Seguinos en redes

Georgia

Grupos nacionalistas descuelgan banderas LGBT en Georgia

Publicado

en

El país caucásico debió cancelar la Marcha del Orgullo Gay de este fin de semana luego de que grupos nacionalistas irrumpieran en las oficinas de los organizadores en Tbilsi para descolgar las banderas LGBT y amenazarlos para que frenen solo cuelguen la bandera nacional.

Georgia

Tras el pedido de “ingreso urgente” a la Unión Europea de Ucrania, Georgia y Moldavia también solicitan ingresar

Publicado

en

La decisión de Ucrania de pedir el ingreso a la Unión Europea generó una reacción en cadena de los países que históricamente han estado bajo la amenaza de Moscú.

El líder del partido gobernante Sueño Georgiano, Irakli Kobakhidze, anunció la decisión del Gobierno de “solicitar inmediatamente la membresía en la Unión Europe”, que fue presentada efectivamente este jueves 3 de marzo, luego de la decisión de Ucrania de presionar para “ingresar de urgencia” a la Unión frente a la invasión de Rusia.

Georgia había planeado presentar la solicitud en 2024, pero el partido decidió acelerar el proceso debido al cambio de situación en el mundo. Tras la invasión rusa de Ucrania, Kobakhidze dijo que el gobierno de Kiev contaría con el apoyo de Georgia, pero se negó a unirse a los países de la Unión Europea que le impusieron sanciones económicas a Rusia.

Tanto Georgia como Ucrania han firmado Acuerdos de Asociación con la Unión Europea en estos últimos años sobre integración económica y aproximación política y libre comercio, pero no son garantías para una eventual adhesión. Para esto, los 27 estados miembro actuales deben votar por unanimidad el ingreso en una sesión especial del Consejo Europeo.

Los esfuerzos de las dos ex repúblicas soviéticas para forjar lazos más estrechos con Occidente han enfurecido a Rusia durante mucho tiempo. Las tensiones por los esfuerzos de Georgia culminaron con una invasión rusa en 2008 y el acercamiento de Ucrania en una invasión en este 2022.

Georgia ha implementado muchas reformas que han acercado al país a los estándares de la Unión Europea. “Una continuación lógica de este esfuerzo es nuestra decisión hoy de presentar una solicitud de inmediato y obtener el estatus de candidato”, dijo Kobakhidze a los periodistas.

Recordemos que Rusia, al igual que en Ucrania, respalda a dos autoproclamadas repúblicas separatistas en Georgia, Osetia del Sur y Abjasia. Las tensiones sobre las dos regiones dieron como resultado una breve invasión rusa de Georgia en agosto de 2008, que terminó con ambos territorios quedando bajo el control de Moscú con gobiernos títeres.

Georgia, temiendo una repetición de lo que le sucedió en 2008 con una Rusia envalentonada, ahora pide la adhesión junto con Ucrania para cercar a Putin. Sin embargo, en los últimos años, Georgia se ha visto sumida en una crisis política interna profunda y de larga duración, que ha paralizado en gran medida a su gobierno y ha generado fuertes críticas de que el país está retrocediendo con respecto a los avances democráticos anteriores.

Los esfuerzos para mediar en la crisis, incluso por parte del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, han resultado en gran medida inútiles, y su adhesión hace años que no pasaba de la categoría “en consideración”.

Mientras tanto, Turquía recuerda a la Unión Europea que ellos están primeros en la lista de espera, si bien apoyan que Ucrania ingrese por los conflictos que está sufriendo.

Pero Georgia y Ucrania no son los únicos países amenazados por Rusia que desean entrar en la Unión Europea. La presidente de Moldavia Maia Sandu, presentó este jueves su firma para ingresar al bloque político-comercial.

Hace varios años que Rusia tiene tropas estacionadas en la región disidente de Transnistria, pero según reveló el dictador bielorruso, Alexander Lukashenko este martes, las Fuerzas Armadas rusas planean una invasión a gran escala de Moldavia.

Cabe aclarar que la Unión Europea tiene normas estrictas para la admisión. Al miembro más reciente del bloque, Croacia, le tomó 10 años pasar de la solicitud a la membresía. Y en Moldavia, el entusiasmo inicial y las grandes esperanzas de un nuevo gobierno pro-UE se han visto empañados en las últimas semanas por el manejo desigual de una disputa con Rusia sobre los contratos de gas natural.

Aunque Chisináu llegó a un acuerdo con Gazprom, el gigante energético controlado por el Kremlin, para asegurar un suministro suficiente para este invierno, los críticos en Bruselas dicen que el acuerdo incluía concesiones que le darán a Moscú demasiada influencia sobre el futuro político de Moldavia.

Seguir Leyendo

Tendencias