio y estuvo cerca de ganarlo, pero Gabriel Arias y Facundo Mura, en la línea, salvaron al local. Antes del silbatazo final, Rapallini revisó una mano de Jonathan Gómez en el área y, cuando todo apuntaba a que sancionaría penal para Boca, decidió finalizar el partido para el estallido de la polémica.

Con este resultado, Racing y Boca quedaron 6º y 11º respectivamente en la tabla de la Liga Profesional. Ahora La Academia visitará a Banfield, mientras que los comandados por Hugo Ibarra recibirán al Rosario Central de Carlos Tevez en La Bombonera.

Seguir Leyendo

Deportes

Cruce picante en Londres: El alemán Tuchel forzó al italiano Conte a que lo mirara a los ojos después del 2-2 entre Chelsea y los Spurs

Publicado

en

En un partido caliente, los director técnicos de los equipos ingleses tuvieron un picante cara a cara que terminó con la expulsión de ambos en el derby.

El clásico londinense entre Chelsea y Tottenham desató la polémica luego de un picado 2-2 y la expulsión de los directores técnicos.

Todo empezó cuando los Spurs llegaron a la igualdad por primera vez a los 68 minutos. Tras el gol de Pierre-Emile Højbjerg, el italiano Antonio Conte, gritó desaforadamente el tanto y despertó la bronca del alemán Thomas Tuchel, quien fue a protestarle al cuarto árbitro y su colega aprovechó para gritarle el gol en la cara.

Diez minutos pasaron para que el Chelsea nuevamente se pusiera en ventaja de la mano de Reece James, Automáticamente el DT inició su carrera para celebrar con los fanáticos y, de forma voluntaria y consciente, pasó cerca de su colega, quien ni siquiera levantó la vista y se negó a mirar a Tuchel, algo que el alemán no se lo dejaría pasar.

Una vez que el árbitro Anthony Taylor dio por finalizado el encuentro, Tuchel y Conte cruzaron la cancha y estrecharon sus manos como es protocolar, pero ahí el alemán le pasó factura.

Sin siquiera mirarlo, Conte extendió la mano e intentó seguir su camino, pero el alemán decidió no soltarlo, exigiéndole que lo mirara a los ojos cuando lo saludaba. Luego de terminar cara a cara ambos fueron separados por los jugadores y el resto de sus cuerpos técnicos.

El escándalo terminó con dos expulsiones: los DTs. Cuando las aguas se calmaban y todos asimilaban el polémico 2-2 final conseguido por los Spurs en el sexto minuto de adición, el juez decidió acercarse al tumulto y mostrarle la tarjeta roja a ambos técnicos, quienes a los insultos se marcharon a sus vestuarios junto al resto de sus dirigidos.

Seguir Leyendo

Tendencias