Seguinos en redes

Brasil

Bolsonaro derrota a la inflación: Por segundo mes consecutivo bajaron los precios en Brasil

Publicado

en

Los precios minoristas registraron la segunda caída mensual consecutiva, y la inflación interanual bajó al 8,73%, el nivel más bajo desde junio del año pasado. La abrupta caída de la inflación se produce al mismo tiempo en que la economía acelera su tasa de crecimiento.

El Banco Central de Brasil y el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) confirmaron que el Índice de precios minoristas se desplomó un 0,36% en el mes de agosto, en comparación con el mes anterior. Es la segunda rebaja consecutiva para el nivel de precios, después de haber observado una primera caída de hasta el 0,68% en julio.

En los primeros 8 meses del año, Brasil acumuló un aumento de precios de hasta un 4,39%, una cifra extraordinariamente baja en comparación con estándares internacionales. La inflación acumulada de Brasil es inferior a la de Estados Unidos, Canadá e incluso la Unión Europea (UE).

La inflación interanual cayó al 8,73% en comparación con el nivel de precios registrado en agosto del año pasado. Solamente desde el mes de junio, este indicador disminuyó en más de 3 puntos porcentuales y, de continuar con esta tendencia, para fin de año se podrá cumplir exitosamente la meta oficial del Banco Central situada en el 3,5% interanual (con un margen de tolerancia de 1,5 puntos).

Los mercados respondieron a la baja de la inflación en agosto, y ajustaron positivamente sus expectativas. La inflación esperada para diciembre cayó del 7,11% al 6,61% interanual, una cifra que se acerca cada vez más a la pauta máxima de 5% interanual establecida por la autoridad monetaria.

El dato efectivamente recabado se produjo a partir de una fuerte deflación en las tarifas del transporte (-3,37%), servicios de comunicaciones (-1,1%) y combustibles (-10,28%) con un gran nivel de incidencia sobre el promedio general.

Al igual que julio, en agosto la rebaja sobre los combustibles lideró la incidencia para el desplome de la inflación general. Los impuestos no explican los ciclos inflacionarios, y su efecto está vinculado al precio real de los bienes y servicios. Sin embargo, la desgravación tributaria de Bolsonaro fue tan significativa que el shock nominal sobre los precios del combustible alteró la variación mensual del IPC entre julio y agosto.

Inflación mensual y anual en Brasil, bajo la gestión de Jair Bolsonaro.

Los precios de los alimentos y bebidas aumentaron solamente un 0,24% con respecto a julio, logrando así un nivel de variación mensual similar al que tenían en 2019. Los rubros que no fueron afectados por las rebajas impositivas también comienzan a registrar estabilidad de precios, lo cual refleja el éxito de la disciplina fiscal y monetaria en Brasil.

El Gobierno federal impulsó un fuerte ajuste fiscal y consolidó el mayor superávit primario registrado desde 2014. Esta determinación anula la posibilidad de un esquema de “dominancia fiscal” sobre la política monetaria, y funciona como un ancla para los precios porque garantiza de manera creíble que la deuda pública del Gobierno será financiada con resultados fiscales positivos (presentes o futuros) y no con emisión monetaria.  

Al mismo tiempo, el presidente del Banco Central de Brasil, Roberto Campos Neto, impulsó una drástica elevación de las tasas de interés a corto plazo. La tasa SELIC aumentó al 13,75% anual y adquirió las características de la famosa y recomendable “regla de Taylor”.

La disciplina monetaria pudo establecerse con plena libertad a raíz de la reforma impulsada por el presidente Bolsonaro, que dota a la autoridad monetaria de completa independencia a la hora de tomar decisiones. 

Brasil

La paradoja de la izquierda en Brasil: Lula subió los impuestos, pero el déficit fiscal no deja de aumentar

Publicado

en

El Presidente socialista aumentó y creó nuevos impuestos a lo largo de su primer año de gestión, pero la recaudación tributaria no se vio alterada y los gastos del Gobierno federal se dispararon. Se preparan nuevos aumentos impositivos a partir de la reforma tributaria del año pasado.

El Gobierno del presidente Lula da Silva llevó a cabo una serie de aumentos impositivos durante su primer año de gestión, bajo la tutela de Fernando Haddad como ministro de Economía. Sin embargo, los impuestos no consiguieron su cometido y las arcas públicas del país se deterioraron rápidamente.

Con la excusa de combatir al déficit, Lula desplegó los siguientes aumentos tributarios:

  • La medida provisoria 1.163/2023 estableció un gravámen del 9,2% sobre la exportación de petróleo y minerales bituminosos, vigente entre marzo y junio del año pasado
  • Con la medida provisoria 1.184/2023 los fondos de tipo cerrado fueron alcanzados por el impuesto a la renta bajo el mismo régimen que los fondos abiertos, a pesar de que la naturaleza de ambos es distinta
  • El Decreto 11.764 comenzó a aplicar el Impuesto a los Productos Industrializados (IPI) para las armas de fuego
  • Las cargas sociales a cuenta de los trabajadores se incrementaron del 11% al 14% en el año fiscal 2023
  • Eliminación de las exenciones impositivas sobre la nafta y el diésel

Pese a todas estas medidas, el superávit primario heredado de la administración de Jair Bolsonaro fue completamente erradicado. El último dato oficial correspondiente al mes de diciembre del año pasado indica un déficit equivalente al 2,43% del PBI, antes del pago de intereses por la deuda pública.

Contabilizando los intereses, el déficit financiero del Gobierno federal se incrementó del 4,3% del PBI al 7,5% en los primeros 12 meses de gestión de Lula da Silva. El Presidente socialista está aplicando una política fiscal mucho más extremista en comparación a las que llevó a cabo durante sus primeras presidencias.

Para el año fiscal 2024 se preparan más aumentos impositivos. El Gobierno dispuso de un impuesto especial del 15% sobre las apuestas online que entró en vigencia a partir de enero. Esto se aplica sobre cualquier tipo de premio o retribución obtenida.

Por otra parte, y más importante aún, el Congreso brasileño aprobó el proyecto de reforma tributaria del socialismo en diciembre del año pasado. El punto más importante de la reforma es la creación formal de un Impuesto al Valor Agregado (IVA) con una tasa que podría oscilar entre el 26% y el 27,5%, la más alta del mundo.

También se esperan modificaciones sobre el impuesto a las Ganancias para personas físicas (conocido como IRPF en Brasil). Tanto el IVA como el IRPF requerirán del envío de dos leyes específicas para su tratamiento por separado, según lo indica la propia reforma tributaria que fue sancionada. Los cambios previstos en la reforma tributaria tendrán una aplicación gradual que podría demorarse hasta 2033.

Seguir Leyendo

Brasil

Oposición en Brasil prepara un pedido de impeachment contra Lula por sus comentarios contra los judíos

Publicado

en

Más de 60 diputados del Partido Liberal presentaron los documentos para iniciar un juicio político contra Lula, según los mismos procedimientos que se presentaron contra Dilma Rousseff en 2016.

Una mayoría de la oposición brasileña pedirá un "impeachment" (juicio político) contra el presidente socialista Lula da Silva, por sus recientes críticas al pueblo judío, que Israel respondió declarándolo "persona non grata", por lo que no podrá entrar al país.

"Más de 60 diputados presentaremos una petición de "impeachment" contra Lula por esa declaración abominable", afirmó la diputada bolsonarista Carla Zambelli en sus redes sociales​​​, por comparar a los judíos con los nazis.

Según la parlamentaria de derecha, el impeachment toma como base legal para apartar a Lula del Gobierno bajo el supuesto del crimen de responsabilidad cometer un acto de hostilidad contra una nación extranjera.

El pedido se fundamenta en el artículo 5 de la Ley de los Crímenes de Responsabilidad, que establece que haber cometido “acto de hostilidad contra una nación extranjera, expuesto a la República a peligro de guerra o comprometido la neutralidad”.

El domingo, Lula definió como "genocidio" y matanza" la campaña militar de Israel contra Hamas en Gaza, y después afirmó que no ha habido ningún otro momento similar en la historia, a excepción de "cuando Hitler decidió matar a los judíos".

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, afirmó rápidamente que el presidente brasileño había cruzado una línea roja y poco después su Gobierno declaró al mandatario "persona non grata" hasta que pida disculpas por sus dichos.

Seguir Leyendo

Brasil

Lula comparó a Israel con la Alemania Nazi y el gobierno de Netanyahu sacó a su embajador de Brasil y lo declaró "persona non grata"

Publicado

en

Durante la Cumbre Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Africana el mandatario de Brasil comparó a los judiós con los nazis, en un ataque de locura antisemita.

Durante la celebración de la 37ª Cumbre Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Africana (UA), en Adís Abeba, capital de Etiopía, el presidente de Brasil, Lula da Silva, criticó a Israel por su invasión de la Franja de Gaza luego del ataque genocida del pasado 7 de octubre de 2023.

El Gobierno israelí ingresó al territorio que controlaba el grupo terrorista palestino Hamás, que asesinó a casi 1.500 personas y secuestró a otras 250. Ignorando este contexto, Lula comparó el ataque con el Holocausto nazi.

“Lo que está ocurriendo en la Franja de Gaza no es una guerra, es un genocidio”, declaró este domingo a la prensa, y dijo que algo similar a “una guerra entre un ejército muy preparado y mujeres y niños” no había ocurrido antes en la historia, salvo “cuando Hitler decidió matar a los judíos”.

Los comentarios del presidente brasileño son vergonzosos y severos”, aseguró este lunes el Canciller israelí, Yisrael Katz, quien recalcó que “nadie dañará el derecho de Israel a defenderse”. Además, el ministro israelí de Defensa, Yoav Gallant, también criticó a Lula: “a una organización terrorista genocida, Hamas, y al hacerlo, avergonzar a su pueblo”.

Por su parte, en un comunicado, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, calificó las palabras de Lula de “vergonzosas y graves” y argumentó que buscan “trivializar el Holocausto” y “el derecho de Israel a defenderse”.

“Comparar a Israel con el Holocausto nazi y con Hitler es cruzar una línea roja. Israel lucha por su defensa y por asegurar su futuro hasta la victoria total y lo hace respetando el derecho internacional”, dijo Netanyahu en un comunicado divulgado por su oficina.

De esta manera, el Gobierno con sede en Jerusalén quitó al Embajador israelí de Brasilia, y declaró a Lula como "persona non grata", por lo que no puede ingresar a Israel sin autorización previa. De esta manera, a pesar de que Brasil y el Estado judío habían afianzado sus relaciones durante el gobierno de Jair Bolsonaro, las relaciones diplomáticas entre ambos Estados, con tan solo 1 año de mandato socialista, ha colapsado totalmente.

Las dos mayores entidades israelíes en Brasil se sumaron este domingo a la condena de Benjamin Netanyahu: “El Gobierno brasileño está adoptando una postura extrema y desequilibrada en relación al trágico conflicto en Medio Oriente, y abandonando la tradición de equilibrio y búsqueda de diálogo de la política exterior brasileña”, afirmó en una nota la Confederación Israelita de Brasil (CONIB).

La Federación Israelita del Estado de São Paulo, que congrega a la mayor parte de la comunidad judía en Brasil, también protestó a través de una nota. “Comparar la legítima defensa del Estado de Israel contra un grupo terrorista que no mide esfuerzos para asesinar israelitas y judíos con la industria de muerte de Hitler es de una maldad infinita”, señaló.

Seguir Leyendo

Tendencias