Conecte con nosotros

Polonia

Polonia celebra su independencia en pleno conflicto migratorio con Bielorrusia: “Los comunistas son capaces de todo”

Publicado

en

Un 11 de noviembre de 1918 Polonia volvía a ser un país después de 123 años bajo ocupación extranjera. En 2021, la celebración por su independencia los agarra en plena crisis de soberanía.

Cientos de miles de polacos participaron este jueves en marchas con motivo del Día de la Independencia en Polonia, lideradas por grupos de derecha afines al gobierno que exigen ponerle fin a la crisis migratoria con Bielorrusia.

En una marcha que suele poner énfasis en el rechazo total tanto al nazismo como al comunismo, esta vez el principal tópico de la marcha fue el conflicto con el vecino Bielorrusia, la última dictadura de Europa.

El país gobernado con puño de hierro y con una economía comunista por Alexander Lukashenko, busca enfrentarse a la Unión Europea luego de que este bloque supranacional le pusiera sanciones por perseguir políticamente a sus opositores.

Como respuesta, Lukashenko abrió sus fronteras y canalizó a decenas de miles de refugiados árabes y africanos de religión musulmana al resto de Europa. Sin embargo, el primer paso era pasar por Polonia, algo que el gobierno del derechista Mateusz Morawiecki no permitió.

Hace ya dos semanas que las fuerzas fronterizas polacas están resistiendo lo que solo puede ser calificado como una invasión extranjera. Campamentos improvisados han brotado en los bosques del lado bielorruso cerca de un cruce fronterizo en el poblado polaco de Kuznica y, ante el descenso de la temperatura y el acceso a la frontera restringido, existe el temor de que se desate una crisis humanitaria en la región.

Agradecemos a los defensores de la frontera polaca”, se leía en muchas pancartas en la marcha principal celebrada en Varsovia, que se encuentra a 250 kilómetros al oeste de Kuznica. Se escucharon también piezas de música patriótica tradicional, algunas de las cuales estaban prohibidas cuando Polonia fue parte del bloque soviético.

El alcalde izquierdista de Varsovia había prohibido la marcha este año, pero las autoridades de derecha del gobierno nacional invalidaron la orden y otorgaron a la reunión el estatus de una ceremonia oficial para que pueda hacerse.

Al borde de la guerra: Polonia no arriesga su soberanía

Aproximadamente 15.000 soldados polacos se han trasladado a la frontera para ayudar a los agentes fronterizos, y el gobierno nacional ya ordenó poner a todo el Ejército polaco en “máxima alerta”, el nivel de preparamiento de una guerra convencional.

El régimen bielorruso acusó a Polonia de un reforzamiento militar “sin precedentes” en la frontera, señalando que el control migratorio no requiere tal fuerza.

Sin embargo, desde inicios del año han habido cerca de 33.000 intentos de cruzar la frontera sin autorización legal, de los cuales 17.000 ocurrieron sólo en octubre, de acuerdo con el servicio de protección fronteriza polaca.

El vocero del Ministerio de Defensa de Polonia dijo esta tarde que si bien no esperan escalar la situación, “los comunistas son capaces de todo” y aseguró que los polacos siempre están preparados para “lo peor“.

La crisis en la frontera se ha estado gestando desde mediados de año, con migrantes que tratan cruzar de Bielorrusia a Polonia, Lituania y Letonia. Muchos desean dirigirse a Alemania, que increíblemente ha abierto un nuevo cupo de refugiados para aceptar de esta ola migratoria.

La Unión Europea estudia actualmente el papel que han jugado algunas aerolíneas rusas en el transporte de los migrantes y refugiados hasta su frontera, y existen reportes que señalan que se está evaluando imponerles sanciones.

La aerolínea Aeroflot es acusada por Polonia de estar haciendo vuelos comerciales a Irak, Siria y Afganistán, donde en vez de agarrar pasajeros, levantan personas que pidieron asilo en Europa y los llevan a la frontera de Bielorrusia con Polonia o a la de Turquía con Grecia.

Día de la Independencia

Un 11 de noviembre de 1918, el Estado de Polonia volvía a existir después de 123 años bajo control alemán, austro-húngaro y ruso.

Esta “Segunda República” fue uno de los periodos más exitosos de la historia de la nación polaca, con el establecimiento de un éxitoso plan monetario que controló la hiperinflación en tiempo récord, además de lograr un crecimiento sostenido por dos décadas a una tasa del 5% sin tomar deuda (el único país de Europa que no tomó deuda luego de la Primera Guerra Mundial).

En lo cultural, se logró recomponer el Estado polaco, uniendo diferentes culturas que por más de un siglo habían permanecido separadas, hablando distintos idiomas, respondiendo a distintos gobiernos y peleando para bandos opuestos en la guerra.

Se implementó un masivo plan de educación que bajó los grados de analfabetismo del 35% menos del 10%. Se crearon múltiples universidades que llevaron a descubrimientos matemáticos que pusieron a Polonia en el centro de la escena científica mundial.

En este periodo, Polonia pasó legislación para integrar a la comunidad judía a la nación polaca, y en este periodo hubo un renacer de la religión judía en el país. Demográficamente, pasaron de ser menos del 4% de la población a más del 10% en la primer década. En este periodo nación Simón Peres, uno de los fundadores del Estado de Israel, en Polonia.

La “Segunda República” terminaría con la invasión de la Alemania Nazi en 1939, finalizando este periodo de apogeo polaco. Por 6 largos años, el país sería sometido a las peores atrocidades jamás vistas en la tierra por el régimen nazi, y luego de la Guerra, Polonia sería subyugada por el comunismo por 44 años, hasta que en 1989 el partido Solidaridad venció al Partido Comunista en la primera elección libre en más de 50 años, y el pueblo polaco recuperó la nación polaca.

Polonia

Crisis migratoria: Polonia pide la intervención de la OTAN y acelera la construcción de un muro fronterizo

Publicado

en

A pesar de que Bielorrusia movió a los migrantes a establecimientos más lejos de la frontera, Polonia continúa denunciando intentos de cruce ilegal y ataques a los agentes fronterizos.

La situación en la frontera entre Polonia y Bielorrusia se vuelve cada día más tensa. Esta semana, el primer ministro polaco, Mateus Morawiecki, hizo una presentación fromal, junto con los gobiernos de Lituania y Letonia, para invocar el articulo número 4 de la OTAN.

Después de semanas de tensión luego de que la dictadura bielorrusa haya liberado refugiados sirios, iraquíes y afganos en la frontera con Polonia, ya se han producido distintos enfrentamientos entre los agentes fronterizos de Kuznika y los inmigrantes.

“No es suficiente que expresemos públicamente nuestra preocupación: ahora necesitamos pasos concretos y el compromiso de toda la alianza” sostuvo el primer ministro en declaraciones con la agencia de noticias polaca PAP.

Los inmigrantes musulmanes están armados con piedras, palos y hasta boleadoras, presuntamente provistas por el régimen de Alexander Lukashenko, quien continúa usando a los migrantes como arma de guerra.

Luego de que Polonia haga el pedido a la OTAN, la saliente canciller alemana Angela Merkel llamó a Lukashenko, con quien aparentemente habló por largas horas, y negociaron que Alemania tomaría a todos estos migrantes.

Cabe recordar que estas personas son levantadas por aerolíneas rusas de Siria, Irak, Afganistán y el Líbano y son llevadas a Bielorrusia, donde las autoridades del gobierno de Putin les garantizan que las llevarán a la frontera, y si logran entrar a Polonia, automáticamente se convertirán en refugiados europeos.

Miles de estos migrantes, todos provenientes de Medio Oriente o África, acampan en la frontera con Polonia porque el gobierno de Morawiecki ha decidido que no dejarán pasar “ni a un solo indocumentado”. La Unión Europea asegura que es la venganza de Lukashenko por las sanciones impuestas a su régimen tras la brutal represión de las protestas contra su dictadura el año pasado.

La prensa estatal de Bielorrusia dijo que Lukashenko y Merkel “acordaron que el problema en su conjunto se llevará al nivel de Bielorrusia y la Unión Europa, en negociaciones por la pacificación de la situación“.

El portavoz de Merkel, Steffen Seibert, dijo que la líder alemán había “subrayado la necesidad de brindar atención humanitaria y opciones de retorno para las personas afectadas” durante la llamada.

Según trascendió, Merkel también llamó a las autoridades polacas, y les ofreció pagar hasta el 5% de la construcción del muro fronterizo que Polonia está construyendo en la frontera con Bielorrusia, a cambio de que deje pasar una “cuota” de inmigrantes de Bielorrusia. La respuesta de Polonia fue negativa.

¿Qué establece el artículo 4 de la OTAN?

En palabras textuales, el artículo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), alianza militar integrada por treinta países entre ellos Estados Unidos, Reino Unido, Italia y la misma Polonia, establece: “Las partes se consultarán cuando, a juicio de alguna de ellas, se vea amenazada la integridad territorial, la independencia política o la seguridad de alguna de las partes”.

Aunque este artículo hace referencia a consultas, cabe destacar que esto se vincula a un tipo de diálogo que se establece para responder militarmente ante situaciones de emergencia. Según señala Sherrod Bumgardner en la revista de Derecho Internacional de la Universidad de Emory (EE.UU.), ya en 1954 el primer secretario general de la OTAN, Lord Ismay, destacó que las consultas previstas en el artículo 4 eran concebidas como una suerte de medida disuasiva previa a un ataque armado.

Hasta el momento, este artículo solamente se ha utilizado en cuatro ocasiones. Una por Turquía en la guerra con Irak de 2003, otra en junio de 2012 luego de que Siria derribase un avión militar turco, en octubre de ese mismo año luego de los ataques sirios a Turquía y en febrero de 2020 cuando el Ejército turco lanzó una ofensiva al nordeste de Siria.

Más allá de estas aplicaciones, existió otra situación en donde estuvo a punto de ponerse en marcha este artículo. En el 2014, más específicamente en marzo, Letonia, Lituania y Polonia convocaron a una reunión en respuesta a la crisis de Crimea, cuando Rusia anexó un pedazo de territorio de Ucrania por la fuerza. Sin embargo, Putin intercedió desescalando la situación y el protocolo no fue activado.

Quien también se expresó sobre esta situación fue Marcin Pryzdacz, el viceministro de Relaciones Exteriores polaco. Sostuvo que están analizando constantemente la posibilidad de utilizar el artículo 4, pero que tienen presente que el siguiente paso es el artículo 5. Este apartado se vincula a solicitar directamente apoyo a las fuerzas armadas de la OTAN, para que envíen regimientos de solados.

Distintos funcionarios de la Unión Europea ya han advertido sobre la posibilidad de una escalada por la crisis migratoria. Esta ha sido considerada como una forma de “guerra hibrida” por parte de Lukashenko, quien prácticamente no tiene ejército para desarrollar una guerra convencional, pero utiliza elementos desestabilizadores como los inmigrantes para avanzar.

Bielorrusia contrataca

La respuesta de Lukashenko no se hizo esperar. Mientras Polonia consulta con sus aliados sobre el accionar de los artículos de la OTAN, Bielorrusia realizó amenazas con cortar el suministro de gas a los países europeos en respuesta a las posibles sanciones de la Unión Europea.

El dictador bielorruso sostuvo indignado: “Estamos calentando a Europa y amenazan con cerrarnos la frontera”. Y agregó: “¿Y si les cortamos el gas? Por lo tanto, recomiendo que los líderes de Polonia, Lituania y las demás personas sin cabeza piensen antes de hablar”.

En vísperas del invierno, el almacenamiento de gas en Europa es el menor en 10 años. Actualmente los sitios de almacenamiento están cerca al 72%, en comparación al 94% del año pasado. Cabe destacar que estos almacenamientos se utilizan como amortiguador en momentos de gran demanda y escasez de suministro, pero por cuestiones ambientales, las reservas fueron reducidas y podrían no durar todo el invierno.

Los suministros de Rusia están dentro de las negociaciones como una solución para la escasez, pero gran cantidad pasa por el gasoducto de Yamal-Europa, que atraviesa distintos países para llegar a Europa, entre ellos Bielorrusia. Este gasoducto transporta alrededor de una quinta parte de todo el gas de Rusia a Europa.

Más allá de esta amenaza, el presidente de Bielorrusia siguió aumentando la apuesta. Lukashenko también advirtió sobre una posible obstaculización a los camiones que abastecen con mercaderías de la Unión Europea al mercado ruso. Sin embargo, esta medida no logró suficiente eco internacional y, por el momento, quedó sin efecto.

¿Cómo está la situación en la frontera polaca-bielorrusa ahora?

La situación es cada vez más tensa. Recientemente, un grupo utilizó troncos de árbol como ariete y lanzó piedras contra los agentes fronterizos. Mientras que otro grupo de personas hizo lo mismo con botellas. La respuesta de Polonia llegó con cañones de agua y gases lacrimógenos.

“Nuestras fuerzas utilizaron gases lacrimógenos para sofocar la agresión de los migrantes”, sostuvo el Ministerio de Defensa polaco, a cargo de Mariusz Błaszczak. Además, agregó que uno de los agentes tuvo que ser hospitalizado con heridas graves tras recibir un impacto en la cabeza, junto a otros seis integrantes heridos de menor gravedad.

La policía regional polaca de Podlasia informó que, además de los heridos, también existieron 161 intentos de cruzar la frontera solamente esta semana, los cuales fueron detenidos.

La tensión es tal que el gobierno polaco buscará construir un muro en su frontera con Bielorrusia. El mismo sería construido en diciembre y tendría una extensión de 180 km de largo y cinco metros de altura.

Además, esta valla contará con cámaras con detectores de movimiento, alambre de púas, torres integradas y costaría aproximadamente 320 millones de euros.

Ambos países buscarán resolver su situación. Sin embargo, en el gobierno de Polonia ya están preparados para lidiar con este escenario durante años. “La situación en la frontera polaca-bielorrusa no se resolverá fácilmente. Tenemos que prepararnos para meses, incluso años”, aseguró Blaszczak, en un reportaje con la radio pública PR1.


Por Tadeo Pittari, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Polonia

Crisis en Polonia: Bielorrusia utiliza migrantes como arma de guerra y la Unión Europea en jaque

Publicado

en

La tensión aumenta a medida que los soldados y los migrantes se concentran en la frontera entre Bielorrusia y Polonia, la Unión Europea acusa a Bielorrusia de “ataque híbrido”.

Bielorrusa lleva meses enviando oleadas migratorias provenientes de Oriente Medio con el objetivo de desestabilizar la Unión Europea, la nueva guerra híbrida se ha convertido en una nueva costumbre, ya lo utilizó Marruecos y Turquía, ahora es el régimen dictatorial de Lukashenko quien lo utiliza.

El mismo Lukashenko sabe perfectamente que esta es la mejor forma de ejercer presión sobre la Unión Europea, ya que esta tiene unas políticas buenistas respecto a las fronteras y esto les pone una difícil situación. El régimen bielorruso lleva meses trayendo ilegales desde vuelos para preparar esta guerra híbrida, que ha sido claramente premeditada. 

El día 8 de noviembre fue cuando todo se intensificó, pasaron a ser miles de ilegales dirigiéndose a la frontera polaca, una imagen que no se veía desde 2015, era una cosa claramente organizada y preparada para ese día. Las autoridades polacas estaban defendiéndose ante una oleada migratoria nunca vista, algo que no solo afectó a Polonia, sino que Lituania y Letonia también sufrieron estas consecuencias.

La llegada de los migrantes a la vallas fue muy agresiva, incluso llevaban consigo tenazas y hachas, además de tener una táctica clara y directa de cómo forzar las vallas polacas, muchos piensan que algunos de ellos habían sido entrenados para esta situación. Todo esto estaba supervisado por los soldados bielorrusos, donde se puede ver en múltiples vídeos como los dirigian hacía la frontera polaca e incluso haciendo disparos de advertencia a los propios migrantes por si decidian desobedecer las órdenes.

Finalmente pese a las complicaciones ocasionadas, Polonia consiguió rechazar la oleada y al día siguiente ya a primera hora, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki se presentó ante los soldados con un contundente mensaje: “No tengo palabras suficientes para agradecerles el servicio tan difícil que han realizado, quiero que sepan que estamos con ellos”.

La mayoría de líderes europeos apoyaron a Polonia, el conjunto de países pedía sanciones más duras a Bielorrusia y que la Unión Europea reforzara las fronteras exteriores. La Unión Europea ya ha tomado varias acciones, el Consejo Europeo suspende el acuerdo de facilitación de visados con Bielorrusia, además de asegurar que la próxima semana aumentará las sanciones. La OTAN también ha actuado y ha decidido enviar tropas a la frontera polaca. Pero no es suficiente.

Rusia se desmarca de cualquier acusación, ese a estar en contacto continuo con Minsk. El canciller Lavrov sugería que lo mejor sería dar financiación a Bielorrusia para evitar la afluencia de migrantes. Asimismo, Rusia considera intolerante las declaraciones de Morawiecki, declaraciones que señalaban como al cerebro de la operación el mandatario ruso, Vladimir Putin.

El dictador Lukashenko ha respondido ante las tropas de la OTAN y las amenazas de la Unión Europea con mano dura, advirtiendo que si le siguen imponiendo sanciones podrían cortar el suministro de gas. Y hay que añadir que han habido pruebas de aviones de combate rusos en territorio bielorruso.

La Unión Europea se encuentra contra la espada y la pared, saben que si aumentan las sanciones puede que Bielorrusia les corte el gas, algo que ahora mismo sería un suicidio, pero si no les sanciona estarían quedando como el débil y el derrotado. Tampoco le pueden quitar las restricciones para que todo vuelva a la normalidad, porque quedarían mal ante la opinión pública de que están blanqueando una dictadura. La última solución sería dar dinero a Bielorrusia para que se hicieran cargo, pero esto supondría un gasto y otro chantaje más, como el que hace Turquía.

¿Pero por qué estamos así? En primer lugar, por culpa de la Unión Europea, no ha tenido nunca una política de fronteras fuerte y estructurada, además de proclamar el “welcome refugees”. Además, la dependencia energética ha provocado que ante situaciones inesperadas como esta, estemos en el lado débil, todo por políticas buenistas de querer tener energía renovable, que es ineficiente y muy cara.

En segundo lugar, la débil imagen de Estados Unidos, Joe Biden y las políticas woke (“progre”) actuales no hacen ver a Estados Unidos como la superpotencia que era. Ahora mismo, Putin sabe que tiene carta blanca para hacer lo que quiera, que no va a tener una respuesta contundente, como tenía con Donald Trump, ya que era un líder fuerte. 


Por Sergio Velasco, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Polonia

Crisis fronteriza en Polonia: Bielorrusia libera refugiados musulmanes para que ingresen ilegalmente

Publicado

en

Bielorrusia escolta a miles de migrantes hacia la frontera polaca para que invadan el país, en una creciente crisis migratoria con la Unión Europea.

Polonia se ha convertido en el único sostén de la ola migratoria que el dictador de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, está liberando contra la Unión Europea producto de las sanciones que se le impusieron tras la represión a las protestas en su contra el año pasado.

Las autoridades bielorrusas han escoltado hasta 500 personas este lunes, la mayoría provenientes de Medio Oriente, como Irak, Siria o Afganistán, a la frontera polaca, como parte de un nuevo aluvión migratorio que ya envió más de 23.000 refugiados musulmanes a la frontera en lo que va del año.

Los videos publicados por los medios de comunicación bielorrusos el lunes mostraron a guardias fronterizos bielorrusos armados en uniforme de combate escoltando a la columna de personas, que incluía familias con niños, a lo largo de una carretera desde la ciudad fronteriza de Bruzgi y hacia un bosque que corre a lo largo de la región polaca de Podlaskie.

Toda la frontera polaca con Bielorrusia está protegida con alambre de púas y cordones de las Fuerzas Armadas polacas, mientras el Parlamento ordenó la construcción de un muro fronterizo para ponerle fin a estos avances.

Según reportan medios locales polacos, estos inmigrantes ilegales tienen “la orden” del régimen bielorruso de ingresar a Polonia o ser ejecutados si tratan de volver al país que los refugió en años anteriores. Por eso, en los videos se los ve combatiendo contra los alambres de púas tratando de quitarlos con enorme desesperación.

Los guardias fronterizos bielorrusos se niegan a permitirles retroceder, lo que significa que estas personas se quedan en los bosques inhóspitos cuando las temperaturas descienden por debajo del punto de congelación, y su única esperanza es violar la soberanía polaca entrando por la fuerza.

El viceministro de Relaciones Exteriores de Polonia, Piotr Wawrzyk, dijo en una entrevista radial este lunes que Bielorrusia estaba tratando de provocar un “incidente importante, preferiblemente con disparos y bajas” y el ministro de Defensa, Mariusz Błaszczak, dijo que 12.000 soldados estaban “preparados para defender el Frontera polaca a toda costa”.

Polonia ha informado de más de 23.000 cruces fronterizos ilegales este año desde Bielorrusia, y casi la mitad se produjo en el mes de octubre. Muchos de los migrantes están intentando huir a Alemania, que dijo que había recibido más de 6.100 refugiados a través de Polonia desde Bielorrusia desde principios de año y que lo seguiría haciendo.

Sin embargo, esos esfuerzos rara vez parecían tan organizados como la columna de masas organizada en la autopista M6 de Bielorrusia de este lunes, un intento dramático de Lukashenko para aumentar la presión sobre la vecina Polonia.

Las tensiones se dispararon entre los dos países con el fuerte aumento de los cruces fronterizos en octubre y choques entre las Fuerzas Armadas. En un caso, los funcionarios polacos acusaron a las tropas bielorrusas de disparar al otro lado de la frontera.

Bielorrusia ha negado tener alguna participación en la dirección del flujo de migrantes. “La indiferencia y la actitud inhumana de las autoridades polacas ha llevado a los refugiados a dar un paso tan desesperado“, dijo hoy con total impunidad y sin vergüenza el Ministerio de Defensa bielorruso en un comunicado.

Seguir Leyendo

Trending