Conecte con nosotros

Ucrania

Ucrania y Rusia al borde de la guerra: Putin se aprovecha de la debilidad de Joe Biden y militariza la frontera

Luego de un acuerdo de cese al fuego entre Ucrania y Rusia negociado por Donald Trump, su salida de la Casa Blanca allanó el camino para que Putin vuelva a poner en la mesa sus ambiciones expansionistas en Europa.

Publicado

en

Esta semana Rusia bombardeó la región de Donbass, en Ucrania, resultando en la muerte de 4 soldados ucranianos y poniendo a los dos países al borde de una guerra.

Según el presidente de Ucrania, Volodomir Zelensky, Putin ha estado reforzando la frontera entre Luhank y Donetsk y le advirtió a Estados Unidos que la inteligencia local asegura que una invasión rusa es inminente.
Fuerzas separatistas dentro del territorio ucraniano, financiadas por el Kremlin, han estado llevando a cabo una guerrilla contra el Ejército nacional buscando generar un conflicto que lleve a la intervención directa de las Fuerzas Armadas rusas, bajo la excusa de que son los mismos ucranianos que quieren anexarse a Rusia.

La escalada actual de Rusia es sistémica, la más grande de los últimos años“, dijo el Ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, en un comunicado. La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) registró cientos de violaciones del alto el fuego en los últimos días, incluidas 493 solamente el día 26 de marzo.

Desde la llegada de Joe Biden al poder, el presidente ruso Vladimir Putin ha entendido que volvió la debilidad política al gigante norteamericano y está probando nuevamente su suerte en sus intenciones expansionistas sobre el territorio ucraniano.

Biden llamó a Zelensky ayer por la noche y se comprometió a defender a Ucrania, aunque en el pasado ha fallado en hacer cumplir estas promesas. El Secretario de Prensa del Pentágono, John Kirby, dijo que Estados Unidos estaba al tanto de las escaladas rusas en la frontera y que están analizando con la Secretaría del Tesoro aplicar nuevas sanciones económicas contra el gabinete de Putin. 

Ad

En 2014, durante el gobierno de Obama y Biden, Putin invadió la Península de Crimea y le quitó este crucial territorio lleno de petróleo a Ucrania. El ex gobierno demócrata había prometido defender a los ucranianos de las aspiraciones imperialistas de Rusia, pero llegado el momento, no se animaron a hacer nada. Probablemente Putin sospechaba que la Casa Blanca de Obama no haría nada al respecto y por eso se animó a realizar ese avance territorial. 

Desde entonces, han habido pequeñas guerrillas y escaramuzas entre las Fuerzas Armadas de Ucrania y grupos separatistas que responden a Putin, concentrándose a lo largo de la frontera este de Ucrania, donde el Ejército ruso se ha desplegado totalmente y aspira a quitarle todo otro pedazo de territorio al Estado ucraniano. 

Durante el gobierno de Donald Trump, esta situación había quedado en pausa, y se dice que el ex presidente estadounidense había negociado con Putin quitar sus tropas de Siria a cambio de la desmilitarización de la frontera ucraniana.

Pero la pronta vuelta de Biden al poder revirtió estos planes, y Putin en pocos meses volvió a reforzar sus posiciones y los medios locales en Ucrania aseguran que Rusia se está preparando para una invasión a gran escala a la región de Donbass.

La región de Donbass está en una cuasi-guerra civil desde 2014 entre el Ejército ucraniano y fuerzas separatistas financiadas por Rusia.

Ad

Rusia argumentó que tiene derecho a mover sus tropas dentro de su territorio, aunque sea pegado a la frontera con Ucrania.  “No debería preocupar a nadie y no representa una amenaza para nadie“, dijo el jueves el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov. .

Sin embargo, el canciller ruso Sergey Lavrov advirtió ayer que cualquier intento de iniciar un nuevo conflicto militar en la región de Donbass podría resultar en la “destrucción” Ucrania en manos de Rusia.

La mayoría de los militares en Ucrania comprenden que cualquier acción que pueda generar un nuevo conflicto puede resultarles fatal. Tengo muchas esperanzas de que los militares no se dejarán impulsar por los políticos, quienes, a su vez, quieren de Occidente una respuesta, empezando por Estados Unidos“, dijo Lavrov.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Ucrania

Entrevista Jorge Vigo: Qué está pasando en el conflicto entre Rusia y Ucrania

Publicado

en

Nicolás Promanzio entrevista al mayor especialista argentino en la crisis entre Ucrania y Rusia, Jorge Vigo, para repasar todos los hechos relevantes hasta el momento.

Seguir Leyendo

Ucrania

El ex presidente de Ucrania, delfín político de Biden, está por ir preso por financiar grupos terroristas

Publicado

en

Se investiga que Petro Poroshenko ayudó a organizaciones terroristas a vender 54 millones de dólares en carbón al Estado. Enfrenta hasta 15 años de prisión si es declarado culpable, según funcionarios del gobierno.

La Oficina de Investigaciones del Estado de Ucrania acusó al ex presidente del país, Petro Poroshenko, de liderar un plan criminal para usar dinero público para financiar a los grupos terroristas separatistas respaldados por Rusia en el este del país.

El ex mandatario, ahora diputado y líder de la oposición, fue ubicado en el gobierno de Ucrania en 2014 por Estados Unidos tras la crisis de soberanía cuando Rusia anexó la península de Crimea, un histórico territorio ucraniano. El presidente en aquél entonces era el pro-Putin Viktor Yanukovych, y Estados Unidos hizo un fuerte lobby para que sea destituido en el Parlamento y que en su lugar asuma Poroshenko.

Poroshenko fue todo su mandato un delfín político de Barack Obama y de Joe Biden, quien en ese entonces oficiaba de vicepresidente y tenía a su cargo la política de Casa Blanca en el este de Europa.

Biden viajó en múltiples ocasiones a Ucrania durante el mandato de Poroshenko, y él mismo contó que le decía qué ministros poner o sacar a medida que los interesas de Estados Unidos en el país iban cambiando. También abrió múltiples negocios en Ucrania, ubicando a su hijo Hunter Biden en la dirección de la empresa de gas ucraniana Burisma Holdings, a pesar de tener cero experiencia en el sector.

El actual presidente, Volodímir Zelenski, quien llegó al poder como un antisistema que rompió este “bipartidismo” entre fuerzas políticas apoyadas por Rusia o Estados Unidos, lanzó una investigación sobre Poroshenko luego de que saliera a la luz que utilizó dinero del Estado para ayudar a organizaciones terroristas a vender carbón por valor de 1.500 millones de hryvnia, unos 54 millones de dólares.

Poroshenko es ahora el cuarto sospechoso en un creciente escándalo de corrupción, traición al Estado y colaboración con el terrorismo armado, que también incluye al legislador pro-Putin Viktor Medvedchuk, el ex ministro de energía Vladimir Demchishin y el empresario Sergei Kuzyara. Todos se enfrentan hasta 15 años de prisión si son declarados culpables.

Este caso también revela que Poroshenko, a pesar de haber sido ubicado en el poder por Estados Unidos, cooperaba con los movimientos separatistas pro-rusos. No se sabe si por pedido de Obama y Biden, o si también los traicionó a éstos para promover sus propios negocios ilícitos.

Seguir Leyendo

Ucrania

El presidente de Ucrania afirma que Vladimir Putin está planificando un golpe de Estado contra su gobierno

Publicado

en

El mandatario ruso estaba planificando un golpe de Estado para los primeros días del mes de diciembre, junto al magnate oligarca Rinat Akhmetov.

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, dijo a los periodistas en una conferencia de prensa este viernes 26 de noviembre en Kiev que los servicios de inteligencia de su país han descubierto planes para un golpe de estado planificado por Vladimir Putin, el máximo mandatario ruso.

Zelensky afirmó en la sesión informativa que la inteligencia ucraniana descubrió evidencia de un inminente complot golpista planeado para el primero o segundo día de diciembre, calificando el desarrollo de “importante” y elevando la alerta de seguridad nacional a máximo nivel.

Además han surgido grabaciones de audio de una supuesta reunión entre funcionarios rusos y dirigentes ucranianos opositores discutiendo planes para el golpe, que supuestamente sería financiado por uno de los oligarcas más ricos de Ucrania, Rinat Akhmetov.

Creo que esta es una operación y están tratando de derribarme o arrastrarlo a una guerra entre Rusia y Ucrania“, agregó Zelensky, mostrando una enorme preocupación por la información.

Las tensiones entre Ucrania y Rusia están en uno de los puntos más alarmantes en casi una década. Después de que Putin anexara la península ucraniana de Crimea al territorio ruso en 2014, Trump había logrado desescalar las tensiones en 2017 negociando una retirada de tropas de Estados Unidos de Siria a cambio de que Rusia retire tropas de la frontera con Ucrania.

Pero la llegada de Biden tiró por la borda toda la negociación, y Rusia reanudó la acumulación militar en la frontera con Ucrania, además de ataques de inteligencia constantes al gobierno de Zelensky.

El objetivo final de Putin es claro: quiere anexar a todo el territorio ucraniano a Rusia, y esto lo quiere lograr a través de la desestabilización política e institucional. El Kremlin también promueve la inseguridad en Ucrania, patrocinando grupos guerrilleros que cometen atentados en su territorio, algo que está generando entre los ciudadanos ucranianos un peligroso clamor popular para que Rusia intervenga y ponga fin a los atentados.

Zelensky sin embargo aseguró estar dispuesto a profundizar el conflicto, y defender la soberanía ucraniana a toda costa. “A diferencia de mí predecesor derrocado Victor Yanukovich, yo no huiré del país si las cosas se complican”, finalizó.

Así como Obama permitió que Rusia anexe Crimea durante su gobierno, Biden podría ser el presidente de Estados Unidos cuando Rusia avance finalmente sobre Ucrania y dé un golpe decisivo a la soberanía del país europeo.

El rol de Rinat Akhmetov en el intento de golpe de Estado

Akhmetov, cuya fortuna se estima en alrededor de los 7.500 millones de dólares, es el dueño de SCM Holdings, un conglomerado de empresas financieras, mediáticas e industriales, además de ser el presidente del club de fútbol Shakhtar Donetsk y de haber sido parlamentario en dos ocasiones por el pro-ruso Partido de las Regiones.

“Estoy indignado por la difusión de esta mentira, sin importar cuáles sean los motivos del presidente”, dijo Akhmetov en un comunicado proporcionado a The Associated Press por su portavoz Anna Terekhova.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, rechazó las acusaciones sobre la participación de su país en un golpe de estado contra Zelensky en comentarios a periodistas de la agencia de noticias rusa TASS. “Rusia nunca ha tenido planes de participar. Rusia generalmente nunca se involucra en tales asuntos”, dijo Peskov.

Los comentarios de Zelensky que implican a Akhmetov en el presunto golpe son claramente una señal preventiva para que el oligarca no se involucre en el golpe, que está organizando Moscú.

Los canales de televisión propiedad de Akhmetov han estado librando una atroz campaña de difamación contra Zelensky en los últimos meses, y señalando la importancia de que los ucranianos acepten la influencia rusa en el país para solucionar muchos de los problemas que acomplejan a los ciudadanos.

Ukraine's oligarchs jostle for influence with President Zelensky |  Financial Times

Seguir Leyendo

Trending