Ad

Lunes 30 de Noviembre, 2020🌞21ºC en Buenos Aires

Dólar Blue: $155

-0.64%

Dólar Solidario: $112,45

+0.29%

Riesgo país: 1378

+10

Dólar B. Nación: $86,5

+0.29%

Dólar Mayorista: $81,31

+0.3%

Bitcoin: $19447,24

+6.9%

Merval: $54572,54

-1.54%

Bovespa: $108964,62

-1.46%

Dow Jones: $29598,42

-1.04%

S&P 500: $3618,37

-0.55%

Nasdaq: $12193,9

-0.1%

Soja Chicago: $429,44

-1.93%

Soja Rosario: $346,5

0%

Petróleo WTI: $45,3

-0.51%

Petróleo Brent: $47,59

-1.22%

Oro: $1775,7

-0.35%

15/09/2020

Mejoran las estimaciones de crecimiento para Estados Unidos, y la recuperación llegaría dos trimestres antes de lo previsto

Según las previsiones de Bloomberg, y con gran consenso en expertos incluso de izquierda, la economía norteamericana podría recuperarse antes de lo que estaba previsto. Se revisaron y modificaron al alza todas las estimaciones para el año que viene de reelegir Trump.

Portada

La economía norteamericana parece dar señales sólidas de recuperación, y deja atrás el traumático shock que se experimentó en los primeros dos trimestres del año. Si bien el rebote se va desacelerando, el ritmo acumulado superó las expectativas. 

La recuperación formal de la economía, es decir, el punto en el cual la actividad recupera el nivel que tenía en febrero de 2020, parece estar cada vez más cerca. Según los expertos, la recuperación estaba prevista para el cuarto trimestre de 2021, una previsión similar a la que hay para varios países de la Unión Europea. 

Sin embargo, Estados Unidos se despegó de sus pares europeos y, según las estimaciones más recientes elaboradas por Bloomberg y Morgan Stanley, esta recuperación llegaría en el segundo trimestre del año 2021, seis meses antes de lo esperado. A partir de ese punto, la economía podría retomar el camino del crecimiento propiamente dicho. 

El rebote también sorprendió por sus rápidos efectos sobre el mercado laboral. Inicialmente se esperaba que la tasa de desocupación alcanzara un pico superior al 18% en abril, para estabilizarse en torno al 10% en diciembre, pero la realidad demostró ser muy diferente. 

La desocupación alcanzó un pico de 14%, para luego bajar rápidamente y perforar la barrera de los dos dígitos, y se situó en el 8,4% en agosto. De perdurar esta tendencia, Estados Unidos podría recuperar la situación de pleno empleo durante el año próximo. 

Ad

La composición en la demanda agregada para este año, tendrá una fuerte participación del sector público, pero se estima una mayor recuperación del segmento privado para el cuarto trimestre del año y en adelante. Según expertos, la recuperación en el sector privado será más lenta, pero crucial en la reabsorción de puestos de trabajo. 

Se vislumbra una situación optimista, pero crecen las disputas entre distintas opiniones sobre lo cómo debería actuar el gobierno y la Reserva Federal. La FED respondió al shock expansivo en la demanda de dinero, proporcionando una impresionante cantidad de liquidez en el mercado, con el fin de evitar un escenario deflacionario. 

Esta idea sobre el impulso con inyección de liquidez, fue constantemente defendida por reconocidos economistas con prestigio internacional, como fue el caso del profesor Steve Hanke. Hanke, desde un principio, había recomendado este tipo de políticas para la Reserva Federal, apuntando a preservar la cadena de pagos. 

La conducta de la FED fue similar a lo que ocurrió en 2008 y 2009, como respuesta a la crisis financiera sub-prime. El plan de acción concentró sus esfuerzos en una política monetaria contracíclica, junto con una fuerte política fiscal contractiva para poner en orden las cuentas públicas. 

Hanke también se refirió al comportamiento en la bolsa, y señaló que no es posible predecir el comportamiento futuro, y que las fluctuaciones no necesariamente anticipan una corrección. Es preciso recordar que, tanto el S&P 500 como el índice Dow Jones Industrial, permanecen en máximos históricos. 

Siempre decimos que no se puede predecir el mercado, y este año lo ha demostrado: nadie hubiera esperado una recuperación tan rápida, o máximos en el mercado de valores durante una pandemia”, señaló Steve Hanke, en una entrevista para International Business Times. 


Ad

Otros economistas muy reconocidos, como Daniel Lacalle, advirtieron sobre los riesgos de implementar políticas monetarias tan expansivas como las que se llevan a cabo actualmente en Estados Unidos, Europa, y los mercados asiáticos. 

Lacalle aseguró que las quiebras de empresas están creciendo, incluso a pesar de la inyección de liquidez, y que esta solamente disfrazaría el riesgo, pero no solucionaría el problema de solvencia que hay en el fondo de la cuestión. Alertó sobre las desventajas que tiene rescatar “empresas zombies”, y sus efectos negativos sobre la producción y el empleo a largo plazo. 

Este fenómeno fue particularmente importante en Europa, registrando enormes cantidades de liquidez y un crecimiento que deja mucho que desear, aunque posiblemente el caso de Japón resulte característico de esta situación. 

Lacalle llamó a evitar los errores que se cometieron en la Unión Europea y Japón, y propuso una mayor flexibilidad en los trámites burocráticos, menor presión impositiva sobre las empresas, y mayor dinamismo en los sistemas de reestructuración de deuda. 

Desde 2017, Estados Unidos abandonó la idiosincrasia típicamente europea, y decidió dar un fuerte impulso con rebajas impositivas, en lugar de apostar por políticas monetarias excesivamente laxas. Queda pendiente el curso de acción que se tomara a partir del año que viene.

¡Suscribite a la Newsletter!

Todas las semanas, un resumen de lo más importante, con notas y reportajes exclusivos.

Imagen de la newsletter

Ad

Ad

Ad

Ad

Logo

Unite a nuestro equipo

Economía...
La Derecha Diario 2020 © Todos los derechos reservados
Diseño y desarrollo por