Conecte con nosotros

Europa

Abascal se reunió con Orbán en plena crisis migratoria para planificar la defensa de las fronteras de Europa

Publicado

en

Ambos líderes acordaron acciones para reforzar las fronteras de los países cercanos a las fronteras de la Unión Europea, y dieron su apoyo a Polonia ante el “ataque híbrido” de Bielorrusia y Rusia.

El líder de VOX, Santiago Abascal, se reunió esta semana en Budapest con el primer ministro de Hungría, Viktor Orban, para abordar la necesidad de proteger las fronteras de Europa y juntar su apoyo a Polonia ante el grave ataque híbrido que está sufriendo en su frontera con Bielorrusia y que es consentido por Moscú y Bruselas.

“Hemos podido hablar del importante momento que vive Europa y la necesidad de defender las soberanías, apoyar a Polonia ante el grave ataque que está sufriendo y proteger el conjunto de las fronteras de Europa“, ha detallado Abascal en su cuenta de Twitter.

Éste fue el tercer encuentro bilateral entre los dos dirigentes defensores de la soberanía de los Estado-Nación de Europa y de unas fronteras seguras frente a los globalistas que promueven la inmigración masiva.

En la reunión participaron también la ministra de Familia de Hungría, Katalin Novak, la eurodiputada Eniko Gyori, y el jefe de la delegación de VOX en el Parlamento Europeo, Jorge Buxadé, se ha abordado la avalancha de ilegales en la frontera de Polonia con Bielorrusia, y se ha mostrado todo el apoyo al gobierno del derechista Mateusz Morawiecki ante “los ataques de una extraordinaria gravedad y que ponen de manifiesto la enorme crisis migratoria que está sufriendo Europa en los últimos años“.

Precisamente este fin de semana, Morawiecki alertó en un video donde habla en inglés y está dirigido al resto del mundo, explicando que la oleada de millones de inmigrantes ilegales que está teniendo que aguantar Polonia para salvar a Europa es un “ataque híbrido” que han montado con los refugiados como arma de guerra desde Bielorrusia y Rusia.

Si no se protege y defiende de forma decisiva la frontera europea, millones de personas procedentes de África y Oriente Próximo tratarán de entrar, especialmente en Polonia y Alemania“, dijo.

Alemania

Dr. Karl Lauterbach: Quién es el nuevo Ministro de Salud alemán que pide la vacunación forzosa de la población

Publicado

en

Merkel abandona el gobierno tras 16 años y será sucedida por una amplia coalición de socialistas, ecologistas y liberales de izquierda, que acordaron poner al apodado “Fauci alemán” al frente del Ministerio de Salud Federal.

El próximo 8 de diciembre, el Bundestag votará el nuevo gobierno y asumirá la coalición “semáforo”, liderada por el socialista Olaf Scholz y respaldada por los verdes y los liberales de izquierda.

Scholz tiene una visión mucho más estricta sobre las restricciones sanitarias que las de Merkel, y esto se vio reflejado en el primer nombramiento del nuevo gobierno. El Dr. Karl Lauterbach será el nuevo Ministro Federal de Salud, un fanático de las cuarentenas y que ha dicho en múltiples ocasiones que está a favor de la vacunación forzosa de la población.

Sucederá a Jens Spahn, político de la CDU que a pesar de no ser médico, timoneó con éxito la gestión de salud pública durante toda la pandemia, manteniendo al margen los pedidos de restricciones más fuertes.

Lauterbach, referido por muchos como el “Fauci alemán”, es uno de los epidemiólogos más polémicos del país, quien pidió durante todo este año fuertes cuarentenas como las del 2020 para afrontar las nuevas variantes del COVID-19, a pesar de que la gran mayoría de la población estaba vacunada.

En su primer discurso tras la nominación, Lauterbach aseguró que “la guerra contra el COVID-19 recién empieza”, y prometió que tomará “las medidas necesarias” para llegar a cero nuevos casos por día, una meta que varios gobiernos de Europa están empezando a tomar como objetivo, por más irreal que sea.

“Gestionaremos. La vacunación jugará el papel central. Ganaremos la batalla con la pandemia“, dijo a poco de ser confirmado, en una clara referencia a las propuestas de vacunación forzosa que repitió durante la campaña electoral.

A la fecha, el 68,9% de la población alemana tiene el esquema de vacunación completo, un número que debería haber logrado la inmunización de rebaño hace rato.

Sin embargo, Lauterbach dice que la inmunidad solo será alcanzada cuando el 100% de la población esté vacunada, incluido niños, y deslizó la posibilidad de que dos dosis no sean suficientes para obtener el pase sanitario, si no que será necesaria una tercera dosis.

El Dr. Karl Lauterbach junto a Olaf Scholz en la presentación del nuevo gabinete

Vacunación Forzosa

Si bien en Alemania ya existe la obligatoreidad de vacunarse debido a que sin la vacuna un ciudadano prácticamente no puede ejercer sus derechos civiles, como al tránsito o al trabajo, no existe hasta el momento un sistema como el que propone el nuevo gobierno.

Lauterbach habló extensivamente sobre incluir la vacuna contra el COVID-19 en el esquema obligatorio de recién nacidos: los padres que no le den esta vacuna se arriesgan a perder la tenencia.

Además, plantea hacer ilegal no estar vacunado, con severas multas, penas con cárcel, y finalmente si el ciudadano no obedece, arriesgarse a ser internado contra su voluntad y vacunado por las autoridades sanitarias del país.

Todo esto viene acompañado de la idea del Bürgerversicherung, una propuesta de sistema de salud universal, público, que no compita contra salud privada, y que le entregue al Estado la potestad de la salud de los ciudadanos, que pregona Lauterbach y muchos otros dirigentes del oficialista Partido Socialdemócrata Alemán (SPD).

Seguir Leyendo

Europa

“Cumbre de Varsovia”: Abascal, Morawiecki, Orbán y Le Pen se reúnen en Polonia para hablar de la crisis migratoria

Publicado

en

Encuentro entre los líderes de la derecha europea para debatir una estrategia conjunta para enfrentar la ola de inmigrantes ilegales que quieren entrar a Europa.

El líder del partido español VOX, Santiago Abascal, participó este sábado en una cumbre celebrada en Varsovia con los otros líderes de la derecha europea para avanzar en la formación de una alianza internacional entre fuerzas conservadoras en el Viejo Continente.

En el encuentro se reunieron junto a Abascal el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, el líder del partido oficialista polaco Ley y Justicia (PiS), Jarosław Kaczyński, el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, la ministra de Familia de Hungría, Katalin Novák, el jefe de la delegación de VOX en el Parlamento Europeo, Jorge Buxadé, y la líder del partido francés Rally Nacional, Marine Le Pen.

También estuvieron presentes dirigentes políticos de Rumania, Estonia, Austria, Bélgica, Finlandia, Holanda y Bulgaria. Un ausente notable fue Matteo Salvini, líder de la Liga de Italia, quien emitió un comunicado diciendo que “es el momento adecuado” para lanzar un grupo internacional de derecha, pero no se presentó en Varsovia.

Salvini fue uno de los signatarios de una declaración en julio de 16 partidos y movimientos que anunciaban planes para una “gran alianza” en el Parlamento Europeo, el preludio de las conversaciones de hoy.

En la sesión se abordó la necesidad de tejer una alianza ente los “patriotas europeos” con el fin de defender una Europa de naciones soberanas que cooperan en libertad y de impulsar medidas que impidan la intromisión de las agendas progresistas en los asuntos nacionales.

El tema del día fue la creciente presión migratoria, un tema que se ha convertido en una emergencia para España, Hungría y especialmente, Polonia.

Olas migratorias han llegado a la ciudad portuaria española de Ceuta desde el norte de África a medida que se agrava el conflicto entre el gobierno de Pedro Sánchez y el de Marruecos, mientras que Hungría ha cerrado la frontera a cualquier refugiado musulmán que quiera entrar desde dentro de la Unión Europea.

Pero ninguno de los dos países ha tenido que enfrentar una crisis migratoria como la de Polonia, que ha logrado frenar a casi 30.000 inmigrantes ilegales de Irak, Siria y Afganistán que Bielorrusia intentó liberar dentro de la Unión Europea.

Abascal le trasladó al gobierno polaco y a su primer ministro Morawiecki el apoyo de los “patriotas españoles” ante el ataque híbrido de Bielorrusia en la frontera, además de “los chantajes de los burócratas progres de Bruselas”.

Entre otros temas, se discutió la importancia de proteger el derecho de los padres a educar a sus hijos y cómo detener la propaganda de la ideología de género.

VOX, el PiS, Fidesz y el Rally Nacional están divididos en tres bloques distintos en el Parlamento europeo, algo que ha frenado su capacidad de ser una oposición fuerte a la hegemonía izquierdista en la Unión Europea.

Estas reuniones son un paso en la dirección de la unidad, y la formación de un interbloque europeo nuevo liderado por estos grupos podría dejarlos como segunda fuerza a nivel europeo, necesario para frenar las políticas globalistas de la Unión.

La Liga y el Rally Nacional de Le Pen están en el Grupo de Identidad y Democracia (ID) del Parlamento Europeo, mientras que PiS, VOX y el partido Hermanos de Italia están en el Grupo de Conservadores y Reformistas Europeos (ECR).

Por su parte, el Fidesz de Orban estaba en el Partido Popular Europeo (EPP), el grupo más grande del Parlamento Europeo liderado por el PP español y la CDU de Merkel, pero abandonó el grupo en marzo por diferencias ideológicas y está buscando un nuevo hogar.

Seguir Leyendo

Francia

La centrista Pécresse gana la interna de Los Republicanos y el partido evita un giro a la derecha

Publicado

en

Válerie Pécresse venció al derechista Éric Ciotti en las elecciones internas y el tradicional partido de la derecha francesa completa su giro al centro, con una agenda “moderada”.

Este sábado, los afiliados al tradicional partido conservador Los Republicanos eligieron en unas elecciones primarias a su candidato para las elecciones presidenciales de abril del 2022.

Por el 61% de los votos en el ballotage, la gobernadora de la región Île-de-France (que contiene a París) Valérie Pécresse le ganó al derechista Éric Ciotti, quien se había colado a la segunda vuelta de las primarias tras sorprender descalificando a los centroderechistas Xavier Bertrand, Michel Barnier y Phillpie Juvin.

Ciotti representaba una fuerte derechización del partido, una clara respuesta a la suba en las encuestas de candidatos como Le Pen, Zemmour o Phillippot. Sin embargo, tanto Bertrand como Barnier y Juvin le dieron su respaldo a Pécresse y su triunfo resultó aplastante.

El partido Los Republicanos, sucesor del gaullista Unión por un Movimiento Popular, la tradicional derecha francesa, ha sufrido una serie de corrimientos a la izquierda a lo largo de los años.

Este camino lo inició Jacques Chirac a fines de los 90s, lo profundizó Nicolas Sarkozy tras la crisis del 2008 y ahora la elección de Pécresse termina de sellar la moderación total del partido conservador.

Pocas cosas diferencian a Pécresse de Macron, quien también lanzó esta semana la coalición Juntos, con la que buscará la reelección. Ahora, Los Republicanos competirán prácticamente por el mismo electorado que Macron, dejando una elección más fragmentada que nunca.

“El partido del general Charles de Gaulle… nuestra familia política, tendrá una candidata en las elecciones presidenciales. Estoy pensando en todas las mujeres de Francia hoy. Daré todo por triunfo“, dijo Pécresse después de que se anunció el resultado.

Pécresse sabe bien que deberá frenar el éxodo de los votantes más conservadores de su partido a la derecha, y ha estado desviando su discurso más hacia la derecha en cuestiones de inmigración y orden público.

Hizo campaña con promesas de reducir a la mitad el número de permisos de residencia para inmigrantes que no pertenecen a la Unión Europea, endurecer las sentencias judiciales en barrios tomados por los refugiados musulmanes (“no-go zones”) donde la policía está bajo presión, y prohibir que las niñas usen un pañuelo musulmán en la cabeza cuando van a la escuela.

Pécresse deberá ver cómo se mete en una campaña ya acaparada por Macron y la líder derechista Marine Le Pen, además de las nuevas apariciones de Éric Zemmour y Florian Phillipot.

Seguir Leyendo

Trending