Seguinos en redes

China

"No puedo sacar mi dinero": El multimillonario Mark Mobius se arrepiente de haber invertido en China

Publicado

en

El CEO de Mobius Capital Partners reveló que el régimen chino lanzó un nuevo paquete de controles para el retiro de capital y la repatriación de utilidades, y advierte a otros inversores que desistan de abrir negocios en China.

Con la llegada al liderazgo y la consolidación del poder de Xi Jinping al frente de la dictadura china, el país empezó a dar marcha atrás a décadas de apertura económica y comercial que había sido desplegada por Deng Xiaoping en la década de 1980.

Esto llevó a decenas de inversores a abandonar China en los últimos años, especialmente luego de que Xi profundizara su control de la economía durante la pandemia. En respuesta, el Partido Comunista Chino impuso nuevos controles para el retiro de capital y la repatriación de utilidades, secuestrando las inversiones de los empresarios más importantes del mundo.

Quien puso foco a este problema fue el multimillonario Mark Mobius, quién denuncia la completa paralización de sus fondos invertidos en ese país, un fuerte error de cálculo producto de una confianza equivocada en que el régimen comunista sería amigable con los capitalistas occidentales.

El CEO de Mobius Capital Partners LLP advirtió que China endureció brutalmente los controles sobre su cuenta capital y no puede acceder a su dinero invertido, lo cual constituye un peligro real para cualquier inversor que decida apostar por algún tipo de oportunidad comercial en ese país. 

Tengo una cuenta en HSBC en Shanghái. No puedo sacar mi dinero. El Gobierno está restringiendo el flujo de dinero fuera del país. No consigo que me expliquen por qué están haciendo esto y están poniendo todo tipo de barreras”, afirmó Mobius. 

Además de las numerosas restricciones cuantitativas ya existentes, el empresario denunció que el régimen ahora exige, además, la presentación de una serie de informes poco convencionales acerca del “origen” de los fondos retenidos por los bancos estatales.

El cambio constante en las reglas de juego provoca un clima de incertidumbre, en un momento especialmente delicado para la economía china ya que debe lidiar con la desaceleración más drástica de los últimos 40 años sobre su tasa de crecimiento

Mobius denunció que la dictadura de Xi Jinping está abandonando la senda reformista y pragmática de sus predecesores, para dar paso a un control estatal cada vez más exhaustivo y aplastante sobre la economía. Este rumbo amenaza con tumbar el dinamismo económico de las últimas 3 décadas, algo que podría devenir en un “peso muerto” similar al que experimentó la Unión Soviética antes de su colapso definitivo.

La conclusión es que China se mueve en una dirección completamente diferente a la que Deng Xiaoping instituyó cuando inició el gran programa de reformas. Ahora tienes un Gobierno que está tomando acciones de oro en empresas de toda China. Eso significa que van a intentar controlar todas esas empresas. Así que no creo que sea una imagen muy buena cuando ves que el Gobierno se orienta cada vez más hacia el control de la economía”, advirtió el importante empresario estadounidense. 

Los controles a la cuenta de capital en China

Durante la mayor parte de la segunda mitad del siglo XX la cuenta capital de China se mantuvo casi completamente cerrada a cualquier flujo del exterior, con la sola excepción de otras economías planificadas o sectores específicos para la inversión.

Las reformas de Deng Xiaoping en los ochentas dieron el primer paso para una liberalización gradualista, pero no fue sino hasta el año 2000 en que China ingresó oficialmente en la Organización Mundial del Comercio (OMC) y prometió desmantelar los controles de capitales. El país aprovechó los beneficios del comercio mundial, pero jamás cumplió con las exigencias a las cuales había hecho lugar desde un inicio.

La liberalización gradual fue completamente boicoteada y abandonada en 2016, tras el primer estallido financiero e inmobiliario en China, un hecho que provocó la rápida fuga de capitales del país. Desde entonces y hasta la fecha, los controles fueron incrementados año tras año, y celosamente monitoreados por el Banco Popular de China (PBOC) y Administración Estatal de Divisas (SAFE).

Se requiere la aprobación estatal para cualquier ingreso o salida de divisas (ya sea sobre la cuenta corriente o la cuenta capital), lo cual involucra operaciones como el cobro y pago de dividendos, utilidades, remesas, importaciones, exportaciones, intereses de deuda externa, etc. 

Esta problemática fue especialmente abordada por el expresidente Donald Trump, que desplegó un arsenal de aranceles contra China precisamente para presionar por la liberalización de la cuenta capital, la liberalización del mercado cambiario chino, la apertura tarifaria y la adopción de reglas de juego internacionales para el comercio. Las negociaciones llegaron a un punto muerto con la llegada de Joe Biden al poder.

China

Un asesor de Trump asegura que la estrategia de China es "derrotar a Estados Unidos sin disparar una sola bala"

Publicado

en

Entrevistado por Breitbart, el socio de Steve Bannon aseguró que China está buscando generar la discordia en Estados Unidos, destruir la cohesión social y llenar al país de fentanilo.

Peter Schweizer, parte del cuerpo de asesores de Steve Bannon y autor de "Dinero Sangriento: ¿Por qué los Poderosos tienen ojos ciegos mientras China mata a los estadounidenses", reveló la postura del Partido Comunista Chino para ganar la nueva "guerra fría" que está teniendo lugar entre la potencia asiática y los Estados Unidos de América.

Los militares chinos están empezando lo que describe como una “guerra de desintegración”, muy similar a la de la Unión Soviética en la década del ’60, pero con un especial hincapié a promover el caos y la división social en Estados Unidos y sus aliados, a través de políticas que la debilitan en todos sus aspectos.

“Esta estrategia es: ‘¿Por qué tener una guerra cinética en la que nosotros matamos a estadounidenses y ellos nos matan a nosotros? Nos dañamos. ¿Por qué no intentar simplemente derrotarlos en la guerra sin que parezca que estamos en guerra?", explica Schweizer quien entrevistó a varios ex funcionarios chinos para escribir el libro.

"Lo que eso significa es que van a desarrollar y utilizar, y lo están haciendo, estrategias diseñadas para dividir a los estadounidenses, fomentar el caos social, poner a Estados Unidos contra Estados Unidos”, dijo, y aseguró que el caos social en Estados Unidos es “magnificado por China”.

Schweizer explicó que esto no ocurre solamente a nivel político, sino que ocurre también a nivel digital, en las redes sociales. El autor asegura que tiene evidencia de por lo menos una instalación en China donde tienen miles de oficiales militares, y cada uno tiene miles de cuentas de redes sociales a cargo, que “se hacen pasar por estadounidenses”.

"Y básicamente la mitad de estas cuentas de redes sociales dicen ‘Estados Unidos es una sociedad racista’ y la otra mitad dice ‘Sólo me gustan los blancos’, y está diseñado para magnificar", aseguró.

La estrategia, como dicen, es: ‘Derrotemos a Estados Unidos sin tener que disparar un solo tiro’. Y esa es esencialmente su estrategia”, continuó el autor de Blood Money, quien agregó que: "Lo han estado haciendo durante la última década, y se manifiesta de muchas maneras".

Tik Tok, la red social más famosa del momento, es propiedad del Partido Comunista Chino, y no tiene como objetivo obtener ganancias ni ofrecer un bueno producto de videos, si no que busca promover la discordia en Estados Unidos, tapando a quienes podrían revelar esta trama.

Scheizer asegura que intentaron publicar anuncios de su libro, Blood Money, en TikTok, pero a pesar de múltiples intentos donde incluso ofrecieron más dinero del que se requería, los rechazaron una y otra vez.

“Para mí está claro que la razón por la que no querían que se publicaran estos anuncios es porque se centraban en el hecho de que TikTok está directamente vinculado al PCCh y, como señalamos en el libro, lo están utilizando explícitamente para socavar la cohesión social en Estados Unidos y como herramienta de propaganda contra los jóvenes, y son muy explícitos acerca de cómo lo hacen”, dijo Schweizer.

Tuvimos acceso a revistas y publicaciones militares chinas. Un oficial militar llama a TikTok el caballo de Troya que están usando contra Occidente. Y hubo ejemplos específicos de cómo usan las emociones y otras herramientas para enviar mensajes subconscientemente a los jóvenes estadounidenses y lograr que rechacen los valores con los que fueron criados”, continuó el autor siete veces best seller del New York Times.

Por último, en sus investigaciones, Schweizer asegura que los chinos están fomentando, e incluso subsidiando, el ingreso de fentanilo a Estados Unidos, una de las drogas más adictivas y más nocivas para el ser humano en estos momentos, con el único objetivo de destruir a la sociedad estadounidense.

Seguir Leyendo

China

China retrocede 100 años en libertad financiera: El dictador Xi Jinping endurece las restricciones para la compra y venta de acciones

Publicado

en

La bolsa de Shanghai se desplomó más de un 18% desde julio de 2021 y todavía sigue sin encontrar un piso. La dictadura comunista adoptó medidas represivas para contener la debacle, y el país pierde cada vez más atractivo por parte de la inversión extranjera directa.

La reforma económica para la liberalización y modernización de China perdió su impulso con el ascenso de Xi Jinping al frente de la dictadura comunista. El país perdió su tendencia de crecimiento previa al shock provocado por la pandemia en 2020, y enfrenta las consecuencias de una profunda crisis en el mercado inmobiliario.

Los principales activos de las empresas chinas, representados en el SSE Composite Index de la bolsa de Shanghai, llegaron a retroceder más de un 18% desde julio de 2021. El régimen respondió por medio del lanzamiento de nuevas regulaciones que limitan la compra y venta de acciones a corto plazo.

La Comisión Reguladora de Valores de China informó que se prohíbe expresamente la reducción neta de tenencia de acciones por parte de inversores institucionales en los primeros y los últimos 30 minutos de cada negociación diaria. También se profundizará el rastreo de las operaciones de venta de activos a corto plazo.

Hacia el mes de enero de este año, la dictadura de Xi Jinping endureció los controles para la salida de capitales para la inversión en fondos extraterritoriales. Se trata de otra medida desesperada para contener la caída en el precio de las empresas chinas, las cuales pierden atractivo frente a otros destinos más seguros.

La llegada de inversión extranjera directa al gigante asiático totalizó los US$ 33.000 millones de dólares al término de 2023, lo cual representa un derrumbe histórico de hasta el 82% con respecto a la afluencia de capitales del año 2022.

Para tratar de revertir este efecto nocivo sobre la inversión, las autoridades anunciaron una cierta extensión de la movilidad de capitales para las “zonas especiales” en Shanghai y Beijing, una suerte de zona piloto de libre comercio que busca captar más inversión extranjera. Pero los esfuerzos fueron insuficientes.

China ya no ofrece las condiciones de inversión que mantenía hace 20 años. El costo laboral se incrementó notoriamente y superó con facilidad al promedio de otros países vecinos.

Por otra parte, el creciente riesgo geopolítico y el estancamiento (o la marcha atrás en muchos casos) de la reforma económica pro-mercado disuaden a los inversores de seguir apostando por China. Como si todo esto no fuera suficiente, el país atraviesa la crisis demográfica más importante de su historia, por lo que el crecimiento de la actividad económica se encuentra seriamente comprometido para los próximos años.

Las famosas “tasas chinas” están en proceso de desaparecer. El FMI y otras instituciones multilaterales estiman que el aporte de China para el crecimiento económico mundial seguirá menguando en las próximas décadas, hasta prácticamente equipararse al crecimiento de los países europeos (partiendo de un nivel de vida mucho más bajo).

Seguir Leyendo

Argentina

Ocurrió todo lo contrario a lo que decía el kirchnerismo: Tras la presión de Mondino, China redujo 1.010 posiciones arancelarias contra Argentina

Publicado

en

Pese a las diferencias ideológicas, el Gobierno de Javier Milei consiguió destrabar un acuerdo para que los productos argentinos ganen nuevos mercados y mejoren su competitividad.

La campaña del fallido exministro de Economía Sergio Massa denunciaba que la llegada de Javier Milei al poder reduciría el intercambio comercial entre Argentina y China, simplemente por diferencias ideológicas.

Pero nada de esto ocurrió en la realidad, e incluso las autoridades del régimen chino encontraron en el Gobierno actual una administración más seria para poder discutir cuestiones comerciales.

Hacia finales del mes de enero las autoridades de China anunciaron una rebaja de aranceles de importación sobre una amplia gama de productos argentinos, algo que solo fue posible gracias a la gestión de la Canciller Diana Mondino. La política internacional del nuevo Gobierno busca enfáticamente garantizar el acceso a los mercados internacionales para las empresas argentinas.

La lista de los productos argentinos que disfrutarán de las rebajas arancelarias para ingresar al mercado chino, según informó el Ministerio de Economía que dirige Luis Caputo:

Hortalizas y especias: Inclusión de una reducción del arancel sobre granos de maíz dulce, seco (Posición 0712.90.99) del 13% al 0%; y de semillas de cilantro, sin triturar o moler (posición 0909.21.00) del 15% al 0%.

Lácteos: se incorpora reducción sobre fórmulas infantiles lácteas para uso medicinal (posición 1901.90.00) del 5% o 0%. Se mantuvo la reducción sobre quesos (excepto frescos) al 8%, fórmulas infantiles lácteas al 5% o 0%, lactosueros al 2% y proteína láctea al 5%.

Pesca: se mantuvo la reducción del arancel sobre sobre los langostinos congelados, excepto pelados (posición 0306.17.19) del 2%, producto de principal exportación de Argentina a China en este rubro, así como también la reducción del arancel sobre cangrejos congelados (0306.14.90) y sobre los demás pescados congelados (0303.89.90) del 5%.

Frutas: se mantiene la reducción arancel temporal sobre arándanos rojos y demás variedades de berries, frescos (posición 0810.40.00) y secos (0813.40.90) del 7%, y sobre nueces de pecán frescos o secos (0802.99.90) del 7%, entre otros.

Oleaginosas: se mantuvo reducción en los aranceles temporales sobre semillas de lino (1204.00.00) del 15% al 9%, y sobre semillas de girasol (1206.00.90) del 15% al 9%.

Alimentos: se mantuvo reducción en los aranceles de varios productos alimenticios, tales como preparaciones de alimentación infantil, extracto de malta, dulce de leche y pastas alimenticias rellenas.

Bebidas: se mantuvo reducción sobre jugo de naranja (posiciones 2009.12 y 2009.19) del 30% al 20%.

Pienso animal y Alimentos para mascotas: se mantuvo reducción sobre fardos de alfalfa (1214.90.00) al 2% y sobre alimentos para mascotas al 4%.

Maderas: se mantuvo la reducción para carbón vegetal del 2% al 0%, lana de madera del 2% al 0% y una mayor reducción sobre hojas para chapado o contrachapado y demás maderas aserradas longitudinalmente, de espesor inferior a 6 mm, aplicando un arancel del 0%.

Con el cambio de signo político concretado en diciembre del año pasado, Argentina buscará limitar su dependencia de China en relación al endeudamiento (a través del swap) y al establecimiento de bases militares, y comenzará a fomentar estrictamente el intercambio comercial entre empresas.

En otras palabras, los acuerdos entre China y Argentina dejarán de estar en manos de los Estados (el Presidente anunció expresamente su disconformidad de hacer tratos con comunistas) y se limitarán al ámbito del sector privado.

Seguir Leyendo

Tendencias