Seguinos en redes

Ucrania

Ucrania recibió de Occidente poderosos vehículos blindados, pero se queja porque no le enviaron tanques de guerra

Publicado

en

A pesar de que Estados Unidos se ha comprometido a enviar vehículos Bradley, Alemania vehículos Marder y Francia vehículos AMX-10RCS, el país invadido por Rusia reclama armamento más pesado aún, como tanques Leopard alemanes.

En la primera semana del año, Estados Unidos confirmó que le enviaría 50 vehículos de combate tipo Bradley IFV (Infantry Fighting Vehicle), además de 100 Humvees, vehículos resistentes a las minas explosivas, y una gran cantidad de misiles y otras municiones.

A su vez, el canciller alemán Olaf Scholz confirmó en su comunicado conjunto con Biden que por su parte, Alemania proporcionaría 40 vehículos blindados Marder IFV, tanquetas similares a las Bradley que tienen menor maniobrabilidad pero mayor resistencia.

Sin embargo, esto no dejó satisfechas a las autoridades de Ucrania. El comandante militar de mayor rango de las Fuerzas Armadas ucranianas, el general Valery Zaluzhny, expuso su lista de deseos en cuanto al equipamiento militar necesario para repeler la inminente ofensiva rusa. “Sé que puedo vencer a este enemigo. Pero necesito recursos. Necesito 300 tanques, 600-700 IFVS, 500 obuses”, señaló.

Ninguno de los vehículos de guerra pedidos fue enviado por Occidente, y el gobierno ucraniano expresó su enojo y dijo que se sintió defraudado por las donaciones, aunque agradeció al gobierno estadounidense y alemán por los envíos.

Los analistas occidentales consideran que estos vehículos de combate de infantería podrían ayudar a Ucrania a penetrar en las líneas rusas, aprovechando los éxitos del año pasado haciendo retroceder a las fuerzas invasoras de las zonas de Kiev, Jarkiv, Jerson y sus alrededores.

Tras los anuncios, el presidente francés Emmanuel Macron anunció su propio envío de “tanques ligueros” para el esfuerzo bélico de Ucrania, en referencia a una donación de 20 AMX-10RC, aunque estos tampoco son tanques como los que pidió el gobierno de Ucrania.

Cabe resaltar que el AMX-10RC francés, el Bradley estadounidense y el Marder alemán son vehículos bastante diferentes. El vehículo francés tiene ruedas y es relativamente rápido en carreteras y terrenos duros, pero su blindaje es relativamente delgado. El Bradley y el Marder, más pesados, tienen orugas, que son más difíciles de mantener, pero funcionan mejor en el terreno pantanoso de Ucrania, que aún no se ha congelado en todas partes. Todos tienen una impresionante potencia de fuego, y sus armas están hechas para destruir tanques pesados, como el T-72 ruso.

AMX-10RCS francés

El general Zaluzhny expresó su desilusión y aclaró que, al disponer de tres modelos de vehículos de combate, cada uno con un cañón diferente, se complicarán aún más los problemas logísticos y de mantenimiento de Ucrania, que tendrá que gestionar un arsenal mixto

El jefe militar de Ucrania también se quejó porque tendrán que idear formas para que los vehículos se comuniquen eficazmente entre sí y con las unidades de acompañamiento, un lujo que no se pueden dar en la situación de enfrentamiento continúo con las fuerzas rusas.

Además, “la máquina francesa tiene una gran potencia de fuego pero carece de protección suficiente”, asegura Nick Reynolds, analista del Royal United Services Institute. “Después de todo, es un vehículo con ruedas, lo que lo hace vulnerable, incluso si tiene una capacidad todoterreno bastante buena”, dijo, defendiendo las críticas de las autoridades ucranianas.

Una gran pregunta es si la entrega actual de vehículos blindados prepararán el camino para la entrega de tanques occidentales, que Ucrania está pidiendo a gritos. Desde hace algunos meses, Ucrania mantiene la solicitud por la transferencia de tanques de origen occidental, principalmente los Leopard 1 y Leopard 2, por ahora sin éxito.

Alemania, país donde se fabrican los tanques Leopard, se ha negado repetidamente a enviarlos a Ucrania, debido a que Rusia había marcado una línea roja en estos envíos, bajo la amenaza de cortar todo el suministro de gas. Sin embargo, la nación germana ahora ha firmado múltiples acuerdos con Qatar y a medida que baje su dependencia del gas ruso, este tipo de envíos podrían empezar a materializarse.

Muchos se preguntan por qué Ucrania no pide por los M1 Abrams de Estados Unidos, mejores y con mayores existencias a los Leopard. La razón por la cual el tanque estadounidense no es enviado por Estados Unidos a Ucrania es la demanda de una cadena logística muy aceitada y porque reclaman un mantenimiento más complejo que el tanque germano.

El presidente de España, Pedro Sánchez, había expresado su deseo de ceder algunos de sus Leopard 2A4 almacenados, iniciativa que posteriormente fue rechazada por el Congreso. Por su parte, el presidente del Comité de Defensa finlandés, Antti Häkkänen, dijo que Finlandia entregaría tanques Leopard 2 a Ucrania si los demás países europeos deciden ampliamente tomar la misma decisión, pero por el momento ha caído en oídos sordos.

Ucrania no tiene tanques propios, y de hecho ha estado utilizando tanques del mismo modelo que los rusos, lo que ha llevado a las tropas de Putin a marcar sus vehículos de combate con una “Z” blanca mayúscula para poder distinguirlos.

Ucrania ha recibido más de tres centenares de tanques de la familia T-72 de sus aliados directos, a los cuales se les tienen que sumar decenas de T-62, T-72, T-80 y T-90 capturados a las Fuerzas Armadas rusas.

Esto no solo se debe a la necesidad de reemplazar las cuantiosas pérdidas sufridas desde el 24 de febrero, sino que también apunta a mejorar ciertas capacidades que los blindados de la era soviética no pueden ofrecer.

De acuerdo con las previsiones del alto mando ucraniano, necesitan centenares de tanques, vehículos de combate de infantería y piezas de artillería para poder inclinar la balanza en todos los frentes, meta que aún está muy lejos de la realidad.

Tanques Leopard alemanes

Estados Unidos

Los más altos generales de Estados Unidos visitan un área de entrenamiento para soldados ucranianos en Alemania

Publicado

en

Mark Milley se reunió durante un par de horas con el jefe militar de Ucrania, el general Valerii Zaluzhnyi, y visitó el área de entrenamiento de Grafenwoehr, en Alemania, donde tropas ucranianas están siendo entrenadas por el 7º Comando de Entrenamiento del Ejército.

El general del ejército estadounidense y jefe del Estado Mayor Conjunto, Mark Milley, el más alto oficial militar norteamericano, viajó a un sitio cerca de la frontera entre Ucrania y Polonia el martes y habló con su homólogo ucraniano, Valerii Zaluzhnyi, cara a cara por primera vez, en una reunión que subraya los crecientes lazos entre los dos ejércitos y llega en un momento crítico cuando la guerra de Rusia con Ucrania se acerca a la marca de un año.

Muchas son las voces que acusan a las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos de estar demasiado involucradas en la guerra, no solo por los miles de millones de dólares enviados en asistencia económica, si no por el apoyo que le han dado en estrategia militar en los últimos meses.

Hay cada vez más evidencia que permite catalogar el conflicto en Ucrania como una guerra proxy, un tipo de guerra que se produce cuando dos o más potencias utilizan a terceros como sustitutos, en vez de enfrentarse directamente. En este caso, entre la OTAN y Rusia.

El coronel del ejército Dave Butler, portavoz de Milley, dijo a los reporteros que los dos generales sentían que era importante reunirse en persona, pero no explicó por qué. Los reporteros no acompañaron a Milley a la reunión y, bajo las condiciones establecidas por los militares, acordaron no identificar la base militar en el sureste de Polonia donde se encontraban.

Han hablado en detalle sobre la defensa que Ucrania está tratando de hacer contra la agresión de Rusia. Y es importante: cuando tienes dos profesionales militares mirándose a los ojos y hablando de temas muy, muy importantes, hay una diferencia“, señaló Butler.

Milley, dijo Butler, podrá “describir las condiciones tácticas y operativas en el campo de batalla y cuáles son las necesidades militares para eso, y la forma en que lo hace es entendiéndolo él mismo, pero también hablando con Zaluzhnyi regularmente“.

Actualmente, la comunidad internacional está aumentando su asistencia militar a Ucrania, incluido el entrenamiento ampliado de las tropas ucranianas por parte de Estados Unidos y la provisión de una batería de misiles Patriot, tanques y una mayor defensa aérea y otros sistemas de armas por parte de Estados Unidos y sus aliados europeos.

Mark Milley, Jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos

Milley y otros jefes de defensa se reunirán en Bruselas el miércoles y el jueves, y luego el Grupo de Contacto de Ucrania se reunirá en la Base Aérea Ramstein en Alemania el jueves y viernes. Este grupo está formado por unos 50 altos funcionarios de defensa, incluido el secretario de Defensa Lloyd Austin, y trabajan para coordinar las contribuciones militares a Ucrania.

Cuando quedó claro el lunes que Zaluzhnyi no podría viajar a Bruselas para una reunión de la OTAN y otros jefes de defensa, rápidamente los estadounidenses decidieron reunirse con los ucranianos en Polonia.

Milley también está presenciando el nuevo entrenamiento de las fuerzas ucranianas que Estados Unidos está proporcionando en el área de entrenamiento de Grafenwoehr en Alemania. El jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense dijo que preparará mejor a las tropas ucranianas para lanzar una ofensiva o contrarrestar cualquier aumento en los ataques rusos. El entrenamiento en Grafenwoehr está siendo realizado por el 7º Comando de Entrenamiento del Ejército.

El general norteamericano pasó un poco menos de dos horas en “Camp Kherson”, una sección de la base que lleva el nombre de una ciudad en Ucrania donde las tropas ucranianas obtuvieron una victoria clave contra Rusia el año pasado.

Más de 600 soldados ucranianos comenzaron el programa de entrenamiento ampliado en el campamento justo un día antes de que Milley llegara. Aunque el lunes fue solo el segundo día para los soldados ucranianos en el nuevo programa, el mensaje estaba llegando alto y claro.

Desde Estados Unidos se ha asegurado que estos son tiempos urgentes, y las lecciones que recibirán en las próximas cinco semanas sobre armas, vehículos blindados y técnicas de combate más sofisticadas son críticas mientras se preparan para defender a su país contra la invasión rusa.

Esta no es una rotación corriente“, aseguró Milley el lunes por la tarde mientras se reunía con los comandantes. “Este es uno de esos momentos en el tiempo en los que si quieres marcar la diferencia, es ahora“. “La urgencia era clara“, agregó el coronel Butler. “Estos soldados van a defender a su país en combate“.

Valerii Zaluzhnyi, Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania

Por primera vez desde que comenzó la guerra, los reporteros tuvieron amplio acceso para ver varias partes del entrenamiento. Se les permitió seguir a Milley y ver sus interacciones con las tropas y comandantes ucranianos y estadounidenses, pero no se les permitió informar conversaciones específicas con las fuerzas ucranianas ni tomar fotos o videos.

Las restricciones reflejan las preocupaciones de Estados Unidos sobre la escalada de la ira rusa por la participación de Occidente en la guerra. Cabe resaltar que, el mes pasado, el Pentágono había anunciado que Estados Unidos ampliaría el entrenamiento en un esfuerzo por perfeccionar las habilidades de las fuerzas ucranianas.

El curso de cinco semanas les enseñará a mover y coordinar eficazmente sus unidades en la batalla, utilizando artillería combinada, blindados y fuerzas terrestres. El entrenamiento incluirá instrucción en el aula y trabajo de campo, que si bien comenzará con escuadrones pequeños, crecerá gradualmente para involucrar a unidades más grandes. Culminará con un ejercicio de combate más complejo que reunirá a todo un batallón y una unidad del cuartel general.

Milley dijo el domingo que el objetivo es que las armas y equipos entrantes sean entregados a Ucrania para que las fuerzas recién entrenadas puedan usarlos “en algún momento antes de que aparezcan las lluvias de primavera“. “Eso sería ideal”, agregó.

La nueva instrucción se produce cuando analistas occidentales predicen que el Kremlin se está atrincherando para una guerra prolongada, y dicen que el comando militar ruso se está preparando para un esfuerzo de movilización ampliado.

En uno de sus últimos movimiento, Rusia lanzó un aluvión de ataques con misiles durante el fin de semana, incluso en Kiev, la ciudad nororiental de Kharkiv y la ciudad suroriental de Dnipro, donde el número de muertos en un edificio de apartamentos aumentó a 44.

Seguir Leyendo

Reino Unido

Gran Bretaña enviará tanques y helicópteros de guerra a Ucrania en la mayor donación militar desde la Segunda Guerra Mundial

Publicado

en

El primer ministro británico se ha comprometido a proporcionar tanques pesados Challenger 2 y sistemas de artillería a Ucrania, además de helicópteros Apache, en una escalada histórica en los envíos militares.

La oficina del Primer Ministro británico dijo el sábado por la noche que Gran Bretaña se comprometió a enviar 14 de sus principales tanques de batalla junto con apoyo de artillería adicional y helicópteros de guerra Apache a Ucrania, ignorando las amenazas de la embajada rusa en Londres.

Rishi Sunak se ha comprometido a “igualar o superar” el apoyo de defensa que el Reino Unido le envió a Ucrania el año pasado para este 2023, por lo que ya dio las instrucciones a sus ministros y funcionarios para ser “lo más proactivos posibles” y pensar nuevas maneras para asistir al gobierno ucraniano.

“Los funcionarios de defensa y seguridad del Reino Unido creen que se ha abierto una ventana donde Rusia está a la defensiva debido a problemas de reabastecimiento y la caída de la moral“, dijo el comunicado. “Por lo tanto, el primer ministro está alentando a los aliados a desplegar su apoyo planificado para 2023 lo antes posible para tener el máximo impacto“.

El anuncio sigue a una llamada telefónica con el presidente ucraniano Volodimir Zelenski el sábado durante la cual Sunak describió la ambición del Reino Unido de intensificar su apoyo a Ucrania, incluso a través de material bélico que podría enfurecer a Rusia.

Un escuadrón de 14 tanques Challenger 2 llegará a Ucrania en las próximas semanas y se espera que le sigan alrededor de 30 cañones autopropulsados AS90, operados por cinco artilleros, dijo la oficina del Primer Ministro británico en un comunicado oficial. El Challenger 2 es muy superior a los vehículos de combate pesado rusos, y le darán una ventaja muy clara a las fuerzas ucranianas.

Los Challenger 2 miden unos 8 metros, pesan 62,5 toneladas y tienen un motor diésel V-12 de 1.200 caballos de potencia de frenado. El tanque está equipado con tres cañones, entre ellos un cañón estriado de 120 mm que puede disparar proyectiles antitanque que fácilmente diezmarán los búnkeres y vehículos blindados rusos. Los otros dos cañones son una ametralladora de cadenas y una ametralladora de escotilla.

Este es un tanque de batalla diseñado para atacar a otros tanques, y ha estado en servicio con el ejército británico desde 1994. En sus casi tres décadas de funcionamiento, se ha desplegado en Bosnia y Herzegovina, Kosovo y principalmente, en Irak.

El Reino Unido también comenzará a entrenar a las fuerzas ucranianas para operar estos tanques en los próximos días. “A medida que el pueblo de Ucrania se acerca a su segundo año viviendo bajo el implacable bombardeo ruso, el primer ministro está dedicado a garantizar que Ucrania gane esta guerra“, dijo un portavoz del primer ministro en un comunicado.

Fuente: Al Jazeera

Por otro lado, el Reino Unido anunció que enviará helicópteros de ataque Apache, de fabricación estadounidense, a Ucrania. En concreto, se trata de cuatro unidades del último modelo, AH-64, que puede eliminar múltiples objetivos en segundos.

Cada Apache puede equiparse con hasta 16 misiles antitanque Hellfire, 76 cohetes Hydra de 70 mm y un cañón de cadena de 30 mm. Esto significa que cuatro Apaches podrían eliminar todo un regimiento de 70 tanques rusos en instantes.

El Apache será un punto de inflexión. Los tanques llegarán primero y pasará un tiempo antes de que puedan desplegarse los helicópteros. Otros miembros de la OTAN ahora seguirán su ejemplo“, dijo una fuente del gobierno británico al Daily Mirror, que explicó que el Reino Unido estará enviando estos helicópteros de guerra que compró hace años a los Estados Unidos.

“Junto con sus asesores militares más cercanos, ha analizado el panorama militar, analizado el impacto estratégico del apoyo del Reino Unido e identificado una ventana en la que cree que el Reino Unido y sus aliados pueden tener el máximo impacto“, dijo el comunicado oficial del Reino Unido.

Zelenski, en su discurso nocturno publicado horas antes del anuncio británico, calificó la ayuda esperada como “importante” para la defensa de Ucrania.

Es realmente lo que se necesita“, dijo el presidente ucraniano. “Y creo que otras decisiones similares seguirán siendo tomadas por otros socios, aquellos que entienden por qué no se les puede dar una sola oportunidad a tal maldad“.

Además, el líder ucraniano expresó su agradecimiento por el apoyo militar del Reino Unido en Twitter, escribiendo que “las decisiones que no solo nos fortalecerán en el campo de batalla, sino que también enviarán la señal correcta a otros socios“.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, y el Primer Ministro de Gran Bretaña, Rishi Sunak, visitan una exposición que muestra vehículos militares rusos destruidos, en medio de la invasión de Rusia, en el centro de Kiev, Ucrania.

Actualmente, Ucrania no tiene tanques propios y ha estado utilizando tanques de origen ruso, lo que ha llevado a las tropas de Putin a marcar sus vehículos de combate con una “Z” blanca mayúscula para poder distinguirlos.

Ucrania ha recibido más de tres centenares de tanques de la familia T-72 rusos de sus aliados directos, que tenían stocks de estos vehículos pesados que habían comprado durante tiempos de paz con Rusia. Además, el Ejército ucraniano cuenta con decenas de T-62, T-72, T-80 y T-90 capturados de las Fuerzas Armadas rusas.

Sin embargo, Ucrania ha pedido tanques de fabricación europea hace rato, especialmente los alemanes Leopard, que según el general Valery Zaluzhny le daría la ventaja necesaria para vencer en el campo de batalla contra Rusia.

Polonia había expresado su intención de donar los tanques Leopard que tienen a disposición, aunque el presidente Andrzej Duda subrayó que la medida solo sería posible como parte de una coalición internacional más grande de ayuda de tanques a Ucrania.

En una entrevista ayer con la televisión polaca, Zelenski agradeció el envío de tanques Leopard del Ejército polaco, pero advirtió de que “Polonia no puede asumir por sí misma todo el suministro de armamento”.

Además, Finlandia también señaló su disposición a contribuir con tanques de combate del mismo modelo si se establecía un paquete de defensa conjunta europeo.

El titular de Defensa del Reino Unido viajará a Estonia y Alemania esta semana para trabajar con los aliados de la OTAN y otros socios internacionales con el fin de ofrecer un paquete de ayuda militar en conjunto, algo a lo que el gobierno alemán ha resistido en los últimos meses.

Alemania, país donde se fabrican los tanques Leopard, se ha negado repetidamente a enviarlos a Ucrania, debido a que Rusia había marcado una línea roja en estos envíos, bajo la amenaza de cortar todo el suministro de gas. Sin embargo, la nación germana ahora ha firmado múltiples acuerdos con Qatar y a medida que baje su dependencia del gas ruso, este tipo de envíos podrían empezar a materializarse.

Por su parte, la Embajada rusa en Londres dijo que la decisión de enviar los tanques prolongaría la confrontación, provocaría más víctimas, incluidos civiles, y era evidencia de “la participación cada vez más obvia de Londres en el conflicto”.

Llevar tanques a la zona de conflicto, lejos de poner fin a las hostilidades, solo servirá para intensificar las operaciones de combate, generando más bajas, incluso entre la población civil“, señaló la Embajada rusa.

En cuanto a los tanques Challenger 2, es poco probable que ayuden a las Fuerzas Armadas de Ucrania a cambiar el rumbo en el campo de batalla, pero se convertirán en un gran objetivo legítimo para la artillería rusa“, agregaron.

Seguir Leyendo

Ucrania

BlackRock firma un acuerdo con Zelénski y se apropia del Fondo de Recuperación de Ucrania

Publicado

en

BlackRock, Zelenski y el Partido Demócrata se asocian en uno de los negociados más polémicos de las últimas décadas para administrar desde Nueva York el dinero del Fondo de Recuperación de Ucrania.

Por alguna razón que ni las autoridades de Ucrania ni de Estados Unidos todavía no se han dignado a explicar, la mega-financiera BlackRock tomó el control del Fondo de Recuperación de Ucrania el pasado mes de noviembre

La empresa, dirigida por Larry Fink, uno de los mayores confidentes del presidente Biden y asiduo donante del Partido Demócrata, firmó el 16 de noviembre del año pasado un Memorando de Entendimiento con el Ministerio de Economía de Ucrania.

En este acuerdo, se comprometió a la división BlackRock Financial Markets Advisory a “brindar apoyo de asesoramiento para diseñar un marco de inversión, con el objetivo de crear oportunidades para que los inversores públicos y privados participen en la futura reconstrucción y recuperación de la economía ucraniana”.

En otras palabras, BlackRock se hará cargo de la parte financiera de la “reconstrucción de Ucrania”, el titulo con el que Zelénski ha empezado a pedir donaciones luego de desechar la temática de defensa nacional, debido al masivo apoyo que reciben de la Casa Blanca y de Bruselas y los fuertes avances que ha tenido contra el frente ruso.

Cabe aclarar que este memorando se firmó tan solo 9 días después de que colapsara FTX, el exchange de criptos que había sido utilizado por su dueño, Sam Bankman-Fried, para instalar un esquema ponzi con el dinero de los inversores y de los clientes.

El Ministerio de Economía de Ucrania había estado trabajando con FTX para el lanzamiento del sitio de donaciones en criptomonedas, que fueron resguardadas en la plataforma, y luego convertidas a dólares. Reportes de medios especializados indican que Ucrania estaba en negociaciones con el criminal Bankman-Fried para otorgarle el control financiero del fondo que ahora controlará Larry Fink.

“El Memorando formaliza las discusiones que el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, y el presidente y director ejecutivo de BlackRock, Larry Finksostuvieron en septiembre sobre las posibilidades de impulsar inversiones públicas y privadas en Ucrania“, lee el comunicado oficial de la empresa. 

“Las discusiones fueron organizadas inicialmente por Andrew Forrest, fundador de Fortescue Metals Group, quien, según el Sr. Fink, fue fundamental para facilitar la primera reunión entre BlackRock FMA y el gobierno ucraniano”, asegura.  

A la fecha, BlackRock ya tomó control de una serie de antiguos activos pertenecientes a oligarcas ucranianos. Entre ellos se encuentran Metinvest, DTEK Naftogaz, Ukrzaliznytsia y Ukrenergo. Estos activos fueron vendidos en subasta a empresas estadounidenses.

Para reconfirmar esta asociación, Zelensky tuvo una serie de reuniones a fines de diciembre de 2022 con la gerencia de BlackRock para discutir los detalles de su trabajo y sus proyectos. Se acordó que una parte de las inversiones occidentales se gastará según lo previsto, o sea para la reconstrucción de Ucrania, mientras que otra parte será invertida en distintos activos financieros para resguardar el dinero.

Queda claro que una de las empresas financieras más grande del mundo selló un cliente fundamental. No, no estamos hablando del gobierno de Ucrania, estamos hablando del bolsillo de 300 millones de contribuyentes norteamericanos.

Zelenski reunido por videoconferencia con Larry Fink, el pasado 28 de diciembre.

Por Nicolás Promanzio, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Tendencias