Conecte con nosotros

Economía

Las consultoras privadas estiman que el IPC aumentó en enero por lo menos un 4% y la inflación se acelera en el primer mes de 2021

Debido a la suba de alimentos y bebidas, y con una emisión récord en el 2020, se prevé una suba inflacionaria y otro mes con alta inflación, después del mal dato de diciembre. Se consolida la aceleración de precios.

Publicado

en

En línea con el índice de precios de diciembre, las consultoras estiman que la inflación de
enero cerrará arriba del 4%
. Este ritmo inflacionario se añade al ajuste del tipo de
cambio mayorista que realizó el Banco Central, y el aumento en los precios de los alimentos
que se viene desarrollando en los últimos meses. 

En diciembre pasado se alcanzó el nivel más alto de inflación de todo el 2020, cuando la cifra
llegó al 4%. Con este dato, según datos del INDEC, en los últimos 12 meses se acumuló una
inflación del 36,1%

Según el Gobierno, la aceleración de precios en diciembre se debió a cuatro factores
estacionales: los pasajes de larga distancia y aéreos, las carnes, las prepagas y hoteles y los
restaurantes

En su explicación, en todos estos rubros se produjeron aumentos de precios por
cuestiones coyunturales, dejando de lado cualquier explicación que involucre cuestiones
macroeconómicas.

A su vez, desde el Gobierno afirmaron que esos “factores estacionales” no estuvieron
presentes en el primer mes de 2021, por lo que el índice de inflación “debería reducirse“. 

Ad

Sin embargo, desde la consultora LCG (Labour Capital & Growth) se informó que en la tercera
semana de enero la suba de precios de los alimentos promedió 1,9%, lo cual implica una
aceleración del 0,8% con respecto a la semana anterior. 

De esta manera, en el acumulado de las últimas cuatro semanas, el índice de alimentos y
bebidas presentó una inflación mensual promedio de aproximadamente 4,5%
, lo que deja un
arrastre para el resto de enero del 4,9%. 

La variación entre la última semana de enero y la última de diciembre marca un aumento incluso superior al 5% en este rubro.

Guido Lorenzo, director de LCG, afirmó que la inflación en alimentos y bebidas superará el 4%,
mientras que la inflación general rondará entre 3,5 y 4%, aunque puede ser incluso un poco mayor

La consultora EcoGo, con una proyección similar, afirma que la variación del 4% del tipo de
cambio en enero le pone un “piso” a la inflación, por lo que espera una inflación mensual
por lo menos del 4% para el primer mes del año, similar a lo que estima LCG. 

Por su parte, Ecolatina estimó que el IPC subió 3,9% entre la primera quincena de enero y el
mismo período de diciembre. A su vez, afirmaron que durante la primera mitad del mes el IPC
Núcleo se mantuvo por encima del 4%
.

En conclusión, proyectaron una suba de precios para
enero del 3,5%
.
Según la consultora, esta cifra se explica por la suba de los alimentos y por el incremento en
combustibles, seguros y servicios vinculados al mantenimiento del hogar. Un poco menor a las otras pero realmente preocupante ya que también marcaría una aceleración de la inflación.

Ad

En este contexto, el Gobierno kirchnerista busca evitar subas mayores en el ritmo inflacionario mediante distintos “acuerdos de precios y salarios” de dudosa efectividad, y nuevas regulaciones sobre los comercios.

Nuevamente, los grandes estudiosos de la economía como Martín Guzmán (Columbia) y Matías Kulfas (FLACSO) ignoran el componente monetario de la inflación y quieren atacar el histórico problema inflacionario de Argentina con las recetas que vienen fallando hace 100 años.

En primer lugar, se intensificaron los Precios Cuidados y se extenderán los
Precios Máximos
, aunque todavía no está definido si los productos incluidos seguirán
congelados o tendrán un ajuste autorizado. 

A su vez, el Gobierno Nacional pactó valores determinados para diez cortes de carne hasta fines de
marzo
,
y busca realizar acuerdos similares con frutas, verduras e insumos básicos de alimentos
como el trigo, el maíz o el girasol.

El equipo económico del kirchnerismo se queda sin ideas y decide apostar fuertemente por políticas heterodoxas, buscando controlar costos y, inintencionalmente, destruir la matriz económica argentina.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Economía

Nuevo disparo del dólar blue: alcanzó un nuevo récord histórico a $219

Publicado

en

La brecha cambiaria con el dólar oficial se amplia cada vez más.

El dólar blue vuelve a sorprender con un nuevo récord histórico este viernes alcanzando los $214 para la compra y a $219 para la venta.

De todos los aumentos, este ha sido el mayor que la divisa dio en un día desde el 10 de noviembre cuando la cotización aumentó $5,50 en 24 horas.

Durante esta semana la divisa comenzó en $209 y la termina con $10 más, dejando una brecha con el dólar mayorista de 109,90%. Por otro lado, en la mayor parte del país, el blue alcanza hasta los $221.

Dólar blue hoy: a cuánto cotiza este domingo 5 de diciembre

Qué sucederá con el riesgo país

Con esta situación que se vive actualmente con el dólar en el último día hábil de la semana, el riesgo país alcanzó los 1914 puntos y señala un máximo desde la reestructuración de deuda que realizó el Gobierno en 2020.

Por otra parte, antes de las 16 horas, los bonos argentinos en dólares perdían entre 0,3% (AL30D) y 4,6%.

Seguir Leyendo

Economía

El Gobierno endurece el cepo y buscará ampliar la documentación tributaria requerida para operar

Publicado

en

Las entidades financieras y los agentes bursátiles podrán solicitar previamente declaraciones tributarias a aquellos clientes que busquen entrar al mercado de capitales. En la práctica, se teme que los organismos de control terminen imponiendo por la fuerza lo que originalmente constituye un lineamiento optativo.

En medio de la progresiva sangría de reservas y el agotamiento del cepo cambiario, el Gobierno dispuso más medidas para seguir estrangulando a las operaciones sobre el mercado legal.

La Unidad de Información Financiera (UIF), por medio de la Resolución 6/2022, dispuso que las entidades financieras como bancos o aseguradoras, así como los agentes bursátiles, podrán solicitar a sus clientes declaraciones tributarias específicas para poder acceder al mercado cambiario legal.

En concreto, las documentaciones tributarias solicitadas serán sobre Ganancias y Bienes Personales, ambos impuestos que tienen un enorme peso como proporción de los recursos totales que percibe el sector público.  

Aún si, si bien se plantea como un criterio que deberá adaptarse a las preferencias de cada entidad financiera con sus clientes, los mercados especulan con que las medidas terminen por imponerse de forma forzosa en las operaciones diarias. Los organismos de control tendrán un mayor peso para disuadir a las entidades financieras para que soliciten, en la práctica, estas declaraciones tributarias a sus clientes.

Las medidas suponen añadir un control adicional sobre el acceso al dólar MEP (que se obtiene en la bolsa de valores) y el dólar Contado con liquidación. Esto podría desembocar en un nuevo aumento de la brecha cambiaria, que actualmente se acerca al 100%.

La resolución fue impulsada por el ultra-kirchnerista Juan Carlos Otero, en un intento por seguir limitando el acceso a los dólares por parte de los argentinos, y contener la profundización de la pérdida de reservas internacionales.

Otero alegó que las disposiciones buscan fortalecer las herramientas de control sobre el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo, pero lo cierto es que estos lineamientos ya estaban abordados en la reglamentación anterior de la UIF sancionada en 2017, y el objetivo real de las medidas es sencillamente imponer una nueva traba para la compra de dólares.

El Gobierno justificó, además, que el marco normativo anterior determinado por el macrismo había desarticulado completamente el control sobre todo tipo de operaciones de origen ilegal, pero nuevamente esta fue una declaración exagerada para justificar el endurecimiento burocrático del cepo.

Seguir Leyendo

Economía

Una familia necesitó $76.146 en diciembre para no ser pobre

Publicado

en

Representa un aumento del 40% en relación al año anterior.

El costo de la canasta básica total, que define el umbral de la pobreza en la Argentina, subió 40,5% a lo largo de 2021, casi diez puntos menos que la inflación general promedio, que fue del 50,9%.

El informe dice que la canasta básica alimentaria (CBA) –que marca el nivel de la indigencia- subió 3,9% en diciembre, respecto de noviembre, y 45,3% a lo largo de todo el 2021. Y la canasta básica total (CBT) escaló 3% en diciembre y 40,5% en un año.

Con las subas, la canasta alimentaria para una familia tipo (un varón de 35 años, una mujer de 31 años, un hijo de 6 años y una hija de 8 años) ascendió a 32.963,69 pesos y la canasta básica total ascendió a 76.146,13 pesos.

La Canasta Básica Alimentaria (CBA) se define como el conjunto de alimentos que satisfacen ciertos requerimientos nutricionales, y cuya estructura refleja el patrón de consumo de alimentos de la población de referencia.

Y la Canasta Básica Total (CBT), se obtiene mediante la ampliación de la CBA considerando los bienes y servicios no alimentarios (vestimenta, transporte, educación, salud, etcétera) consumidos por la población de referencia.

Fuentes oficiales aclararon que la diferencia entre los aumentos que registraron la CBA y la CBT respecto del Índice de Precios al Consumidor (IPC) –que marca la inflación general- responde a que no se computan los mismos productos. “Son canastas distintas”, dijeron.

Para el IPC, por ejemplo, el rubro de Alimentos y bebidas no alcohólicas se incrementó un 50,3% a lo largo de 2021 y el de “vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles” avanzó solo 28,3%.

Seguir Leyendo

Trending