Conecte con nosotros

Europa del Este

Países bálticos prohíben la cadena de propaganda rusa RT en sus territorios

Las autoridades de Lituania y Letonia justificaron la decisión en base a la desinformación que divulga esta agencia de noticias abiertamente pro-Putin en favor de la anexión de estos territorios a Rusia. Estonia considera dar el mismo paso.

Publicado

en

Luego de la decisión de Letonia de suspender las transmisiones de la cadena rusa Russia Today (RT), Lituania ha seguido su ejemplo y ha aplicado la misma medida. Este hecho remarca la creciente tensión entre Putin y los ex-países de la Unión Soviética, que han trabajado muy duro para alejarse de su esfera de influencia y ser parte de Occidente.

La cadena RT es controlada y financiada por el gobierno de Rusia, y tiene alcance mundial. Considerada el brazo propagandístico de Putin, la agencia de noticias tiene la peculiaridad de adaptar su discurso según el país o la región donde transmite. Por ejemplo, mientras en Rusia mantiene un discurso fuertemente anti-homosexuales y pro-religión, en Latinoamérica “RT en Español” adhiere a la agenda LGBT, lanza duras críticas contra la iglesia católica y divulga fake news contra los gobiernos de Jair Bolsonaro de Brasil y Jeanine Añez de Bolivia.
En los países árabes mantiene un fuerte discurso pro-Irán y hasta defiende a las células terroristas de Hezbollah, mientras que en los países bálticos mantiene un fuerte discurso en favor de la sumisión de la soberanía de estos países en favor del Estado ruso.

El nombre señalado por los funcionarios de Letonia y Lituania es Dmitry Kiseliov, hombre acusado de controlar las noticias de RT. 
Kiseliov es un periodista y magnate del mundo de los medios de comunicación, conocido por su fuerte y dinámica campaña pro-anexión rusa de la región ucraniana de Crimea, sancionada por la Unión Europea en el año 2014. Su postura es belicista y violenta, lo cual representa una amenaza para los países cercanos territorialmente a Rusia.
Dmitry Kiseliov.

Ad

La agencia de noticias RT asegura que Kiseliov no forma parte de ninguna estructura perteneciente a la cadena. Sin embargo, el presidente Putin lo designó en 2013 como director de la agencia Rossiya Segodnya, que si bien es una empresa estatal diferente a RT, ésta se encarga de dirigir la agenda de todos los demás medios de comunicación del país.

Desde Rossiya Segodnya, Kiseliov maneja RT, el diario y radio Sputnik, y el canal de televisión VGTRK.

En diciembre, Estonia, otro país de la región báltica, había clausurado la agencia local Sputnik por divulgar noticias falsas creadas para beneficiar políticamente a Rusia. Ahora se especula que, siguiendo a Letonia y Lituania, también Estonia prohibiría a RT en el país.

Los gobiernos bálticos temen una anexión de Rusia así como la que hizo Vladimir Putin en 2014 con Ucrania, y tienen cero confianza en la capacidad de respuesta de la Unión Europea, por lo tanto, en la última década han estado tomando severas medidas para aminorar la influencia rusa en sus países.

Tanto Estonia como Lituania y Letonia tienen una fuerte impronta de la cultura y descendencia rusa, excusa que utilizó el gobierno de Putin para anexar la región de Crimea. Estos países creen que si la influencia de Rusia es erradicada de sus territorios, será su misma población que rechace tan fuerte una invasión rusa que hará imposible tener un Crimea 2.0 en la región.

Quedará por ver hasta qué punto Rusia tolerará estas contra-ofensivas en una verdadera Guerra de la Información.

 

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Hungría

La agencia AFP lanza un “fact-checker” en Hungría para “combatir la desinformación” del gobierno de Orbán

Publicado

en

El medio francés se mete en la política húngara para atacar desde la censura al gobierno del primer ministro Viktor Orbán, a meses de las elecciones más importantes en décadas del país del este de Europa.

La agencia de noticias de Francia, la Agence France-Presse (AFP), líder mundial en investigación digital, se asoció con una empresa de medios e investigadores húngaros para lanzar un sitio web con el objetivo de “combatir la desinformación del gobierno de Hungría“.

El sitio, lakmusz.hu, se establece el mismo año que Hungría va a una de las elecciones más importantes de su historia, donde toda la oposición se unió para poder finalmente derrotar al Fidesz de Viktor Orbán.

Es así, que los dos medios de comunicación acordaron en llevar a cabo un posible proyecto que podría durar inicialmente 15 meses, justo para las elecciones y después finalizar sus operaciones.

El acuerdo del AFP es con varios organismos, entre ellos el sitio 444.hu, así como con la Fundación Media Univeralis, una fundación húngara vinculada a la Universidad Lorand Eotvos, con sede en Budapest.

“Este proyecto cofinanciado por la Comisión Europea constituye un nuevo reconocimiento a las cualidades de la AFP en el área de la verificación digital en el mundo. Estamos orgullosos de participar en esta iniciativa innovadora para ayudar en la lucha contra la desinformación en Europa, un gran desafío para nuestras democracias”, dijo Phil Chetwynd, director de la AFP.

Estos proyectos son un clásico del establishment globalista antes de elecciones importantes. Similares “fact-checkers” fueron instalados en países como Estados Unidos, Chile o Alemania antes de las recientes elecciones.

Con estas páginas, le dan las herramientas a las empresas de redes sociales como Twitter, Facebook e Instagram para censurar información, y poner carteles de alerta sobre “fake news” en las noticias que no son positivas para un candidato en específico.

El líder de este proyecto será el izquierdista Magyar Jeti Zrt, actual editor de 444.hu, qubit.hu y lakmusz.hu, y quien ha apoyado públicamente su simpatía por la Oposición Hungría, una coalición que se formó desde partidos de la extrema izquierda hasta nacionalistas antisemitas, todos unidos para vencer a Orbán.


Por Alfonso Lorenzo de Olmos, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Serbia

Novak Djokovic regresó a Serbia tras ser deportado de Australia y fue recibido como un héroe

Publicado

en

Con banderas, remeras de su cara y cánticos, cientos de fanáticos del tenista número uno del mundo lo recibieron en el Aeropuerto de Belgrado.

Después de la odisea que lo hizo pasar el gobierno australiano en su intento por ingresar a Melbourne y jugar en el Grand Slam sin estar vacunado, finalmente Novak Djokovic ya está en su casa en Belgrado, Serbia.

En Australia, el tenista número uno del mundo estuvo detenido en un hotel de refugiados, fue hostigado por la Policía Fronteriza y luego el gobierno ignoró una decisión judicial y lo deportó cancelándole su visa a través de una orden ejecutiva. Ahora no podrá ingresar al país por tres años, quedando automáticamente descalificado de esta y las próximas tres entregas del Abierto de Australia.

Sin embargo, en su país fue recibido como un héroe. Su padre había dicho que haber soportado el hostigamiento de la dictadura sanitaria lo convirtió en un “símbolo del mundo libre”, y así lo recibieron los serbios en la capital.

Un enorme grupo de personas esperó al tenista en el aeropuerto de Belgrado con banderas y carteles. “Novak, Dios te bendiga”, decía uno de los mensajes. “Héroe de la libertad“, decía otro.

Cientos de aficionados se agolparon delante del aeropuerto para recibir a su ídolo, agitando con entusiasmo banderas serbias. ”Novak es el número uno para nosotros y para todo el mundo. Gane o pierda, lo apoyamos”, dijo Djurdja Avramov, un serbio entrevistado por le medio AFP, cuyo hijo llevaba una camiseta con un corazón y la palabra “Nole”.

El jugador se tomó fotos con algunos empleados del aeropuerto y luego se fue en un vehículo conducido por su hermano Djordje, sin hablar con la prensa.

Novak Djokovic, de espalda, y su hermano Djordje, dentro de un vehículo al salir del aeropuerto de Belgrado, en Serbia
Novak Djokovic, de espalda, y su hermano Djordje, dentro de un vehículo al salir del aeropuerto de Belgrado, en Serbia

Repercusiones políticas

El presidente serbio Aleksandar Vucic se sumó a los elogios, y dijo que Novak es un “héroe deportivo” de la nación. Según el mandatario, el maltrato recibido podría deteriorar las relaciones diplomáticas entre Serbia y Australia.

Me desvivo para poder verlo en Serbia. Quiero que vuelva a su país, que vuelva a donde siempre es bienvenido”, dijo Vucic horas antes que aterrice.

Y agregó: “Ellos se creen que han humillado a Djokovic con todo esto. El mejor del mundo sufrió con 10 días de persecución. Ellos son los que se han humillado y Djokovic puede volver a su país con la frente en alto”.

“Nunca nos podrán quitar nuestro corazón ni nuestra dignidad. Si querían impedir que Djokovic ganara el trofeo por décima vez, ¿por qué no lo deportaron de inmediato? ¿Por qué no le denegaron el visado? ¿Por qué lo persiguieron? Nos sermonean con el Estado de derecho. Se pueden imaginar si un ministro serbio anulara una decisión de un juez (…). Podrían enseñarnos lo que es un poder judicial independiente, pero parece redundante porque al final todo el poder está en manos del Ejecutivo”, argumentó el presidente.

Desafiante y demostrando el amor por su nación, Vucic completó su discurso con un mensaje para Scott Morrison, el primer ministro australiano. “Un presidente de un país pequeño puede decirle esto a un gran primer ministro de un país grande porque estoy diciendo la verdad y usted sabe que estoy diciendo la verdad. Usted cree que consigue algo persiguiéndolo, pero nunca estará a la altura no de Novak Djokovic, sino de ningún hombre corriente de nuestra tierra ni de su orgulloso y digno pueblo. Serbia estará con Djokovic y le responderemos comportándonos mucho mejor de lo que lo ha hecho usted con Djokovic”.

Seguir Leyendo

Polonia

Polonia está cerca de completar un gasoducto que le permitirá independizarse del gas de Rusia

Publicado

en

Baltic Pipe, un proyecto de 2.100 millones de euros que une Polonia con los yacimientos de gas de Noruega, sacudirá los mercados de energía en Europa central.

Polonia está en plena construcción de un gasoducto propio, que le permitirá no necesitar más los suministros de gas de Rusia entregados por el Kremlin a través del gasoducto Yamal. A partir de octubre del corriente año, se espera iniciar el suministro de gas del Mar del Norte a través del nuevo Baltic Pipe.

El contrato de Yamal por gas natural, firmado en septiembre de 1996 entre la compañía de gas polaca PGNiG y el gigante energético ruso Gazprom, expira el 31 de diciembre del 2022 y el gobierno del derechista Mateusz Morawiecki ya anunció que no será renovado, ya que se importará gas directamente de Noruega a partir del primero de octubre, logrando la independiencia de los caprichos del Kremlin.

Esto permite crear una nueva ruta de suministro de gas natural desde Noruega a los mercados danés y polaco, pero incluso podrá extenderse la red y abastecer a otros países vecinos, dándole una posición privilegiada a Polonia mientras Europa atraviesa una severa crisis energética.

El país de Europa del Este ha dado un gran paso hacia la diversificación de sus necesidades energéticas independizándose del suministro de gas ruso. El proyecto estratégico de infraestructura entre Polonia y Dinamarca, recorrerá el lecho marino del Báltico y tendrá una capacidad de unos 10.000 millones de metros cúbicos al año, aproximadamente el equivalente a la cantidad de gas que Polonia importa actualmente de Rusia.

En el siguiente mapa se puede observar el recorrido que hará el Baltic Pipe (en rojo), conectando a Dinamarca y a Polonia directamente al gasoducto EUROPIPIE II de Noruega, productora del combustible. El gasoducto polaco-danés tendrá interconexiones para abastecer a Lituania, Eslovaquia, y a la República Checa.

En el mapa, también se ve el Nord Stream 2 (en azul), que Rusia está construyendo para asegurar su monopolio en esa zona, que abastecería de gas a Alemania y a toda Europa, pero éste tendrá competencia con la construcción del Baltic Pipe de Polonia.

Por su parte, Noruega tiene el objetivo de expandir su producción de gas en los próximos años, y la conexión del Baltic Pipe le permitirá tener una demanda asegurada.

Tomasz Stępień, director ejecutivo de Gaz-System —el transportador de gas estatal de Polonia—, ha dicho que aún quedan por delante algunas pruebas técnicas, teniendo alrededor de un año para realizarlas. De modo de poder iniciar la transferencia comercial de gas proveniente de Noruega a Polonia el 1ro de octubre de 2022, tres meses antes de que expire el contrato a largo plazo de Polonia para el suministro de gas ruso.

El gobierno de Varsovia ha dicho repetidamente que no renovará ese contrato con el gobierno de Vladimir Putin, con la intención de reemplazar los suministros rusos con volúmenes a través de Baltic Pipe y, además, con sus terminales de importación de GNL.

El proyecto ha recibido un importante respaldo de la Unión Europea, ya que considera “de interés común” y “esencial para la integración de las redes energéticas europeas”.

Asimismo, el viceministro de Bienes del Estado, Maciej Małecki, ha dicho en una entrevista con Polskie Radio 24 que Rusia es la responsable de los altos precios del gas, los cuales redujeron los suministros a Europa para chantajearla y obligarla a certificar más rápido el gasoducto Nord Stream 2.

La puesta en marcha de éste último se interpreta como una acción política: el gasoducto pasa por alto Polonia y Ucrania y entregará gas directamente a los consumidores de Occidente. Luego de la certificación del Nord Stream 2, Gazprom suministraría más de la mitad del gas a Europa

Malecki también admitió la dificultad en cuanto a estimar el costo del gas importado de Noruega a través del Baltic Pipe, pero asegura que su apertura reducirá los precios, por ejemplo, debido a que se entregarán cantidades adicionales de gas a Europa, y añadió “Baltic Pipe es otra ventana al mundo y la liberación de Polonia y Europa. Cuantos más gasoductos provengan de direcciones distintas a Rusia, mejor no solo para la seguridad energética, sino también para el mercado del gas, como resultado del aumento del suministro”.

Esta modificación en la política energética polaca no significa un golpe geoestratégico a Rusia solamente, sino que también debilita a Alexander Lukashenko, ya que gran parte del gasoducto Yamal pasa por Bielorrusia, cuyo polémico mandatario amenazó con interrumpir el suministro de gas si la Unión Europea imponía nuevas sanciones a su país.

Fuente: Baltic Pipe.

La parte de alta mar que se instalará en el fondo del Mar Báltico cruzará las zonas marinas de tres estados: Dinamarca, Polonia y Suecia. El gasoducto constará de tramos de tubería interconectados de 12,2 m de longitud cada uno, los cuales se colocarán en el lecho marino o se enterrarán.

La salida del oleoducto del mar a tierra se realizará mediante perforaciones bajo el fondo marino, la playa y las dunas. Se utilizará el método de microtúneles, lo que significa que el gasoducto irá bajo tierra en una carcasa de hormigón. Gracias a la aplicación de tal método, la orilla del mar, así como el cinturón de dunas, quedarán intactos, y la implementación del proyecto no causará ninguna restricción en el uso de la playa.

El trabajo en este gasoducto se detuvo en junio de 2021 después de que la junta de apelaciones ambientales y alimentarias de Dinamarca revocara un permiso de construcción por preocupaciones sobre el impacto en las especies protegidas de murciélagos y ratones. El retraso causado por los ecologistas provocó un aumento de los costes de 80 millones de euros.

En 2019, la Unión Europea aprobó una subvención de apoyo de 215 millones de euros para Baltic Pipe, un proyecto conjunto entre la polaca Gaz-System y su contraparte danesa Energinet, cuyo costo total se ha estimado en 2.100 millones de euros.

La independencia energética es fundamental para la geopolítica de cualquier país, más aún en una época en que este tipo de disputas parecen dominar las preocupaciones de la sociedad.

Históricamente, los países poseedores de hidrocarburos han utilizado esta ventaja para presionar a los países consumidores. Aquellas naciones que buscan ser cada vez más soberanas protegiendo el interés nacional, encontrarán las alternativas necesarias para alcanzar un destino de grandeza. Polonia ha demostrado en casi todo el siglo XXI ir en esa dirección.

El país del Este debería ser tomado como ejemplo para todas aquellas naciones que todavía se dejan aplastar por el avance de las potencias que quieren el status quo del poder internacional. La verdadera rebeldía está en ser soberano y en defender un lugar propio ante el mundo.


Por Candela Sol Silva, para La Derecha Diario.

Con la colaboración de Krzysztof Jastrzebski, Karol Darmoros, y The Three Seas Initiative Report by the State of Poland Foundation.

Seguir Leyendo

Trending