Conecte con nosotros

Economía

La dictadura de Maduro sigue hundiendo a Venezuela: la economía cayó 32,8% y la crisis no cesa

Venezuela se hunde en más pobreza: la economía cayó 32,8% en el segundo trimestre de 2020. Con o sin cuarentena, los venezolanos son víctimas del régimen de Maduro. Venezuela permanece oficialmente en depresión económica desde 2014.

Publicado

en

Venezuela continúa siendo castigada por las políticas del régimen de Nicolás Maduro: su economía se hundió 32,8% en los últimos tres meses respecto al mismo periodo de los 2019, según informó la Comisión de Finanzas de la Asamblea nacional (AN).

Este masivo desplome de la economía de Venezuela no es novedoso, índices parecidos vienen azotando al país por años debido a sus políticas socialistas, pero esta caída no tiene precedentes. La baja producción petrolera y el desplome de la actividad económica a causa de la la cuarentena han hecho estragos sobre el comercio, la banca y la construcción, según detalla el informe del Congreso. 

Todas las actividades económicas cayeron durante el segundo trimestre de 2020, no hubo una que haya crecido, pero la caída más pronunciada fue en la producción y refinación de petróleo“, afirmó el diputado José Guerra, economista y miembro de la instancia parlamentaria.

Ad

Datos que asustan

Desde que Nicolás Maduro está en el poder, el tamaño de la economía se redujo un 90% y la inflación interanual a junio es de casi 4100%. Una cifra que rompe todos los récords y que deja a la vista el peligro de una economía dirigida.

Los sueldos de los venezolanos, a su vez, están en mínimos históricos. Antes de la pandemia, en enero de este año, el régimen tuvo que convalidar una suba del 50% del salario mínimo, lo que lo llevó a un todavía magro 6,7 dólares mensuales, lo que equivalían en ese entonces a 450.000 bolívares.

Tan solo en octubre 2019, el salario mínimo en bolívares equivalía a 15 dólares mensuales, por lo que la caída del sueldo antes de la pandemia ya hacía sonar todas las alarmas de que la economía estaba al rojo vivo.

Si bien no hay datos confiables en lo que va del año, se cree que esta situación de destrucción total fue profundizada sinificatviamente por la pandemia, y que la hiperinflación que vive Venezuela evitó que el Gobierno pueda hacerle llegar ingresos a la gente, como sí lo hizo efectivamente Trump en EE.UU. y Bolsonaro en Brasil. 

Ad

El diputado José Guerra sostuvo, además, que desde la última re-conversión monetaria, que fue el 20 de agosto del 2018, la actividad venezolana cayó 50%, la inflación fue del 3.443.771% y el salario cayó un 95%. Esto implica que si el salario mínimo en el 2018 era de 30 dólares, ahora, tras la hiperinflación y la devaluación, es de menos de 1,30 dólares.

Junto con el diputado Ángel Alvarado, Guerra explicó que esta es la peor caída económica no solo de la historia de Venezuela si no que de toda la región, ya habiendo superado a creces los pánicos del siglo XIX y las crisis hiperinflacionarios de 1973 en Chile y 1989 en Argentina.

La crisis del petróleo

El petróleo es el recurso por excelencia que le da a Venezuela poder económico, sin embargo se vio golpeado por una larga lista de políticas socialistas. Años sin inversiones, malas gestiones y sanciones de Estados Unidos implicaron un golpe al sector que mayores ingresos provee al país. 

De acuerdo con datos entregados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en el último año la producción petrolera cayó de 734.000 a 356.000 barriles por día, el nivel más bajo desde 1943.

Venezuela tiene un problema que, si bien es la mayor reserva de petróleo del mundo, sus hidrocarburos requieren de una refinación pesada que requiere una enorme inversión inicial. Esto no es problema ya que grandes volúmenes implican una reducción de costos y los márgenes terminan cubriendo todo.

Pero esto no es algo que pueda hacer eficientemente el Estado, y tras años de una política totalmente socialista respecto al petróleo, hoy Venezuela no tiene el capital necesario ni para sacar el petróleo del piso.

Ad

Venezuela e Irán: una alianza estratégica.

En el contexto de esta crisis económica, la dictadura venezolana ha aumentado sus contactos comerciales con Irán. Los dos regímenes ampliaron sus relaciones comerciales: petróleo y minerales se trasladan de manera marítima para llevar a cabo las operaciones que los países tienen programadas. 

Venezuela recibió 22.882 toneladas de alimento que abastecerán la cadena de supermercados iraní que abrió recientemente en el país. Posteriormente el mismo buque fue cargado con óxido de aluminio, un elemento buscado por Teherán como insumo para abastecer el proyecto de elaboración de misiles balísticos. Por este motivo las operaciones comerciales entre Caracas y Teherán han sido sancionadas por Estados Unidos.

Irán busca aprovechar la misera de los venezolanos para finalmente desembarcar en el país. Por años, Irán tuvo enormes desafíos por instalarse en el país, mientras éstos respondían más a Cuba que a Medio Oriente. Pero esta situación de desolación total no puede ser saneada por Cuba, un país en igual o peor situación económica que Venezuela, por lo que ahora Maduro empezó a entregar soberanía a Irán de manera indiscriminada.

La situación económica de Venezuela se encuentra en una crisis que no es nueva y que no parece tener un horizonte alentador ya que las decisiones políticas de siempre tienen los resultados de siempre: pobreza y hambre.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Economía

Se desacelera la recuperación laboral en EE.UU: las solicitudes por desempleo aumentan hasta 286.000

Publicado

en

En los primeros 15 días del mes de enero, los reclamos por seguros de desempleo registraron la cifra más alta desde octubre del año pasado, marcando una fuerte desaceleración de la recuperación laboral en la economía más importante del mundo.

El Departamento de Trabajo de los Estados Unidos reveló que fueron registradas un total de 286.000 solicitudes contra la desocupación hasta la semana que finalizó el 15 de enero. Esto marca un nuevo récord desde octubre de 2021, y supone un freno al rápido rebote del mercado laboral que se venía produciendo desde la segunda mitad del 2020.

Nuevamente, las estimaciones de Bloomberg fallaron por ser exageradamente optimistas, pues se esperaba alcanzar una cifra desestacionalizada en torno a las 225.000 solicitudes. Las proyecciones con exceso de optimismo se producen mes tras mes desde la asunción de Joe Biden, aunque jamás pudieron materializarse en la práctica.

Cabe resaltar que durante la presidencia de Donald Trump ocurría un fenómeno radicalmente opuesto: las proyecciones eran habitualmente pesimistas, pero las cifras oficiales las superaban recurrentemente.

Los datos para enero de 2021 fueron ajustados por estacionalidad, debido a que de esta forma resulta posible comparar entre distintos meses de forma rigurosa. Sin tener en cuenta este ajuste estacional, el número efectivo de personas que solicitaron un seguro por desempleo fue de 337.417 hasta el 15 de enero.

De todas maneras, y aún sin ajuste estacional, la desaceleración del rebote laboral puede observarse también en las proyecciones propias que realizó el Departamento de Trabajo. La estacionalidad característica del mes de enero induce siempre a una fuerte caída de los seguros por desempleo, pero mientras el Gobierno esperaba una caída del 33% la cifra efectiva llegó a solo el 19,8% con respecto a la semana anterior.

La cantidad de personas que reclamaron su seguro por desocupación aumentó en 55.000 con respecto a la primera semana del mes de enero. La tendencia alcista también puede percibirse si se compara contra los datos de la última semana de diciembre, por lo que la desaceleración laboral ya acumula tres semanas.

La tasa de desocupación de los Estados Unidos volvió a caer por debajo del 4% al término del mes de diciembre, como resultado de la fuerte flexibilidad laboral que existe en ese país y la rápida recuperación económica en “forma de V” desarrollada mayormente en los últimos meses de la gestión de Trump.

Sin embargo, el crecimiento del fenómeno inflacionario se perfila como el principal problema económico que actualmente enfrenta la economía estadounidense. La administración de Biden aún no dio respuestas contundentes y, como ocurre con el poder adquisitivo, la inflación también erosiona poco a poco la imagen política del Presidente.

Seguir Leyendo

Economía

La insistencia de Guzman con el FMI: el pago de la deuda podría dejar al Central sin reservas líquidas

Publicado

en

Dentro de los siguientes nueve días vencen alrededor de 1.100 millones de dólares y el Central se podría quedar casi sin reservas líquidas. Aumentan los rumores de un default con el Fondo.

Para el viernes próximo Argentina tendrá que pagar 719 millones de dólares al FMI y tres días después serán otros 369 millones de dólares. Este será el último pago que Argentina pueda hacerle al Fondo con las reservas que se encuentran en el Banco Central para poder continuar con la negociación sin entrar en atrasos. El ministro Guzmán insiste ante la prensa internacional en que necesita más tiempo para llegar a un acuerdo.

Además aumentan las especulaciones que el Gobierno podría no pagar para no perder los últimos 1100 millones de dólares que le quedan de reservas líquidas. Al fin y al cabo, esa suma es algo más del doble que las reservas que el Banco Central perdió en la primera mitad de enero y en febrero se deben pagar 195 millones de dólares de intereses al Club de París.

Dentro del oficialismo hay quienes creen que debería necesario mostrarse duros y dejar de pagar para enviar una señal de intransigencia frente a la exigencia de un ajuste recesivo, mientras que en el entorno del ministro niegan que patear el tablero a altura de las negociaciones esté en los planes de Guzmán.

Por otro lado, en Economía insisten en que, si bien hay tensión, se debe mantener la cordialidad con los técnicos del staff del FMI. Y enfatizan que los avances son lentos, pero los hay y habrá que continuar con la negociación.

La diferencia entre pagar y no pagar no es solamente contable en materia de reservas internacionales, sino de tiempos. Dejar de pagar casi 1.100 millones de dólares implica adelantar dos meses el ingreso formal en atrasos con el Fondo, que se concretaría entonces a finales de julio y no a finales de septiembre. Al fin y al cabo el siguiente vencimiento no es sino hasta el 21 de marzo. Con eso conseguiría comprar algo más de un mes de reservas, aunque la aceleración de la demanda de divisas puede volverlo incluso un período más corto.

No necesariamente entrar en impagos implica el fin de las negociaciones, de hecho en general los países que entraron en atrasos continuaron negociando y solo fueron un puñado los que llegaron a los seis meses, a la fecha límite de los “protracted arrears”, es decir de los atrasos que el Fondo Monetario no puede volver a financiar.

Con depósitos bancarios del sector privado de casi 8 billones de pesos con tasas de interés para los plazos fijos de 3,25% mensual sensiblemente menores a la inflación esperada para comienzos de año, un desarme de depósitos puede rápidamente presionar sobre la brecha cambiaria y volverse contra las reservas incluso sin que el Banco Central destine divisas a los mercados bursátiles.


Seguir Leyendo

Economía

Nuevo disparo del dólar blue: alcanzó un nuevo récord histórico a $219

Publicado

en

La brecha cambiaria con el dólar oficial se amplia cada vez más.

El dólar blue vuelve a sorprender con un nuevo récord histórico este viernes alcanzando los $214 para la compra y a $219 para la venta.

De todos los aumentos, este ha sido el mayor que la divisa dio en un día desde el 10 de noviembre cuando la cotización aumentó $5,50 en 24 horas.

Durante esta semana la divisa comenzó en $209 y la termina con $10 más, dejando una brecha con el dólar mayorista de 109,90%. Por otro lado, en la mayor parte del país, el blue alcanza hasta los $221.

Dólar blue hoy: a cuánto cotiza este domingo 5 de diciembre

Qué sucederá con el riesgo país

Con esta situación que se vive actualmente con el dólar en el último día hábil de la semana, el riesgo país alcanzó los 1914 puntos y señala un máximo desde la reestructuración de deuda que realizó el Gobierno en 2020.

Por otra parte, antes de las 16 horas, los bonos argentinos en dólares perdían entre 0,3% (AL30D) y 4,6%.

Seguir Leyendo

Trending