Conecte con nosotros

Economía

Las ventas no se recuperaron aún con la flexibilización de la cuarentena

La pequeña flexibilización de la cuarentena de esta semana no obtuvo el resultado esperado y las ventas no se recuperaron lo suficiente, demostrando un problema más profundo en la economía argentina que ya hace años que está en una estanflación.

Publicado

en

Esta semana se habilitaron joyerías,
relojerías, venta de bijouterie, mueblerías, inmobiliarias y concesionarias de
autos y motos.
También, en el rubro de gastronomía, se permitió a los
locales de comida comenzar a ofrecer ventas en donde el cliente pueda pasar a buscar el
pedido por el local
, aunque esta modalidad solo representa un 2% o 3% de sus ventas. 

De los rubros comerciales habilitados para funcionar, esta semana el
82% abrió sus puertas y el promedio de facturación fue del 31% en comparación
con un día normal antes de la cuarentena, realmente números muy bajos
. Es notorio que la gente viene
priorizando los gastos en alimentación e higiene básica. Además, el actual contexto de recesión
genera que las compras se achiquen y estén dirigidas a los bienes esenciales.

La caída en la facturación alcanzaría el 30%, mientras que las proyecciones en otros rubros llegarían hasta el 50%. Hay un creciente temor en los comerciantes a que el gobierno pueda revertir esas medidas ante el aumento de casos de Coronavirus

La pequeña reapertura constituye un alivio para los sectores más golpeados por el freno en la actividad, pero la depresión económica posiblemente consolide bajas permanentes en las ventas. Vale la pena recordar también que los rubros alimenticios experimentaron los mayores aumentos de precios, según el último dato del INDEC, de poco más del 3%. 

Cuando la economía sufre un golpe así, no es solo la demanda que baja, si no que también la producción, contrayendo toda la actividad económica para abajo. Cuando termine la pandemia, lo que pueda reabrirse se reabrirá pero muchos emprendimientos habrán quebrado y mucho capital habrá sido perdido. Esto significa que el futuro de la Argentina no es una crisis y rebote, si no que seriamente podemos estar ante una situación grave que implique una caída del PBI no-cíclica, o sea permanente, y solo con nuevas inversiones y con el pasar de los años el país recuperará sus niveles de producción y productividad.

El camino hacia la normalización dejará ver los claros problemas en materia de abastecimiento y precios, que fluctuarán de una manera nunca antes vista. 

Ad

En el sector inmobiliario, la presencia de
clientes fue baja, pero con un leve incremento de consultas por medios no
presenciales como correos electrónicos.

Desde las concesionarias, destacaron que la proyección del
mercado para este 2020 representa una caída de más del 50% comparado con 2019

y que el comienzo de esta semana se caracterizó por estar muy ralentizado, con
dificultades de abastecimiento de formularios debido a la situación de turnos y
equipos rotativos que implican problemas en la operatoria diaria. 

Algunos locales tenían la posibilidad de abrir y por
temor no lo hicieron
. El miedo más grande que hay en este momento es que la
apertura realizada vuelva para atrás, porque estaría por comenzar la curva
ascendente de contagios.

Ad

Por otro lado, permanecerán inhabilitados rubros como la
indumentaria y el calzado, las peluquerías
y gimnasios,
entre otros. Tampoco estarán autorizados los shoppings, las grandes tiendas y las galerías comerciales.

Según estadísticas publicadas por el gobierno porteño, hay
más de 200.000 personas vinculadas a los rubros que aún no fueron habilitados.

Se espera que este número tienda a disminuir, y que la apertura escalonada continúe.
Aunque, teniendo en cuenta las medidas tomadas por el Gobierno hasta ahora; un
aumento repentino en los casos como estamos viendo podría generar que los comercios tengan que
volver a cerrar, resintiendo aún más a la frágil actividad económica.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Economía

Nuevo disparo del dólar blue: alcanzó un nuevo récord histórico a $219

Publicado

en

La brecha cambiaria con el dólar oficial se amplia cada vez más.

El dólar blue vuelve a sorprender con un nuevo récord histórico este viernes alcanzando los $214 para la compra y a $219 para la venta.

De todos los aumentos, este ha sido el mayor que la divisa dio en un día desde el 10 de noviembre cuando la cotización aumentó $5,50 en 24 horas.

Durante esta semana la divisa comenzó en $209 y la termina con $10 más, dejando una brecha con el dólar mayorista de 109,90%. Por otro lado, en la mayor parte del país, el blue alcanza hasta los $221.

Dólar blue hoy: a cuánto cotiza este domingo 5 de diciembre

Qué sucederá con el riesgo país

Con esta situación que se vive actualmente con el dólar en el último día hábil de la semana, el riesgo país alcanzó los 1914 puntos y señala un máximo desde la reestructuración de deuda que realizó el Gobierno en 2020.

Por otra parte, antes de las 16 horas, los bonos argentinos en dólares perdían entre 0,3% (AL30D) y 4,6%.

Seguir Leyendo

Economía

El Gobierno endurece el cepo y buscará ampliar la documentación tributaria requerida para operar

Publicado

en

Las entidades financieras y los agentes bursátiles podrán solicitar previamente declaraciones tributarias a aquellos clientes que busquen entrar al mercado de capitales. En la práctica, se teme que los organismos de control terminen imponiendo por la fuerza lo que originalmente constituye un lineamiento optativo.

En medio de la progresiva sangría de reservas y el agotamiento del cepo cambiario, el Gobierno dispuso más medidas para seguir estrangulando a las operaciones sobre el mercado legal.

La Unidad de Información Financiera (UIF), por medio de la Resolución 6/2022, dispuso que las entidades financieras como bancos o aseguradoras, así como los agentes bursátiles, podrán solicitar a sus clientes declaraciones tributarias específicas para poder acceder al mercado cambiario legal.

En concreto, las documentaciones tributarias solicitadas serán sobre Ganancias y Bienes Personales, ambos impuestos que tienen un enorme peso como proporción de los recursos totales que percibe el sector público.  

Aún si, si bien se plantea como un criterio que deberá adaptarse a las preferencias de cada entidad financiera con sus clientes, los mercados especulan con que las medidas terminen por imponerse de forma forzosa en las operaciones diarias. Los organismos de control tendrán un mayor peso para disuadir a las entidades financieras para que soliciten, en la práctica, estas declaraciones tributarias a sus clientes.

Las medidas suponen añadir un control adicional sobre el acceso al dólar MEP (que se obtiene en la bolsa de valores) y el dólar Contado con liquidación. Esto podría desembocar en un nuevo aumento de la brecha cambiaria, que actualmente se acerca al 100%.

La resolución fue impulsada por el ultra-kirchnerista Juan Carlos Otero, en un intento por seguir limitando el acceso a los dólares por parte de los argentinos, y contener la profundización de la pérdida de reservas internacionales.

Otero alegó que las disposiciones buscan fortalecer las herramientas de control sobre el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo, pero lo cierto es que estos lineamientos ya estaban abordados en la reglamentación anterior de la UIF sancionada en 2017, y el objetivo real de las medidas es sencillamente imponer una nueva traba para la compra de dólares.

El Gobierno justificó, además, que el marco normativo anterior determinado por el macrismo había desarticulado completamente el control sobre todo tipo de operaciones de origen ilegal, pero nuevamente esta fue una declaración exagerada para justificar el endurecimiento burocrático del cepo.

Seguir Leyendo

Economía

Una familia necesitó $76.146 en diciembre para no ser pobre

Publicado

en

Representa un aumento del 40% en relación al año anterior.

El costo de la canasta básica total, que define el umbral de la pobreza en la Argentina, subió 40,5% a lo largo de 2021, casi diez puntos menos que la inflación general promedio, que fue del 50,9%.

El informe dice que la canasta básica alimentaria (CBA) –que marca el nivel de la indigencia- subió 3,9% en diciembre, respecto de noviembre, y 45,3% a lo largo de todo el 2021. Y la canasta básica total (CBT) escaló 3% en diciembre y 40,5% en un año.

Con las subas, la canasta alimentaria para una familia tipo (un varón de 35 años, una mujer de 31 años, un hijo de 6 años y una hija de 8 años) ascendió a 32.963,69 pesos y la canasta básica total ascendió a 76.146,13 pesos.

La Canasta Básica Alimentaria (CBA) se define como el conjunto de alimentos que satisfacen ciertos requerimientos nutricionales, y cuya estructura refleja el patrón de consumo de alimentos de la población de referencia.

Y la Canasta Básica Total (CBT), se obtiene mediante la ampliación de la CBA considerando los bienes y servicios no alimentarios (vestimenta, transporte, educación, salud, etcétera) consumidos por la población de referencia.

Fuentes oficiales aclararon que la diferencia entre los aumentos que registraron la CBA y la CBT respecto del Índice de Precios al Consumidor (IPC) –que marca la inflación general- responde a que no se computan los mismos productos. “Son canastas distintas”, dijeron.

Para el IPC, por ejemplo, el rubro de Alimentos y bebidas no alcohólicas se incrementó un 50,3% a lo largo de 2021 y el de “vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles” avanzó solo 28,3%.

Seguir Leyendo

Trending