Seguinos en redes

Europa del Este

Se recrudece la crisis de refugiados en Grecia y la Unión Europea intercede

Con la decisión de Erdogan de abandonar el tratado que prevenía una ola de migrantes a Europa, comenzó una crisis migratoria entre Turquía y Grecia que cada día se recrudece más. La Unión Europea ofrece dinero a cambio de que los refugiados vuelvan a su país de origen.

Publicado

en

Tras la decisión de la semana pasada del Presidente turco Recep Tayyip Erdogan de abandonar el tratado firmado en 2016 que prevenía que haya una ola migratoria proveniente del Medio Oriente hacia Europa, se ha desatado una crisis migratoria que hasta ahora no parece tener fin.


Una enorme ola de migrantes llegó a la frontera entre Turquía y Grecia, y ninguno de los dos gobiernos aceptará la entrada de los migrantes.

Ante esto, las autoridades griegas reclamaron a la Unión Europea ayuda para solucionar el problema. Los gobiernos de varias naciones, como el polaco, están ayudando a solucionar el embrollo de la nación balcánica. 

La policía griega ha estado tirando gases lacrimógenos e intentando retener a la ola de miles de furiosos migrantes islámicos que buscan irrumpir en Europa. Para ayudar a la policía, el gobierno griego y varias naciones de la UE desplegaron parte de sus ejércitos en las fronteras de Grecia y Bulgaria con Turquía. 

Los refugiados no están comportándose de manera tranquila y pacífica, sino todo lo contrario. En su situación de total desesperación lanzan piedras y atacan ferozmente a las fuerzas de seguridad griegas. 

Los ciudadanos de Grecia han expresado en reiteradas ocasiones que no desean la entrada migratoria descontrolada a su nación y las demás de Europa. Por ejemplo, el 1 de Marzo manifestantes griegos incendiaron un centro de migrantes de la ONU en forma de protesta (el galpón estaba momentáneamente desocupado). Por otra parte, la izquierda griega hizo manifestaciones pacíficas en solidaridad con los refugiados. 

Hasta el momento murió un migrante, supuestamente por disparos de la policía de Grecia, aunque no hubo confirmación oficial. Según cifras del gobierno del mismo país, para el 7 de Marzo ya habían arrestado 280 personas de la ola migratoria.

El gobierno turco no solo no se quiere hacer cargo de lo que provocó, si no que también está ayudando a los migrantes a irrumpir ilegalmente en Grecia y los está “empujando” para que avancen a la frontera griega. Se ha visto un vehículo blindado turco intentar derribar con una cuerda una parte del vallado fronterizo griego. 

Merkel y Macron, quienes lideran la Unión Europea, han ofrecido 2.000 euros a los migrantes que decidan volver voluntariamente a su país de origen. Según fuentes oficiales, esta ayuda solo se le ofrecerá a 5.000 migrantes.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Rusia

Putin y Erdogan acuerdan firmar contratos en rublos para los pagos por suministro de petróleo y gas

Publicado

en

A partir del mes que viene, todos los pagos por los 26.000 millones de metros cúbicos de gas al año y unos 58 millones de barriles de crudo por año serán pagados en rublos.

Tras una cumbre en la ciudad rusa de Sochi este viernes, el presidente Vladímir Putin, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, acordaron de ahora en adelante establecer en rublos los pagos por el suministro de petróleo y gas ruso Así lo comunicó el vice primer ministro ruso, Alexánder Novak.

Estamos pasando gradualmente al pago en moneda nacional, y algunos suministros se pagarán ya en rublos rusos“, destacó vice primer ministro ruso, Alexánder Novak, tras el encuentro. “Se trata de una nueva etapa que abre nuevas oportunidades, incluso para el desarrollo de nuestras relaciones monetarias“.

La empresa estatal rusa Gazprom suministra a Turquía un total de 26.000 millones de metros cúbicos de gas al año y unos 58 millones de barriles de crudo por año. En este sentido, recalcó que la cooperación energética es el principal ámbito de cooperación entre ambas naciones.

Turquía depende de Rusia para el 45% de su demanda de gas natural, el 17% del petróleo y el 40% de su gasolina, contó recientemente el viceministro de Energía turco, Alparslan Bayraktar.

El hecho de que estos masivos contratos deban pagarse en rublos, genera una demanda adicional a la moneda nacional rusa, lo cual ante una oferta estable, hace que se aprecie la moneda.

El tipo de cambio entre el rublo y el dólar ya volvió a los niveles que tenía antes de la batería de sanciones impuestas desde Occidente. La apreciación del rublo, y su estabilidad a través del tiempo, son condiciones necesarias para la nueva apuesta de Rusia: crear una esfera comercial alternativa al dólar.

La apreciación del rublo responde a una gran cantidad de medidas que el Gobierno ruso decidió desplegar en tiempo récord. En primer lugar, el Banco Central ruso se comprometió a comprar oro a un precio fijado en 5000 rublos por gramo. Esto no significó la vuelta a un “patrón oro” tradicional pues la autoridad monetaria no está dispuesta a vender, sino sólo a comprar, pero la medida tuvo un gran éxito en estabilizar el valor de la moneda.

Por otra parte, la exigencia de solamente aceptar rublos por las exportaciones de petróleo y gas a los socios comerciales de Rusia, también impactó positivamente en la demanda de rublos y en su poder adquisitivo.

Además, Putin y Erdogan firmaron los contratos restantes para terminar de aprobar la construcción de la central nuclear turca de Akkuyu, que está siendo llevada a cabo por la empresa rusa Atomstroyexport. Según lo acordado esta tarde, el reactor nuclear ruso-turco debería entrar en funcionamiento en 2023.

A modo de balance de la ronda negociadora, Novak subrayó que Putin y Erdogan lograron llevar la cooperación económica a un nuevo nivel. “Hoy se han alcanzado decisiones muy importantes durante las negociaciones, que, de hecho, llevan nuestras relaciones en el comercio, en la economía, en casi todos los sectores, a un nuevo nivel“, sintetizó Novak, subrayando que Moscú y Ankara aspiran a alcanzar los 100.000 millones de dólares en intercambios comerciales.

En la declaración conjunta difundida tras el encuentro, se acentúa que ambos países acordaron incrementar el volumen del comercio bilateral “de manera equilibrada“. En particular, Rusia y Turquía se comprometen a dar pasos concretos para incrementar la colaboración en transporte, agricultura, industria, finanzas, turismo y construcción.

Seguir Leyendo

Hungría

Viktor Orbán en Estados Unidos: Se reunió con Trump y habló ante un centenar de republicanos en el CPAC de Texas

Publicado

en

El primer ministro húngaro destacó la importancia de unir las agendas de la derecha americana y europea, y llamó a dar la batalla cultural en todos los ámbitos de la sociedad, no solo en la política.

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, habló esta tarde en el CPAC de Texas, tan solo dos días después de reunirse con Donald Trump, en el hotel del ex presidente en Nueva Jersey.

En un video que subieron a Facebook, el mandatario húngaro llamó al líder republicano como un importante aliado de Hungría. “Ambos estamos comprometidos en la lucha contra la inmigración ilegal, con los impuestos bajos y, lo que es más importante, ambos estamos comprometidos con la paz”, agregando que el único antídoto contra la crisis económica bélica es la paz.

Pero la paz solo puede ser creada por líderes fuertes, por lo que es de nuestro interés que Estados Unidos sea fuerte”, explicó Orbán. Además, destacó que el dirigente americano respeta y valora a los húngaros: “Nuestra cooperación ha sido buena en el pasado y podemos esperar que lo sea en el futuro. Le deseo mucha suerte”.

Por su parte, Trump escribió en su propia red social, Truth Social sobre la reunión. “Es genial pasar tiempo con mi amigo Viktor Orbán, el Primer Ministro de Hungría. Discutimos muchos temas interesantes: pocas personas saben tanto sobre lo que está sucediendo en el mundo de hoy. También estábamos celebrando su gran victoria electoral en abril”.

Trump invitó al popular mandatario europeo a su finca en Bedminster (Nueva Jersey) y contó con la presencia del canciller húngaro Péter Szijjártó, el asesor ministerial Balázs Orbán, el parlamentario magiar Zsolt Németh, la delegada republicana Susie Wiles, el asesor de Trump Brian Jack y el director de comunicaciones del ex presidente Taylor Budowich.

Balázs Orbán, quien oficia de director político de la oficina del Primer Ministro, respondió a las críticas de los medios estadounidenses y abogó por una alianza entre los conservadores húngaros y americanos, en una carta publicada en Twitter.

Reaccionó a un video del conductor Fareed Zakaria de CNN, sobre el reciente discurso de Viktor Orbán en la Universidad de Verano de Tusványos, en el que lo acusó de racista. Según Balázs, el video fue “otro ejemplo más de los esfuerzos deliberados de los medios progresistas occidentales para difundir información errónea sobre Hungría”.

Viktor Orbán habló esta tarde en la nueva edición del CPAC en Texas, donde llevó al público lo que conversó en privado con Trump.

Estoy aquí para decirles que debemos unir nuestras fuerzas”, dijo Orbán. “Occidente está en guerra consigo mismo y hay una batalla ideológica por la civilización occidental”, explicó, y agregó que la puja de poder no se da solo en Washington si no que también en Bruselas, en referencia a la sede del gobierno de la Unión Europea.

La política no es suficiente”, sentenció. “Esta guerra es una guerra cultural. Tenemos que revitalizar nuestras iglesias, nuestras familias, nuestras universidades y nuestras instituciones comunitarias”.

Y cerró el discurso: “Todos los globalistas pueden irse al infierno. He venido a Texas porque aquí está el verdadero sueño americano y el verdadero pueblo americano”.

La Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), el principal foro de la derecha estadounidense, comenzó este 4 de agosto con el discurso del primer ministro húngaro y terminará el sábado 6 con un discurso de Donald Trump en Dallas.

Orbán en Texas, bajo el lema “awake, not woke”.

Ambos entienden que no debemos ser controlados por corporativistas radicales o multimillonarios que piensan que no se puede confiar en que las personas comunes tomen sus propias decisiones”, dijo Matt Schlapp, organizador del CPAC, a The Hill en una declaración anterior.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, abrió el CPAC junto a Viktor Orbán, una emblemática condecoración a quien es uno de los pocos invitados extranjeros que tendrán la oportunidad de hablar en Dallas. De acuerdo con el periódico húngaro Magyar Nemzet, el discurso de treinta minutos que dio el mandatario se titula La forma en que luchamos (The way we fight).

Viktor Orbán ha defendido políticas conservadoras, a pesar de las fuertes críticas de los gobiernos de izquierda de la Unión Europea. Esas políticas están muy alineadas con la plataforma del Partido Republicano. En particular, en temas sociales y seguridad fronteriza”, dijo Andy Harris -congresista republicano por Maryland- al medio europeo.

El premier húngaro tiene razón en lo siguiente: las naciones deben proteger su identidad y sus fronteras. La civilización occidental se basa en valores judeocristianos, especialmente en lo que respecta al rol y a la importancia de la familia“, agregó el congresista de origen húngaro, cuyo padre emigró de Miskolc a Estados Unidos en la década de 1950, durante plena ocupación soviética.

La izquierda globalista simplemente no puede soportar que una derecha conservadora pueda gobernar y, más importante aún, gobernar con éxito. Esta es una amenaza fundamental para su visión del mundo que no tolera el pensamiento patriótico, los valores de la sociedad o la defensa del interés nacional.

Frente a un contexto internacional cada vez más perturbado por crisis económicas y conflictos bilaterales que amenazan con posibles nuevos enfrentamientos, urge la unidad y la colaboración entre los dirigentes derechistas comprometidos con la paz, la libertad y el bienestar general


Por Candela Sol Silva, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Ucrania

Bombardearon una cárcel del Batallón Azov: Ucrania culpa a Rusia pero Putin dice que fue un auto-atentado para eliminar evidencia “nazi”

Publicado

en

Una explosión en un campo de detención en el este de Ucrania mató al menos a 50 prisioneros de guerra ucranianos, pero Rusia dice que fue el propio Ejército ucraniano.

Moscú y Kiev se culpan mutuamente tras el bombardeo de un campo de prisioneros de guerra en la región separatista de Donetsk, en Ucrania, en el que murieron más de 50 personas. Además del triste desenlace de la guerra, la polémica creció por el objetivo del ataque: una prisión con múltiples prisioneros del Batallón Azov, el grupo neo-nazi ucraniano que pelea en la frontera contra el asedio ruso.

Obviamente es un bombardeo deliberado y un deseo de aplastar a los representantes, incluido el regimiento de Azov, que han comenzado a hacer confesiones“, afirma el líder separatista prorruso Denis Puschilin.

Rusia asegura que Ucrania decidió bombardear el campo de prisioneros dado que los soldados Azov estaban empezando a dar evidencia del “genocidio de judíos rusos” en la región del Donbás, que Moscú ha utilizado como excusa para iniciar la invasión de todo el territorio nacional ucraniano.

Putin ordenó abrir un comité de investigación para tratar un proceso penal “en relación con el ataque a los nacionalistas ucranianos” por guerra ilegal, mientras niega cualquier tipo de involucramiento en el atentado.

El Ministerio de Defensa de Rusia dijo que Ucrania había utilizado un sistema avanzado de cohetes de fabricación estadounidense, conocido como HIMARS, para atacar la prisión para disuadir las deserciones, así como para evitar que los prisioneros proporcionaran información durante los interrogatorios.

Rusia publicó fotografías y videos de las secuelas del bombardeo que muestran literas de metal retorcidas y cuerpos carbonizados, además de otros prisioneros y guardias de origen ruso heridos por el ataque.

Imágenes publicadas por el Ministerio de Defensa ruso.
Imágenes publicadas por el Ministerio de Defensa ruso.

Por su parte, el estado mayor ucraniano habló de una “provocación dirigida de la que Rusia es responsable” y asegura que los rusos no pudieron sacarle más información a los prisioneros y decidieron “exterminarlos” con un bombardeo al cuartel, para eliminar evidencia de torturas y abusos. Otros 75 reclusos también resultaron heridos.

El principal asesor del presidente de Ucrania, Mikhail Podoliak, dijo que su análisis de las fotos publicadas indica que solo un edificio resultó dañado y que parecería ser una “explosión termobárica desde el interior”.

Acusó a Rusia de mover escombros de ataques anteriores con misiles en otros objetivos al campo de prisioneros para que pareciera un ataque externo, y dijo que también sospechaba que ningún soldado ruso o trabajadores del campo resultaron heridos.

La explosión atravesó la cárcel en la Colonia Correccional No. 120, un campo de prisioneros en la ciudad ocupada por Rusia de Olenivka en la provincia de Donetsk, en el este de Ucrania, el jueves por la noche alrededor de las 11 p.m. Los detenidos incluían a cientos de combatientes ucranianos que se rindieron en mayo a Rusia después de hacer una última resistencia para defender una acería en la ciudad portuaria de Mariupol.

Seguir Leyendo

Tendencias