Seguinos en redes

Alemania

Alemania y Rusia: ciberataque sobre la mesa

Sergei Netschajew, embajador ruso en Alemania fue llamado a declarar por el ciberataque hacia la Bundestag en 2015, cuyo blanco fue la canciller Merkel y el principal sospechoso es Rusia. El principal acusado, Dmitriy Badin, es aún buscado por el FBI.

Publicado

en

El embajador ruso, Sergei Netschajew, fue citado por las autoridades alemanas sobre el ciberataque hacia la Bundestag, el Parlamento Federal alemán, en 2015. El país damnificado pide la activación de un sistema de sanciones de la Unión Europea.

La queja formal

El Auswärtiges Amt, Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania, finalmente, presentó una queja formal a Netschajew por el ciberataque que tuvo la Bundestag (Parlamento alemán) en 2015, que tuvo como blanco también a la canciller Merkel. Los servicios alemanes apuntaron a los servicios secretos rusos como autores del ataque. 

Alemania se justifica en “claros indicios” de que este ataque, ocurrido hace cinco años, fue liderado por Dmitriy Badín. Este sospechoso, que actualmente es buscado por el FBI, pertenencía en aquel momento al “servicio de inteligencia militar” ruso GRU. 

Berger, el secretario de Estado alemán para las Relaciones Internacionales, se reunió con el embajador ruso y le hizo saber que Alemania va a reclamar en Bruselas la activación del sistema de sanciones previsto por la Unión Europea en casos de ciberataque contra los presuntos culpables del delito. Aún así, el ministro comunicó que el embajador ruso “condenó el ataque de piratas informáticos contra el Bundestag”.

Ad

El ataque

El ciberataque ocurrió el 30 de abril de 2015. Miembros del Bundestag recibieron un correo con dirección vinculada a la Organización de las Naciones Unidas. Este mail tenía un link que, al abrirse, descargaba un malware. Los hackers navegaron por sistemas de la Bundestag, cuyo números de computadoras asciende a 5.600, y con más de 12.000 cuentas asociadas. La fuga de documentos contabilizó, en ese entonces, más de 16GB de información.  

¿Que opinó Merkel?

La canciller alemana dijo haber encontrado “pruebas claras” que imputan a Rusia y además, también, le atribuyó a Rusia una guerra híbrida que incluye un frente cibernético, y un frente diplomático, de desorientación y distorsión de los hechos, llevados a cabo por Moscú, advirtiendo que la nación germana se reserva el derecho a tomar las medidas necesarias. Destaca que esta investigación no modifica su evaluación acerca de estas tácticas rusas. 

Además, Merkel acusó a Rusia del ciberataque en 2015 contra la Bundestag donde se filtraron sus correos personales. Alemania hará todo esfuerzo para seguir en el camino de la diplomacia para mejorar las relaciones, pero aseguran que “la colaboración se ve perturbada” por la influencia de estos actos. Tales acciones son “indignantes, y desde luego, siempre nos reservamos el derecho de tomar medidas, incluso contra Rusia”.  

Sin embargo, confía en poder seguir trabajando para mantener buenas relaciones con Moscú, aunque en el caso del envenenamiento del polonio 210 al ex-espía ruso Litvinenko, el país soviético no fue de mucha ayuda. 

 “Me alegro mucho de que las investigaciones han permitido al fiscal federal incluir a una persona concreta en la lista de los buscados […]. Tomo estas cosas muy en serio”, declaró Angela Merkel sobre la fiscalía.

Ad

“Historia Trillada”

Otra acusación que realizó Angela Merkel a Rusia vino por el lado de “apoyar a regímenes fantoches en algunas partes del este de Ucrania y de atacar las democracias occidentales, Alemania entre ellas”. Rusia rechazó estas acusaciones, clasificándolas como una “historia trillada”, poniendo vista que fueron “sin presentar hechos”. 

“Cada vez que la parte rusa se mostraba dispuesta a debatir a través de los canales competentes las preguntas que inquietaban a nuestros socios alemanes y a investigar posibles indicios, el tema perdía interés para Berlín,” criticó la Embajada rusa. 

Además, Rusia niega el uso de hackers que tengan como fin tomar perseguir a Merkel. En este sentido, el canciller ruso, Serguei Lavrov, declaró que “han pasado cinco años pero no se ha suministrado ningún hecho concreto”. Merkel, por su parte declaró que tiene “pruebas” de “escandalosos” intentos de ciberataques rusos, cuyos objetivos fueron la Cámara de diputados y la Cancillería en 2015.  El del Bundestag fue atribuido al GRU, el servicio de inteligencia militar ruso. “No hay hechos que demuestren algo contra Rusia”, insistió Lavrov.  

Moscú, tomó esté accionar germano como una distracción “en vista de la crisis provocada por el coronavirus y las dificultades políticas y económicas internas causadas por la pandemia”, y, además, la embajada agregó que:

“Alguien creyó oportuno revelar una ‘prueba’ más de la amenaza rusa. Lamentamos que se dé preferencia al uso de medios de comunicación y a la ‘diplomacia de megáfono’ en lugar de a numerosas oportunidades de diálogo político, a canales diplomáticos, a la mutua cooperación entre los servicios o a la asistencia jurídica en materia penal” . 

Ad

El hacker Dmitriy Badín es buscado por el FBI desde 2018 junto con otros 11 rusos por una supuesta inferencia en las elecciones estadounidenses de 2016, donde se los acusa de robar y difundir mails de Hillary Clinton.

Esta acusación surge de las filas del Partido Demócrata y sirvió para impulsar el mito de la intervención rusa en la elección de Donald Trump. La realidad es que la filtración ocurrió por Wikileaks, y no hay evidencia concreta que relacione a esta red de hackers con el Kremlin.
El FBI y Alemania lo vinculan con la unidad 26.165 del GRU, unidad especializada en el ciberespacio. Moscú, aún así, rechazó tajantemente las acusaciones de injerencia rusa en la elección presidencial de Estados Unidos.

Badín, junto con otros sospechosos, también se infiltró en el tribunal de La Haya haciéndose pasar por un diplomático alemán. Por esto, sacándole polvo al asesinato de un ciudadano georgiano en Berlín en el año 2019, la justicia alemana cree en la implicación del servicio secreto ruso en este asunto. Este conflicto sacó a relucir una gran crisis diplomática entre ambos países.


Por Zoé Paz, para La Derecha Diario.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Alemania

Alemania consigue reemplazar el gas ruso para el 2023: Lo importará de Emiratos Árabes Unidos

Publicado

en

La empresa alemana RWE y su par emiratí ADNOC firmaron un acuerdo que asegura a la provisión de gas natural licuado de Emiratos Árabes Unidos a Alemania mientras Scholz realiza una gira por el Golfo Pérsico.

El canciller alemán, Olaf Scholz, visitó los Emiratos Árabes Unidos este fin de semana, donde se reunió, entre otros, con el presidente de Emiratos Árabes Unidos, Mohamed Bin Zayed Al Nahyan.

La gira de Scholz por el Golfo Pérsico tenía un claro objetivo: buscar nuevos acuerdos energéticos para sustituir el gas ruso y mitigar la crisis energética derivada de la invasión de Ucrania por parte de Moscú.

En este contexto, y con el apoyo de Scholz y los jeques árabes, la empresa alemana RWE firmó un acuerdo de “seguridad energética” con su par emiratí Abu Dhabi National Oil Company (ADNOC) para suministrar gas natural licuado a la mayor economía de Europa a partir de diciembre, en un momento en que Berlín busca nuevas fuentes de energía para sustituir el gas y el petróleo ruso.

La firma del acuerdo se hizo en presencia de Scholz, quien dijo recibir “con satisfacción” el acuerdo de seguridad energética. Scholz contó a la prensa en Abu Dhabi que su país había “avanzado en toda una serie de proyectos en términos de producción y compra de diésel y gas”, y que estaba decidido a evitar la dependencia energética de Rusia.

Scholz, quien siempre defendió políticas verdes y la importancia de la construcción de los gasoductos rusos Nord Stream, dio un giro a su discurso y ahora hizo hincapié en la necesidad de confiar en una variedad de fuentes para las necesidades energéticas de Alemania, diciendo que depender de una sola fuente “ciertamente no volverá a suceder”.

El cargamento que entregará este año ADNOC será de 137.000 metros cúbicos de GNL y será el primero que se suministrará al mercado de gas alemán por medio de la terminal flotante de importación de GNL de Alemania en Brunsbuettel, un puerto del Mar del Norte.

El transporte de esta manera es considerablemente más caro que a través de gasoductos, por lo que las tarifas para fin de este año y durante el 2023 serán significativamente más elevados en los últimos meses.

Aunque la cantidad que se entregará es relativamente pequeña, la cantidad se irá expandiendo el año que viene y se trata de un acuerdo políticamente importante ya que Scholz intenta estrechar lazos con el Golfo y encontrar fuentes de energía alternativas.

Olaf Scholz.

Pero lo más importante del acuerdo es que ADNOC aceptó reservar un número indeterminado de cargamentos de GNL para Alemania en 2023, lo cual la blindarían completamente de una interrupción de gas ruso prolongado, aunque nuevamente, se desconoce a qué precio se acordó, pero será más elevado que el actual.

Además de suministrar a RWE, ADNOC también ha acordado vender amoníaco a empresas alemanas, como Steag y Aurubis. También suministrará 250.000 toneladas de diésel al mes a la empresa alemana Hoyer.

Esto marca un hito importante en la construcción de una infraestructura de suministro de GNL en Alemania y la creación de un suministro de gas más diversificado”, dijo RWE en un comunicado.

Durante sus mandato presidencial, el ex mandatario norteamericano Donald Trump había advertido a Alemania que era un error depender únicamente del suministro de gas ruso.

En su momento, el ex presidente de Estados Unidos dijo que Alemania era “cautiva” de Rusia ya que entre el 60 y el 70 por ciento de la energía que necesitaría el país procedería de Moscú a través del nuevo gaseoducto Nord Stream II, algo que suponía “el pago de millones y millones de dólares al año” a Rusia, financiando todas sus operaciones en Europa.

“Creo que esto es muy inapropiado y es algo negativo para la OTAN que no debería suceder”, dijo en aquel entonces, en el plenario de la Asamblea General de la ONU. Los embajadores alemanes se rieron a carcajadas cuando hablaba el expresidente estadounidense.

Pero el tiempo le dio la razón a Trump, y Scholz pronunció las siguientes palabras antes de que se anunciara el acuerdo: “Tenemos que asegurarnos de que la producción de GNL en el mundo avanza hasta el punto de poder satisfacer la elevada demanda existente sin tener que recurrir a la capacidad de producción que existe en Rusia”.

El ministro de Industria de los Emiratos, Sultan Ahmed Al Jaber, catalogó el documento como un “nuevo acuerdo histórico que refuerza la creciente asociación energética entre EAU y Alemania”.

Las autoridades alemanas esperan que una serie de acuerdos, como el alcanzado con Abu Dabi para el GNL, ayuden a reducir los precios de la energía, que se han disparado. Según los economistas del gobierno, es mejor conseguir gas caro que sufrir las consecuencias del desabastecimiento.

Además de Emiratos Árabes Unidos, el sábado, el Canciller alemán se reunió en Jedá con el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed Bin Salmán, y el domingo, viajó a Qatar, donde se entrevistó con el emir Sheikh Tamim Bin Hamad Al Thani y conversaron sobre energía e inversión.

Seguir Leyendo

Alemania

Explosión inflacionaria en Alemania: Los precios mayoristas subieron 7,9% solo en agosto, y 45% interanual

Publicado

en

Los precios percibidos por los productores registraron la tasa de variación más violenta desde el comienzo de la serie histórica de estadísticas en 1949. De forma completamente inédita, los precios mayoristas de Alemania subieron incluso más que en Argentina.

Alemania registró la inflación mensual mayorista más drástica de la historia, al menos desde el comienzo de las series estadísticas oficiales que parten de 1949. Solamente en agosto, el Índice de Precios al Productor (IPP) tuvo un aumento del 7,9% contra el mes de julio

Para tomar una real dimensión del grado de aumento en los precios, en agosto Alemania tuvo una inflación mayorista incluso superior al 7,8% de Argentina en el mismo mes, un hecho completamente inédito y desconcertante. 

El aumento mensual efectivo fue casi 5 veces peor a las proyecciones de la mayor parte de los analistas de mercado, que esperaban observar un alza modesta del 1,6% contra el mes anterior. 

Los precios al productor tuvieron un aumento interanual del 45,8% en comparación con el mes de agosto de 2021. Nuevamente, este resultado es el más alto del cual se tenga algún registro desde 1949. 

Exceptuando el período 1945-1948, del cual no se tienen datos disponibles, Alemania registra la inflación mayorista anual más violenta desde 1924, cuando el país salía lentamente de una profunda hiperinflación. 

Con diferencia, los aumentos sobre los precios energéticos lideraron el aumento general de los precios mayoristas. El precio promedio de la energía aumentó un 20,4% con respecto a julio, y acumuló un aumento del 139% contra el mismo mes del año pasado

Eliminando el efecto de los precios de la energía sobre el índice general, la inflación mayorista alcanzó el 14% interanual en agosto, y una vez más es la más drástica desde 1949. 

Inflación mayorista interanual de Alemania desde 1950.

Las políticas energéticas de Alemania, contrarias al desarrollo de la energía nuclear y favorables a una poco sana dependencia del suministro ruso, contribuyeron a generar el clima de inestabilidad y desabastecimiento que se vive en la actualidad. 

En circunstancias normales, y aún a pesar del violento shock de precios relativos, los aumentos en los precios de la energía podrían haber sido total o parcialmente compensados con caídas nominales en los precios del resto de los bienes y servicios en la economía. Pero esto no ocurrió debido al brutal aumento de la oferta monetaria permitido por el Banco Central Europeo (BCE).

La tasa de política monetaria del BCE aumentó al 1,25% nominal anual a partir de septiembre, pero la respuesta fue tardía y excesivamente permisiva. La hoja de balance de la autoridad monetaria registra una muy tenue contracción a partir del mes de enero, aunque está muy lejos de estabilizarse en los niveles de prepandemia. 

Seguir Leyendo

Alemania

Alemania alcanza la inflación más alta en 50 años: los precios acumularon un alza anual del 7,9%

Publicado

en

La Oficina Federal de Estadística de Alemania confirmó que los precios minoristas acumularon un aumento anual del 7,9% al término del mes de agosto, 16,6% para los alimentos y hasta un 35,6% para los precios de la energía. Son las cifras más altas desde la década de 1970.

Sigue subiendo la inflación en Alemania ante la excesiva permisividad de la política monetaria que impulsa el Banco Central Europeo. La Oficina Federal de Estadística (Destatis) informó que los precios minoristas aumentaron un 0,4% en el mes de agosto, después de haber subido casi un 1% en julio, y hasta 2,5% en marzo.

A pesar de que la inflación mensual registró una desaceleración, la inflación interanual acumulada de 12 meses llegó al 7,9% y es la más alta en casi 50 años. La cifra registrada actualmente es la más extrema en toda la serie histórica comenzada en 1991, tras la reunificación del país, y la más alta desde diciembre de 1973 considerando la serie de precios correspondiente a la Alemania Federal occidental.

La variación interanual de los precios tuvo una aceleración con respecto a julio, que había registrado hasta un 7,5% contra el año pasado. El dato oficial confirmado por Destatis superó las perspectivas de los analistas, que esperaban un techo de hasta el 8,8% interanual y una ligera rebaja del nivel general de precios en agosto, ninguna de las dos cosas logró materializarse en la realidad.

Los alimentos tuvieron una fuerte suba interanual del 16,6% en comparación a agosto del año pasado. La dinámica sobre este sector es explosiva: aumentaron un 8,6% interanual en abril, 11,1% en mayo, 12,7% en junio y 14,8% en julio. La energía totalizó los mayores aumentos dentro del nivel general de precios: marcó una suba interanual del 35,6% en comparación al mismo mes del año 2021.

Sin considerar el precio de los alimentos y la energía, por ser característicos de una volatilidad superior al promedio, la inflación subyacente o “núcleo” se moderó considerablemente y cerró el mes de agosto en el 3,18%. Se observó una ligera tendencia bajista con respecto al mes de abril, cuando se había registrado un pico de hasta el 3,8% para este indicador.

En el segmento de los precios mayoristas la situación es incluso más violenta. Solamente en julio Alemania sufrió un rebrote del 5,3% en los precios de este segmento del mercado, y marcando un nivel de inflación interanual que superó el 37% en ese mes. A diferencia de lo que ocurre en Argentina, en Alemania los precios mayoristas lideran la suba de los minoristas.

El Banco Central Europeo impulsó una de las reacciones más pasivas y lentas en todo el mundo. La tasa de política monetaria permaneció en el 0% hasta julio, y actualmente alcanza un muy modesto 0,5% nominal anual. La hoja de balance de la autoridad monetaria dejó de crecer a partir de enero de este año, pero la excesiva laxitud no hizo nada por contener el alza de los precios. 

Seguir Leyendo

Tendencias