Conecte con nosotros

Polonia

El gobierno conservador polaco anuncia que enviará una ley para prohibir la adopción homoparental

Este jueves el Canciller y el Ministro de Justicia anunciaron una reforma al Código de Procedimientos Civiles para que solo las parejas casadas puedan adoptar niños. Como el matrimonio gay es ilegal en Polonia, esto prohibirá de facto la adopción homoparental.

Publicado

en

El pasado jueves 11 de marzo, en una conferencia conjunta, Michał Wójcik, titular de la Cancillería, y Zbigniew Ziobro, Ministro de Justicia, presentaron un proyecto de modificación legal para que solamente las parejas casadas puedan adoptar niños, una ley que según ellos intenta buscar la protección completa de la niñez y el normal desarrollo de los niños.

La reforma introducirá en el Código de Procedimientos Civiles la obligatoriedad de que los adoptantes estén casados, se creará una serie de parámetros para que las entrevistas de adopción sean más exhaustivas y se reforzarán los controles a los centros de adopción.

La ley también tendrá un efecto secundario que fue diseñado a propósito por el gobierno polaco, y es que las parejas homosexuales no podrán adoptar niños, ya que el matrimonio igualitario no está permitido en Polonia.

Sobre esto, el ministro Ziobro declaró orgulloso: “El Ministerio de Justicia ha elaborado un proyecto de ley según el cual las parejas homosexuales no pueden adoptar niños“. Los artículos de la ley serán enviados al Parlamento esta semana.

En Polonia existe un vacío legal por el cual las parejas homosexuales pueden adoptar. Los “gaymonios” fingen no estar en pareja en las entrevistas de adopción, y uno de ellos hace los trámites individuales para adoptar un niño, como si lo fuera a criar en solitario, y luego es llevado a convivir con su pareja.

Según el gobierno, esto ha generado una “industria de la adopción gay“, en especial en Varsovia, donde hay agencias de adopción privadas que se encargan de asesorar a las parejas homosexuales para que adopten con este método.

El canciller Wójcik, en una entrevista radial, aseguró: “Debemos luchar absolutamente para proteger los valores. No se trata de faltarle el respeto a personas de diferente orientación sexual. Debemos respetar a todos por igual, independientemente de sus puntos de vista y orientación sexual. Todas las personas son iguales”. 

Sin embargo, aclaró que “debemos defendernos de la locura que nos propone la Unión Europea. Basta ya de esta flexión del cuello“.

Ziobro y Wójcik durante el anuncio de la reforma civil.

Ad

Esta ley va acorde a la agenda de gobierno del oficialista Ley y Justicia (PiS), que tiene una fuerte impronta católica y cuenta con un amplio apoyo de la ciudadanía.

Según encuestas de opinión realizadas previo al anuncio, esta medida tiene la aprobación de más del 80% de los polacos, y porcentajes similares de polacos están en contra de la adopción homoparental.

Cabe recordar que Polonia hace 50 años viene experimentando una inclinada caída de la tasa de natalidad, algo muy común en la Europa moderna. Sin embargo, el actual gobierno se ha comprometido a revertir esta tendencia en la próxima década.

Con programas de subsidios a los nacimientos y leyes de protección a la niñez, Polonia ha podido frenar la caída estrepitosa de la fertilidad, aunque todavía tiene un arduo trabajo por delante.

Otros países europeos, en cambio, han decidido solucionar este problema importando refugiados africanos y árabes, quienes son más jóvenes, culturalmente tienen más hijos y en su juventud trabajan en vez de estudiar, por lo que entran directamente en la matriz impositiva.

La tasa de natalidad de Polonia ha caído significativamente entre 1950 y 2020, aunque desde el 2003 se ha estabilizado en torno al 9 por mil, gracias a las medidas del gobierno conservador.

Ad

El Parlamento europeo, en represalia por las medidas pro-familia de Polonia, el mismo día del anuncio declaró a Europa como “zona de libertad para los LGTBIQ+“, tratando de imponer una legislación sobre los polacos que ellos mismos no han votado.

Esta medida, que se aprobó con 492 votos a favor, 46 abstenciones y 141 votos en contra, fue vendida como un gran triunfo para “la igualdad sexual”, pero es solamente un gesto simbólico, ya que no es vinculante a los gobiernos de los países asociados a la Unión.

Polonia, en 2019, se había declarado como un “país libre de ideología LGTB“, frase que fue repetida hasta el cansancio por el presidente Andrzej Duda en las elecciones de 2020, donde se impuso en ballotage al progresista Rafał Trzaskowski.

Recientemente, aprovechándose de la crisis sanitaria, la Unión Europea buscó presionar económicamente a los países que se oponen a la agenda progresista, como Polonia o Hungría, para que acepten políticas como el aborto, el cuidado medioambiental y cursos de género a cambio de las ayudas económicas por la pandemia

Cabe aclarar que estas ayudas no son un regalo de la Unión, si no que el dinero que reciben proviene de un fondo común al cual Polonia viene aportando hace varias décadas para poder utilizar exactamente en momentos de crisis como este. Los globalistas quisieron extorsionar a países libres para darles los fondos de recuperación que les correspondían.

Andrzej Duda, presidente polaco, en las celebraciones por la victoria electoral del 12 de julio de 2020.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Polonia

Polonia pasa una ley para evitar la intervención extranjera en los medios de comunicación

Publicado

en

En una votación muy complicada, el gobierno de derecha polaco logró aprobar una ley que busca mayor transparencia en la financiación de los medios de comunicación.

El Parlamento polaco aprobó este miércoles una importante ley para evitar las campañas de desinformación financiadas por empresas extranjeras en el país. El proyecto fue adoptado en una reñida votación por 228 votos a favor y 216 en contra, además de 10 abstenciones, luego de que el gobierno de derecha del partido Ley y Justicia (PiS) hiciera valer su mayoría en el Poder Legislativo.

Esta ley fue apodada como “Ley anti-TVN“, ya que fue impulsada con foco en el caso de la red de televisión privada TVN, actualmente financiada por el grupo estadounidense Discovery, responsable de múltiples campañas de desinformación contra el gobierno polaco, especialmente durante las elecciones del 2020.

En síntesis, la ley no permitirá operar en Polonia a los medios de comunicación cuyo propietario no resida en un país del espacio europeo, y promoverá mayor transparencia en la financiación que reciben los diarios en el país, especialmente los que reciben dinero del extranjero.

El primer ministro Mateusz Morawiecki viene denunciando hace años a TVN como una herramienta de propaganda del gobierno de Estados Unidos y China en suelo polaco, especialmente durante los gobiernos de Barack Obama y ahora de Joe Biden.

Mateusz Morawiecki

El Secretario de Estado de Biden, Antony Blinken, dijo hoy que Estados Unidos estaba “profundamente preocupado” por el proyecto de ley y dijo que debilitaría significativamente el entorno mediático de Polonia y podría socavar el clima de inversión del país. “Las grandes inversiones comerciales de Estados Unidos en Polonia unen nuestra prosperidad y mejoran nuestra seguridad colectiva“, dijo en un comunicado amenazando con cortar el comercio entre los países si la ley es firmada por el gobierno polaco.

El directorio de TVN, que ahora perderá el apoyo financiero del grupo Discovery, lanzó un comunicado ayer por la noche diciendo que la decisión del Parlamento constituye “un ataque sin precedentes contra la libertad de expresión y la independencia de los medios“.

El oficialismo perdió cuatro votaciones durante el debate, algo sin precedentes desde su llegada al poder en 2015, pero pudieron salvar la ley de medios hacia el final de la sesión consolidando el apoyo de otros partidos de derecha.

Grupos de izquierda salieron a las calles a defender la financiación extranjera de TVN.

Seguir Leyendo

Polonia

El Tribunal Constitucional de Polonia dice que la ley nacional tiene primacía sobre las leyes europeas

Publicado

en

En una guerra legal entre Polonia y la Unión Europea, el Trybunał Konstytucyjny le dio un importante triunfo al gobierno polaco, reconociendo que las leyes del país no pueden ser tumbadas por orden del Consejo Judicial europeo.

El Tribunal Constitucional de Polonia ha determinado en un histórico fallo que la legislación polaca tiene primacía sobre las leyes de la Unión Europea en caso de que haya conflicto entre ambas. Esto implica un rotundo cambio a la situación que rige en otros países del bloque político-económico.

La resolución fue en respuesta a una iniciativa planteada por el primer ministro polaco, el derechista Mateusz Morawiecki, que reclamaba una opinión del alto tribunal para resolver una serie de leyes que aprobó recientemente el Parlamento de Polonia que podrían entrar en conflicto con leyes europeas.

La Constitución es, en virtud de su poder especial, la ley suprema de la República de Polonia, y está por encima de los acuerdos internacionales vinculantes para la República de Polonia“, explicaron los jueces supremos.

Con este fallo, el gobierno polaco puede desestimar un pedido del comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, quien le exigió a Varsovia que retirara algunas de las leyes aprobadas en los últimos años por generar conflictos con leyes del Parlamento europeo.

Mateusz Morawiecki

En particular, la Unión Europea quería suspender la actividad de la Sala Disciplinaria Judicial polaca, un organismo creado en 2017 cuyo objetivo es sancionar y en algunos casos suspender a cualquier juez del país según una lista de criterios establecidos por el Parlamento polaco.

En abril de 2020, el Consejo Judicial de la Unión Europea ordenó suspender provisionalmente la actividad de ese organismo porque el criterio empleado “difiere considerablmente del criterio de las leyes europeas“.

Varsovia hizo caso omiso de aquel requerimiento y elevó la causa a su propio Tribunal Constitucional, que falló, como era de esperarse, a favor del gobierno polaco.

El establecimiento de una Sala Disciplinaria forma parte de una amplia reforma del ordenamiento judicial polaco, una serie de medidas impulsadas por el partido mayoritario de la coalición gobernante, el derechista Ley y Justicia (PiS), que está buscando limpiar el Poder Judicial de magistrados progresistas y corruptos.

Seguir Leyendo

Polonia

Elecciones en Polonia: el presidente de derecha Andrzej Duda va por la reelección

En unas elecciones clave, la derecha polaca busca la reelección de la mano de Andrzej Duda, contra el eurocentrista Rafal Trzaskowski. A pesar de obtener más del 40% de los votos en la boca de urna, todo indica que habrá un apretado ballotage.

Publicado

en

Por

Este domingo 28 de junio se celebraron las elecciones en Polonia, donde el presidente Andrzej Duda busca ser reelegido como un candidato aliado al partido de derecha Ley & Justicia (PiS) contra el actual alcalde de Varsovia, Rafal Trzaskowski.


Duda, un gran opositor del progresismo de la Unión Europea, ha impulsado reformas económicas y judiciales muy criticadas por el establishment pero que le han servido al país para alejar a Polonia de los problemas estructurales de los demás países, principalmente culturales, sociales y migratorios. Además, Duda ha acercado a su país a la esfera de Estados Unidos, alejándola tanto de Rusia como de la Unión Europea, manteniendo una gran amistad con el presidente Donald Trump.
Por el otro lado, su principal oponente es Rafal Trzaskowski, del partido Plataforma Civil (PO), representa a la centro-izquierda; a pesar de favorecer una economía de mercado, aboga por un fuerte acercamiento a la estructura de la Unión Europea, y defiende poner al país bajo la esfera de Merkel y Macron. Trzaskowski prometió impulsar el matrimonio entre parejas del mismo sexo y relajar las estrictas leyes anti-aborto de Polonia, aunque sin apoyar la legalización completa. 

El PO gobernó al país entre 2007 y 2015, pero las sucesivas victorias de Ley & Justicia (PiS) en las elecciones legislativas terminaron generando un fuerte choque entre el primer ministro y la presidencia, que culminó en la contundente victoria de Duda en las últimas elecciones. Ahora, la derecha polaca busca mantener el poder y las populares reformas del oficialismo.

Principales candidatos presidenciales. Izq: Andrzej Duda, Der: Rafal Trzaskowski.

Ad

Los boca de urna le otorgan a Duda un contundente 42%, Trzaskowski segundo con el 30% y demás partidos chicos completando el 28% restante. El problema radica en que si Duda no llega al 50%, deberá ir a un ballotage contra Trzaskowski, donde las encuestas dan una victoria del presidente por un ínfimo margen de 51% contra 49%.

Habrá resultados definitivos recién el 1ro de julio, según anunció el Tribunal Electoral.


De llegar a ballotage, Duda enfrenta un serio riesgo de derrota con el europeísta Trzaskowski y el futuro de Polonia podría cambiar radicalmente.

Duda sería apoyado por el electorado de Bosak y de Kamysz, pero Trzaskowski tendría los votos de Holownia y de Biedron. Sin embargo, el ballotage terminaría siendo un enfrentamiento directo entre los grupos pro Unión Europea y los grupos euroscépticos, por lo que el resultado final es impredecible.

El hipotético ballotage sería en 2 semanas, el 12 de julio. 

ACTUALIZACIÓN (30 DE JUNIO): 

Seguir Leyendo

Trending