Seguinos en redes

Argentina

Milei anunció su Plan de Gobierno: Reforma del Estado, privatizaciones, reforma laboral y apertura al comercio

Publicado

en

El programa propone un giro de 180° sobre la economía argentina. Las reformas estructurales incluyen la simplificación de la burocracia del sector público a solo 8 ministerios, junto con el ajuste fiscal más grande de la historia.

El precandidato por La Libertad Avanza Javier Milei presentó su programa de Gobierno para transformar la economía argentina, a través de la plataforma YouTube frente a una ausencia de miles de personas.

El economista presentó un plan para impulsar las reformas estructurales más ambiciosas desde la década de 1990. Se propone limitar drásticamente la intervención del Estado en la economía, reducir su tamaño y sus funciones, así como sus múltiples dependencias y la burocracia que mantiene.

Reforma del Estado, ajuste fiscal y privatizaciones

El eje fundamental del programa de Milei será la reforma del Estado, un paso necesario para reducir la presión impositiva de manera responsable. Se propone llevar a cabo un ajuste fiscal equivalente a 15 puntos porcentuales sobre el PBI, el más grande que se haya registrado jamás en la historia argentina.

El ajuste fiscal propuesto supera al que se produjo durante la reforma menemista entre 1990 y 1998 (alrededor del 5,4% del PBI), el que llevó a cabo la gestión Macri entre 2016 y 2019 (el 4,3% del PBI) y el que impulsó Perón entre 1949 y 1952 (8 puntos del PBI).

Este programa implica una profunda simplificación de las dependencias del sector público, la reducción de la cantidad de ministerios de 18 a 8, junto con la eliminación de múltiples secretarías, organismos y direcciones nacionales. Solo quedarán los siguientes ministerios: Economía, Justicia, Interior, Capital Humano, Seguridad, Defensa, Relaciones Exteriores e Infraestructura.

Esto involucra una sustancial reducción en la planta de personal del Estado sobre las áreas afectadas, además del programa de retiros voluntarios sobre las esferas restantes del Gobierno nacional.

Se propone el despido automático de todos los cargos públicos que fueron creados en el año 2023, ya que desde julio del año pasado rige la prohibición de la contratación de nuevos personal pero el ministro Massa incumplió sistemáticamente su propia normativa por cuestiones electorales.

Serán eliminadas todas las jefaturas de gabinete en todos los ministerios, secretarías y direcciones que resulten superfluas. También quedarán disueltos todos los equipos de análisis de políticas públicas, y sus funciones serán absorbidas por las jefaturas de gabinete que sobrevivan al proceso de selección y simplificación. Se dispondrá, además, un área de control presupuestario para relevar el gasto público asignado a cada ministerio con mayor rigurosidad.

Se afianzará un masivo programa de privatización y/o cierre de empresas estatales. Esto incluye las empresas que fueron creadas o estatizadas durante el mandato de Alberto Fernández, y las que se heredan de las sucesivas gestiones kirchneristas (como por ejemplo YPF). Otras dependencias del Estado, como la agencia Télam, serán cerradas mediante un decreto de liquidación similar al que se contempló en los años 90s.

Reforma tributaria

El programa de Javier Milei propone la eliminación del 90% de los impuestos que actualmente se encuentran vigentes en todo el país. Se estima que Argentina mantiene hasta 148 impuestos en total, pero el grueso de la recaudación tributaria se concentra en menos de 10, entre ellos el impuesto a las Ganancias, el IVA, Bienes Personales, el impuesto a los débitos y créditos bancarios, combustibles, cargas patronales, aranceles y retenciones de exportación.

Se estima que el impacto fiscal de estos impuestos superfluos, en su mayoría impuestos internos (como a las bebidas alcohólicas, los medios de transporte, seguros y una gran variedad de bienes y servicios) alcanzaría solamente al 2% del PBI.

La propuesta que sí tiene un impacto fiscal relevante es la eliminación de todas los derechos a la exportación, algo que se llevará a cabo tras la aplicación del programa de ajuste fiscal siguiendo una estrategia de shock. En una primera instancia, y durante el período de transición, se propone que las retenciones puedan usarse como pago a cuenta del impuesto a las Ganancias.

Con respecto a los tributos de jurisdicción provincial, se propone arribar a un nuevo acuerdo fiscal de negociación con las Provincias para reducir el impuesto de Ingresos Brutos hasta su eliminación, uno de los más distorsivos del país.

Reforma laboral

La reforma laboral que propone Javier Milei busca extender un modelo que ya se aplica con éxito en las negociaciones de la UOCRA, y que consiste en implementar un seguro de desempleo con una mayor profundidad financiera y cobertura de la que existe hoy (que es extremadamente acotada).

Este sistema permite reemplazar la indemnización por despido (los trabajadores se encuentran cubiertos por el seguro), y no afecta derechos adquiridos porque solo se aplica para nuevas negociaciones y nuevos contratos. Junto con la rebaja de aportes patronales (especialmente sobre las empresas), se busca incentivar la inclusión de las 8 millones de personas que actualmente se encuentran fuera del sistema privado formal.

Apertura al comercio internacional y nuevo régimen de inversiones

La reforma de Milei propone una drástica simplificación de la estructura arancelaria de Argentina, respetando las limitaciones que imponen las cláusulas del Mercosur. En este sentido, se propone avanzar hacia un sistema similar al que emplea Chile en el cual la apertura es unilateral con todos los países del mundo y se aplica una tasa arancelaria uniforme (y reducida) a todos los productos por igual.

Se propone la eliminación inmediata de todas las restricciones cuantitativas a las importaciones que hoy asfixian la economía argentina. Esto incluye no solo a las limitaciones propias del cepo cambiario del Banco Central, sino también al desarme de las Licencias no Automáticas de importación (LNA), la disolución del sistema SIRA implementado por Massa y la eliminación de todos los cupos y/o licencias para poder exportar o importar.

Paralelamente se propone una reforma para fomentar activamente la inversión local y extranjera, estableciendo un nuevo régimen legal y favorable para la minería, hidrocarburos, energías renovables y explotaciones forestales. Esto eliminaría una gran cantidad de regulaciones y restricciones, como por ejemplo los topes a la libre disponibilidad de divisas.

Reforma monetaria y cambiaria

Una de las propuestas principales de la plataforma de Milei consiste en la eliminación del Banco Central y sus funciones básicas para el avance hacia un proceso de dolarización, que podría demorar entre 12 y 19 meses.

Esto implica el rescate de todos los pasivos del BCRA, la negociación de una completa reestructuración para salvar valor de sus activos (especialmente los títulos retenidos) siguiendo la estrategia propuesta por los economistas Emilio Ocampo y Nicolás Cachanosky.

La reforma incluye el levantamiento de todos los controles sobre el mercado cambiario y la cuenta capital. El cepo cambiario será erradicado al mismo tiempo en que se produce la reforma, mientras que la circulación del dólar u otras monedas serán legalizadas como medio de pago para efectuar transacciones.

Reforma energética

En este punto se propone avanzar con la quita definitiva de todos los subsidios económicos a las tarifas de servicios públicos, sincerando los precios relativos. Para aminorar el impacto, se propone recalibrar la ecuación económica-financiera de los contratos con las empresas proveedoras para que el ajuste recaiga también en otras variables y no exclusivamente a través de aumentos tarifarios.

Se propone una reformulación de los entes reguladores, para que establezcan reglas de juego claras y estables a través del tiempo que fomenten la inversión en las empresas de servicios regulados. También se les dotaría de una mayor independencia del poder político.

Una vez que se hayan eliminado todos los subsidios a la oferta de servicios, el Estado podría otorgar subsidios focalizados exclusivamente sobre la demanda, en aquellos sectores vulnerables que más lo necesitan bajo una serie de requisitos.

Se propone la implementación de un sistema de iniciativa privada similar al que opera en Chile, para la declaración de “interés público” de una serie de proyectos de infraestructura que podría llevar a cabo el sector privado, como por ejemplo la ampliación de las redes de gas natural, electricidad, distribución de agua potable y transporte público.

Contención social durante y después de las reformas

El programa incluye un ambicioso plan para proteger los intereses de los argentinos más vulnerables, evitando que paguen los costos más dolorosos de las reformas en detrimento del sector público (sobre el cual recaerá el ajuste).

A estos efectos, el plan de Milei propone el despliegue de las siguientes medidas:

  • Programas de protección de ingresos para mitigar la pobreza extrema
  • Planes nacionales de nutrición
  • Programas de educación para padres sobre estimulación cognitiva
  • Ampliación de la cobertura de educación preescolar pública o privada
  • Incentivos económicos para que los estudiantes finalicen sus estudios
  • Políticas para la integración de personas con discapacidad
  • Promoción del acceso al crédito privado para fomentar la integración socio-urbana
  • Revisión de las asignaciones por discapacidad para garantizar la transparencia
  • Eliminación inmediata de todos los intermediarios de los programas sociales
  • El Estado brindará asistencia directa sobre los programas sociales a través de tarjetas similares a la SUBE

Argentina

El economista Ricardo Arriazu dice que se arrepintió de no apoyar el programa económico de Javier Milei antes

Publicado

en

El economista participó en el 41° Congreso Anual IAEF, en donde destacó el exitoso y prometedor programa económico llevado a cabo por el Gobierno de Milei.

En una reciente intervención en el 41° Congreso Anual del Instituto Argentino De Ejecutivos De Finanzas (IAEF), el economista Ricardo Arriazu brindó un análisis detallado del exitoso programa económico implementado por el presidente Javier Milei, con la gestión de Toto Caputo y Santiago Bausili.

Arriazu destacó la importancia de entender las particularidades de la economía argentina, subrayando la necesidad de estabilizar tanto el peso como el dólar para reducir la inflación y lograr reformas estructurales sostenibles.

Un Programa Económico de Dos Fases

Arriazu explicó que cualquier programa económico exitoso consta de dos fases esenciales: la primera se centra en reducir la inflación, realinear los precios relativos y solucionar los problemas del sector externo. La segunda fase, igualmente crucial, se dedica a implementar reformas estructurales. Según el economista, es imposible alcanzar la segunda fase sin haber cumplido con la primera, y viceversa; es decir, sin las reformas estructurales, la estabilidad lograda en la primera fase no se mantendría.

Compra de Reservas y Control de Cambios

Uno de los logros más destacados del programa de Milei, según Arriazu, fue la extraordinaria compra de reservas por 16.000 millones de dólares. Frente a las críticas que atribuyen este éxito al control de cambios, Arriazu argumentó que esta explicación es insuficiente. "Hace un año también había control de cambios y se perdieron 23.000 millones de dólares", señaló, enfatizando que el cepo no es el factor determinante en este contexto.

La Naturaleza Bi-Monetaria de la Economía Argentina

Para Arriazu, un punto crucial en el análisis de la economía argentina es su naturaleza bi-monetaria. En este sistema, el peso se utiliza para pequeñas transacciones, pagos de sueldos e impuestos, y para medir la inflación, mientras que el dólar se emplea para todo lo demás. Esta dualidad, según el economista, no se enseña adecuadamente en las facultades de economía, lo que lleva a una comprensión incompleta de la realidad argentina.

"En Argentina, el peso y el dólar son dos unidades de cuenta que deben ser estabilizadas simultáneamente para eliminar la inflación. El peso se estabiliza dejando de emitir, y el dólar estabilizando el tipo de cambio nominal. Sin embargo, detrás de esto está la situación fiscal. Si hay déficit fiscal, no se puede dejar de emitir. Por lo tanto, sin eliminar el déficit fiscal, no es posible estabilizar ninguna de las dos unidades de cuenta, y si no se estabiliza el dólar, la situación eventualmente explotará", explicó Arriazu.

Las Anclas del Programa de Milei

La sorpresa de Arriazu fue positiva al observar que el programa del gobierno de Milei incluye dos anclas fundamentales: la fiscal y la monetaria. Estas anclas son esenciales para la estabilización económica del país. El ancla fiscal implica la eliminación del déficit fiscal, mientras que el ancla monetaria se refiere a la estabilización del peso a través del cese de emisión.

"La inclusión de estas dos anclas en el programa de Milei es un paso en la dirección correcta. Estabilizar ambas unidades de cuenta es crucial para reducir la inflación y evitar una crisis económica futura", afirmó Arriazu.

El análisis de Ricardo Arriazu sobre el programa económico del presidente Javier Milei resalta la importancia de una comprensión profunda de la naturaleza bi-monetaria de la economía argentina. La combinación de la estabilización del peso y el dólar, junto con la eliminación del déficit fiscal, constituye la base de un programa económico sólido. Las críticas simplistas que atribuyen el éxito de la compra de reservas únicamente al control de cambios no capturan la complejidad de la situación. La implementación de anclas fiscales y monetarias es esencial para asegurar una estabilidad económica duradera y permitir las reformas estructurales necesarias para el crecimiento y desarrollo sostenible del país.


De Kevin Frank para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Argentina

El Gobierno confirmó que las prepagas cartelizadas devolverán el dinero que aumentaron por encima de la inflación

Publicado

en

Esto fue confirmado por el Ministerio de Salud y la Superintendencia de Servicios de Salud, y también incorporarán a quienes se dieron de baja por el elevado e injustificado valor de las cuotas.

Según confirmaron fuentes oficiales del Gobierno, las prepagas aceptaron devolver el dinero que aumentaron por encima de la inflación durante los primeros meses del año. También se comprometieron a reincorporar a quienes se dieron de baja debido al valor de las cuotas.

"Apuntamos a un acuerdo, como menciona el Gobierno. Hay muchas empresas y realidades distintas. Es un problema muy complejo que esperamos se resuelva para que no colapse el sistema", destacaron desde una de las grandes del sector.

Durante el día se llevó a cabo una audiencia en el juzgado civil y comercial federal a cargo de Juan Rafael Stinco. "En el marco de la audiencia convocada por el Juez Juan Stinco, el Gobierno Nacional acordó con las empresas la devolución de todo el dinero cobrado a los beneficiarios", explicaron desde el Ministerio de Salud.

Por otro lado, el aumento de las cuotas mensuales se realizará según el Índice de Precios al Consumidor (IPC), al menos hasta octubre, es decir, acorde a la inflación. Posteriormente, se estima que los precios se liberalizarán.

Además, las fuentes oficiales destacaron que las empresas del sector aceptaron la propuesta de la Superintendencia de Servicios de Salud de reincorporar sin penalidad y en iguales condiciones a quienes se dieron de baja durante el periodo en cuestión.

Asimismo, la denuncia por cartelización, que fue parte de la negociación impulsada por las siete prepagas más grandes del mercado con el objetivo de dejarla sin efecto, continuará vigente en la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia.

"Tanto el acuerdo de devolución como la continuidad de la denuncia por cartelización son acciones fundamentales y complementarias para continuar desmontando el entramado político-empresarial que queremos dejar atrás", explicaron desde el Gobierno. Insistieron en que trabajan "con el objetivo de garantizar la libre competencia en el mercado y la libertad de elección de los usuarios".

Según se pudo conocer, las empresas propusieron devolver lo cobrado de más, pero también solicitaron que se retirara la denuncia por cartelización, lo cual finalmente no ocurrió.

"Las prepagas unificaron una propuesta de devolución de lo cobrado de más. La Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) está analizándola, pero hay voluntad de acuerdo. El tema que a esta hora frena el acuerdo es que las 7 prepagas que están en la investigación por cartelización quieren que se caiga esa investigación también", indicaron fuentes que participaron del encuentro.

Las empresas habían propuesto que la cuota de junio se ajustara por el IPC y las correspondientes al periodo julio-septiembre por el 95% de ese mismo cálculo, según fuentes privadas. Así, si la inflación en un mes es del 10%, la cuota subiría un 9.5%.

Por otro lado, las empresas pretendían que desde octubre en adelante el Gobierno volviera a liberar los precios del sector, de acuerdo con el decreto dictado a finales del año pasado por el Poder Ejecutivo. Este es otro de los puntos que el Gobierno confirmó.


De Kevin Frank para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Argentina

Guillermo Francos se reunió con todos los bloques del Senado y anticipó que hay acuerdo para la Ley Bases

Publicado

en

El jefe de Gabinete y la vicepresidente Victoria Villarruel dialogaron con los presidentes de las bancadas que están dispuestas a apoyar la norma.

El flamante jefe de Gabinete, Guillermo Francos, se reunió este mediodía con los presidentes de los bloques oficialistas y opositores “dialoguistas” del Senado en busca de un acuerdo que le permita al Gobierno obtener mañana dictamen en el plenario de comisiones que analiza la Ley Bases y el Pacto Fiscal.

Una vez finalizado el encuentro, Francos, que sigue controlando las competencias de Interior, aseguró que creen haber alcanzado un acuerdo y mañana buscarán las firmas para lograr que los proyectos lleguen finalmente al recinto.

La vicepresidente y titular del Senado, Victoria Villarruel, se hizo presente en la reunión. Entre otros de los presentes, estuvieron el secretario ejecutivo de la Jefatura de Gabinete, José Rolandi; la secretaria de Planeamiento Estratégico Normativo, María Ibarzabal Murphy; el presidente provisional del Senado, Bartolomé Abdala.

De los jefes de los bloques de senadores, estuvieron Ezequiel Atauche (La Libertad Avanza), Juan Carlos Romero (Encuentro Republicano Federal), Carlos Arce (Frente Renovador de La Concordia Social), Carlos Espínola (Unidad Federal), Luis Juez (PRO) y Eduardo Vischi (Unión Cívica Radical); y el secretario parlamentario Agustín Giustiniani.

Seguir Leyendo

Tendencias