Seguinos en redes

Argentina

El cambio de modelo que hundió a la Argentina: De la reforma menemista a la revolución kirchnerista

Publicado

en

La vicepresidente Cristina Kirchner intentó defenderse de las acusaciones por la causa Vialidad, y aseguró que sus dos gobiernos fueron los mejores en las últimas décadas. Sin embargo, los resultados obtenidos sentencian el experimento kirchnerista en contraste con la bonanza económica de los 90s.

Aunque sin ninguna conexión con las acusaciones jurídicas, la vicepresidente Cristina Fernández Kirchner trató de defenderse de todas las imputaciones contra ella en la Causa vialidad, y reivindicó enérgicamente sus dos administraciones entre 2007 y 2015.

Según la Vicepresidente, su experiencia en la presidencia del país "fue la mejor en décadas", tras producirse una suerte de contrarreforma al modelo implementado por el peronismo en los 90s. Sin embargo, los resultados obtenidos a lo largo de sus dos administraciones son anémicos en comparación a los que se registraron durante la reforma menemista.

El presidente Carlos Menem condujo al peronismo para que se adoptaran las necesarias reformas estructurales sobre la economía argentina, entre ellas el ajuste del Estado, la apertura comercial, la disciplina monetaria y fiscal, la privatización de los servicios públicos y la desregulación para liberar las fuerzas productivas del país.

El kirchnerismo supuso un retroceso con todas las reformas. El modelo terminó de consolidarse en las dos administraciones de Cristina Kirchner a partir de la expropiación de las AFJP (2008), YPF (2012), Aerolíneas (2008) e incluso los ferrocarriles (2015), la intervención del Banco Central en 2010, el desmantelamiento de las reglas fiscales a partir de 2011, y las restricciones cambiarias y comerciales a partir de 2012.

El modelo menemista contra el modelo kirchnerista

A pesar de los dichos de Cristina Kirchner, el crecimiento per cápita del país fue completamente obliterado en los 8 años de su gestión. El ingreso por habitante de Argentina no creció prácticamente nada en los 97 meses de la gestión desde diciembre de 2007, mientras que el país acumuló una bonanza del 30% en el mismo período de la gestión de Carlos Menem.

El modelo kirchnerista alcanzó un máximo en el crecimiento del nivel de vida hacia mayo de 2011, consolidando un alza de tan solo el 6% en la presidencia de Cristina Kirchner. El máximo registrado para el modelo menemista se alcanzó en junio de 1998 y se acumuló un crecimiento del 39%, seis veces más que con el kirchnerismo.

Crecimiento del ingreso por habitante con Carlos Menem y Cristina Fernández Kirchner.

Lo mismo ocurre si se releva la producción industrial. Según la serie histórica de datos medida por la consultora Orlando Ferreres & Asociados, así como el IPI industrial del INDEC a partir de 1994, el crecimiento industrial bajo el modelo menemista fue drásticamente superior a todo el crecimiento producido en los mandatos de Cristina Kirchner.

Con una fuerte apertura arancelaria y eliminando todas las restricciones cuantitativas, la actividad industrial creció un 48% en los primeros 97 meses de la gestión menemista, con un aumento máximo de hasta 58% en junio de 1998. En la gestión de Cristina Kirchner se produjo una caída del 1%, y un tenue crecimiento del 10% hasta noviembre de 2011 (el máximo registrado para la actividad industrial).

La sustitución de importaciones forzada por el régimen de declaraciones juradas anticipadas (DJAI) no produjo ningún tipo de resultado positivo sobre la actividad industrial. En contraste, la apertura comercial permitió la importación de bienes de capital que modernizaron el aparato productivo y dieron inicio a la “revolución productiva” que Menem prometió en campaña.

Crecimiento de la industria nacional con Carlos Menem y Cristina Fernández Kirchner.

El famoso “salariazo” prometido en la campaña electoral justicialista de 1989 también fue una realidad observada en los hechos. El salario real promedio para los trabajadores (en todos los sectores del mercado laboral) aumentó un 54% en 97 meses de gestión de Carlos Menem, contra un pequeño incremento de solo 6% en la gestión de Cristina Kirchner.

Crecimiento del salario real con Carlos Menem y Cristina Fernández Kirchner.

La inflación fue un factor fundamental para erosionar el poder adquisitivo de los salarios y del dinero. El Plan de Convertibilidad de Domingo Cavallo logró terminar con la inflación en Argentina, a partir de 1993 cayó a un solo dígito y para 1999 era negativa.

En contraste, la gestión de la actual Vicepresidente comenzó con un 12% de inflación y terminó con casi 28% en 2015, no sin antes registrar un máximo de 41% durante la recesión del año 2014. La persistente emisión monetaria para financiar los desequilibrios del Tesoro reintrodujo el problema inflacionario en el país.

Evolución de la inflación con Carlos Menem y Cristina Fernández Kirchner.

Las estadísticas sobre el mercado laboral tampoco señalan ninguna ventaja significativa en favor de la gestión de Cristina Kirchner, según el índice oficial de empleo privado mensual que elabora el INDEC.

Solamente en la segunda gestión de Menem los puestos de trabajo privados aumentaron en un 7,2% hasta junio de 1998, y para el término de su gestión el alza se moderó al 4% tras la recesión de 1999. En promedio, la cantidad de empleos privados creció a razón del 1% por año.

Entre diciembre de 2007 y noviembre de 2011 el empleo privado creció un 7,6%, y hasta 7% considerando los primeros 49 meses de gestión (equivalente al segundo mandato de Menem). Sin embargo, el crecimiento acumulado del empleo privado siguió estancado en el 6,9%, lo cual arroja un crecimiento cercano al 1% por año. Contrariamente al relato político del kirchnerismo, su modelo económico no presentó ventajas significativas para el trabajo privado. 

Crecimiento del empleo privado Carlos Menem y Cristina Fernández Kirchner.

Argentina

Alejandro Lerner le dio cátedra a Adrián Suar, que defendía los curros y privilegios del INCAA kirchnerista

Publicado

en

Los dos debatieron en la mesa de Juana Viale, en donde Suar criticó al Gobierno de Milei por terminar con los curros de la cultura.

La mesa de Juana Viale tuvo como invitados a Adrián Suar y Alejandro Lerner, donde se generó un clima de debate sobre el rol del Estado, en sintonía con las discusiones recientes sobre el financiamiento de la cultura y los ajustes del gobierno de Javier Milei.

Todo comenzó cuando el gerente de programación de El Trece, quien en enero se manifestó en contra del desfinanciamiento del INCAA y en defensa de sus curros y privilegios, recordó cómo surgió su telenovela "Argentina, tierra de amor y venganza".

A veces, y no es para entrar en un debate, el Estado tiene que estar para los que no pueden, para donde no está el privado… Yo soy ‘pro privado’, lo he hecho toda mi vida y me autogestioné toda mi vida. Hay otros que no han podido por varias circunstancias”, señaló Adrián Suar.

Ayudalos a que puedan y no les confirmes que no pueden durante el resto de su vida. Ayudalos a que puedan y a que tengan hijos que puedan”, intervino Alejandro Lerner. “Yo no creo en el Estado omnipresente, pero sí creo en el Estado presente ayudando a diferentes sectores de la población”, se posicionó Suar.

El actor y productor a principios de año fue cruzado por el presidente Milei por manifestarse en contra del DNU, la ley ómnibus y por dar su apoyo a los defensores de los curros de la cultura, que criticaron las medidas del Gobierno nacional.

Pero cuando vos ayudás, ¿ayudás para ayudar el resto de tu vida o le enseñás para que pueda nadar y llegar a la orilla para que pueda caminar?”, continuó Lerner. “El Estado es un servicio, no es Dios”, enfatizó.

Mientras tanto, y para no quedar tan manchado, el director de El Trece cuestionó ciertas políticas de los gobiernos anteriores. “El Estado tiene que estar para ayudar a pensar sin ser partidario. Muchas veces ha sido ‘te someto a mi ayuda’. De eso estoy en contra. Aborrezco eso. No es solo ayudar desde lo económico, es ayudar a pensar, a formarse intelectualmente”, afirmó.

El cruce entre Javier Milei y Adrián Suar

Adrián Suar, refiriéndose a las reformas que impulsa el Gobierno de Milei, comentó: “Espero que no se apruebe, le falta reflexión a esa ley. Le falta debate. Se meten con la cultura como si la cultura en un país no fuese nada; como si sólo fuese un valor tangible desde lo económico".

"Personalmente, cuando escucho hablar de la cultura en términos económicos veo que es una mirada que entristece, empobrece”, en un claro intento de defender la millonaria caja de la cual se benefician las personas como él.

Ante esto, el Jefe de Estado se pronunció específicamente sobre las críticas de Suar a la ley ómnibus. “No podés mentirle a la gente, él lo que está haciendo es la defensa de un privilegio. Ponés en una mesa a todos los que viven del privilegio, pero en esa mesa no están los desnutridos de la Argentina”, sostuvo el presidente.

“Lo que pasa es que no hay plata, y si no hay plata, yo tengo que elegir si ponemos los recursos del Estado para financiar películas que no mira nadie, pero para mantenerle alto el nivel de vida a ciertos actores de cierto espacio político, o ponemos esa plata para darle de comer a la gente”, añadió el mandatario nacional, dejando en evidencia a los que se benefician de los privilegios y curros en la cultura.


De Kevin Frank para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Argentina

A pesar de las constantes operaciones en su contra, la imagen positiva de Milei volvió a crecer en el mes de mayo

Publicado

en

El estudio fue realizado por la consultora Opina Argentina, y muestra que la marcha política de las universidades no tuvo ningún impacto negativo.

La imagen del presidente Javier Milei experimentó una mejora, según la consultora Opina Argentina. La aceptación del Presidente aumentó del 51% al 53%, según una encuesta realizada entre 1.841 casos utilizando una metodología online del 30 de abril al 1 de mayo pasados. El margen de error del estudio es de +/- 2,23% y el nivel de confianza es del 95%.

El informe detalló que "los hombres (57%), los jóvenes (60%) y la clase media (60%) son los segmentos sociales que presentan mayor apoyo" y que "prácticamente todos los votantes de elecciones generales de Milei siguen respaldando al presidente".

Al desglosar los datos, se observó que el primer mandatario obtuvo una imagen "muy positiva" del 39% y "positiva" del 14%. En tanto, la imagen "algo negativa" es del 44% y "muy negativa" del 3%.

Tanto Milei como otros dirigentes de La Libertad Avanza, como la vicepresidente y titular del Senado, Victoria Villarruel, presentan niveles de aprobación en torno al 50%, en contraste con los dirigentes kirchneristas. El informe destacó la crítica percepción de Cristina Kirchner entre los votantes menores de 29 años: en este segmento, el 77% rechaza su figura.

En cuanto a las fuerzas anti-libertarias, los reclamos para que exista una actitud de colaboración con la Casa Rosada crecieron hasta el 54%. En contraste, los votantes de Unión por la Patria que desean bloquear el programa del Gobierno solo representan el 44%.

A pesar de estas tendencias, cuando se les preguntó a los encuestados con qué opción se identificaban más, la mayoría expresó su apoyo al Gobierno, mientras que un 41% se proclamó como contrario al mismo, y solo un 12% quedó en una posición neutral, sin apoyar ni ser oposición.

Por otro lado, Opina Argentina destacó que la desaprobación de las universidades nacionales creció y es más intensa entre los menores de 29 años (34%) que en las franjas de edad de 30-49 años (18%) y mayores de 50 años (13%)", algo que refleja como la juventud comenzó a darse cuenta de todas las mentiras y curros de los políticos en las universidades.

En otro aspecto de los resultados de la encuesta, se señaló que "inclusive parte de los votantes oficialistas (el 20% de los que tienen una buena imagen de Milei) califica de manera positiva la movilización", aunque se destacó que "de todos modos, el conflicto no afectó la imagen pública del Gobierno".

El informe reciente no aborda la confrontación de las últimas dos semanas en el Senado, donde se anticipa que la oposición "dialoguista" presentará varios pedidos de cambios a la ley Bases y al paquete fiscal.

La atención está puesta en la respuesta que dará la Casa Rosada y hasta qué punto aceptará las sugerencias de modificación de la UCR, el PRO, el peronismo disidente y los partidos provinciales.

El Frente de Todos, liderado por José Mayans, de Formosa, busca consolidar cuatro votos adicionales entre sus 33 legisladores en el Senado para alcanzar los 37 necesarios y rechazar por completo ambas iniciativas. Hasta el momento, no ha tenido éxito, y su estrategia implica esperar las potenciales votaciones específicas de ambos proyectos.

El objetivo es impulsar el rechazo de ciertos puntos delicados, como la reinstauración de Ganancias, para evitar que la Cámara de Diputados, con una mayoría simple, pueda insistir en la versión original de los textos.


De Kevin Frank para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Argentina

Guillermo Francos sobre el insólito pedido del Gobierno de España: "Pueden esperar tranquilos que no va a haber pedido de disculpas"

Publicado

en

El ministro del Interior habló sobre la tensión con España, negó que exista una crisis diplomática y aseguró que los dichos del presidente Milei en Madrid tienen origen en provocaciones previas.

Horas después de la respuesta del presidente Javier Milei a los insultos que le propinó el mandatario socialista, en los que calificó de “corrupta” a la mujer de Pedro Sánchez, el canciller español, José Manuel Albares, exigió una "disculpas formales" de la Casa Rosada o rompería las relaciones diplomáticas con la Argentina.

En este contexto, el vocero presidencial Manuel Adorni aseguró que "el presidente no va a pedir disculpas por lo que pasó, ya que no tiene razón por la que disculparse" en una entrevista con el periodista Luis Majul en LN+.

"El Presidente Milei no va a pedir disculpas porque no tiene de qué disculparse. Recordemos que el 3 de mayo el gobierno español trató al presidente de ‘gente muy mala’ y de ‘consumir sustancias’, dijeron que somos unos ‘negacionistas, odiadores, autoritarios’", respondió el portavoz.

A esa defensa del presidente se sumó el Ministro del Interior, Guillermo Francos, quien afirmó que “las agresiones fueron del gobierno del presidente Sánchez, no corresponde ninguna disculpa del presidente Milei”.

El funcionario recordó que el jefe de Gobierno de España se inmiscuyó en la campaña electoral que llevó a Milei a la presidencia, expresándose justamente a favor de quien entonces era su rival, el ex ministro de Economía Sergio Massa, en plena contienda electoral en noviembre del 2023.

En concreto, Francos hizo alusión a quién empezó el conflicto. “Era un presidente de España haciendo campaña por Massa, no sé de qué se queja ahora”, reiteró el funcionario en declaraciones a la señal de noticias TN.

Francos negó la posibilidad de que exista un pedida de disculpas por el contenido del discurso del presidente Milei en la convención de VOX, "Europa Viva 24″. No obstante, para el ministro argentino “no existe una crisis” y en todo caso, ubicó el entredicho en la categoría de diferencias entre dirigentes políticos.

Asimismo, el Ministro minimizó la reacción formal de la cancillería española, que determinó llamar a consultas a la embajadora de España en Argentina, María Jesús Alonso Jiménez, retirándola de su puesto en Buenos Aires. Tal medida implica que la diplomática abandone el país y se reporte ante sus autoridades para dar cuenta de un hecho que ese gobierno considera grave.

Ellos sabrán qué están haciendo… La llamaron, supongo que en estos días volverá. Es ridículo que quieran romper relaciones con Argentina”, aclaró el ministro.

Seguir Leyendo

Tendencias