Conecte con nosotros

Economía

Se cayó el Presupuesto kirchnerista: Por qué está bien rechazado y cuáles son los fundamentos

Publicado

en

En una histórica derrota del oficialismo en el Congreso, finalmente se cayó el Presupuesto 2022 que pretendía aprobar el kirchnerismo de la mano de Martín Guzmán. El esquema suponía proyecciones imposibles de alcanzar, y no contemplaba un ajuste sobre el gasto político.

Las aspiraciones del Gobierno kirchnerista para aprobar el Presupuesto 2022 finalmente se derrumbaron ante la dura oposición de prácticamente todos los bloques legislativos no partidarios al oficialismo.

El bloque de Juntos por el Cambio, los liberales, el bloque de Consenso Federal e incluso la extrema izquierda rechazaron el proyecto del kirchnerismo. El Presupuesto 2022 fue rechazado por 132 votos negativos, contra 121 positivos y una sola abstención.

La principal negativa para aprobar la ley radica en las metas ridículas que perfilaba para el año próximo. El proyecto suponía esperar una inflación en torno al 33% anual para diciembre de 2022, lo cuál contradice completamente a todas y cada una de las estimaciones de mercado REM que releva el propio Banco Central.

Cabe destacar que el Presupuesto 2021, votado por Juntos por el Cambio el año pasado, suponía una inflación del 29% anual para diciembre, cuando ya es de común conocimiento que la inflación cerrará este año cerca del 50%. Nuevamente, el kirchnerismo pretendía volver a subestimar el alza inflacionaria de una forma exagerada.  

Por otra parte, y en línea con las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), se planteaba un déficit fiscal primario del 3,3% del PBI para 2022, y un resultado negativo del 4,9% del PBI considerando los intereses de deuda.

El resultado fiscal acumulado de 12 meses a octubre de este año alcanzó un déficit primario del 2,82% del PBI y un déficit financiero total del 4,4% del PBI, todas cifras que corresponden al Sector Público Nacional (sin provincias ni municipios). Por lo tanto, queda en evidencia que el oficialismo pretendía incluso seguir incrementando el déficit primario y global.

Lejos de ser un Presupuesto con disciplina fiscal, se pretendía profundizar los desequilibrios y solamente se considerada un ajuste debido a la reducción de los subsidios económicos a los servicios.

Este incipiente e insuficiente ajuste que proponía el kirchnerismo recaería exclusivamente sobre el sector privado, a partir de importantes aumentos tarifarios previstos en forma escalonada y segmentada. Pero el aumento de gastos, propiamente presupuestados, esperaban anular todo el esfuerzo fiscal de este nuevo ajuste para el sector privado.

Uno de los pocos diputados que mencionó esta inconsistencia fue el liberal Javier Milei, en su primera intervención en el recinto. Los otros legisladores que también hablaron de este tema fueron José Luis Espert, Ricardo López Murphy y Martín Tetaz.

Intervención del diputado Javier Milei, explicando su frontal rechazo al Presupuesto 2022 del kirchnerismo.

Como si esto no fuera suficiente, el Gobierno planteó una meta para el dólar oficial en torno a los $133 para diciembre de 2022. Nuevamente, esta cifra parece completamente inconsistente con la política monetaria y cambiaria que actualmente lleva adelante el Banco Central.

La brecha cambiaria hoy oscila entre el 80% y el 85% con respecto al dólar paralelo, y el Presupuesto presentado por el kirchnerismo no tiene forma de explicar cómo será sostenido el cepo cambiario y el bajo ritmo de devaluación oficial, en un contexto en donde el Banco Central no posee reservas internacionales como para poder intervenir en los mercados.

En un principio el bloque de Juntos por el Cambio barajaba la posibilidad de brindar apoyo al Presupuesto 2022 con el fin de evitar, al menos levemente, cierta discrecionalidad en materia de asignación de gastos. Sin embargo, el proyecto del kirchnerismo fue tan desequilibrado, que la meta de expansión de gastos por 40% no es creíble y, en consecuencia, la discrecionalidad en el reparto de gastos continua vigente sin problemas.

De forma repentina y sin escrúpulos, el bloque kirchnerista buscó añadir cerca de 54 artículos adicionales al proyecto de ley, sin explicar mayores detalles, sin mayor diálogo y sin brindar siquiera algún tipo de información sobre las fuentes de su financiamiento.

Este hecho dejó en evidencia la intención por desplegar un arsenal de discrecionalidad al Presupuesto, haciendo que Juntos por el Cambio finalmente optase por rechazar las negociaciones.

La dramática intervención del diputado Máximo Kirchner, culpando a Mauricio Macri otra vez por los problemas económicos del país, terminó de sepultar las esperanzas del oficialismo para aprobar su proyecto, y fue tal el rechazo que generó su discurso que rápidamente consiguió unir a toda la oposición en su contra.  

Economía

Nuevo disparo del dólar blue: alcanzó un nuevo récord histórico a $219

Publicado

en

La brecha cambiaria con el dólar oficial se amplia cada vez más.

El dólar blue vuelve a sorprender con un nuevo récord histórico este viernes alcanzando los $214 para la compra y a $219 para la venta.

De todos los aumentos, este ha sido el mayor que la divisa dio en un día desde el 10 de noviembre cuando la cotización aumentó $5,50 en 24 horas.

Durante esta semana la divisa comenzó en $209 y la termina con $10 más, dejando una brecha con el dólar mayorista de 109,90%. Por otro lado, en la mayor parte del país, el blue alcanza hasta los $221.

Dólar blue hoy: a cuánto cotiza este domingo 5 de diciembre

Qué sucederá con el riesgo país

Con esta situación que se vive actualmente con el dólar en el último día hábil de la semana, el riesgo país alcanzó los 1914 puntos y señala un máximo desde la reestructuración de deuda que realizó el Gobierno en 2020.

Por otra parte, antes de las 16 horas, los bonos argentinos en dólares perdían entre 0,3% (AL30D) y 4,6%.

Seguir Leyendo

Economía

El Gobierno endurece el cepo y buscará ampliar la documentación tributaria requerida para operar

Publicado

en

Las entidades financieras y los agentes bursátiles podrán solicitar previamente declaraciones tributarias a aquellos clientes que busquen entrar al mercado de capitales. En la práctica, se teme que los organismos de control terminen imponiendo por la fuerza lo que originalmente constituye un lineamiento optativo.

En medio de la progresiva sangría de reservas y el agotamiento del cepo cambiario, el Gobierno dispuso más medidas para seguir estrangulando a las operaciones sobre el mercado legal.

La Unidad de Información Financiera (UIF), por medio de la Resolución 6/2022, dispuso que las entidades financieras como bancos o aseguradoras, así como los agentes bursátiles, podrán solicitar a sus clientes declaraciones tributarias específicas para poder acceder al mercado cambiario legal.

En concreto, las documentaciones tributarias solicitadas serán sobre Ganancias y Bienes Personales, ambos impuestos que tienen un enorme peso como proporción de los recursos totales que percibe el sector público.  

Aún si, si bien se plantea como un criterio que deberá adaptarse a las preferencias de cada entidad financiera con sus clientes, los mercados especulan con que las medidas terminen por imponerse de forma forzosa en las operaciones diarias. Los organismos de control tendrán un mayor peso para disuadir a las entidades financieras para que soliciten, en la práctica, estas declaraciones tributarias a sus clientes.

Las medidas suponen añadir un control adicional sobre el acceso al dólar MEP (que se obtiene en la bolsa de valores) y el dólar Contado con liquidación. Esto podría desembocar en un nuevo aumento de la brecha cambiaria, que actualmente se acerca al 100%.

La resolución fue impulsada por el ultra-kirchnerista Juan Carlos Otero, en un intento por seguir limitando el acceso a los dólares por parte de los argentinos, y contener la profundización de la pérdida de reservas internacionales.

Otero alegó que las disposiciones buscan fortalecer las herramientas de control sobre el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo, pero lo cierto es que estos lineamientos ya estaban abordados en la reglamentación anterior de la UIF sancionada en 2017, y el objetivo real de las medidas es sencillamente imponer una nueva traba para la compra de dólares.

El Gobierno justificó, además, que el marco normativo anterior determinado por el macrismo había desarticulado completamente el control sobre todo tipo de operaciones de origen ilegal, pero nuevamente esta fue una declaración exagerada para justificar el endurecimiento burocrático del cepo.

Seguir Leyendo

Economía

Una familia necesitó $76.146 en diciembre para no ser pobre

Publicado

en

Representa un aumento del 40% en relación al año anterior.

El costo de la canasta básica total, que define el umbral de la pobreza en la Argentina, subió 40,5% a lo largo de 2021, casi diez puntos menos que la inflación general promedio, que fue del 50,9%.

El informe dice que la canasta básica alimentaria (CBA) –que marca el nivel de la indigencia- subió 3,9% en diciembre, respecto de noviembre, y 45,3% a lo largo de todo el 2021. Y la canasta básica total (CBT) escaló 3% en diciembre y 40,5% en un año.

Con las subas, la canasta alimentaria para una familia tipo (un varón de 35 años, una mujer de 31 años, un hijo de 6 años y una hija de 8 años) ascendió a 32.963,69 pesos y la canasta básica total ascendió a 76.146,13 pesos.

La Canasta Básica Alimentaria (CBA) se define como el conjunto de alimentos que satisfacen ciertos requerimientos nutricionales, y cuya estructura refleja el patrón de consumo de alimentos de la población de referencia.

Y la Canasta Básica Total (CBT), se obtiene mediante la ampliación de la CBA considerando los bienes y servicios no alimentarios (vestimenta, transporte, educación, salud, etcétera) consumidos por la población de referencia.

Fuentes oficiales aclararon que la diferencia entre los aumentos que registraron la CBA y la CBT respecto del Índice de Precios al Consumidor (IPC) –que marca la inflación general- responde a que no se computan los mismos productos. “Son canastas distintas”, dijeron.

Para el IPC, por ejemplo, el rubro de Alimentos y bebidas no alcohólicas se incrementó un 50,3% a lo largo de 2021 y el de “vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles” avanzó solo 28,3%.

Seguir Leyendo

Trending