Conecte con nosotros

Europa del Este

Caos en Bulgaria: doce días de protestas mientras el Presidente y el Primer Ministro en guerra abierta

Se endurecen las protestas en Bulgaria en contra del gobierno de centro-derecha del Primer Ministro Borisov y el Fiscal General, en plena guerra abierta contra el Presidente, Rumen Radev, que responde a la oposición socialista.

Publicado

en

La situación política búlgara esta envuelta en un caos constante. Desde el 7 de julio el país vive una ola de protestas diarias sin fin, convocadas en oposición al gobierno de Boyko Borisov y del partido Ciudadanos por el Desarrollo Europeo de Bulgaria (GERB), de centro-derecha.

A su vez, en las protestas también se alzó un reclamo contra el Fiscal General de Bulgaria, a quien lo acusan de “servir a los intereses de la oligarquía y la mafia, y no a los del pueblo búlgaro“.

Las protestas se desencadenaron tras un video en vivo que transmitió por Facebook Hristo Ivanov, ex-ministro de Justicia (2014-2019), que se separó del GERB para unirse al partido “Si, Bulgaria!”. 

En el streaming en vivo, Ivanov planta una bandera de Bulgaria en una playa custodiada por agentes de seguridad que estaban intentando proteger la propiedad privada de Ahmed Dogan, quien es actualmente el presidente del partido Movimiento por los Derechos y Libertades (aliado del gobierno de Borisov), de corte liberal y representativo de los derechos de la minoría turca en Bulgaria. 

Aparte de la estrecha relación entre Dogan y Borisov, Dogan también es cercano al magnate de los medios, Delyan Peevski.

Ivanov asegura que Peevski está en el centro de un “complot” que se ha logrado apoderar del sistema legal y de los servicios de seguridad. Su intención al ir a plantar la bandera en la playa era exponer la forma en la que los “oligarcas” como Dogan o Peevski están por encima de la ley y la justicia.

El Primer Ministro Borisov.

Ad

Posteriormente, el presidente Rumen Radev afirmó públicamente que los agentes que “defendían” la propiedad privada de Dogan eran del Servicio de Seguridad Nacional (SSN), y pidió a los fiscales que inspeccionen las instalaciones costeras de Dogan y lo investiguen, ya que no cree que Dogan y Peevski tengan derecho a tener guardias brindados por el Estado.

En Bulgaria, el presidente y el primer ministro son elegidos en elecciones separadas, y en este caso, Radev pertenece a la oposición y desde su puesto de Jefe de Estado le viene haciendo la vida imposible a Borisov.

Tras las polémicas declaraciones, el Primer Ministro respondió que Peevski precisa guardias ya que fue objetivo de amenazas de asesinato y negó que los que custodiaban la playa de Dogan fueran agentes del servicio secreto.

La crisis política se desató cuando fiscales estatales allanaron la oficina del presidente Rumen Radev y arrestaron a dos ayudantes por “liberar secretos de Estado” y “tráfico de influencias”. Tras los sucesos, Radev se mostró preocupado por el país y ofreció su apoyo a las protestas con un fuerte mensaje “Depende de todos nosotros expulsar a la mafia de las autoridades ejecutivas”.

Bulgaria, desde entonces, es un foco de protestas de la oposición mientras el Presidente y el Primer Ministro están abiertamente en Gguerra política.

Este conflicto además se traduce a niveles internacionales; mientras Borisov es un aliado de Estados Unidos y Trump, el presidente Radev se codea con Rusia y Putin.

Sin embargo, en la tarde de este lunes la Embajada de Estados Unidos afirmó en un comunicado oficial que “el derecho de reunión pacífica es un valor democrático fundamental. Apoyamos al pueblo búlgaro mientras aboga pacíficamente por una mayor fe en su sistema democrático”, lo que algunos aseguran que es una soltada de mano al gobierno.

El Presidente Rumen Radev junto al mandatario ruso, Vladimir Putin.

Ad

Al mediodía del lunes 20 de julio, el jefe del Servicio de Seguridad Nacional renunció a pedido del presidente Radev debido a la controversia generada por la situación política, escalando el conflicto con Borisov.

Además, el principal partido opositor, el Partido Socialista de Bulgaria, presentó una moción para destituir al Primer Ministro Borisov a través de los mecanismos del Parlamento. 
Los procedimientos se cree que serán expeditivos y la votación podrá darse tan pronto como la próxima semana. De todos modos, se espera que la remoción de Borisov sea rechazada gracias al apoyo de paequeños partidos aliados nacionalistas, el partido de centro-derecha de Dogan y los partidos que representan a las minorías turcas.
Al finalizar la tarde del lunes, volvieron a las calles los protestantes contra el gobierno, ya por doceavo día consecutivo, esta vez como respuesta a las declaraciones del ministro de Finanzas, Vladislav Goranov, que afirmó que no piensa dimitir a pesar de las presiones de los manifestantes y de la oposición.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Serbia

Serbia: continúan aumentando las alertas de sus tropas en la frontera con Kosovo

Publicado

en

La tensión aumentó entre Kosovo y Serbia, que elevó el nivel de alerta de su ejército en la frontera, luego de acusar a su vecino de “provocaciones” por el reciente despliegue de sus fuerzas especiales cerca de dos pasos fronterizos.

Las fuerzas especiales de la policía kosovar (ROSU) se desplegaron el lunes cerca de dos puestos fronterizos en el norte de Kosovo, Jarinje y Brnjakun, una zona poblada principalmente por serbios que rechazan la autoridad del gobierno kosovar.

Este despliegue, que enfureció a los serbios, se produjo después de que el gobierno de Kosovo decidiera prohibir la entrada en su territorio de vehículos con matrículas serbias, una “medida de reciprocidad”, según Pristina. Desde entonces, cientos de serbios protestan contra la decisión y bloquean el tráfico con camiones en las carreteras que conducen a dos puestos fronterizos.

“Después de las provocaciones de las unidades de la ROSU (…) el presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, ha ordenado que se eleve la alerta de una parte de las unidades del ejército serbio y de la policía”, señala un comunicado del ministerio de Defensa serbio.

Tensión en Kosovo y amenaza de Serbia: advirtió que “reaccionará” si la  OTAN no lo hace antes - Centro de Informes

Aviones de combate serbios sobrevolaron de nuevo la zona fronteriza a últimas horas del domingo por la mañana, constató una corresponsal de la AFP en el lugar. Ya lo hicieron el sábado.

“Queremos que Pristina retire sus fuerzas y anule la decisión sobre las placas de matrículas. Nadie quiere un conflicto y espero que no lo haya”, aseguró a la AFP un manifestante de 45 años que se presentó como Ljubo y acampó en el puesto fronterizo de Jarinje.

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, pidió a Serbia y Kosovo allanar las tensiones “retirando inmediatamente las unidades especiales de la policía y desmantelando las barricadas de las carreteras”. “Cualquier nueva provocación o acción unilateral y no coordinada será inaceptable”, dijo en un comunicado.

Seguir Leyendo

Rusia

Putin vuelve a arrasar en las elecciones de Rusia pero preocupa el crecimiento del Partido Comunista

Publicado

en

En las elecciones legislativas de este fin de semana, el partido de Putin mantiene la mayoría absoluta, pero registra el peor resultado desde 2003 mientras el Partido Comunista se convierte en la principal oposición.

Luego de tres días de votación en una elección legislativa muy particular en Rusia, la primera después de la reforma constitucional que extenderá el mandato de Vladimir Putin hasta 2036, el partido oficialista Rusia Unida, ha revalidado su mayoría en la Duma (Parlamento) pero con una oposición que cada vez se le anima más al gobierno y gana más apoyos.

Esta vez, el histórico Partido Comunista Ruso, que fue relanzado después de la caída de la Unión Soviética y hace décadas que es una formación minoritaria en la Duma, alcanzó un preocupante 25%, el mejor resultado desde 1999.

La sorprendente suba de los comunistas se debe a un fuerte desgaste de la fuerza política del Kremlin luego del escándalo con Alexei Navalny, el principal opositor a Putin, quien fue envenenado y luego encarcelado por el gobierno. Navalny, desde la cárcel, convocó a todos sus seguidores a votar por el Partido Comunista, y eso hizo que el partido de extrema izquierda pasara de un 10% a un 25% entre las elecciones pasadas y estas.

Rusia Unida, el partido de Putin, obtuvo un 45% de los votos, el peor resultado en 20 años, y es la primera vez desde 2003 que saca menos del 50% de los votos. Esto demuestra una significativa pérdida de confianza del pueblo ruso en Putin, mientras que el mandatario también padece una pérdida de popularidad por la pandemia, como todos los oficialismos del mundo.

Los partidos de la que se conoce como “oposición sistémica”, partidos que no están dentro de Rusia Unida pero que en la Duma apoyan siempre a Putin, obtuvieron también importantes resultados. El tradicionalista conservador Partido Liberal Democrático (PLDR) obtuvo alrededor de 9%; los socialdemócratas de Rusia Justa 7% y el partido de centroderecha Gente Nueva 6%.

Junto a estos partidos, Putin gobierna hace décadas con mayoría constitucional (más de dos tercios del Parlamento) y nunca ha tenido problemas para pasar las leyes que quiera. De esta manera ha logrado mantener la estabilidad en un país tan complejo como Rusia, y ha logrado salir del sistema comunista medieval que imperaba en el país cuando asumió.

Putin modernizó la economía, bajó impuestos, volvió a insertar al país entre las potencias mundiales y logró aplacar el caos que reinaba el país en 1999 cuando llega al Kremlin. Rusia no tiene democracia con Putin pero tampoco nunca la tuvo en toda su historia, y ahora la amenaza de un Partido Comunista creciente, apoyado por la Unión Europea y China, trae una nueva preocupación a la hegemonía del máximo líder ruso.

Seguir Leyendo

Hungría

El Papa Francisco visitó a Hungría e instó al gobierno a abrir sus fronteras a la inmigración

Publicado

en

El Papa Francisco instó a Hungría el domingo a “extender sus brazos hacia todos”, en una crítica velada a las políticas anti-inmigrantes del primer ministro de derecha Viktor Orban.

El Papa Francisco, que a sus 84 años sigue haciendo giras al exterior, visitó Budapest la semana pasada, donde presidió una misa para una enorme multitud que, según los organizadores, llegó a las 100.000 personas. 

El Sumo Pontífice solo pasó siete horas en Budapest antes de trasladarse el domingo por la tarde a una gira de cuatro días por la vecina Eslovaquia, donde mantendrá un ritmo más lento, pero en ese corto tiempo explotó una bomba política contra el gobierno de derecha húngaro. 

Francisco se reunió a su llegada con el primer ministro conservador Viktor Orban, cuyas políticas de refugiados chocan con el continuo llamado del Papa a la acogida e integración de inmigrantes musulmanes que llegan todos los días de Medio Oriente y África. 

Durante su reunión privada, le dio a Francisco una copia de una carta del rey Bela IV de Hungría al papa Inocencio IV, según el jefe de prensa del primer ministro. La carta, enviada en el año 1243, informaba a Inocencio IV que Bela reforzaría las fortificaciones a lo largo del río Danubio en Hungría en preparación para una invasión mongola. Una clara alegoría a cómo en el pasado el Vaticano defendía el derecho de los europeos a impedir las inmigraciones masivas de Asia.

El Vaticano dijo que la reunión se llevó a cabo en una “atmósfera cordial” y duró más unos 40 minutos, tiempo en el que el Papa y Orbán estuvieron a solas hablando en inglés. “Entre los diversos temas discutidos estuvieron el papel de la iglesia en el país, el compromiso con la protección del medio ambiente, la protección y promoción de la familia”, dijo un comunicado del Vaticano.

Francisco en el papamóvil en Budapest.

Si bien la migración no estaba en la agenda establecida, Orban escribió en Facebook: “Le pedí al Papa Francisco que no dejara morir a la Hungría cristiana”. Orban ha descrito con frecuencia a su gobierno como un defensor de la civilización cristiana en Europa y un baluarte contra la migración de países de mayoría musulmana. 

Por el contrario, el Papa Francisco ha expresado su solidaridad con los migrantes y refugiados y ha criticado lo que llamó un “populismo cristiano” promovido por gobiernos como el de Hungría.

El choque estuvo en la misa, ya que al final de la ceremonia religiosa, el Papa Francisco instó a los húngaros a “abrir los brazos hacia todos”, en una clara referencia a su pedido de que los países europeos cristianos abran sus fronteras para aceptar a las olas migratorias que quieren entrar en Europa.

“El sentimiento religioso ha sido el alma de esta nación, tan apegada a sus raíces”, dijo. “Sin embargo, la cruz, plantada en la tierra, no solo nos invita a estar bien arraigados, también levanta y extiende sus brazos hacia todos”.

Orban tuvo un asiento de primera fila durante la misa junto a varios de sus funcionarios, y según fuentes locales esta frase estuvo dirigida directamente al mandatario.

Seguir Leyendo

Trending