Seguinos en redes

Europa

Elecciones en República Checa: se consolidó la izquierda pero el libertario Partido Pirata logra un histórico segundo puesto

A pesar de un gran triunfo socialdemócrata en República Checa, el novedoso Partido Pirata, que mezcla ideas libertarias con democracia directa, se abre paso en las elecciones regionales, posicionándose como el segundo partido más votado en el país.

Publicado

en

El pasado viernes 2 de octubre tuvieron lugar las elecciones regionales en República Checa, definiendo los funcionarios públicos y los partidos que tendrán mayor influencia en las 13 respectivas regiones en las cuales se divide el país. A su vez, se votó un tercio de la Cámara de senadores del país. 

El partido centrista Alianza de Ciudadanos Descontentos (ANO), partido oficialista en República Checa encabezado por el primer ministro socialdemócrata Andrej Babis, obtuvo el mayor porcentaje de votos, un 22%.

Con mayoría en 10 de las 13 regiones, logro sobrepasar a sus aliados del Partido Socialdemócrata Checo, que obtuvo solo un 5% de los votos. También de izquierda, el Partido Comunista obtuvo un alarmante 5%, convirtiéndose en uno de los partidos comunistas fuera del Gobierno con más votos a nivel mundial en la actualidad. 

Por su parte, el Partido Democrático Cívico, de centro-derecha, logró el 7% de los votos. Cabe destacar que el porcentaje de participación electoral aumentó un 35% en comparación con las últimas elecciones, por lo que hubo mucha mas población dando a conocer sus intereses.

Para evitar la propagación del coronavirus, muchos checos votaron desde sus autos.

Ad

Pero la principal sorpresa de las elecciones ha sido el Partido Pirata, que obtuvo el segundo puesto, con un 12%, y no paran de crecer desde el 2009, año de su fundación. 

Originalmente, los partidos de corte "pirata" surgieron en mucho países de Europa en respuesta a la ley de la Unión Europea que restringió a la plataforma The Pirate Bay, que provee contenido pirateado de forma gratuita a millones de usuarios en todo el mundo.

Por ende, las principales reivindicaciones de los Partidos Piratas son la transparencia política, la oposición a las patentes y las leyes de derechos de autor y la desburocratización de gran parte del Estado mediante el uso de la tecnología moderna. A grandes rasgos, mezclan ideas libertarias con ideas de democracia directa, en lo que constituye un partido muy original con una agenda que no se parece a la de ningún otra formación política.

En República Checa, "los piratas" cuentan con 22 miembros en el parlamento, un senador, 358 cargos municipales y varios alcaldes. El único otro país del mundo donde un Partido Pirata cuenta con tanta presencia gubernamental es en Islandia, donde salieron terceros en la última elección, con el 14,5% de los votos y estuvieron a punto de formar gobierno con otras formaciones liberales.

Gráfico de barras de El Electoral. Se observan los resultados comparados con los de las elecciones de 2016 en República Checa.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

España

Locura progresista en la UEFA: Quieren sancionar a Rodri y a Morata por cantar "Gibraltar es español" durante los festejos por su victoria

Publicado

en

La Asociación de Fútbol de Gibraltar manifestó a través de un comunicado que el video de la canción fue recibido con "ira, consternación y decepción". "La conducta en cuestión es profundamente ofensiva para los gibraltareños", comenzó el comunicado.

Desde la era de Xavi, Iniesta, Casillas, Sergio Ramos y compañía, la selección de España ha enfrentado dificultades en competiciones internacionales. Durante casi una década, la Furia Roja sufrió eliminaciones en la fase de grupos de la Copa del Mundo y cayó de manera dolorosa en las Eurocopas.

No obstante, en Alemania, bajo la dirección de Luis De La Fuente, el equipo rompió con la mala racha y se consagró campeón por cuarta vez en su historia.

Las celebraciones en España fueron grandiosas, especialmente para una generación joven que no había presenciado la última consagración de la selección. En Madrid, el capitán Álvaro Morata tomó el micrófono y, junto a Rodri, entonó el cántico "Gibraltar es español". Esta canción se había popularizado entre los aficionados desde que se confirmó que Inglaterra sería el rival en la final.

Gibraltar, un territorio controlado por los británicos de ultramar, fue objeto de controversia cuando Morata le recordó a Rodri que jugaba en un club inglés, el Manchester City. Rodri respondió: "No me importa".

La Asociación de Fútbol de Gibraltar emitió un comunicado expresando su ira, consternación y decepción por el video de la canción. El comunicado señalaba: "La conducta en cuestión es profundamente ofensiva para los gibraltareños, quienes han ejercido repetidamente su derecho democrático a seguir siendo un Territorio Británico de Ultramar".

"Aunque Gibraltar comparte una frontera con España y valora su estrecha relación de cooperación con el país y su pueblo, sigue siendo un Territorio Británico de Ultramar. La conducta también resulta profundamente ofensiva para la Gibraltar FA, ya que sugiere que no deberíamos existir como una asociación nacional independiente miembro de la UEFA", concluyó la asociación, criticando el cántico de los campeones de la Eurocopa.

"Se designará un inspector de ética y disciplina de la UEFA para evaluar una posible violación del Reglamento Disciplinario de la UEFA por parte de los jugadores Rodrigo Hernández Cascante y Álvaro Morata en el contexto de la conducta ocurrida durante la presentación pública del título del Campeonato de Europa de la UEFA 2024 en Madrid el 15 de julio de 2024. Se proporcionará más información sobre este asunto en su debido momento."

Se espera que, al igual que Merih Demiral, quien recibió una sanción por "gestos políticos", tanto Rodri como Morata enfrenten una suspensión de 2 partidos. La UEFA admitió a Gibraltar como miembro pleno en mayo de 2013, después de una sentencia del Tribunal de Arbitraje Deportivo, en contra de la Real Federación Española de Fútbol y del gobierno español.

El conflicto entre Gibraltar y España recuerda a la situación que enfrenta el mediocampista argentino. El video publicado por Enzo Fernández, tras la victoria de la Selección Argentina en la Copa América 2024, generó controversia por ser considerado "racista y xenofóbico", algo que es completamente falso.

La FIFA ha anunciado el inicio de una investigación: "La FIFA ha tomado conocimiento de un video que circula en redes sociales y está llevando a cabo una investigación sobre el incidente". La FIFA también declaró: "Condenamos firmemente toda forma de discriminación, sin importar su origen, y esto incluye a jugadores, aficionados y responsables."

Por su parte, la Federación Francesa de Fútbol (FFF) planea presentar una denuncia contra Argentina por supuesto "racismo". "La FFF escribirá a la AFA y acudirá a la FIFA, reservándose el derecho a tomar otras acciones", anunció la entidad. Se espera que Enzo Fernández enfrente sanciones económicas más que deportivas, aunque el Chelsea ya ha confirmado que ha iniciado un procedimiento disciplinario interno.


Seguir Leyendo

Italia

Meloni desafía a la Sea Watch que impulsa la llegada de inmigrantes ilegales a Italia: "Detendremos la inmigración ilegal, les guste o no"

Publicado

en

Ante la negativa de Meloni de permitir la entrada de inmigrantes irregulares, Sea Watch llegó a desearles "lo peor desde el fondo de su corazón" a las autoridades italianas.

La primer ministro italiana, Giorgia Meloni, y la ONG alemana Sea Watch están en el centro de una intensa controversia sobre la política migratoria en el Mediterráneo. El conflicto surgió tras la participación de Meloni en el Foro Mediterráneo sobre Migraciones, celebrado en Trípoli, Libia, el 17 de julio.

Sea Watch, una organización dedicada al rescate de inmigrantes ilegales en el mar, criticó severamente la presencia de Meloni en el foro. La ONG acusó a la mandataria italiana y al primer ministro libio, Abdul-Hamid Dbeibeh, de promover una “política migratoria distópica”. En un acto inusual, Sea Watch expresó su deseo de que les ocurriera “lo peor desde el fondo de su corazón” a los participantes del evento.

La respuesta de Meloni fue inmediata. A través de sus redes sociales, la primera ministra italiana cuestionó el “silencio” de Sea Watch respecto a las actividades de los traficantes de personas.

Meloni afirmó: “Sea Watch critica a quienes acudieron a Libia para discutir cómo detener la inmigración ilegal creando desarrollo, pero no dice nada sobre los traficantes que se han enriquecido matando a miles de personas”.

La líder italiana defendió su participación en el foro, argumentando que su propósito era encontrar soluciones para frenar la inmigración ilegal hacia Europa a través del Mediterráneo. Reafirmó la postura de su gobierno: “El Gobierno italiano seguirá trabajando para detener la trata de personas, la inmigración ilegal y las muertes en el mar. Les guste o no”.

Durante su intervención en el foro de Trípoli, Meloni afirmó que “los inmigrantes ilegales son enemigos de los legales”, afirmando que Italia ha cerrado las puertas a la inmigración regular debido al exceso de migrantes irregulares. También criticó a las “organizaciones criminales”, refiriéndose a las ONG que rescatan inmigrantes en el Mediterráneo, que asumen el derecho de decidir “quién tiene derecho a entrar en Italia y quién no”.

El Foro Mediterráneo sobre Migraciones reunió a líderes de Estados y Gobiernos de países europeos y africanos. El encuentro buscó abordar las causas profundas de la migración irregular mediante el desarrollo sostenible, la mejora de la gobernanza y la cooperación internacional.

Este enfrentamiento entre Meloni y Sea Watch pone de manifiesto las tensiones entre el gobierno italiano y las organizaciones de rescate de inmigrantes. Roma ha implementado medidas para limitar las operaciones de estas ONG, incluyendo una ley que obliga a los barcos de rescate a dirigirse inmediatamente a un puerto designado después de recoger migrantes, sin continuar su patrulla en busca de otros náufragos.

La política migratoria de Meloni, caracterizada por su dureza, ha generado críticas de organizaciones humanitarias. Sin embargo, la primera ministra mantiene que estas medidas son necesarias para combatir la inmigración ilegal y prevenir las muertes en el mar.

El debate sobre la gestión de la migración en el Mediterráneo sigue siendo un tema candente en la política europea, con gobiernos como el de Italia abogando por un enfoque más restrictivo, mientras que las ONG y la Unión Europea promueven políticas más globalistas en torno a la inmigración ilegal, dejando entrar a cualquier clase de persona, que luego termina provocando un aumento en los índices de homicidios, robos y violaciones.


Seguir Leyendo

Economía

El socialismo español está a punto de quebrar el sistema jubilatorio por cuarta vez en la historia del país

Publicado

en

La administración del PSOE se niega a permitir cambios profundos sobre el sistema de seguridad social español, y todas las proyecciones futuras sugieren que se volverá un verdadero agujero negro para las finanzas públicas y una masiva disparada del gasto estatal.

El gobierno del presidente socialista Pedro Sánchez está sentando las bases para una bomba fiscal que repercutirá sobre las finanzas del Estado español a lo largo de los próximos años, comprometiendo así el pago de las futuras pensiones.

Pese a las tímidas reformas esgrimidas por el Ministro socialista José Luis Escrivá, solamente al término de 2023 la seguridad social española registró un desequilibrio descomunal equivalente a los 8.200 millones de euros, y no hará más que empeorar año tras año en ausencia de reformas estructurales.

De esta manera, el sistema de reparto estatal de España se encamina a su cuarta quiebra histórica, y las consecuencias de este hecho ya son conocidas: los parámetros del sistema deberán nuevamente reformularse en detrimento del bienestar de la sociedad, sin ninguna otra alternativa posible dentro del sistema que ofrece el Estado

Bajo un régimen de capitalización individual, dichas reformas no serían necesarias, pero España no cuenta ni siquiera con la asistencia de una mínima participación privada en la inversión de los fondos públicos de pensión, y los planes privados existentes se encuentran sumamente regulados y restringidos.

Los resultados del sistema de reparto español y la falta de futuro

Tal y como se encuentra diseñado el esquema previsional español, y dada las políticas aplicadas por el oficialismo, se encamina hacia una nueva quiebra generalizada que repercutirá mediante menores beneficios para los cotizantes, y mayores impuestos para las generaciones futuras.

La primera gran quiebra del sistema de reparto se produjo en 1985, durante la presidencia socialista de Felipe González. Por aquel entonces, se decidió trasladar el problema hacia adelante: se decidió extender el período mínimo de cómputo (el tiempo para calcular el importe de la prestación social) de 2 a 8 años, y la base salarial para la cotización a partir de los 15 años anteriores a la jubilación (antes 10 años).

Pese a los cambios, en 1997 el sistema volvió a quebrar, y la administración de Aznar decidió extender el período de cómputo hasta los 15 años, y elevar el período de cotización de referencia de 15 a 35 años, lo cual redujo sustancialmente el valor de las jubilaciones reconocidas (generalmente los últimos años trabajados mantienen niveles salariales superiores a los primeros, en la vida laboral de cualquier persona).

Todo esto le dio holgura al sistema por casi una década más, pero finalmente en 2011 el sistema de reparto español quebró por tercera vez, y de manera alarmante. Para postergar el inminente colapso, se extendió la edad mínima de jubilación de 65 a 67 años (gradualmente), el período de cómputo subió de 15 a 25 años, y el período de años salariales de referencia se incrementó de 35 a 37 años. Paralelamente, las jubilaciones dejaron de estar indexadas a la inflación.

Las sucesivas reformas solo postergaron los mismos problemas hacia adelante, pero el dato más alarmante es que se agotan cada vez más rápido. Esta vez, el Gobierno socialista ni siquiera está dispuesto a cargar con el costo político que supondría una cuarta reforma restrictiva, condenando así a millones de personas a una eventual (y más violenta) reforma en el futuro cercano.

Seguir Leyendo

Tendencias