Seguinos en redes

Europa del Este

Auge del partido anti-sistema del polémico Martin Kotleba en Eslovaquia

Los casos de corrupción persiguen al gobierno, del Partido Socialista de Peter Pellegrini. El electorado parecería encontrar refugio en el Partido Popular Nuestra Eslovaquia, y en la derecha.

Publicado

en

El Partido Popular Nuestra Eslovaquia cuenta con un profundo discurso de valores cristianos, de mano dura hacia la inmigración y de rechazo hacia el Islam. A su vez es uno de los principales partidos euroescépticos del país. Es un partido profundamente anti-sistema.

Las elecciones en Eslovaquia se han llevado a cabo hoy y dentro de unas horas se darán a conocer los resultados, según la principales encuestadoras y bocas de urna el Partido Popular Nuestra Eslovaquia podría hacerse de la tercera posición, y es muy probable que el gobierno quede en manos de una coalición centro-derechista. Se vaticina una fuerte derrota del premier Pellegrini, inundado de casos de corrupción, y una victoria del partido Gente Ordinaria, de ideología conservadora, que lidere a la mencionada coalición.

El fundador y líder del partido, Martin Kotleba, es un ex-gobernador de la región eslovaca de Banska Bystrica. En el camino a estas elecciones ha llegado a declarar que el problema del país es la democracia liberal y que necesita eliminarse.
Incluso en las elecciones de 2016 se ha reconocido como un admirador de Josef Tiso, el eslovaco que colaboró activamente con la Alemania Nazi durante la Segunda Guerra Mundial para aniquilar miles de judíos. Mientras ejercía el cargo de gobernador declaró que la OTAN es una organización terrorista.
Antes de ser político se desempeñaba como profesor de secundaria y fue detenido varias veces por discursos racistas, incluso llamando a los gitanos parásitos y a la expulsión de los mismos de Eslovaquia. El partido de Kotleba llegó al parlamento en el 2016 cuando logró el 8% de los votos.
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Economía

Hungría rechaza la agenda internacional de Biden y no aplicará el impuesto mínimo global a las empresas

Publicado

en

El Parlamento húngaro decidió rechazar la imposición de una tasa mínima corporativa del 15% como pretendía la agenda global de Biden y la Unión Europea. Hungría mantendrá firmemente su tasa impositiva en el 9%.

Hungría no se sumará a la agenda global impulsada por Janet Yellen y Joe Biden desde Estados Unidos, así como por la Unión Europea (UE). La Asamblea Nacional de Hungría emitió un decreto para rechazar terminantemente la adopción de la tasa mínima global para las empresas, a partir de la mayoría del partido derechista “Unión Cívica Húngara” de Víktor Orbán.

La tasa mínima global que se propone un piso con una alícuota marginal del 15% para grandes empresas, en particular multinacionales con ingresos anuales superiores a los US$ 750 millones.

Aunque para otros países la adopción de la normativa no implicaría ningún cambio práctico, para Hungría significaría un incremento impositivo notable porque actualmente aplica una tasa corporativa consolidada en el 9%, que se viene aplicando en ese país desde el año 2017.

Además, supondría un retroceso en la agenda del presidente Orbán, que rebajó la tasa impositiva para empresas en 10 puntos porcentuales como parte de su reforma tributaria de 2016. El Presidente se pronunció abiertamente en contra del aumento impositivo, y aseguró que su impacto recesivo es inoportuno en medio del delicado contexto mundial.

La tasa mínima global no está lista para su aplicación. El trabajo es lento y no se sabe cuándo se completará, pero tampoco se sabe cuál será su resultado final”, explicó Orbán frente al parlamento húngaro.

Desde el punto de vista del Partido Demócrata en Estados Unidos y la Unión Europea, la aplicación de una tasa corporativa mínima a nivel global fue ideada para limitar la pérdida de eficiencia y competitividad que generan las elevadas tasas aplicadas en estos países, un hecho que desincentiva el asentamiento de empresas multinacionales y puestos de trabajo. Se pretende trasladar parte del costo por ineficiencia desde los países con mayores tasas tributarias hacia aquellos que imponen tributos más bajos, en perjuicio de estos últimos.

Hasta antes de la reforma tributaria de Donald Trump, Estados Unidos aplicaba una tasa marginal máxima consolidada del 38% para empresas con un sistema progresivo y distorsivo, y fue rebajada al 21% a partir de 2018.

El presidente Biden pretende aumentar la tasa al 28%, un nivel similar al que aplican Alemania (29,9%), Francia (28,4%), Italia (27,8%), y Portugal (31,5%), que conforman los países de la UE con mayores tasas impositivas sobre las empresas.

El impuesto mínimo también fue propuesto para tratar de poner un freno a la tendencia internacional por la rebaja de impuestos. El aumento de la ineficiencia y la erosión de la competitividad provocaron una importante retracción de las tasas corporativas entre 1980 y 2021, como lo explica la base de datos de la Tax Foundation.

Hungría no aceptará el traspaso de ineficiencia desde otros países hacia el suyo, y el presidente Orbán aseguró que no habrá ningún cambio en la tasa marginal del 9% a pesar de cualquier presión internacional.  

Seguir Leyendo

Polonia

Ante la amenaza de Rusia, Polonia liberará la venta de armas de fuego y construirá campos de tiro en todo el país

Publicado

en

Mirando el caso de Ucrania, el primer ministro polaco parece haberse convencido de que es fundamental un pueblo armado para resistir cualquier tipo de ocupación.

Con la invasión de Rusia a Ucrania, seguido por los cortes de gas a Europa, el gobierno de derecha en Polonia empieza replantearse algunas de sus leyes de defensa en pos de la seguridad nacional, especialmente aquellas relacionadas con la compra, venta y tenencia de armas.

Este lunes, el primer pinistro Mateusz Morawiecki anunció que tras visitar varios campos de tiros a lo largo del país, se decidió enviar nuevas leyes para relajar el control de armas en territorio polaco.

Morawiecki parece haberse convencido de que es importante para la seguridad del Estado Nacional que una gran mayoría de polacos posean armas y estén entrenados en tiro. En el fondo, el gobierno quiere que los polacos estén en mejores condiciones para enfrentar una posible invasión por parte de Rusia. 

En síntesis, se eliminarán una serie de trabas a la compra y venta de armas de fuego, tanto cortas como largas, y se relajarán las exigencias para obtener una licencia. Esto no quiere decir que se habilitará la libre portación, derecho que no garantiza la Constitución polaca, pero sí será más fácil para los polacos conseguir un arma y tenerla en sus casas.

Hasta el momento, la ley polaca permite la posesión de armas de fuego con un permiso emitido por la policía para personas que puedan demostrar una razón legal, como la caza, el tiro deportivo o la colección. Sin embargo, estas condiciones requieren ser miembro de varias organizaciones especializadas que están habilitadas por el gobierno

En principio, Morawiecki propone eliminar estar restricciones y habilitar la tenencia por defensa personal. Actualmente, los polacos pueden citar la defensa propia como una razón para que la policía les permita comprar un arma, pero requiere una prueba de amenaza a la vida directa, y rara vez es otorgada.

Con aproximadamente 2,5 armas de fuego civiles por cada 100 personas, Polonia se ubica en el puesto 166º de los 200 países con más armas del mundo. Menos del 0,6% de los ciudadanos poseen armas, y la cultura polaca no es afín a practicar tiro.

Esto preocupa al gobierno polaco, ya que ve la experiencia ucraniana como un modelo a seguir. Antes de la invasión rusa, Ucrania tenía 10 armas de fuego por cada 100 personas, y aproximadamente un 15% de la población estaba armada y sabía disparar. Polonia ahora puso esos números como objetivo a largo plazo.

Por eso, con el apoyo del presidente conservador Andrzej Duda, el gobierno ayudará a financiar la construcción de poligonos de tiro en todo el país. “Habrá por lo menos un campo de tiro civil en cada uno de los 380 distritos del país“, aseguró el primer ministro. Actualmente, se estima que menos de 100 distritos tienen poligonos.


Por Alfonso Lorenzo de Olmos, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Rusia

Putin advierte que atacará los convoys de Estados Unidos si Biden envía misiles a Ucrania con capacidad de alcanzar a Moscú

Publicado

en

El Kremlin teme que Ucrania empiece a bombardear la capital rusa con misiles estaodunidenses.

El presidente ruso Vladimir Putin advirtió esta semana que las Fuerzas Armadas Rusas atacarán los aviones y/o camiones que transporten misiles estadounidenses de largo alcance hacia Ucrania. Hasta el momento, Rusia ha procurado mantener sus ataques exclusivamente a ucranianos y no a los asistentes occidentales.

Si bien en un primer momento el Kremlin había lanzado un ataque en todos los frentes del país, en las últimas semanas la estrategia cambió a un fuerte ataque concentrado al sur del país, que incluye la región del Donbás.

Es claro que Rusia ha desistido en su primer intención de ocupar la totalidad de Ucrania y deponer al presidente Volodimir Zelénski, y el conflicto se ha reducido a una guerra por los límites territoriales.

Sin embargo, esta desescalada de Rusia no fue recibida por Occidente de manera proporcional. Por el contrario, Estados Unidos aprobó un masivo paquete de asistencia a Ucrania por 50 mil millones de dólares, el cual incluye armamento militar de última generación.

Las fuerzas ucranianas ya han realizado tres ataques en suelo ruso desde que comenzó la guerra, pero todos han sido ataques relámpago con helicópteros y han dejado pocos daños.

Pero Biden no descartó que en estas transferencias se envíen misiles de largo alcance, que Ucrania podría usar para bombardear la capital rusa, Moscú. Esto generó una enorme preocupación en el gobierno ruso, que ve como el conflicto que deberían haber ganado hace dos meses podría llegarles a la puerta de su casa.

Putin advirtió que si Ucrania recibe misiles de largo alcance, “entonces sacaremos las conclusiones apropiadas y utilizaremos nuestras armas (…) para atacar objetivos que no hemos atacado hasta el momento“, según extractos de una entrevista que difundirá el domingo el canal Rossiya-1.

La ministra adjunta de Defensa ucraniana, Ganna Malyar, pidió este domingo un mayor esfuerzo a los países occidentales en el envío de ayuda militar.

Nos hemos adentrado en una guerra de desgaste y necesitamos un apoyo constante. Occidente debe entender que su ayuda no puede ser puntual, sino constante hasta nuestra victoria“, dijo en declaraciones a la prensa local.

Seguir Leyendo

Tendencias