Seguinos en redes

Brasil

Bolsonaro firma un decreto para reducir 25% el Impuesto a Productos Industriales y promete reducirlo un 35% más

Publicado

en

El gobierno de Brasil resolvió una nueva reducción tributaria por un monto de R$ 62,9 millones en los próximos 3 años. Las medidas tienen por objetivo incentivar al sector industrial y reducir el impacto de un impuesto extremadamente distorsivo.

La administración de Jair Bolsonaro volvió a apostar por las rebajas impositivas para incentivar el crecimiento económico, disminuir las distorsiones del sistema y combatir el alza inflacionaria.

A partir del Decreto N° 10.923 queda confirmada la reducción del 25% en el Impuesto sobre Productos Industrializados (IPI), con aplicación efectiva a partir del primero de mayo.

La reducción impositiva alcanzó a la mayor parte de los productos industriales clasificados en la tabla oficial de incidencia del IPPI (la TIPI), aunque algunos productos quedaron exceptuados de las medidas, como los cigarrillos.

Este tipo de impuestos son extremadamente distorsivos, no solamente por su carácter específico (distorsionando los precios relativos de la economía) sino también por su sesgo en contra de la producción industrial local.

En el marco de una mayor apertura arancelaria, la reducción de estos impuestos distorsivos sobre la industria local es consistente.

Por otra parte, las elevadas tasas del IPI también generaban una distorsión en la movilidad de factores y capitales a nivel interno, debido a que las empresas industriales en la Zona Franca de Manaus están exentas de pagar el impuesto, y se genera una ventaja artificial exclusivamente proporcionada por la acción del sistema tributario.

Además, para Paulo Guedes y el equipo económico, el efecto de la reducción tributaria busca ayudar a revertir la trayectoria recesiva de la actividad industrial registrada a lo largo del 2021.

La actividad industrial brasileña dejó de caer entre noviembre y diciembre del año pasado, pero aún se encuentra por debajo del nivel alcanzado en enero de 2021.  

El Ministerio de Economía de Brasil reveló que las nuevas disposiciones implican una reducción de impuestos por un monto de R$ 62,9 millones en los próximos 3 años, de los cuales se calcula que R$19,5 millones corresponden al año corriente, R$ 20,9 millones a 2023 y R$ 22,5 millones para 2024.

El ministro Guedes anticipó una nueva fase en la reducción del IPI, esta vez llevando la rebaja del 25% al 35%. Guedes explicó que las nuevas modificaciones serán anunciadas en las próximas semanas, pero aún se encuentran bajo estudio.

Según explicó el Ministro, el incremento de la recaudación tributaria en términos reales, como resultado de la recuperación económica, facilitará la reducción de impuestos sin la necesidad de soportar mayores costos para la estabilidad de las finanzas públicas. 

Brasil

La economía de Brasil logró sumar 159.000 nuevos puestos de trabajo en el mes de las elecciones

Publicado

en

La reforma laboral de Bolsonaro y el acomodado crecimiento económico crearon las condiciones necesarias para la recuperación del trabajo. La desocupación es la más baja desde junio de 2015 y se aproxima a recuperar todo lo perdido durante la última gran recesión de la administración de Rousseff. 

El más reciente informe del Registro General de Ocupados y Desocupados (Caged) de Brasil confirmó que el país logró sumar hasta 159.000 nuevos puestos de trabajo netos al término del mes de octubre, como resultado de las contrataciones brutas y los despidos totales.

Las estadísticas señalan que la recuperación laboral alcanzó a los distintos Estados que conforman Brasil, y además todos los sectores de la economía registraron saldos positivos a excepción de la agricultura, que debió enfrentar fuertes volatilidades en los precios de referencia internacional. 

Sin embargo, el mejor desempeño de entre todos fue liderado por el sector servicios, que logró añadir más de 91.000 empleos en el sector privado formal. Solamente en el sector de comercio se registraron hasta 49.000 nuevas plazas laborales. 

Asimismo, la tasa de desocupación abierta de Brasil cayó al 8,3% en el trimestre móvil finalizado en octubre y según la serie original del indicador. Esta cifra fue confirmada y divulgada por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE). 

Considerando la serie desestacionalizada del indicador, que elimina la incidencia de factores meramente coyunturales y cíclicos sobre la economía, la desocupación alcanzó el 8,5% de la población activa y de esta manera cayó al umbral más bajo desde junio de 2015

Se acumuló una muy fuerte baja de hasta 6,48 puntos porcentuales sobre la tasa de desempleo entre diciembre de 2020 y octubre de este año. En lo que va de la administración de Jair Bolsonaro como presidente del país, la desocupación acumuló una caída de 4,1 puntos porcentuales. 

Tasa de desocupación de Brasil desde marzo de 2012.

Bolbonsaro se convirtió en el primer presidente desde 2014 capaz de lograr una baja en este indicador, y las estadísticas laborales más recientes sugieren que Brasil recuperó la mayor parte del terreno perdido durante la última gran crisis financiera heredada por el mandato de Dilma Rousseff. 

La reactivación de la actividad económica post-pandemia tuvo un rol importante en la recuperación laboral, pero un factor trascendental fue la flexibilización en la legislación laboral impulsada por Bolsonaro a mediados del año 2021

Los efectos positivos de la reforma laboral del Presidente pueden apreciarse si se compara la elasticidad entre creación de puestos de trabajo y crecimiento económico. En otras palabras: antes de la reforma, por cada punto porcentual que Brasil crecía se creaban menos puestos de trabajo de los que se crean actualmente con el nuevo marco regulatorio.

Seguir Leyendo

Brasil

Bahia, bastión del PT, anuncia pase sanitario y nuevas restricciones por Covid, anticipando lo que se viene si asume Lula

Publicado

en

El decreto fue publicado este martes 29 y ya tiene vigencia en todo el estado, donde Lula ganó por más del 70% de los votos.

El gobernador de Bahía, Rui Costa, del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula, decretó el regreso de barbijos obligatorios en la calle y la presentación de comprobantes de vacunación en edificios públicos a partir de este martes 29 para contener la supuesta nueva ola de COVID-19.

De esta manera, el uso de mascarillas vuelve a ser obligatorio en el transporte público, como trenes, metros, autobuses, barcos y en las estaciones de embarque; además de comercios privados como peluqueríasbares, restaurantes, cafeterías y otros establecimientos similares.

También se deberá utilizar en templos para actos religiosos litúrgicos com iglesias; en escuelas y universidades; y en todos los entornos cerrados, como teatros, cines, museos, salones y espacios similares.

Con este decreto, será obligatorio presentar comprobante de vacunación para el acceso a los edificios públicos del Estado. Además, se vuelve a exigir el uso de mascarilla y comprobante de vacuna para el control de acceso y venta de entradas para cualquier evento privado.

Esto implica que por ejemplo consultas presenciales en la Secretaría de Estado de Tránsito para renovar el registro de conducir o pagar una multa, o llevar a cabo trámites en el Servicio al Ciudadano están sujetos al comprobante de vacunación y al uso obligatorio de barbijos.

La Wecretaria de Salud del Estado de Bahia, Adélia Pinheirodijo a la oficina de prensa del gobierno que a estas dos medidas podrían agregarse otras, “dependiendo de la evolución de la pandemia”.

Las medidas han sido ampliamente repudiadas por la población de Bahía, que viene de supuestamente votar a Lula por más del 70% de los votos en la reciente elección de segunda vuelta del pasado 30 de octubre.

Pero la decisión además genera una fuerte preocupación en el resto del país, ya que en caso de que fracase el intento del Partido Liberal (PL) de Bolsonaro de anular la elección, esto da una pauta de lo que serán las medidas a nivel nacional de un Lula presidente.

Además, se critica la hipocresía de los líderes del PT, que mientras en Brasil reintroducen todas las medidas sanitarias, y se muestran en sus reuniones de vuelta con barbijo por primera vez desde 2021, muchos fueron grabados en el Centro Cultural Banco do Brasil disfrutando de los partidos de la Selección en el Mundial festejando a los abrazos sin barbijo. Claro, estaban en Brasilia donde sus medidas restrictivas todavía no han entrado en efecto gracias a Bolsonaro.

Equipo de Transición liderado por el vicepresidente-electo Gerardo Alckmin a la izquierda, con barbijos, y a la derecha, festejando los goles de Brasil, sin mascarilla.

Seguir Leyendo

Brasil

Al final era cierto: Lula admitió que estuvo internado en Hospital Sirio Libanes de Sao Paulo

Publicado

en

El avenjentado líder del Partido de los Trabajadores (PT) escondió por casi un mes de la prensa que cortó sus vacaciones para hacerse estudios en Sao Paulo y luego pasó por el quirófano dos semanas después.

Durante la semana posterior a la elección de segunda vuelta, el candidato de la extrema izquierda, Lula da Silva, declarado ganador por el TSE, se fue de viaje por más de 10 días a Trancoso, Bahía, de vacaciones con su esposa.

Sin embargo, periodistas independientes denunciaron que cortó el viaje temprano y sin avisar a nadie regresó a Sao Paulo para ser internado en el prestigioso Hospital Sirio Libanés, una movida ampliamente criticada por el secretismo y, como de costumbre, por utilizar una clínica privada en vez de un hospital público.

El “rumor” tomó fuerza cuando Lula dijo que extendería sus vacaciones en Bahía y faltaría al Teletón del canal SBT, simplemente justificándose que se quería quedar “disfrutando” de su victoria en las playas del Nordeste.

Casi un mes después de que acusen a los medios que habían denunciado que algo raro estaba pasando de conspiranoicos, Lula confirmó en su propia cuenta de Twitter que había sido internado en el Sirio Libanés el 12 de noviembre cuando regresó de sus vacaciones para “estudios de rutina”.

También confirmó que al regresar de su gira ilegal por Europa, donde representó a Brasil en la cumbre del cambio climático a pesar de que todavía no asumió como presidente, fue nuevamente internado este domingo 27, “para la realización de una laringoplastica para la retirada de una lecoplasia (lesión blanca) en la cuerda vocal izquierda”, encontrado durante los previos estudios.

Buenos días. Ya en casa, después de un pequeño procedimiento ayer. Todo resuelto y bien. Buena semana para todos”, dijo Lula en su cuenta de Twitter junto a la nota del centro médico.

Los exámenes realizados cuando regresó de Bahía descubrieron una pequeña área de leucoplasia en las cuerdas vocales, lo cual fue escondido de la prensa. También se encontraron alteraciones inflamatorias en su garganta, que según sus médicos es resultado del esfuerzo vocal realizó durante la campaña electoral.

Cabe destacar que el líder del Partido de los Trabajadores (PT) fue diagnosticado con cáncer de laringe en 2011, del que se recuperó al año siguiente pero en su entorno temen que a sus 77 años tenga una recaída. En esta oportunidad, el parte médico destacó “ausencia de neoplasia” tras la operación, descartando tumores por aumento anormal de células.

Durante la semana que pasó, Lula participó de la COP27 en Egipto, en su primera aparición internacional desafiando a Jair Bolsonaro que se negó a prestarle el avión presidencial a una persona que por el momento no tiene ningún cargo público. Lula también visitó Portugal, y habló junto al primer ministro socialista António Costa con banderas de Brasil detrás suyo, un protocolo reservado para autoridades gubernamentales, algo que Lula todavía no es.

Lula fue fumador durante 50 años y abandonó el cigarrillo en 2010, después de una grave internación por hipertensión en su último año como presidente. Se especula que Lula ni siquiera intentó la re-reelección, como los demás mandatarios socios del Foro de Sao Paulo, porque estaba muy mal de salud.

En 2012, después de un año entero alejado de la política y bajo tratamiento de salud, sus médicos anunciaron su “recuperación total” tras varios meses de quimioterapia y radioterapia.

Lula será el candidato de mayor edad en asumir la presidencia el próximo 1 de enero, si los intentos por anular la elección de Bolsonaro fallan, luego de encontrarse múltiples anomalías en ya tres auditorías tanto públicas como privadas del proceso electoral.

Seguir Leyendo

Tendencias