Seguinos en redes

Ucrania

Bombardearon una cárcel del Batallón Azov: Ucrania culpa a Rusia pero Putin dice que fue un auto-atentado para eliminar evidencia “nazi”

Publicado

en

Una explosión en un campo de detención en el este de Ucrania mató al menos a 50 prisioneros de guerra ucranianos, pero Rusia dice que fue el propio Ejército ucraniano.

Moscú y Kiev se culpan mutuamente tras el bombardeo de un campo de prisioneros de guerra en la región separatista de Donetsk, en Ucrania, en el que murieron más de 50 personas. Además del triste desenlace de la guerra, la polémica creció por el objetivo del ataque: una prisión con múltiples prisioneros del Batallón Azov, el grupo neo-nazi ucraniano que pelea en la frontera contra el asedio ruso.

Obviamente es un bombardeo deliberado y un deseo de aplastar a los representantes, incluido el regimiento de Azov, que han comenzado a hacer confesiones“, afirma el líder separatista prorruso Denis Puschilin.

Rusia asegura que Ucrania decidió bombardear el campo de prisioneros dado que los soldados Azov estaban empezando a dar evidencia del “genocidio de judíos rusos” en la región del Donbás, que Moscú ha utilizado como excusa para iniciar la invasión de todo el territorio nacional ucraniano.

Putin ordenó abrir un comité de investigación para tratar un proceso penal “en relación con el ataque a los nacionalistas ucranianos” por guerra ilegal, mientras niega cualquier tipo de involucramiento en el atentado.

El Ministerio de Defensa de Rusia dijo que Ucrania había utilizado un sistema avanzado de cohetes de fabricación estadounidense, conocido como HIMARS, para atacar la prisión para disuadir las deserciones, así como para evitar que los prisioneros proporcionaran información durante los interrogatorios.

Rusia publicó fotografías y videos de las secuelas del bombardeo que muestran literas de metal retorcidas y cuerpos carbonizados, además de otros prisioneros y guardias de origen ruso heridos por el ataque.

Imágenes publicadas por el Ministerio de Defensa ruso.
Imágenes publicadas por el Ministerio de Defensa ruso.

Por su parte, el estado mayor ucraniano habló de una “provocación dirigida de la que Rusia es responsable” y asegura que los rusos no pudieron sacarle más información a los prisioneros y decidieron “exterminarlos” con un bombardeo al cuartel, para eliminar evidencia de torturas y abusos. Otros 75 reclusos también resultaron heridos.

El principal asesor del presidente de Ucrania, Mikhail Podoliak, dijo que su análisis de las fotos publicadas indica que solo un edificio resultó dañado y que parecería ser una “explosión termobárica desde el interior”.

Acusó a Rusia de mover escombros de ataques anteriores con misiles en otros objetivos al campo de prisioneros para que pareciera un ataque externo, y dijo que también sospechaba que ningún soldado ruso o trabajadores del campo resultaron heridos.

La explosión atravesó la cárcel en la Colonia Correccional No. 120, un campo de prisioneros en la ciudad ocupada por Rusia de Olenivka en la provincia de Donetsk, en el este de Ucrania, el jueves por la noche alrededor de las 11 p.m. Los detenidos incluían a cientos de combatientes ucranianos que se rindieron en mayo a Rusia después de hacer una última resistencia para defender una acería en la ciudad portuaria de Mariupol.

Ucrania

Ucrania lanza una contraofensiva en Crimea con el nuevo paquete de asistencia económica y militar que envió Estados Unidos

Publicado

en

Potentes explosiones sacudieron el martes una base aérea en Crimea, dejando al menos un soldado ruso muerto y varios heridos, además de enormes daños materiales de aviones de combate.

Después de varios meses a la defensiva, Ucrania bombardeó a la región de Crimea, ocupada por Rusia desde 2014. Si bien oficialmente no hubo ninguna declaración, dos altos funcionarios ucranianos le dijeron a POLITICO que es el principio de una contra-ofensiva en el sur del país.

Este martes, dos explosiones sacudieron el principial aeropuerto militar ruso en la península. La serie de explosiones lanzó enormes bolas de fuego y hongos de humo negro hacia el cielo, y el Ejército ruso rápidamente abrió un cordón sanitario para que los ciudadanos rusos viviendo en Crimea puedan salir de la región y vuelvan a Rusia.

Moscú restó importancia a las explosiones y dijo que fueron causadas por municiones que detonaron accidentalmente en el aeródromo. Resulta raro que si fue un accidente se evacúe a cientos de miles de personas.

Además, es imposible que una explosión de este calibre sea ocasionada por un accidente de un ejército profesional como el ruso, y el análisis de imagénes satelitales muestran que los aviones militares que estaban estacionados fueron destruidos con una explosión acorde a un bombardeo, no a explosiones desde el suelo.

El presidente Volodímir Zelénski se negó a hacer comentarios al respecto pero dijo que “esta guerra rusa contra Ucrania y contra toda la Europa libre comenzó con Crimea y debe terminar con Crimea, con su liberación… Sé que volveremos a Crimea ucraniana”. 

El ataque contra Crimea habría sido para reducir las capacidades aéreas de Rusia mientras las fuerzas ucranianas pelean por recuperar la ciudad sureña de Jérson, que cayó ante los rusos en los primeros días de la invasión.

Este sería el primer gran ataque de Ucrania desde que comenzó la guerra, y según fuentes ucranianas solo ha sido posible gracias a los masivos paquetes de ayuda económica y militar que la Casa Blanca ha estado enviando.

El pasado 22 de julio, se aprobó el envío de US$ 270 millones adicionales, además de misiles de medio alcance y drones tácticos. Esto se sumó a los US$ 1.700 millones que se envió a principios de julio como paquete de ayuda no solo para armamento si no para financiar el masivo gasto público del gobierno, que ha estado encargándose de subsidiar los principales servicios del país en medio de la guerra.

Sin embargo, se cree que ese dinero está siendo usado para equipar con tecnología de punta a las Fuerzas Armadas de Ucrania y financiar esta contra-ofensiva. Estados Unidos ya había enviado en junio unos US$ 1.300 millones y en mayo unos US$ 800 millones. Pero ese dinero ya se esfumó.

Ucrania se está quedando sin dinero rápidamente y tiene un déficit de entre 4.000 y 5.000 millones de dólares al mes. Con el aumento de la inestabilidad alimentaria, los daños a la infraestructura y una crisis de combustible, la población de Ucrania, cansada de la guerra, está luchando por satisfacer sus necesidades básicas.

El Banco Nacional de Ucrania (NBU) prevé una caída del PBI del 33% en 2022 y un aumento de la inflación de más del 30%, dado que Ucrania a resuelto financiar los masivos déficits con emisión monetaria mientras define un acuerdo con el FMI. El Banco Mundial estima que el 55% de la población de Ucrania está viviendo bajo la línea en la pobreza desde que comenzó la guerra, y otro 25% de la población está al borde de caer allí.

Seguir Leyendo

Ucrania

Zelénski le pide a Biden un “Plan Marshall” de 750.000 millones de dólares para reconstruir Ucrania cuando termine la guerra

Publicado

en

Ucrania establece un “plan de recuperación” de que saldrá 7 veces el Plan Marshall, 5 veces el PBI del año pasado y 20 veces más que todo el dinero que se ha enviado hasta ahora.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, dijo el lunes que la reconstrucción de su país devastado por la guerra es la “tarea común de todo el mundo democrático”, y presentó un plan de recuperación presupuestado en 750.000 millones de dólares, que le exigió al gobierno de Estados Unidos.

Mientras las fuerzas rusas continúan con su aplastante avance en la región del Donbas en Ucrania, Zelenski habló por mensaje de video en la Conferencia de Recuperación de Ucrania en Suiza donde dijo que están a punto de ganar la guerra pero que ahora necesitarán un “Plan Marshall” por parte de Estados Unidos y la Unión Europea para reconstruir el país.

La reconstrucción de Ucrania no es un proyecto local, no es un proyecto de una nación, sino una tarea común de todo el mundo democrático: todos los países, todos los países que pueden decir que son civilizados”, dijo Zelenski al mundo. “Restaurar Ucrania significa restaurar los principios de la vida, restaurar el espacio de la vida, restaurar todo lo que hace humanos a los humanos”.

Es importante aclarar que la inyección de dinero a Ucrania en los últimos 4 meses no tiene antecedente en la historia bélica del mundo. En tan solo 120 días, los países occidentales le dieron un total de 20.000 millones de dólares a Ucrania, incluido un paquete de 13.600 millones de Biden, en asistencia financiera, y otros 10.000 millones de dólares en armas. Además, unos 5.000 millones de dólares fueron prestados al gobierno a tasa cero, principalmente por la Unión Europea.

Por lo que el monto pedido excede en unas 20 veces lo que ya se ha enviado y ha servido para defender al país de la invasión rusa. Además, es cinco veces mayor al PBI anual de Ucrania, que antes de la guerra era de 150.000 millones de dólares.

Por último, y para poner en contexto lo delirante que es el pedido, el Plan Marshall le costó a Estados Unidos 13.000 millones de dólares, que traidos a dólares de hoy, son poco más de 115.000 millones de dólares. Con este monto, Washington reconstruyó a toda Europa entre 1945 y 1961.

Según Zelenski, este número sale de una proyección que hizo su equipo económico basándose en las tareas de reconstrucción que ya están en marcha en algunas áreas que fueron liberadas de las fuerzas rusas.

Lo que pasa es que no solo pretende reconstruir hospitales, escuelas, edificios gubernamentales, casas, tuberías de agua y de gas, aeuropuertos, puertos, ferrocarriles, y rutas, si no que también quiere crear con este dinero unas Fuerzas de Defensa con tecnología militar de último nivel para evitar nuevas incursiones de Moscú.

Hoy estamos todos unidos en nuestra defensa. Mañana en nuestra reconstrucción”, dijo el primer ministro ucraniano, Denis Shmyhal, quien asistió en persona a Suiza y habló antes que Zelenski.

Shmyhal dijo que el costo del plan de recuperación se estima en US$ 750 mil millones e insistió en que una fuente clave de financiamiento “deberían ser los activos confiscados de Rusia y los oligarcas rusos”.

Las autoridades rusas desatan esta guerra sangrienta. Causaron esta destrucción masiva y deberían rendir cuentas por ello”, dijo Shmyhal, quien también acusó a los suizos de proteger los activos de los oligarcas rusos en sus bancos confidenciales.

Suiza es un importante centro financiero internacional y su gobierno tradicionalmente ha promocionado la “neutralidad” suiza, que está consagrada en la ley, y el papel de Suiza como intermediario entre países hostiles y como anfitrión de muchas instituciones internacionales y de la ONU.

La Asociación de Banqueros Suizos ha estimado que los activos de los clientes rusos depositados en los bancos de Suiza suman un total de 150 o 200 mil millones de francos suizos (alrededor de 155 o 210 mil millones de dólares), lo que convierte al país en un depósito clave de dinero ruso en el extranjero, pero lejos está de poder cubrir los 750 mil millones que pide Zelenski.

Suiza, que no es miembro de la Unión Europea, ha roto una eternidad de nuetralidad y se ha unido en gran medida a las sanciones del bloque contra Rusia. El sitio web del departamento federal de economía de Suiza dice que, a partir del 12 de mayo, se han congelado un total de 6.300 millones de francos en Suiza en relación con la guerra de Rusia en Ucrania.

Pero desde Ucrania denuncian que es una pequeña fracción de lo que tienen en verdad los “amigos de Putin” y que ese dinero no fue enviado al gobierno de Zelenski para ayudar en la guerra, si no que los 6,3 mil millones de francos fueron directamente a las arcas del gobierno suizo.

Seguir Leyendo

Rusia

Jefe de Inteligencia de Ucrania asegura que hubo un intento de asesinato contra Putin días después de ordenar la invasión

Publicado

en

El General del Ejército encargado de la inteligencia militar ucraniana dio una extraña entrevista donde reveló que una persona del Cáucaso intentó asesinar al presidente ruso hace 2 meses.

El mayor general Kirilo Budanovjefe de la Inteligencia de Defensa de Ucrania, confirmó en una entrevista para el medio Pravda que hubo un “intento fallido” contra la vida del presidente ruso en la región del Cáucaso días después de que Rusia invadiera Ucrania el pasado 24 de febrero.

Hubo un intento de asesinar a Putin”, dijo Budanov al medio. “Incluso fue atacado, se dice, por representantes del Cáucaso, no hace mucho tiempo”. El Cáucaso es una región entre los mares Negro y Caspio que comprende Armenia, Azerbaiyán, Georgia y partes del sur de Rusia, donde habría ocurrido el supuesto ataque.

Budanov dijo que el intento de asesinato “absolutamente fallido” tuvo lugar dentro del territorio ruso, y que tuvo como motivo el enojo de los países del Cáucaso. No lo dijo pero lo más probable es que el ataque habría sido perpetrado por un georgiano, cuyo territorio y soberanía también está bajo asedio ruso.

Repito, este intento no tuvo éxito”, continuó Budanov. “No hubo publicidad sobre este evento, en Rusia no se habla, pero les aseguro que se llevó a cabo”, aseguró.

No se tienen mayores detalles del hecho, y no hay más evidencia que la palabra del jefe de inteligencia de Ucrania. De todos modos, se especula que si Budanov sabe del ataque, es porque la SBU (agencia de seguridad ucraniana) o la HUR (agencia de inteligencia militar ucraniana) participaren de alguna manera u otra del ataque. La entrevista con Budanov se transmitirá en su totalidad el martes, en el medio Ukrainska Pravda, donde tal vez tendremos más información.

Tampoco sería el primer ataque contra su vida que sobrevive. En 2017, Putin le reveló al director Oliver Stone en las imperdibles “Entrevistas de Putin” que había sobrevivido al menos a cinco intentos de asesinato, pero afirmó que no estaba preocupado por su seguridad.

Mientras tanto, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelénski, habló este lunes de manera virtual en el Foro Económico Mundial de Davos, donde pidió que se impusieran sanciones “máximas” contra Rusia y contra Putin

También pidió la prohibición total de las empresas de operar en Rusia mientras dure la guerra y aseguró que Ucrania necesita al menos 5.000 millones de dólares en financiación mensual para sobrevivir.

Así deberían ser las sanciones: deberían ser máximas, para que Rusia y cualquier otro agresor potencial que quiera librar una guerra brutal contra su vecino sepa claramente las consecuencias inmediatas de sus acciones“, dijo Zelensky a través de un traductor.

La cantidad de trabajo es enorme: tenemos más de medio billón de dólares en pérdidas, decenas de miles de instalaciones fueron destruidas“, completó Zelénski. “Necesitamos reconstruir ciudades e industrias enteras“, dijo, haciendo alusión al Plan Marshall que financió Estados Unidos para recontruir Europa tras la Segunda Guerra Mundial.

Seguir Leyendo

Tendencias