Seguinos en redes

Ucrania

Entrevista con Fedor Popadiuk, periodista ucraniano que cuenta cómo es la situación de su país en medio de la guerra con Rusia

Publicado

en

Entre tanta fake news sobre la guerra con Rusia, tuvimos la oportunidad de entrevistar a un periodista ucraniano que vivió (y todavía vive) la guerra en primera persona.

Why would Russia invade Ukraine and what does Putin want? | News | The Times

Desde los primeros días de la guerra estamos informando acerca de la invasión rusa de Ucrania. Desde la redacción de La Derecha Diario tuvimos extremo cuidado en la publicación de muchas noticias, ya que el conflicto bélico dio lugar a una de las campañas de desinformación más grandes de los tiempos.

Estas fake news, que fueron usadas como herramientas políticas en el pasado pero hoy cumplen un nuevo rol en conflictos armados, vinieron indiscriminadamente tanto de Rusia como de Ucrania, por lo que se hizo muy difícil separar entre verdad y relato.

En este contexto, nuestro periodista brasileño Guilherme Ramos, logró ponerse en contacto con Fedor Popadiuk, periodista ucraniano del periódico online Pravda (Verdad Ucraniana), para hablar de su experiencia personal sobre lo que está pasando en el país europeo.

Fedor, que vive en Kiev, detalla su experiencia en la capital ucraniana. "Una semana antes de la guerra estaba bebiendo cerveza con unos amigos, y aunque hablamos de la guerra, nunca nos imaginamos que se terminarían tan rápido los tiempos de paz", relata.

“Ahora podemos caminar más que en los primeros días de la guerra, pero a veces los cohetes rusos destruyen casas y matan a nuestra gente. La última vez fue hace una semana”, explicó en referencia a la retirada de tropas rusas del frente norteño.

"En Kiev, las sirenas no dejan de aullar y vivimos constantemente con el temor de que un cohete caiga sobre nuestra casa. Rusia no pudo tomar Kiev con su ejército, así que ahora están empezando a destruirla", añade Fedor.

Fedor Popadiuk.

Fedor también habla de que las ciudades cercanas a la capital fueron destruidas. “Por lo que sabemos sobre Bucha, muchos civiles fueron asesinados y violados. Por ejemplo, mataron al padre uno de nuestros editores”, asegura.

Al hablar de por qué Putin decidió invadir Ucrania, Fedor cuenta que habló en su podcast con un politólogo ruso al respecto. "Entonces me dijo lo que ya habíamos entendido: Putin cree que el pueblo ucraniano no existe y que las fronteras de nuestro Estado son condicionales", contó.

Según Fedor, desde el inicio de la Rusia moderna, que comenzó en 1991 tras la caída de la URSS, siendo Boris Yeltsin el primer presidente de Rusia propiamente dicho, Ucrania ha hecho todo por alejarse del país, y que el gobierno ruso está intentado recuperar su esfera de influencia.

Fedor cree que Putin ya poseía planes para apoderarse de partes de Ucrania desde el año 2000, habiéndose implementado a partir de 2014, cuando Rusia se anexionó Crimea e inició una guerra en el Donbás. "Si no fuera por Rusia, todas las atrocidades que han pasado en el Donbás todo este tiempo podrían haberse evitado".

El periodista dice que no cree que el líder ruso tuviera el plan de invadir toda Ucrania, pero que este plan se desarrolló muy activamente en los últimos dos años. "Esto fue acompañado de una acumulación de fuerzas en la frontera, represiones dentro de Rusia, bombeando a la gente con propaganda", dice Fedor.

El periodista comentó el discurso del presidente Putin del 25 de febrero, en el que calificó al presidente Zelensky y a sus ministros de "banda de drogadictos y neonazis, que se han instalado en Kiev y toman como rehén a todo el pueblo ucraniano". Según Fedor, "parece que el propio Putin se creyó su propaganda".

"Y eso explica por qué la blitzkrieg no se produjo. Putin pensó que los ucranianos recibirían a los soldados rusos como liberadores. Pero los ucranianos los consideran ocupantes. Rusia nunca ha entendido a Ucrania", añade Fedor.

Cabe recordar que el territorio de la ucrania soviética fue el foco de los mayores genocidios de la historia. En la década del ’30, antes de la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto, Stalin ordenó la expropiación de los ricos campos de Ucrania, y se los entregó a jerarcas del Partido Comunista.

Esto llevó a una de las hambrunas más fuertes de la historia, pero Stalin redobló la apuesta y se llevó los pocos recursos producidos a Moscú, dejando a los ucranianos a su merced para que se mueran de hambre.

Las tropas rojas sitiaron Kiev y otros importantes centros urbanos, y dejaron que ciudades enteras se mueran de hambre. Este genocidio fue conocido posteriormente como Holodomor, y dejó 7 millones de ucranianos muertos, sea por hambre, ejecuciones sumarias, enfermedades o incluso canibalismo.

Desde entonces, cualquier intento por asimilar las nacionalidades ucranianas y rusas ha sido en vano, y la población ucraniana desarrolló un fuerte rechazo por los dictaminados de Moscú.

Fedor asegura que ahora los ataques de Rusia han consolidado a toda Ucrania, y que muchos ciudadanos que nunca se habían preguntado qué significa ser ucraniano, y qué diferencias fundamentales hay con el ser ruso, ahora lo entienden.

Preguntado por la labor del presidente ucraniano Volodimir Zelénski, Fedor contó que cuando llegó a la presidencia, la "parte activa de la sociedad civil" lo criticó duramente y que "su entorno perdió el sentido de la realidad", con medidas políticas y económicas que nunca tuvieron sentido.

Pero, según el periodista, después de las acciones realizadas por Zelénski en el contexto de la guera, gran parte de los que lo criticaban ahora lo admiran.

"Está aquí en Kiev. Está constantemente en contacto con los ciudadanos. Él, junto con su cuerpo diplomático, está dando grandes pasos: logró sanciones históricas, ayuda de los socios, el llamamiento a la Unión Europea", asegura Fedor. "Así que lo que Zelénski está haciendo ahora es digno de respeto, aunque no todos lo apoyemos políticamente.

"Como también bromeamos en Ucrania, Putin se creía el mayor estratega de la tierra, temido por los líderes mundiales, que quería devolver las "tierras históricas" en un día. Pero el capitán del equipo KVN de la ciudad de Krivoy Rog le jodió los planes", añade Fedor.

Klub Vesyólykh i Nakhódchivykh (KVN), algo así como el "club de gente divertida e ingeniosa", es un concurso televisado en el que Zelénski actuaba como cómico. A veces jugaban al fútbol y él era el capitán del equipo.

Una de las razones por las que Putin atacó ahora a Ucrania fue porque Joe Biden mostró debilidad, especialmente cuando los talibanes se apoderaron de Afganistán tras la retirada de las tropas estadounidenses en el país afgano.

Ante esta pregunta, Fedor asegura: "Podría ser una de las razones. Pero no estoy seguro de que sea la única y principal", dice Fedor. "Si has escuchado el discurso de Putin antes de reconocer Luhansk y Donetsk, has oído cuántas palabras ha dedicado a Ucrania. Es una fijación enfermiza. Si no hubiera retirada de tropas de Afganistán, habría algo más. Era una cuestión de tiempo", añade Fedor.

Ucrania no forma parte de la OTAN, pero se considera un "país asociado" desde la década de 1990. El periodista afirma que el gran objetivo de formar parte de la alianza era protegerse de las amenazas de Rusia, algo que finalmente ocurrió mientras el resto del mundo se hacía los desentendidos.

"Ahora deberíamos ingresar a la OTAN", explica. "Porque es Ucrania la que se enfrenta ahora a uno de los mayores ejércitos del mundo. Y lo hace con bastante éxito", dice el periodista.

“Los sentimientos son diferentes, por supuesto. Por suerte o no, una persona se adapta a todo. Incluso para la guerra, las sirenas constantes, los lanzamientos periódicos de cohetes en las casas, las muertes de personas que conozco”, cuenta sobre las diferencias entre los primeros días de la guerra y ahora, después de 2 meses de batallas.

“Ahora no está el miedo que había al principio de la guerra. Pero eso es solo porque vivo en Kiev. Las personas en Kharkov, Nikolaev, Mariupol, Gulyai Pole, que son bombardeadas todos los días, se sienten de manera diferente. También lo son las personas que viven en los territorios ocupados”, añade Fedor.

Y ahora hay más confianza en ganar. Una vez más, el precio de esta victoria es grande y terrible: miles de ucranianos asesinados”, concluye.


Por Guilherme Ramos, para La Derecha Diario.

Estados Unidos

Orbán asegura que la única manera de terminar con la guerra entre Rusia y Ucrania es que Trump gane la elección

Publicado

en

Orbán, luego de reunirse con Volodímir Zelenski, Vladimir Putin, y Donald Trump en una misma semana, afirmó que el expresidente de los Estados Unidos es el único que puede "solucionar" la guerra.

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, se reunió el jueves con el ex presidente Donald Trump en su club privado de Mar-a-Lago para avanzar en su agenda de alcanzar un acuerdo de "paz" entre Ucrania y Rusia.

"Fue un honor visitar a Trump (…) discutimos maneras de lograr la paz. La buena noticia es: él lo logrará", afirmó el líder de derecha en su cuenta de la plataforma X, acompañando su publicación con una imagen junto a Trump en el contexto de la cumbre de la OTAN, que concluyó el jueves en Washington.

Este encuentro con Trump se produce poco después de la reunión de Orbán con el presidente ruso, Vladimir Putin, y luego de que se reuniera la semana pasada con el presidente ucraniano, Volodimir Zelénski.

Trump ha sido un firme partidario de Orban, y esta reunión se produce después de otros encuentros del líder húngaro este mes, incluida una con Putin que sorprendió a muchos.

Varios países de la OTAN expresaron su preocupación el jueves por los recientes viajes de Orban a Moscú y Pekín, coincidiendo con el inicio de la presidencia de Hungría en el Consejo de la Unión Europea. Sin embargo, durante estos viajes, Orban ha buscado negociar la paz en el conflicto en Ucrania, algo que no está haciendo ningún otro líder del mundo.

Durante la cumbre aliada en Washington que concluyó recientemente, Orban fue visto en varias ocasiones apartado de las conversaciones informales entre líderes, incluso durante la cena de gala ofrecida por el presidente Biden en la Casa Blanca el miércoles por la noche.

En marzo pasado, durante un encuentro en Mar-a-Lago, ambos líderes discutieron sobre cómo restaurar la paz en Europa y poner fin a la guerra en Ucrania. Orban ha sugerido en el pasado que el conflicto no habría estallado si Trump hubiera seguido en la Casa Blanca.

Pocos días después de asumir la presidencia rotativa del Consejo de la UE el 1 de julio, Orban emprendió una gira por Kiev, Moscú, Pekín y Washington en lo que ha descrito como una "misión de paz" para Ucrania.

Orban y Trump han mantenido una sólida relación desde hace años, que comenzó cuando se encontraron por primera vez unos años atrás en un club de golf propiedad del republicano en Nueva Jersey.

El primer ministro húngaro fue el único líder de la Unión Europea que respaldó a Trump tanto en las elecciones de 2016 como en las de 2020, así como durante los juicios iniciados contra el ahora candidato presidencial republicano el año pasado.

El candidato republicano a las elecciones presidenciales ha expresado su admiración por Orban, a quien ha descrito como "el político más duro de Europa".

Por su parte, Orban ha criticado los juicios contra Trump, comparándolos con "métodos comunistas", mientras que considera al candidato republicano como"la única persona capaz de salvar a Occidente y a la humanidad en general".

El 1 de marzo, durante un foro en Turquía, Orban declaró que considera que la eventual vuelta de Trump al poder después de las elecciones presidenciales de noviembre es una condición necesaria para poner fin a la guerra en Ucrania.

Además, afirmó que durante el mandato del ex presidente Trump (2017-2021), se podría haber evitado una escalada en el conflicto de Gaza, argumentando que "sin Estados Unidos es imposible lograr la paz en Oriente Medio".

Seguir Leyendo

Estados Unidos

El G7 acordó un nuevo paquete de ayuda económica y militar por 50.000 millones de dólares para Ucrania

Publicado

en

Esto sigue a 61 mil millones de dólares en ayuda militar que enviará por su parte los Estados Unidos luego de que se apruebe el paquete en Washington.

En la cumbre del G7, en la ciudad italiana de Fasano, los siete jefes de Estado más importantes de Occidente acordaron una nueva financiación militar para el gobierno de Ucrania. La moción fue impulsada por el presidente estadounidense Joe Biden, quien propuso enviar unos 50.000 millones de dólares.

La ayuda será entregada por los recursos propios del G7 (principalmente de Estados Unidos y la Unión Europea) y el Banco Central Europeo, los cuales recibirán activos rusos confiscados tras la invasión de Ucrania, en concepto de pago de intereses.

En total, se han congelado activos por valor de alrededor de 325 mil millones de dólares desde 2022, generando alrededor de 3 mil millones de dólares al año en intereses. Según el nuevo plan, ese dinero se utilizará para pagar los intereses anuales del préstamo de 50 mil millones de dólares al gobierno ucraniano.

Al vincular la financiación de Ucrania a los activos rusos congelados, el G7 ha señalado que se aplican límites de gasto nominal a este paquete de ayuda en particular, en contraposición a un cheque en blanco de asistencia militar como ocurrió el año pasado.

Este cambio en la manera de entregar ayuda a Volodimir Zelenski, limitada a un tope de gastos anuales, indica una fuerte victoria en los intereses de Donald Trump, quien viene pidiendo este tipo de clausulas en las ayudas que se entregan desde que comenzó el conflicto.

Acuerdo militar entre Ucrania y los Estados Unidos

A pesar de ceder ante las presiones de Trump, quien lidera en todas las encuestas y los demás líderes del mundo ya lo consideran un fuerte actor político incluso siendo opositor en Washington, Biden logró firmar un acuerdo de seguridad bilateral con Zelenski por los próximos 10 años.

La Casa Blanca describe el acuerdo como uno diseñado para construir y mantener las capacidades defensivas de Ucrania, actuar como elemento disuasivo, fortalecer sus industrias de defensa y, con cierta "desviación de la misión" de los objetivos formales de seguridad, impulsar la recuperación económica y la seguridad energética.

Este acuerdo es considerado por muchos una "pendiente resbaladiza" hacia una mayor escalada, ya que ahora pone a Rusia en una guerra con un país que tiene un acuerdo militar con los Estados Unidos, algo que no pasó ni siquiera durante la Guerra Fría.

El pacto entre Estados Unidos y Ucrania pone en letras una medición de la agresión rusa, con la promesa de consultas (énfasis agregado) “en los niveles más altos para determinar las medidas apropiadas y necesarias para apoyar a Ucrania e imponer costos a Rusia.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Estados Unidos amenaza con desatar la Tercera Guerra Mundial: Blinken confirmó que quieren sumar a Ucrania a la OTAN

Publicado

en

Blinken insta a enviar más ayuda para Ucrania a medida que la OTAN se prepara para ingresar al país en guerra con Rusia a la alianza militar.

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, dijo este jueves que Ucrania "sin dudas" eventualmente se unirá a la OTAN, ya que el apoyo al país sigue siendo "sólido como una roca" entre los estados miembros.

"Ucrania se convertirá en miembro de la OTAN. Nuestro propósito en la cumbre es ayudar a construir un puente hacia esa membresía", dijo Blinken a los periodistas en Bruselas.

Cabe aclarar que el ingreso de esta nación a la organización del Atlántico forzaría a todos los actuales miembros, entre ellos Estados Unidos, a defender militar y personalmente a Ucrania, lo cual si sigue en guerra con Rusia, implicaría inmediatamente una declaración de guerra al país que lidera Vladimir Putin.

"Basado en lo que escuché hoy… todos, incluido Estados Unidos, van a redoblar y, según sea necesario, profundizar sus esfuerzos para encontrar los recursos que Ucrania sigue necesitando", dijo Blinken a los periodistas después de reunirse con los ministros de Relaciones Exteriores de la OTAN en la sede de la alianza.

Si bien los miembros individuales de la OTAN han estado proporcionando armas a Ucrania, la organización en su conjunto se ha concentrado en brindar ayuda no letal por temor a una escalada de tensiones con Rusia a través de una participación más directa.

"Más de 30 países han firmado o están en proceso de negociar acuerdos bilaterales con Ucrania, y nosotros mismos, Estados Unidos, estamos trabajando en nuestro propio acuerdo bilateral", dijo.

Más temprano el jueves, Blinken se reunió con el Ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, en Bruselas, donde ambos discutieron la situación en el campo de batalla y las formas de reforzar el sector energético de Ucrania a la luz de los continuos ataques de Rusia.

Estados Unidos será el anfitrión de una cumbre de la OTAN en Washington del 9 al 11 de julio. Blinken discutió las prioridades para la reunión con Kuleba mientras la OTAN celebra su 75º aniversario, y allana el camino para el eventual ingreso de Ucrania.

"Ucrania se convertirá en miembro de la OTAN", dijo Blinken. "Nuestro propósito de la cumbre es ayudar a construir un puente hacia esa membresía y crear un camino claro para que Ucrania avance".

Seguir Leyendo

Tendencias