Seguinos en redes

Bielorrusia

El dictador de Bielorrusia sorprendió proponiendo declarar una tregua en Ucrania

Publicado

en

Alexander Lukashenko pidió negociaciones “sin condiciones previas” entre los gobiernos de Moscú y Kiev. La declaración viene en medio de rumores que Rusia quiere instalar bombas nucleares en territorio bielorruso.

El presidente devenido en dictador Alexander Lukashenko, ha propuesto este viernes declarar un alto el fuego en Ucrania y empezar las rondas de negociaciones para ponerle fin a la guerra. Una verdadera sorpresa especialmente debido a que muchos manifestantes han sido arrestados en Bielorrusia pedir por un alto el fuego.

“Tenemos que parar ahora, antes de que empiece la escalada. Me arriesgo a sugerir el cese de las hostilidades (…) para declarar una tregua“, dijo Lukashenko, en el poder en Bielorrusia desde 1994, en un discurso público a la nación. “Todas las cuestiones territoriales, de reconstrucción, de seguridad y otras deben y pueden resolverse en la mesa de negociaciones, sin condiciones previas“, añadió.

Como resultado de los esfuerzos de Estados Unidos y de sus satélites, se ha desencadenado una guerra total” en Ucrania, lo que supone que “una tercera guerra mundial con incendios nucleares acecha en el horizonte“, dijo en un discurso anual a la nación.

Todos ustedes entienden y saben que solo hay una solución: ¡negociaciones! Negociaciones sin condiciones previas“, insistió. “Trataré de correr el riesgo de ofrecer una tregua en Ucrania, pero sin la posibilidad de reagrupar y de mover equipamiento“, señaló en un mensaje ante el Parlamento de Bielorrusia.

También indicó que una contraofensiva ucraniana “es lo peor que puede suceder ahora mismo”. Así, remarcó que una acciones de contraofensiva “harían imposible iniciar negociación de paz en las condiciones actuales, un proceso que debe ser puesto en marcha lo antes posible”.

Reunión entre el presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, y el líder ruso, Vladimir Putin

No obstante, aclaró que en Ucrania las partes “ya han comenzado a negociar” de forma extraoficial, según informaciones recogidas por la agencia de noticias BelTA. “La gente no quiere luchar“, dijo, antes de criticar la postura del presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, como “ridícula”.

Destacó, además, queel Ejército ruso está operando ahora a su máxima capacidad“. “Tenemos que detener esto ahora, antes de que vuelva a producirse un recrudecimiento de las hostilidades“.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, comentó que Rusia podría estudiar la semana que viene la tregua propuesta por el mandatario bielorruso. Además, aseguró que la propuesta de paz china no estaba en pausa, aunque algunas disposiciones del plan todavía están poco implementadas “debido a la imposibilidad de la parte ucraniana de desobedecer a sus comandantes”.

Además, ha acusado a las autoridades polacas de “redoblar” las capacidades de sus Fuerzas Armadas y preparar un ataque contra Bielorrusia. “Se están preparando para invadir nuestro territorio y destruir el país“, puntualizó antes de señalar que el Ejército polaco recibirá pronto 366 tanques Abrams y otro tipo de armamento y vehículos pesados.

La semana pasada, Vladimir Putin anunció que Rusia desplegará armas nucleares tácticas en Bielorrusia, lo cual remarca la tendencia que cada vez más armamento ruso está estacionado en territorio bielorruso.

Dmitry Peskox, portavoz del Kremlin

El mandatario ruso descartó que la decisión viole los acuerdos de no proliferación nuclear y comparó la medida con la instalación de armas nucleares estadounidenses en Europa. Además, indicó que fue el líder bielorruso el que planteó durante mucho tiempo la cuestión de acoger armas nucleares tácticas en su territorio.

Por ello, Lukashenko ha defendido que “la vuelta a las armas nucleares no se trata de intimidación o chantaje, sino de una oportunidad de garantizar la seguridad del Estado bielorruso y su población”.

Asimismo, ha puntualizado que el estallido de una tercera guerra mundial nuclear “se acerca cada vez más y solo puede evitarse mediante negociaciones”. “Hay que negociar sin precondiciones”, manifestó.

Bielorrusia

Nobel de Paz 2022: Lo ganó un activista bielorruso anti-Putin pero Ucrania criticó al Comité por no dárselo a Zelénski

Publicado

en

El Comité decidió darle el premio a un activista de Bielorrusia, a una organización de derechos humanos de Rusia y a una fundación investigadora de Ucrania, pero al funcionario Mikailo Podoliak no le gustó.

El activista de derechos humanos bielorruso encarcelado Ales Bialiatski, es el principal galardonado del premio Nobel de la Paz 2022, junto con dos organizaciones de derechos humanos: la rusa Мемориал (Memorial) y la ucraniana Tsentr Hromadyansʹkykh Svobod (Centro por las Libertades Civiles).

Según el comité noruego que entrega los premios, el Nobel de este año tiene como objetivo honrar a los campeones de la “coexistencia pacífica” durante el período más tumultuoso en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Los galardonados con el premio de la paz representan a la sociedad civil en sus países de origen”, dijo Berit Reiss-Andersen, la presidente del comité del Nobel. “Durante muchos años han promovido el derecho a criticar el poder y proteger los derechos fundamentales de los ciudadanos”.

Bialiatski, el líder del grupo de derechos humanos bielorruso Viasna, fue detenido en julio pasado como parte de una represión generalizada a la oposición por parte del dictador comunista Alexander Lukashenko, títere de Vladimir Putin en el país satélite.

Por su parte, la organización Memorial fue creada en Rusia tras la caída de la Unión Soviética para documentar las represiones políticas de la dictadura comunista, construyendo una base de datos de víctimas del Gran Terror y campos de gulag.

Esta organización fue clausurada por el Kremlin el año pasado, cuando empezó a girar sus tareas de documentación a la represión actual del gobierno de Putin. En el momento del cierre, Memorial era el grupo de derechos humanos más antiguo del país y uno de los más antiguos del mundo. Por el momento, sigue operando desde su sede en Alemania, abierta luego de la caída del Muro de Berlín.

Por último, la organización Centro por las Libertades Civiles de Ucrania es tal vez la más enfocada en el actual conflicto ruso-ucraniano. Fundada en 2007, ha realizado un extenso trabajo documentando el accionar de las fuerzas rusas en territorio ucraniano, y desde el comienzo de la guerra, se ha dedicado a documentar los crímenes de guerra del Ejército ruso.

A quien no le gustó el resultado de la elección fue al gobierno de Ucrania. El más importante asesor del presidente ucraniano, el dirigente Mikailo Podoliak, cuestionó al Comité Noruego por la elección de los ganadores del Premio Nobel de la Paz, y dijo que lo debería haber ganado alguien de su gobierno.

“El Comité Nobel tiene una comprensión interesante de la palabra ‘paz’ si representantes de dos países que atacaron a un tercero reciben el Premio Nobel juntos. Ni las organizaciones rusas ni las bielorrusas pudieron organizar la resistencia a la guerra”, tuiteó esta mañana Podoliak, el principal vocero del gobierno de Zelensky. “El Nobel de este año es ‘impresionante’”, completó con ironía.

Cabe recordar que el propio Volodimir Zelénski estaba nominado al Nobel de la Paz, una nominación polémica ya que, si bien está peleando por la defensa de su país, es un presidente en guerra, y va en contra de la resistencia no-violenta que históricamente intenta promover el Comité Noruego.

Además, hace pocos días Zelénski pidió a la OTAN que lance “ataques preventivos” contra Rusia en su territorio para “evitar un ataque nuclear” de Putin, una expresión bélica completamente incompatible con cualquier intento de conseguir la paz.

Seguir Leyendo

Bielorrusia

El dictador Lukashenko prohíbe por decreto la suba de precios, en un intento desquiciado por contener la inflación

Publicado

en

El régimen anunció la prohibición total para la suba de los precios minoristas y mayoristas a partir del día de la fecha, y amenaza con perseguir y arrestar a cualquier persona que incumpla la ordenanza. 

La dictadura de Aleksandr Lukashenko anunció nuevas medidas extremistas para tratar de contener la disparada de precios en Bielorrusia. A partir del 6 de septiembre, la dictadura dispuso la prohibición absoluta de cualquier aumento de precios en todo el país

La insólita regulación afectará tanto a precios mayoristas como minoristas, y solamente se contemplarán excepciones puntuales aprobadas previamente por el régimen según se crea conveniente. 

Cualquier persona o comercio que incumpla con las normativas será brutalmente perseguido y arrestado por la dictadura, y el propio Lukashenko amenazó públicamente a cualquiera que pretenda violar las medidas adoptadas. 

A partir de hoy, cualquier aumento de precios está prohibido. ¡Prohibido! Comienzan hoy, no a partir de mañana, sino a partir de hoy, por lo que los precios no pueden inflarse durante el transcurso de hoy”, anunció Lukashenko. 

Las disposiciones serán monitoreadas y fiscalizadas por el Comité de Control, el organismo encargado de hacer cumplir las resoluciones presidenciales del régimen. Los comercios serán amenazados por el ojo vigilante de esta entidad gubernamental a partir del día de la fecha. 

La inflación de Bielorrusia había alcanzado el 17,9% interanual al término del mes de agosto, luego de un brusco salto de precios a partir de marzo. Se trata del nivel de inflación más elevado registrado desde el segundo trimestre de 2015 para el país. 

Los precios mayoristas acumularon un aumento interanual del 15,6% en agosto, y la inflación en alimentos alcanzó el 18,9% en el mismo período, ligeramente por debajo del máximo alcanzado en 2014 según la serie de estadísticas históricas. 

El estricto control de precios no promete generar ningún tipo de efecto positivo, y propicia la proliferación de mercados informales sobre los cuales se operan precios libres, del mismo modo en que ocurría en la extinta Unión Soviética. 

Las medidas de Lukashenko amenazan con generalizar el desabastecimiento de productos en las góndolas regidas por precios oficiales, un fenómeno que ocurre cada vez que se aplican medidas de esta naturaleza. 

A pesar de la represión financiera, la mayoría de los analistas de mercado esperan que la inflación del país se consolide en el 19% interanual para diciembre, ante la falta de una respuesta clara por parte de la autoridad monetaria. 

Seguir Leyendo

Bielorrusia

El dictador de Bielorrusia Lukashenko parece revelar que Rusia atacará a Moldavia

Publicado

en

Alexander Lukashenko le indicó a su consejo de seguridad que las fuerzas de Vladimir Putin tienen planes para invadir Moldavia mientras se paraba frente a un mapa de guerra en televisión.

El dictador Alexander Lukashenko mostró el mapa de la guerra en Ucrania mientras se dirigía a su consejo de seguridad luego de dar la orden de que las tropas bielorrusas ingresen al país junto con los rusos. Pero en las imagenes que se publicaron se ve al mandatario parado frente a un mapa que parece mostrar una invasión planificada de Moldavia

El mapa detalla las líneas de ataque rusas que se dirigían a Ucrania, algunas de las cuales se materializaron en los primeros días de la invasión, como las fuerzas que asaltaron hacia Kiev desde el norte y hacia Kherson desde Crimea.

Pero también mostraron varios ataques que aún no se han producido, como a la ciudad de Dnipro, que aún no se ha llevado a cabo, posiblemente porque las fuerzas asignadas para atacarla han sido retenidas por una feroz resistencia en Járkov. Otro ataque parece dirigirse a la ciudad de Cherkasy a través de la ciudad de Sumy, donde también se han detenido las fuerzas rusas, mientras que un tercero parece separarse del asalto de Kiev hacia Zhytómyr.

En la imagen se ven ataques que todavía no ocurrieron, y se presume que son tácticas propuestas que Putin le envió a Lukashenko. El mapa está dividido en cuatro secciones que se alinean con los distritos de mando del Ejército de Ucrania, mostrando los ataques rusos desde Bielorrusia, a lo largo de la frontera oriental de Ucrania y desde la Crimea ocupada.

Pero lo más llamativo es un ataque que parece apuntar desde la ciudad portuaria de Odesa a Moldavia, lo que sugiere que Rusia también planea enviar allí a sus tropas, una vez que tome control de Odesa.

Cuando los medios locales publicaron la noticia, Nicu Popescu, viceprimer ministro de Moldavia, admitió en una entrevista que su país se encuentra en una “zona de mucho riesgo” y que la población de Moldavia siente “ansiedad y miedo”, pero agregó que por el momento no esperan ser invadidos y que, en cambio, ve que el mayor desafío es manejar la afluencia de refugiados ucranianos que están entrando al pequeño país.

Mientras tanto, el Ejército de Putin se ha encontrado con una feroz resistencia al intentar llevar a cabo ataques de precisión sobre objetivos clave en un aparente esfuerzo por ganar la guerra de forma rápida.

En las últimas horas han surgido rumores de que Putin está a punto de desplegar artillería y armamento pesado en un intento de abrirse camino por la fuerza bruta, una estrategia que podría causar grandes bajas civiles.

Desde hace unos días existen imágenes de un convoy de varios kilómetros de largo compuesto por tanques y artillería rua que está en camino hacia la capital Kiev, aparentemente con el objetivo de rodear y tomar la capital.

Se estima que 36.400 refugiados ya han huido a Moldavia y se esperan más a medida que avanza el conflicto, especialmente mientras avanzan las tropas rusas y bielorrusas.

En estos días, Bielorrusia se está preparando para enviar tropas a Ucrania en apoyo de la invasión rusa. Hasta el momento le había cedido sus tierras a Rusia para que lancen una parte de la invasión desde su territorio, pero ahora pasará a ser parte de la fuerza militar que ingresa al país con sede en Kiev. Esta decisión le ha valido que la Unión Europea le imparta sanciones incluyendo medidas contra las exportaciones, los oligarcas y los bancos en el país.

Seguir Leyendo

Tendencias