Conecte con nosotros

Polonia

Polonia lleva a cabo el ejercicio militar más importante de su historia simulando una hipotética invasión rusa y reafirma su capacidad de respuesta

En las últimas semanas, el Ejército polaco estuvo realizando simulaciones militares en su frontera con Rusia preparándose para una hipotética invasión de Rusia.

Publicado

en

Hace algunas semanas el Ejército polaco viene realizando una serie de simulaciones, entrenamientos y ejercicios militares que simulan una posible e hipotética invasión rusa desde el este. 

Según el presidente Andrzej Duda, estos son los ejercicios militares más grandes e importantes llevados a cabo en Polonia desde 1989. 

Durante el transcurso de las jornadas, se pudo ver una profunda división entre los estamentos militares y la clase política en cuanto a estrategias a llevar a cabo en caso de una invasión por parte de Rusia. La división fue absuelta totalmente por el fracaso de los políticos. 

La primer simulación militar llevada a cabo fue la planificada por funcionarios estatales, en la que anunciaron que esperan una resistencia de las fuerzas de su país por 22 días, mientras que en la vida real se demostró que con este plan apenas se hubiera podido aguantar 4 días hasta que las tropas rusas llegaran a la capital, Varsovia.  

Al quinto día, los rusos ya habrían rodeado y asediado la capital, y destruido toda la Fuerza Aérea y Armada polaca. 

Militares polacos dan la bienvenida a tropas estadounidenses.

Ad

A su vez, la simulación de la estrategia planificada por políticos dio como resultado la hipotética pérdida de entre el 60 y 80% de sus tropas en el frente del este. 

El planteamiento del Ministro de Defensa, Antoni Macierewicz, y los demás funcionarios estatales consistía en que las fuerzas polacas defiendan toda la frontera del este junto a Rusia, sin ceder ni un metro.

Debido al más que evidente fracaso de esta simulación, se decidió delegar la planificación a los militares y generales del Ejército. En la nueva simulación de invasión, al contrario de los políticos, los generales pusieron a las fuerzas polacas a ceder una parte de Polonia y defender desde la línea del río Vistula, replegados y fortificados.

Esta vez, el ejército polaco consiguió defender la línea exitosamente durante 11 días, lo suficiente para que, según las simulaciones y estimaciones de respuesta, llegue buena parte de los refuerzos de la OTAN y sus aliados europeos.

Cabe aclarar que gracias al gobierno de Donald Trump, el Ejército polaco está reforzado por unos 5.500 soldados estadounidenses. El ex presidente tenía la idea de llevar este número más cercano a los 7.000, pero el triunfo de Joe Biden frenó esta medida y todo indica que las fuerzas en el país volverían a reducirse por abajo de 4.000, como durante el gobierno de Obama.

Los generales simularon satisfactoriamente el despliegue militar, incluso con la mínima ayuda de las fuerzas norteamericanas, y finalmente el plan fue considerado un éxito.

Rajmund Andrzejczak, Jefe del Estado Mayor del Ejército polaco.

Ad

Polonia tiene un largo historial de planificación de defensa de su territorio. La identidad nacional que tienen los polacos con su tierra es solo comparable a la de los israelíes con Israel.

El pueblo polaco sufrió las peores atrocidades humanas a lo largo de la historia. En la edad media, compartieron la nación con el pueblo lituano en lo que fue uno de los reinos más importantes de la época, y uno de los primeros en quitarle poder al Rey y dárselo al Parlamento. De hecho, el “Sejm“, el parlamento polaco, es uno de los órganos legislativos más antiguos del mundo, fundado en 1182.

Pero esta prosperidad no duró. A fines del siglo 18, invasiones rusas, prusas y austríacas derrotaron a la monarquía y particionaron a Polonia en cientos de distritos, eliminando del mapa a una nación polaca.

Esta erradicación duró 123 años. Sin contar una breve reaparición del Estado polaco gracias a Napoleón Bonaparte en 1807, Polonia no volvería a existir hasta después de la Primera Guerra Mundial. Pero su persecución recién empezaba. En 1939, la Alemania Nazi invade y anexa una mitad de Polonia, iniciando la Segunda Guerra Mundial. 

Esto resultaría en la más brutal matanza de polacos de la historia: en los campos de concentración de Hitler y en el frente de batalla, más de 5 millones de polacos fueron asesinados por los alemanes.

El triunfo en la Guerra tampoco les devolvería su soberanía. En 1945 se funda la Republica Popular de Polonia, un Estado vasallo de la Unión Soviética, donde seguirían las matanzas de polacos, en especial a las personas religiosas (tanto católicas como judías).

Luego de una serie de masivas protestas civiles y la caída del muro de Berlín en 1989, se fundó la República de Polonia, con un gobierno democrático que representaría al pueblo polaco. Desde entonces, el gobierno ha prohibido tanto el nazismo como el comunismo en Polonia y sus Fuerzas Armadas han entrado en un proceso de profesionalización para evitar volver a quedar a merced de invasiones extranjeras.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Polonia

Polonia pasa una ley para evitar la intervención extranjera en los medios de comunicación

Publicado

en

En una votación muy complicada, el gobierno de derecha polaco logró aprobar una ley que busca mayor transparencia en la financiación de los medios de comunicación.

El Parlamento polaco aprobó este miércoles una importante ley para evitar las campañas de desinformación financiadas por empresas extranjeras en el país. El proyecto fue adoptado en una reñida votación por 228 votos a favor y 216 en contra, además de 10 abstenciones, luego de que el gobierno de derecha del partido Ley y Justicia (PiS) hiciera valer su mayoría en el Poder Legislativo.

Esta ley fue apodada como “Ley anti-TVN“, ya que fue impulsada con foco en el caso de la red de televisión privada TVN, actualmente financiada por el grupo estadounidense Discovery, responsable de múltiples campañas de desinformación contra el gobierno polaco, especialmente durante las elecciones del 2020.

En síntesis, la ley no permitirá operar en Polonia a los medios de comunicación cuyo propietario no resida en un país del espacio europeo, y promoverá mayor transparencia en la financiación que reciben los diarios en el país, especialmente los que reciben dinero del extranjero.

El primer ministro Mateusz Morawiecki viene denunciando hace años a TVN como una herramienta de propaganda del gobierno de Estados Unidos y China en suelo polaco, especialmente durante los gobiernos de Barack Obama y ahora de Joe Biden.

Mateusz Morawiecki

El Secretario de Estado de Biden, Antony Blinken, dijo hoy que Estados Unidos estaba “profundamente preocupado” por el proyecto de ley y dijo que debilitaría significativamente el entorno mediático de Polonia y podría socavar el clima de inversión del país. “Las grandes inversiones comerciales de Estados Unidos en Polonia unen nuestra prosperidad y mejoran nuestra seguridad colectiva“, dijo en un comunicado amenazando con cortar el comercio entre los países si la ley es firmada por el gobierno polaco.

El directorio de TVN, que ahora perderá el apoyo financiero del grupo Discovery, lanzó un comunicado ayer por la noche diciendo que la decisión del Parlamento constituye “un ataque sin precedentes contra la libertad de expresión y la independencia de los medios“.

El oficialismo perdió cuatro votaciones durante el debate, algo sin precedentes desde su llegada al poder en 2015, pero pudieron salvar la ley de medios hacia el final de la sesión consolidando el apoyo de otros partidos de derecha.

Grupos de izquierda salieron a las calles a defender la financiación extranjera de TVN.

Seguir Leyendo

Polonia

El Tribunal Constitucional de Polonia dice que la ley nacional tiene primacía sobre las leyes europeas

Publicado

en

En una guerra legal entre Polonia y la Unión Europea, el Trybunał Konstytucyjny le dio un importante triunfo al gobierno polaco, reconociendo que las leyes del país no pueden ser tumbadas por orden del Consejo Judicial europeo.

El Tribunal Constitucional de Polonia ha determinado en un histórico fallo que la legislación polaca tiene primacía sobre las leyes de la Unión Europea en caso de que haya conflicto entre ambas. Esto implica un rotundo cambio a la situación que rige en otros países del bloque político-económico.

La resolución fue en respuesta a una iniciativa planteada por el primer ministro polaco, el derechista Mateusz Morawiecki, que reclamaba una opinión del alto tribunal para resolver una serie de leyes que aprobó recientemente el Parlamento de Polonia que podrían entrar en conflicto con leyes europeas.

La Constitución es, en virtud de su poder especial, la ley suprema de la República de Polonia, y está por encima de los acuerdos internacionales vinculantes para la República de Polonia“, explicaron los jueces supremos.

Con este fallo, el gobierno polaco puede desestimar un pedido del comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, quien le exigió a Varsovia que retirara algunas de las leyes aprobadas en los últimos años por generar conflictos con leyes del Parlamento europeo.

Mateusz Morawiecki

En particular, la Unión Europea quería suspender la actividad de la Sala Disciplinaria Judicial polaca, un organismo creado en 2017 cuyo objetivo es sancionar y en algunos casos suspender a cualquier juez del país según una lista de criterios establecidos por el Parlamento polaco.

En abril de 2020, el Consejo Judicial de la Unión Europea ordenó suspender provisionalmente la actividad de ese organismo porque el criterio empleado “difiere considerablmente del criterio de las leyes europeas“.

Varsovia hizo caso omiso de aquel requerimiento y elevó la causa a su propio Tribunal Constitucional, que falló, como era de esperarse, a favor del gobierno polaco.

El establecimiento de una Sala Disciplinaria forma parte de una amplia reforma del ordenamiento judicial polaco, una serie de medidas impulsadas por el partido mayoritario de la coalición gobernante, el derechista Ley y Justicia (PiS), que está buscando limpiar el Poder Judicial de magistrados progresistas y corruptos.

Seguir Leyendo

Polonia

Elecciones en Polonia: el presidente de derecha Andrzej Duda va por la reelección

En unas elecciones clave, la derecha polaca busca la reelección de la mano de Andrzej Duda, contra el eurocentrista Rafal Trzaskowski. A pesar de obtener más del 40% de los votos en la boca de urna, todo indica que habrá un apretado ballotage.

Publicado

en

Por

Este domingo 28 de junio se celebraron las elecciones en Polonia, donde el presidente Andrzej Duda busca ser reelegido como un candidato aliado al partido de derecha Ley & Justicia (PiS) contra el actual alcalde de Varsovia, Rafal Trzaskowski.


Duda, un gran opositor del progresismo de la Unión Europea, ha impulsado reformas económicas y judiciales muy criticadas por el establishment pero que le han servido al país para alejar a Polonia de los problemas estructurales de los demás países, principalmente culturales, sociales y migratorios. Además, Duda ha acercado a su país a la esfera de Estados Unidos, alejándola tanto de Rusia como de la Unión Europea, manteniendo una gran amistad con el presidente Donald Trump.
Por el otro lado, su principal oponente es Rafal Trzaskowski, del partido Plataforma Civil (PO), representa a la centro-izquierda; a pesar de favorecer una economía de mercado, aboga por un fuerte acercamiento a la estructura de la Unión Europea, y defiende poner al país bajo la esfera de Merkel y Macron. Trzaskowski prometió impulsar el matrimonio entre parejas del mismo sexo y relajar las estrictas leyes anti-aborto de Polonia, aunque sin apoyar la legalización completa. 

El PO gobernó al país entre 2007 y 2015, pero las sucesivas victorias de Ley & Justicia (PiS) en las elecciones legislativas terminaron generando un fuerte choque entre el primer ministro y la presidencia, que culminó en la contundente victoria de Duda en las últimas elecciones. Ahora, la derecha polaca busca mantener el poder y las populares reformas del oficialismo.

Principales candidatos presidenciales. Izq: Andrzej Duda, Der: Rafal Trzaskowski.

Ad

Los boca de urna le otorgan a Duda un contundente 42%, Trzaskowski segundo con el 30% y demás partidos chicos completando el 28% restante. El problema radica en que si Duda no llega al 50%, deberá ir a un ballotage contra Trzaskowski, donde las encuestas dan una victoria del presidente por un ínfimo margen de 51% contra 49%.

Habrá resultados definitivos recién el 1ro de julio, según anunció el Tribunal Electoral.


De llegar a ballotage, Duda enfrenta un serio riesgo de derrota con el europeísta Trzaskowski y el futuro de Polonia podría cambiar radicalmente.

Duda sería apoyado por el electorado de Bosak y de Kamysz, pero Trzaskowski tendría los votos de Holownia y de Biedron. Sin embargo, el ballotage terminaría siendo un enfrentamiento directo entre los grupos pro Unión Europea y los grupos euroscépticos, por lo que el resultado final es impredecible.

El hipotético ballotage sería en 2 semanas, el 12 de julio. 

ACTUALIZACIÓN (30 DE JUNIO): 

Seguir Leyendo

Trending