Seguinos en redes

Brasil

Lula asegura que “es absurdo tener un banco central independiente” y el Real inmediatamente se devaluó 6 puntos

Publicado

en

El Presidente electo se refirió a la ley de independencia de la autoridad monetaria y aseguró que no sirve para nada. Propone un aumento del gasto público sin contraprestaciones claras en nuevos ingresos, y los mercados comienzan a tambalear anticipando el retorno del socialismo a Brasil. 

Muy lejos del perfil aparentemente “moderado y cauto” que intentaron vender los medios, el exconvicto Lula da Silva se pronunció al respecto de la situación económica de bonanza que atraviesa Brasil, y destacó en un polémico discurso que “se terminó la establidad económica de Bolsonaro“.

“Es absurdo tener un banco central independiente”, declaró el líder del PT, con un discurso muy distinto al que alguna vez esbozó durante los primeros años de su gobierno al principio de milenio, cuando le dio al entonces presidente de la entidad Henrique Meirelles autonomía para continuar con las políticas monetarias del Consenso de Washington.

Con un discurso más de izquierda que nunca, Lula arremetió contra la ley de independencia del Banco Central, asegurando que no tiene ninguna utilidad y que es una normativa absurda, que “no permite poner al Banco en favor del pueblo”.

Dicha ley fue impulsada y firmada por el presidente Jair Bolsonaro en febrero del 2021, y le quitó el componente político a la banca central, eliminando cualquier riesgo de “dominancia fiscal” sobre la política monetaria. En poco más de un año, y a pesar de la bomba inflacionaria que produjo durante la pandemia, Bolsonaro eliminó completamente la inflación en Brasil.

Pese al aparente consenso político que había logrado el parlamento brasileño en torno a la ley, e incluso a pesar de los excelentes resultados concretados en materia de estabilidad de precios, Lula se mostró en contra de la medida y sus declaraciones despertaron el pánico en los mercados

El Real brasileño marcó una fuerte devaluación diaria de hasta el 4% después de los comentarios del Presidente entrante, y un 5,66% en el acumulado de la última semana. La cotización del dólar escaló hasta los 5,34 reales, rompiendo así la estabilidad que mantuvo durante los cuatro años de Bolsonaro. 

El indicador bursátil más importante del país, el índice Bovespa, marcó una fuerte baja del 2,14% en la jornada del día jueves, y cayó hasta los 111.146 puntos en la apertura. En la última semana el indicador se desplomó hasta un 4,92%, anticipándose a los posibles cambios del nuevo Gobierno del PT. 

Como si todo esto no fuera suficiente, Lula anticipó que impulsará un nuevo aumento del gasto público federal, pero no explicó ni acercó mayores detalles sobre cómo será financiado. No se anunció ninguna reforma tributaria, ni ninguna fuente adicional para obtener recursos genuinos. 

Asimismo, se mostró partidario de eliminar los topes legales sobre el crecimiento del déficit fiscal y el gasto primario, ambas reglas fiscales impuestas entre 1998 y 2000 por el expresidente Cardoso, y que hasta entonces se habían mantenido impolutas a lo largo de los sucesivos Gobiernos. 

¿Por qué se hace sufrir a la gente por garantizar tal estabilidad fiscal en este país? ¿Por qué la gente dice todo el tiempo que es necesario recortar el gasto, crear superávit, que se necesitan topes de gasto?”, afirmó Lula da Silva. 

Sin garantías para mitigar la dominancia fiscal, sin responsabilidad para la administración de las finanzas públicas y con promesas completamente extremistas, la imagen de Lula se despega de cualquier moderación y avanza en el mismo consenso político que mantenía Brasil durante la última gestión de Dilma Rousseff.

El expresidente del Banco Central de Brasil, el economista Henrique Meirelles asegura que Lula apunta a repetir el desastre económico de Dilma. A pesar de que había estado hablando para ser parte de su Gabinete, la dirección que tomará Lula en temas económicos será de extrema izquierda, y no habrá lugar para Meirelles.

La crisis de Brasil entre 2015 y 2016 fue la más intensa por orden de magnitudes desde la Gran Depresión de 1930, y su impacto fue tan grande que incluso hasta la fecha el PBI del país aún no logró recuperarse por completo de aquel impacto. “Soy pesimista. Solo les puedo decir una cosa a todos: mucha suerte”, advirtió Meirelles sin reparos. 

Brasil

Biden manda a Jake Sullivan a Brasil para presionar a Bolsonaro y asegurarse que asuma Lula en enero

Publicado

en

El Jefe del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca viajó a Brasil este lunes en un intento por ordenar una transición pacífica entre Bolsonaro y Lula, una intromisión sin precedentes en la democracia brasileña.

Mientras el presidente Jair Bolsonaro mantiene silencio de radio sobre sus planes acerca de aceptar o no el resultado de la elección, en Washington D.C. crecen los nervios por la decisión que finalmente tomará el mandatario de derecha brasileño.

Es por esto que el lunes, en un viaje sorpresivo, Biden envió a Brasil a su asesor más importante y Jefe del Consejo de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Jake Sullivan, para que se reúna con Bolsonaro y con Lula y asegura una “transición pacífica”.

Se desconoce por el momento si se reunió efectivamente con Bolsonaro o representantes de su gobierno, pero las redes sociales de Lula se llenaron de imágenes del encuentro con Sullivan. “Hoy recibí del asesor de seguridad estadounidense, Jake Sullivan, una invitación del presidente Joe Biden para visitarlo en la Casa Blanca”, expresó el líder del Foro de Sao Paulo en su perfil oficial de Twitter, agregando que le “emociona” la futura cita.

Lula aseguró que pretende viajar a Estados Unidos en diciembre, antes de asumir como jefe de Estado de Brasil el 1ro de enero próximo, pero que “la situación interna” no se lo permitiría.

El ex ministro de Relaciones Exteriores Celso Amorim, uno de los más importantes asesores de Lula en la reciente campaña, aseguró que el candidato izquierdista está “preocupado” por la democracia brasileña. “Lula hizo una comparación, no sé si las palabras eran exactamente esas, entre el trumpismo y el bolsonarismo, y la necesidad de fortalecer la democracia”, manifestó Amorim, añadiendo que Sullivan, por su parte, resaltó durante el encuentro la importancia de respetar el resultado de las elecciones en el país.

Es una situación sin precedentes que un mandatario de tan alto nivel de la Casa Blanca viaje a un país para presionar una decisión política, al menos de manera tan abierta. Meses antes de las elecciones, el conductor de Fox News, Tucker Carlson, reveló que Biden había enviado al Director de la CIA, William Burns, para que se reuniera a solas con Bolsonaro.

Según el periodista del medio conservador, Burns le avisó a Bolsonaro que si no aceptaba el resultado de las elecciones, le impondrían “más sanciones que a Rusia y a Irán combinados“, una amenaza extraña dado que faltaban meses para que se llevaran a cabo los comicios.

Jake Sullivan intercambia regalos con Lula.

Según publicaron en la página oficial de la Casa Blanca, Sullivan viajó a Brasil con la intención de reunirse con Jair Bolsonaro, probablemente para otra “apretada” como la que le dio Burns en mayo. Sin embargo, según trascendió, el mandatario prefirió ser representado por su secretario de Asuntos Estratégicos, el almirante Flavio Rocha.

Además, lejos de recibirlos en el Palacio Presidencial, Rocha se reunió con Sullivan y el resto de los miembros de la delegación estadounidense en la embajada de Estados Unidos en Brasilia.

Fuentes con conocimiento de la reunión le informaron a La Derecha Diario que la reunión fue de corta duración y el secretario de Bolsonaro evitó hablar de temas relacionados con las elecciones, lo cual dejó “muy frustrado” al alfil de Biden.

A más de un mes de las elecciones, todo indica que Lula asumirá en enero, pero Bolsonaro todavía no ha concedido la derrota, mientras las denuncias de fraude se siguen acumulando. Según el Tribunal Superior Electoral (TSE), el izquierdista Lula da Silva venció al presidente Jair Bolsonaro durante la segunda vuelta de las elecciones del 30 de octubre con el 50,8% de los votos.

Pero la diferencia fue mucho menor a la pensada, y la ínfima diferencia abrió la puerta a que las irregularidades registradas en la votación pudieran haber determinado el resultado. Según distintos grupos de investigación, tanto públicos como privados, se detectaron múltiples anomalías en los resultados.

La investigación “Brazil Was Stolen“ demostró que las máquinas de modelos compradas durante los gobiernos del PT, que no son auditables por el Ministerio de Defensa, registraron valores imposibles de votos, como urnas con 0 votos para Bolsonaro, o diferencias entre resultados imposibles de explicar en poblaciones homogéneas.

Una subsecuente investigación de las Fuerzas Armadas y del grupo independiente Instituto Voto Legal (IVL) comprobaron estas irregularidades, y aseguraron que hubo severas vulnerabilidades en las elecciones de octubre en los modelos de las máquinas electrónicas que fueron compradas previo a la gestión de Bolsonaro.

Se espera que el 12 de diciembre oficialmente el TSE certifique la victoria de Lula, por lo que si Bolsonaro tiene pensado conceder la elección, deberá hacerlo antes de esa fecha.

Seguir Leyendo

Brasil

Elon Musk asegura que Twitter pudo haber interferido en las elecciones de Brasil en favor de Lula

Publicado

en

Las anteriores autoridades de la plataforma de redes sociales habrían intentado influenciar la tendencia política en Brasil hacia la izquierda, para que Lula da Silva gane las elecciones.

Después de mostrar cómo la anterior administración de Twitter interfirió en las elecciones presidenciales del 2020 en Estados Unidos, suprimiendo noticias y censurando publicaciones que perjudicaban a Joe Biden, Elon Musk aseguró que Twitter podría haber interferido en las recientes elecciones de Brasil.

He visto muchos tuits preocupantes sobre las recientes elecciones en Brasil. Si esos tuits son precisos, es posible que el personal de Twitter haya dado preferencia a los candidatos de izquierda”, tuiteó Musk en la madrugada de este sábado en respuesta a un usuario que le pidió que llegara al fondo de cualquier otra elección en la que Twitter hubiera interferido.

Según el magnate, “es posible que el personal de la plataforma de redes sociales haya tratado de cambiar la marea política en Brasil hacia el candidato de izquierda“, en referencia al candidato Lula da Silva.

Según el Tribunal Superior Electoral (TSE), el izquierdista Lula da Silva venció al presidente Jair Bolsonaro durante la segunda vuelta de las elecciones del 30 de octubre con el 50,8% de los votos.

La diferencia fue mucho menor a la pensada, y la ínfima diferencia abrió la puerta a que las irregularidades registradas en la votación pudieran haber determinado el resultado. Según distintos grupos, tanto públicos como privados, detectaron anomalías en los resultados.

Según la investigación “Brazil Was Stolen“, las máquinas de modelos compradas durante los gobiernos del PT, que no son auditables por el Ministerio de Defensa, registraron valores imposibles de votos, como urnas con 0 votos para Bolsonaro, o diferencias entre resultados imposibles de explicar en poblaciones homogéneas.

Pero lo que sugiere Musk es que, más allá de cualquier manipulación de los resultados por parte de código malicioso en las urnas electrónicas, la voluntad popular pudo haber sido manipulada por los previos funcionarios de Twitter.

En confabulación con el partido de Lula, Twitter podría haber eliminado noticias que lo perjudicaran, censurado periodistas y políticos de derecha, además de limitar el alcance de los tweets de Bolsonaro y otros de sus candidatos.

Este tipo de manipulación electoral es ilegal en Brasil, y de hecho hay varias causas abiertas y resueltas por intentos de manipular la voluntad popular de ambos lados, pero hasta el momento no hay ninguna investigación contra Twitter por hacer exactamente eso.

Seguir Leyendo

Brasil

El Congreso aprobó un nuevo esquema que reconoce al Bitcoin como medio de pago y activo de inversión en Brasil

Publicado

en

Las nuevas normas regulatorias facilitan las operaciones con criptomonedas dentro del marco legal. El proyecto contó con la aprobación del Congreso y será enviado al poder ejecutivo para la firma definitiva del presidente Jair Bolsonaro. 

La Cámara de Diputados de Brasil finalmente aprobó el proyecto de ley 4401/21, que ya había obtenido media sanción en el Senado desde hace 7 meses. Se conforma un nuevo esquema legal que otorga facilidades para las operaciones con criptomonedas, salvaguardando así la seguridad jurídica de las transacciones en el país.

Los distintos grupos de la derecha parlamentaria en Brasil obtuvieron una victoria legislativa que dota al Bitcoin las siguientes garantías legales: se reconoce su rol para representar valor digital, podrá usarse libremente como medio de pago y también podrá utilizarse como activo de inversión sin restricciones.

La ley exige, a cambio, que los proveedores e intermediarios de este tipo de servicios digitales deberán estar registrados, y determina que si bien el Bitcoin conforma un medio de pago, no constituye una moneda de curso legal como lo es el Real. Por lo tanto no puede usarse para el pago de impuestos, entre otras obligaciones. 

El objetivo es que todas aquellas transacciones que de todos modos se llevan a cabo diariamente en Brasil, ahora puedan hacerlo pero bajo un manto de cierta transparencia. De hecho, la autoridad monetaria de Brasil estima que se realizan más transacciones a través de criptomonedas que las que se registran a través de la bolsa. 

También se busca una mayor integración entre el mercado de criptomonedas y los mercados financieros tradicionales, especialmente a través de la función de inversión en activos digitales. 

Mientras el Bitcoin sea utilizado bajo la forma de un medio de pago, será el propio Banco Central de Brasil (BCB) el responsable de mediar las transacciones y hacer cumplir las regulaciones respectivas. Cuando sea usado como un activo de inversión, la autoridad pertinente será la Comisión de Valores y Cambio (CVM)

Tras la aprobación por parte de ambas cámaras legislativas, el proyecto fue enviado directamente al escritorio del presidente Jair Bolsonaro para su evaluación y aprobación final

Paralelamente a la aprobación del proyecto, el presidente del BCB nombrado por Bolsonaro, Roberto Campos Neto, presentó formalmente el primer proyecto para el futuro lanzamiento del “real digital”, y propuso su integración con el sistema de pagos actual. 

Llevamos el mundo digital al sistema bancario. Varios otros bancos centrales están haciendo lo contrario. De hecho, están sacando lo digital de la banca”, declaró Campos Neto. 

Seguir Leyendo

Tendencias