Seguinos en redes

Ucrania

Ucrania descubre la mayor fosa común del genocidio que la Unión Soviética cometió en 1937

Publicado

en

Ignorado por los libros de historia modernos, que hablan exclusivamente del Holocausto, siguen apareciendo pruebas de uno de los mayores genocidios de la historia, el holodomor, cuando Stalin asesinó a 12 millones de ucranianos.

Ucrania sigue desenterrando los horrores del comunismo. Casi noventa años después del holodomor, uno de los mayores genocidios de la historia, que implicó el asesinato a través de someter a la hambruna a ciudades enteras de las zonas rurales de Ucrania que no querían entregar sus tierras al Estado soviético, además de ejecuciones masivas.

Este 26 de agosto, el Instituto de Memoria Nacional de Ucrania (IMNU) ha informado del hallazgo de 29 fosas comunes de la época soviética, concretamente de la Gran Purga de la era de Stalin, en Tatarka, cerca de Odesa, a orillas del mar Negro.

Los cuerpos hallados fueron víctimas del Comisariado Popular de Asuntos Internos (NKVD), que cortó toda la cadena de suministros a algunas ciudades ucranianas y hacía redadas donde fusilaba a sangre fría a los disidentes del régimen central comunista.

La documentación fue hallada por el historiador ucraniano Oleksandr Babich, quien encontró material inédito de la década del ’30 que hablaban de ejecuciones en masa en Odesa.

La documentación apunta a que las fosas podrían extenderse desde el lugar comprobado hasta un antiguo cuartel militar, lo que de confirmarse lo convertiría en el mayor lugar de enterramiento en masa de este tipo de toda Ucrania.

“Solo podemos especular con la sangre que derramó el poder soviético para imponerse en Odesa”, ha explicado el IMNU en un comunicado.

La Gran Purga fue una campaña de detenciones, represión política y limpieza étnica perpetrada por el Partido Comunista de la Unión Soviética en la rebelde Ucrania, cuya población fue de las que más rechazó la asimilación comunista en Europa del Este del bloque soviético. El Centro Memorial para los Derechos Humanos de Moscú estima que al menos 12 millones de ucranianos fueron asesinados en la década del ’30.

22Vinnitsa.jpg
Fosas común en Vinnytsia, otra de los puntos donde la URSS enterraba a las víctimias del holodomor.

Ucrania

El insólito caso de Anatoli Sharí: Un ucraniano arrestado en España por escribir en contra de Zelénski

Publicado

en

La Justicia española lo detuvo y lo puso en libertad condicional. Mientras espera la decisión de extradición, se le retuvo el pasaporte y se le prohibió salir de España.

A principios de este mes, la Policía Nacional española detuvo en Tarragona al bloguero y político ucraniano Anatoli Sharí, acusado por Ucrania de “alta traición” y “violación de la segurdad nacional” por sus posiciones pro-rusas.

La detención se dio en el marco de una operación dirigida por la Brigada de Información de Cataluña que llevaba gestándose varias semanas junto al Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU), la Oficina del Fiscal General y la Policía española, según informaron las autoridades.

Después de declarar en la Audiencia Nacional, Sharí quedó en libertad condicional con medidas cautelares y queda a la espera de que se decida si será extraditado a Ucrania, según ha informado su abogado, Gonzalo Boye.

Para el SBU, Sharí “llevó a cabo actividades ilegales en detrimento de la seguridad nacional de Ucrania en el ámbito de la información” y señalan que el bloguero difunde desinformación al servicio de Rusia y podría ser condenado a más de 15 años de prisión.

Desde la defensa de Sharí aseguran que es una persecución política de Zelénski por ser un opositor a su gobierno, con la complicidad del gobierno de España. El propio Sharí declaró y escribió en numerosos medios que condena la invasión rusa y clasifica el ataque como una agresión al pueblo ucraniano.

Pero nada de esto le importó al Servicio de Seguridad Ucraniano (SBU), que señaló que “la evidencia de la investigación está confirmada por una serie de estudios de expertos, que establecieron que en las entrevistas y discursos de Sharíy hay pruebas de sus actividades subversivas contra Ucrania“.

Cabe recordar que Sharí lanzó su propio partido político en 2019 y participó en las elecciones parlamentarias de ese año obteniendo un 2,23% de los votos a nivel nacional pero logrando meter bastantes concejales a nivel local, lo cual lo convirtió en una importante figura de la oposición.

Según el SBU, ese año repartió material de campaña con un mapa de Ucrania sin la península de Crimea, lo cual fue interpretado como un apoyo a la anexión rusa del 2014, y por esto y otras expresiones, fue imputado por alta traición.

Entre la demás “evidencia”, el SBU destacó una serie de posteos criticando el Euromaidán, una protesta popular masiva en contra del presidente pro-ruso Viktor Yanukóvich que resultó en su renuncia. Finalmente terminó siendo reemplazado por Petro Poroshenko, un empresario ligado a Estados Unidos.

Sharí expuso correctamente que el Euromaidán fue financiado por el Departamento de Estado de Obama, y que fue una revuelta planificada para sacar a Ucrania de la esfera de influencia de Rusia y depositarla en la de Estados Unidos.

Al periodista no le quedó otra opción que irse de Ucrania, y en 2020 se mudó a España. Desde ese año vive en Tarragona con su familia y no se presentó a declarar cuando fue citado por el SBU por el caso en su contra. El año pasado había solicitado protección judicial en varias oportunidades debido al “acoso” que decía sufrir por parte de otros ciudadanos ucranianos y de los servicios ucranianos.

En una entrevista con el diario El País, Sharí había denunciado ser víctima de persecución política y dijo que “Ucrania utiliza las instituciones españolas para agredir a un opositor. España cree que trata con un país democrático y una justicia independiente, no es así”.

Desde ya que para que la denuncia en su contra tenga más sustento, también se lo acusó de cobrar dinero del gobierno ruso, algo que todavía no fue respaldado con evidencia. Sharí se defiende argumentando que su acomodado estilo de vida y su casa en España, valuada en 670.000 euros son producto de sus ingresos generados por su canal de YouTube y su página web, ambas prohibidas en Ucrania

Diversos críticos de la medida indican que España no debe intervenir en la situación ya que atenta con la libertad de expresión, otros ven a Sharí como un criminal que atenta contra su Nación. Lo cierto es que ahora Ucrania tiene 40 días para decidir si extradita al bloguero y lo juzga en su territorio, con todo lo que eso conlleva en medio de una guerra, o si lo deja en las manos de la justicia española. 

Seguir Leyendo

Rusia

Rusia ofrece venderle energía a Ucrania proveniente de la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, tomada en combate

Publicado

en

La planta se encuentra en territorio ucraniano pero está bajo dominio ruso. Autoridades de Kiev denunciaron que Moscú prepara un referéndum en la región.

El vice primer ministro de Rusia, Marat Jusnulin, afirmó el miércoles que la Central Nuclear de Zaporiyia —en territorio ucraniano pero bajo dominio ruso— está preparada para suministrar energía a Ucrania siempre que Kiev esté dispuesto a recibirla y pagar por ella.

“La central nuclear se pondrá en marcha. Tenemos una amplia experiencia trabajando con plantas nucleares. Si Ucrania está preparada para recibir y pagar, entonces la central trabajará para ellos. Si no aceptan, trabajara para Rusia”, dijo en declaraciones durante una entrevista para el medio ruso TASS.

Respecto a la producción de energía en Zaporiyia, Jusnulin dijo que la energía nuclear es una de las más baratas del mundo y celebró que Rusia adhiera una central nuclear más a los 37 reactores que tiene en su territorio.

El vice primer ministro ruso viajó este miércoles a la ciudad ucraniana de Melitopol, cerca de la central nuclear de Zaporiyia, desde donde dio un discurso marcando las victorias en combate del Ejército ruso e ironizando sobre la energía que ahora le pueden vender a Ucrania.

“Es por esto que he venido aquí, para brindar la máxima asistencia y una oportunidad para la reintegración” afirmó el vice primer ministro, quien el martes ya visitó algunos puntos de la región de Jersón para abordar la recuperación económica tras los enfrentamientos entre tropas ucranianas y rusas.

La semana pasada, el asesor del ministerio del Interior de Ucrania, Vadym Deniseko, denunció que los ocupantes rusos recibieron órdenes del Kremlin para preparar un referéndum en las regiones de Jérson y Zaporiyia en los próximos meses, donde se les preguntará a los residentes si quieren permanecer en Ucrania o ser parte de Rusia.

Desde ya que si eso ocurre no se puede esperar que las elecciones sean libres, ambas regiones están bajo ocupación militar y el plebiscito estaría organizado por el mismo Ejército ruso. Pero sería la excusa perfecta para Putin para anexar el territorio, o a lo sumo dárselo a las pseudo-independientes Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk.

Por su parte, el presidente de la administración militar regional de Jérson, Gennady Laguta, informó de que los ocupantes están recogiendo los datos personales de los residentes para las elecciones y expresó su convencimiento de que los habitantes de Jersón apoyan a Ucrania y no acudirán al referéndum.

La agencia Unian recordó que los rusos tiene previsto realizar un “censo” de la población en la región de Jérson, al igual que hicieron en la península ucraniana de Crimea, luego de ser anexada en 2014.

Seguir Leyendo

Ucrania

Entrevista con Fedor Popadiuk, periodista ucraniano que cuenta cómo es la situación de su país en medio de la guerra con Rusia

Publicado

en

Entre tanta fake news sobre la guerra con Rusia, tuvimos la oportunidad de entrevistar a un periodista ucraniano que vivió (y todavía vive) la guerra en primera persona.

Why would Russia invade Ukraine and what does Putin want? | News | The Times

Desde los primeros días de la guerra estamos informando acerca de la invasión rusa de Ucrania. Desde la redacción de La Derecha Diario tuvimos extremo cuidado en la publicación de muchas noticias, ya que el conflicto bélico dio lugar a una de las campañas de desinformación más grandes de los tiempos.

Estas fake news, que fueron usadas como herramientas políticas en el pasado pero hoy cumplen un nuevo rol en conflictos armados, vinieron indiscriminadamente tanto de Rusia como de Ucrania, por lo que se hizo muy difícil separar entre verdad y relato.

En este contexto, nuestro periodista brasileño Guilherme Ramos, logró ponerse en contacto con Fedor Popadiuk, periodista ucraniano del periódico online Pravda (Verdad Ucraniana), para hablar de su experiencia personal sobre lo que está pasando en el país europeo.

Fedor, que vive en Kiev, detalla su experiencia en la capital ucraniana. “Una semana antes de la guerra estaba bebiendo cerveza con unos amigos, y aunque hablamos de la guerra, nunca nos imaginamos que se terminarían tan rápido los tiempos de paz“, relata.

“Ahora podemos caminar más que en los primeros días de la guerra, pero a veces los cohetes rusos destruyen casas y matan a nuestra gente. La última vez fue hace una semana”, explicó en referencia a la retirada de tropas rusas del frente norteño.

“En Kiev, las sirenas no dejan de aullar y vivimos constantemente con el temor de que un cohete caiga sobre nuestra casa. Rusia no pudo tomar Kiev con su ejército, así que ahora están empezando a destruirla“, añade Fedor.

Fedor Popadiuk.

Fedor también habla de que las ciudades cercanas a la capital fueron destruidas. “Por lo que sabemos sobre Bucha, muchos civiles fueron asesinados y violados. Por ejemplo, mataron al padre uno de nuestros editores”, asegura.

Al hablar de por qué Putin decidió invadir Ucrania, Fedor cuenta que habló en su podcast con un politólogo ruso al respecto. “Entonces me dijo lo que ya habíamos entendido: Putin cree que el pueblo ucraniano no existe y que las fronteras de nuestro Estado son condicionales“, contó.

Según Fedor, desde el inicio de la Rusia moderna, que comenzó en 1991 tras la caída de la URSS, siendo Boris Yeltsin el primer presidente de Rusia propiamente dicho, Ucrania ha hecho todo por alejarse del país, y que el gobierno ruso está intentado recuperar su esfera de influencia.

Fedor cree que Putin ya poseía planes para apoderarse de partes de Ucrania desde el año 2000, habiéndose implementado a partir de 2014, cuando Rusia se anexionó Crimea e inició una guerra en el Donbás. “Si no fuera por Rusia, todas las atrocidades que han pasado en el Donbás todo este tiempo podrían haberse evitado“.

El periodista dice que no cree que el líder ruso tuviera el plan de invadir toda Ucrania, pero que este plan se desarrolló muy activamente en los últimos dos años. “Esto fue acompañado de una acumulación de fuerzas en la frontera, represiones dentro de Rusia, bombeando a la gente con propaganda“, dice Fedor.

El periodista comentó el discurso del presidente Putin del 25 de febrero, en el que calificó al presidente Zelensky y a sus ministros de “banda de drogadictos y neonazis, que se han instalado en Kiev y toman como rehén a todo el pueblo ucraniano“. Según Fedor, “parece que el propio Putin se creyó su propaganda“.

“Y eso explica por qué la blitzkrieg no se produjo. Putin pensó que los ucranianos recibirían a los soldados rusos como liberadores. Pero los ucranianos los consideran ocupantes. Rusia nunca ha entendido a Ucrania“, añade Fedor.

Cabe recordar que el territorio de la ucrania soviética fue el foco de los mayores genocidios de la historia. En la década del ’30, antes de la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto, Stalin ordenó la expropiación de los ricos campos de Ucrania, y se los entregó a jerarcas del Partido Comunista.

Esto llevó a una de las hambrunas más fuertes de la historia, pero Stalin redobló la apuesta y se llevó los pocos recursos producidos a Moscú, dejando a los ucranianos a su merced para que se mueran de hambre.

Las tropas rojas sitiaron Kiev y otros importantes centros urbanos, y dejaron que ciudades enteras se mueran de hambre. Este genocidio fue conocido posteriormente como Holodomor, y dejó 7 millones de ucranianos muertos, sea por hambre, ejecuciones sumarias, enfermedades o incluso canibalismo.

Desde entonces, cualquier intento por asimilar las nacionalidades ucranianas y rusas ha sido en vano, y la población ucraniana desarrolló un fuerte rechazo por los dictaminados de Moscú.

Fedor asegura que ahora los ataques de Rusia han consolidado a toda Ucrania, y que muchos ciudadanos que nunca se habían preguntado qué significa ser ucraniano, y qué diferencias fundamentales hay con el ser ruso, ahora lo entienden.

Preguntado por la labor del presidente ucraniano Volodimir Zelénski, Fedor contó que cuando llegó a la presidencia, la “parte activa de la sociedad civil” lo criticó duramente y que “su entorno perdió el sentido de la realidad”, con medidas políticas y económicas que nunca tuvieron sentido.

Pero, según el periodista, después de las acciones realizadas por Zelénski en el contexto de la guera, gran parte de los que lo criticaban ahora lo admiran.

Está aquí en Kiev. Está constantemente en contacto con los ciudadanos. Él, junto con su cuerpo diplomático, está dando grandes pasos: logró sanciones históricas, ayuda de los socios, el llamamiento a la Unión Europea”, asegura Fedor. “Así que lo que Zelénski está haciendo ahora es digno de respeto, aunque no todos lo apoyemos políticamente.

“Como también bromeamos en Ucrania, Putin se creía el mayor estratega de la tierra, temido por los líderes mundiales, que quería devolver las “tierras históricas” en un día. Pero el capitán del equipo KVN de la ciudad de Krivoy Rog le jodió los planes“, añade Fedor.

Klub Vesyólykh i Nakhódchivykh (KVN), algo así como el “club de gente divertida e ingeniosa“, es un concurso televisado en el que Zelénski actuaba como cómico. A veces jugaban al fútbol y él era el capitán del equipo.

Una de las razones por las que Putin atacó ahora a Ucrania fue porque Joe Biden mostró debilidad, especialmente cuando los talibanes se apoderaron de Afganistán tras la retirada de las tropas estadounidenses en el país afgano.

Ante esta pregunta, Fedor asegura: “Podría ser una de las razones. Pero no estoy seguro de que sea la única y principal“, dice Fedor. “Si has escuchado el discurso de Putin antes de reconocer Luhansk y Donetsk, has oído cuántas palabras ha dedicado a Ucrania. Es una fijación enfermiza. Si no hubiera retirada de tropas de Afganistán, habría algo más. Era una cuestión de tiempo“, añade Fedor.

Ucrania no forma parte de la OTAN, pero se considera un “país asociado” desde la década de 1990. El periodista afirma que el gran objetivo de formar parte de la alianza era protegerse de las amenazas de Rusia, algo que finalmente ocurrió mientras el resto del mundo se hacía los desentendidos.

Ahora deberíamos ingresar a la OTAN“, explica. “Porque es Ucrania la que se enfrenta ahora a uno de los mayores ejércitos del mundo. Y lo hace con bastante éxito”, dice el periodista.

“Los sentimientos son diferentes, por supuesto. Por suerte o no, una persona se adapta a todo. Incluso para la guerra, las sirenas constantes, los lanzamientos periódicos de cohetes en las casas, las muertes de personas que conozco”, cuenta sobre las diferencias entre los primeros días de la guerra y ahora, después de 2 meses de batallas.

“Ahora no está el miedo que había al principio de la guerra. Pero eso es solo porque vivo en Kiev. Las personas en Kharkov, Nikolaev, Mariupol, Gulyai Pole, que son bombardeadas todos los días, se sienten de manera diferente. También lo son las personas que viven en los territorios ocupados”, añade Fedor.

Y ahora hay más confianza en ganar. Una vez más, el precio de esta victoria es grande y terrible: miles de ucranianos asesinados”, concluye.


Por Guilherme Ramos, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Tendencias