Seguinos en redes

Alemania

La justicia alemana impone una orden anti-monopolio a Facebook

Debido al uso que se le dan a los datos personales entre distintas redes sociales, todas dependientes de la misma compañía madre Facebook, el Tribunal Civil más importante del país impuso una orden anti-monopolio sobre esta empresa y se abre el debate en el Parlamento.

Publicado

en

El pasado martes, en una audiencia del mayor tribunal en lo civil de Alemania, se dictaminó que Facebook Inc. debe controlar los datos que maneja de sus usuarios, en las redes sociales que le competen, siendo Instagram, Whatsapp y Facebook las más importantes.

“No tenemos dudas de que Facebook tiene una posición dominante en el mercado de las redes sociales y que hace un mal uso de su posición”, dijo Peter Meier-Beck, juez del Tribunal de Justicia. 

Durante febrero del 2019, el tribunal anti-monopolio exigió a Facebook que parara de “recopilar y usar sin restricciones” y de combinar, los datos de los usuarios del Grupo Facebook, sin el consentimiento de sus propietarios. Recordemos que Facebook ya tuvo problema años atrás con el escándalo de la empresa Cambridge Analytica, en donde se investigó si la información privada de los individuos en todas las sub-empresas de Facebook era utilizada por esta consultora para lograr persuadir a los usuarios por diferentes movimientos políticos, especialmente durante los años electorales.
En su momento, Cambridge Analytica no recibió ninguna condena, ya que se comprobó que los datos habían sido entregas con el aval de las personas, a pesar de que en la gran mayoría de los casos no sabían que lo estaban haciendo. La controversia y la presión mediática sobre esta empresa llevó a que sea disuelta, pero la discusión sobre el verdadero destino de la información que se da online quedó asentada para siempre.

Ad

Pero, ¿puede realmente Facebook comercializar con nuestros datos? Lo cierto es que día a día, las redes sociales recopilan decena de datos tanto personales como académicos, laborales e intereses personales.

Facebook tiene acceso no solo a información básica como nuestro cumpleaños y domicilio, sino que también genera una red inmensa de contactos estrechos, lee nuestras conversaciones por WhatsApp (aunque diga que no lo hace), e incluso a veces, accede a nuestra información bancaria y fiscal. Si bien es verdad que nosotros brindamos de buena voluntad toda esta información, no siempre autorizamos a que se utilicen estos datos para otros fines.

El problema radica en que las múltiples aplicaciones que usamos, creemos que son todas independientes unas de otras, pero al fin y al cabo todas dependen de solamente una docena de mega-empresas tecnológicas.

Las redes sociales generan millones de comentarios y publicaciones por minuto, enfrentan ideologías y generan escándalos que muchas veces son alcanzados por los medios de comunicación tradicionales. 
En las últimas semanas, Facebook recibió críticas por parte del movimiento #BlackLivesMatter por permitir que la gente haga publicaciones con la frase #AllLivesMatter, en referencia a que no solo las vidas de los afroamericanos son las importantes, si no que todas. A su vez, recibió críticas de parte de la derecha por censurar a escritores conservadores mientras permite las publicaciones de escritores de izquierda que fomentan los destrozos y la destrucción de BLM.
Esta doble vara fue alcanzada por Mark Zuckerberg, quién personalmente publicó en su cuenta de Facebook un mensaje de apoyo a la comunidad negra, repudiando el racismo y demostrando su interés por el tema; el problema fue que al mismo tiempo, la activista afroamericana conservadora Candace Owens, publicaba en su cuenta un video de 18 minutos que alcanzaba los 100 millones de visitas, siendo el video más popular del día, pero fue manualmente sacado de las principales tendencias de la página.
Hoy en día, las redes sociales son fundamentales para estar informado, se adelantan a las cadenas televisivas y radiales, generan escándalos que alcanzan a todo el mundo – incluso políticos -, y lo más criticado de todo, es que generan contenido que proviene desde cualquier persona, en cualquier lugar del mundo, lo cual es un beneficio y una fatalidad al mismo tiempo.
El fallo alemán es aún temporal, y la demanda subyacente está a la espera. Mark Zuckerberg no se ha pronunciado ante esta última noticia, y ya hace unos meses atrás, había denunciado que la ley anti-monopolio alemana estaba cruzando los límites de su competencia, siendo la utilización de datos del usuario un nuevo camino no tratado con anterioridad. 
¿Podría ser este un inicio legal de una serie de regulaciones inteligentes que permitan que las mega-empresas de información no censuren la libertad de expresión y violen los derechos de privacidad, o será esta una embestida más del lobby izquierdista que busca desarmar a las grandes compañías para reemplazarlas con presencia del Estado y regular Internet de la manera más invasiva posible?
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Alemania

Alemania consigue reemplazar el gas ruso para el 2023: Lo importará de Emiratos Árabes Unidos

Publicado

en

La empresa alemana RWE y su par emiratí ADNOC firmaron un acuerdo que asegura a la provisión de gas natural licuado de Emiratos Árabes Unidos a Alemania mientras Scholz realiza una gira por el Golfo Pérsico.

El canciller alemán, Olaf Scholz, visitó los Emiratos Árabes Unidos este fin de semana, donde se reunió, entre otros, con el presidente de Emiratos Árabes Unidos, Mohamed Bin Zayed Al Nahyan.

La gira de Scholz por el Golfo Pérsico tenía un claro objetivo: buscar nuevos acuerdos energéticos para sustituir el gas ruso y mitigar la crisis energética derivada de la invasión de Ucrania por parte de Moscú.

En este contexto, y con el apoyo de Scholz y los jeques árabes, la empresa alemana RWE firmó un acuerdo de “seguridad energética” con su par emiratí Abu Dhabi National Oil Company (ADNOC) para suministrar gas natural licuado a la mayor economía de Europa a partir de diciembre, en un momento en que Berlín busca nuevas fuentes de energía para sustituir el gas y el petróleo ruso.

La firma del acuerdo se hizo en presencia de Scholz, quien dijo recibir “con satisfacción” el acuerdo de seguridad energética. Scholz contó a la prensa en Abu Dhabi que su país había “avanzado en toda una serie de proyectos en términos de producción y compra de diésel y gas”, y que estaba decidido a evitar la dependencia energética de Rusia.

Scholz, quien siempre defendió políticas verdes y la importancia de la construcción de los gasoductos rusos Nord Stream, dio un giro a su discurso y ahora hizo hincapié en la necesidad de confiar en una variedad de fuentes para las necesidades energéticas de Alemania, diciendo que depender de una sola fuente “ciertamente no volverá a suceder”.

El cargamento que entregará este año ADNOC será de 137.000 metros cúbicos de GNL y será el primero que se suministrará al mercado de gas alemán por medio de la terminal flotante de importación de GNL de Alemania en Brunsbuettel, un puerto del Mar del Norte.

El transporte de esta manera es considerablemente más caro que a través de gasoductos, por lo que las tarifas para fin de este año y durante el 2023 serán significativamente más elevados en los últimos meses.

Aunque la cantidad que se entregará es relativamente pequeña, la cantidad se irá expandiendo el año que viene y se trata de un acuerdo políticamente importante ya que Scholz intenta estrechar lazos con el Golfo y encontrar fuentes de energía alternativas.

Olaf Scholz.

Pero lo más importante del acuerdo es que ADNOC aceptó reservar un número indeterminado de cargamentos de GNL para Alemania en 2023, lo cual la blindarían completamente de una interrupción de gas ruso prolongado, aunque nuevamente, se desconoce a qué precio se acordó, pero será más elevado que el actual.

Además de suministrar a RWE, ADNOC también ha acordado vender amoníaco a empresas alemanas, como Steag y Aurubis. También suministrará 250.000 toneladas de diésel al mes a la empresa alemana Hoyer.

Esto marca un hito importante en la construcción de una infraestructura de suministro de GNL en Alemania y la creación de un suministro de gas más diversificado”, dijo RWE en un comunicado.

Durante sus mandato presidencial, el ex mandatario norteamericano Donald Trump había advertido a Alemania que era un error depender únicamente del suministro de gas ruso.

En su momento, el ex presidente de Estados Unidos dijo que Alemania era “cautiva” de Rusia ya que entre el 60 y el 70 por ciento de la energía que necesitaría el país procedería de Moscú a través del nuevo gaseoducto Nord Stream II, algo que suponía “el pago de millones y millones de dólares al año” a Rusia, financiando todas sus operaciones en Europa.

“Creo que esto es muy inapropiado y es algo negativo para la OTAN que no debería suceder”, dijo en aquel entonces, en el plenario de la Asamblea General de la ONU. Los embajadores alemanes se rieron a carcajadas cuando hablaba el expresidente estadounidense.

Pero el tiempo le dio la razón a Trump, y Scholz pronunció las siguientes palabras antes de que se anunciara el acuerdo: “Tenemos que asegurarnos de que la producción de GNL en el mundo avanza hasta el punto de poder satisfacer la elevada demanda existente sin tener que recurrir a la capacidad de producción que existe en Rusia”.

El ministro de Industria de los Emiratos, Sultan Ahmed Al Jaber, catalogó el documento como un “nuevo acuerdo histórico que refuerza la creciente asociación energética entre EAU y Alemania”.

Las autoridades alemanas esperan que una serie de acuerdos, como el alcanzado con Abu Dabi para el GNL, ayuden a reducir los precios de la energía, que se han disparado. Según los economistas del gobierno, es mejor conseguir gas caro que sufrir las consecuencias del desabastecimiento.

Además de Emiratos Árabes Unidos, el sábado, el Canciller alemán se reunió en Jedá con el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed Bin Salmán, y el domingo, viajó a Qatar, donde se entrevistó con el emir Sheikh Tamim Bin Hamad Al Thani y conversaron sobre energía e inversión.

Seguir Leyendo

Alemania

Explosión inflacionaria en Alemania: Los precios mayoristas subieron 7,9% solo en agosto, y 45% interanual

Publicado

en

Los precios percibidos por los productores registraron la tasa de variación más violenta desde el comienzo de la serie histórica de estadísticas en 1949. De forma completamente inédita, los precios mayoristas de Alemania subieron incluso más que en Argentina.

Alemania registró la inflación mensual mayorista más drástica de la historia, al menos desde el comienzo de las series estadísticas oficiales que parten de 1949. Solamente en agosto, el Índice de Precios al Productor (IPP) tuvo un aumento del 7,9% contra el mes de julio

Para tomar una real dimensión del grado de aumento en los precios, en agosto Alemania tuvo una inflación mayorista incluso superior al 7,8% de Argentina en el mismo mes, un hecho completamente inédito y desconcertante. 

El aumento mensual efectivo fue casi 5 veces peor a las proyecciones de la mayor parte de los analistas de mercado, que esperaban observar un alza modesta del 1,6% contra el mes anterior. 

Los precios al productor tuvieron un aumento interanual del 45,8% en comparación con el mes de agosto de 2021. Nuevamente, este resultado es el más alto del cual se tenga algún registro desde 1949. 

Exceptuando el período 1945-1948, del cual no se tienen datos disponibles, Alemania registra la inflación mayorista anual más violenta desde 1924, cuando el país salía lentamente de una profunda hiperinflación. 

Con diferencia, los aumentos sobre los precios energéticos lideraron el aumento general de los precios mayoristas. El precio promedio de la energía aumentó un 20,4% con respecto a julio, y acumuló un aumento del 139% contra el mismo mes del año pasado

Eliminando el efecto de los precios de la energía sobre el índice general, la inflación mayorista alcanzó el 14% interanual en agosto, y una vez más es la más drástica desde 1949. 

Inflación mayorista interanual de Alemania desde 1950.

Las políticas energéticas de Alemania, contrarias al desarrollo de la energía nuclear y favorables a una poco sana dependencia del suministro ruso, contribuyeron a generar el clima de inestabilidad y desabastecimiento que se vive en la actualidad. 

En circunstancias normales, y aún a pesar del violento shock de precios relativos, los aumentos en los precios de la energía podrían haber sido total o parcialmente compensados con caídas nominales en los precios del resto de los bienes y servicios en la economía. Pero esto no ocurrió debido al brutal aumento de la oferta monetaria permitido por el Banco Central Europeo (BCE).

La tasa de política monetaria del BCE aumentó al 1,25% nominal anual a partir de septiembre, pero la respuesta fue tardía y excesivamente permisiva. La hoja de balance de la autoridad monetaria registra una muy tenue contracción a partir del mes de enero, aunque está muy lejos de estabilizarse en los niveles de prepandemia. 

Seguir Leyendo

Alemania

Alemania alcanza la inflación más alta en 50 años: los precios acumularon un alza anual del 7,9%

Publicado

en

La Oficina Federal de Estadística de Alemania confirmó que los precios minoristas acumularon un aumento anual del 7,9% al término del mes de agosto, 16,6% para los alimentos y hasta un 35,6% para los precios de la energía. Son las cifras más altas desde la década de 1970.

Sigue subiendo la inflación en Alemania ante la excesiva permisividad de la política monetaria que impulsa el Banco Central Europeo. La Oficina Federal de Estadística (Destatis) informó que los precios minoristas aumentaron un 0,4% en el mes de agosto, después de haber subido casi un 1% en julio, y hasta 2,5% en marzo.

A pesar de que la inflación mensual registró una desaceleración, la inflación interanual acumulada de 12 meses llegó al 7,9% y es la más alta en casi 50 años. La cifra registrada actualmente es la más extrema en toda la serie histórica comenzada en 1991, tras la reunificación del país, y la más alta desde diciembre de 1973 considerando la serie de precios correspondiente a la Alemania Federal occidental.

La variación interanual de los precios tuvo una aceleración con respecto a julio, que había registrado hasta un 7,5% contra el año pasado. El dato oficial confirmado por Destatis superó las perspectivas de los analistas, que esperaban un techo de hasta el 8,8% interanual y una ligera rebaja del nivel general de precios en agosto, ninguna de las dos cosas logró materializarse en la realidad.

Los alimentos tuvieron una fuerte suba interanual del 16,6% en comparación a agosto del año pasado. La dinámica sobre este sector es explosiva: aumentaron un 8,6% interanual en abril, 11,1% en mayo, 12,7% en junio y 14,8% en julio. La energía totalizó los mayores aumentos dentro del nivel general de precios: marcó una suba interanual del 35,6% en comparación al mismo mes del año 2021.

Sin considerar el precio de los alimentos y la energía, por ser característicos de una volatilidad superior al promedio, la inflación subyacente o “núcleo” se moderó considerablemente y cerró el mes de agosto en el 3,18%. Se observó una ligera tendencia bajista con respecto al mes de abril, cuando se había registrado un pico de hasta el 3,8% para este indicador.

En el segmento de los precios mayoristas la situación es incluso más violenta. Solamente en julio Alemania sufrió un rebrote del 5,3% en los precios de este segmento del mercado, y marcando un nivel de inflación interanual que superó el 37% en ese mes. A diferencia de lo que ocurre en Argentina, en Alemania los precios mayoristas lideran la suba de los minoristas.

El Banco Central Europeo impulsó una de las reacciones más pasivas y lentas en todo el mundo. La tasa de política monetaria permaneció en el 0% hasta julio, y actualmente alcanza un muy modesto 0,5% nominal anual. La hoja de balance de la autoridad monetaria dejó de crecer a partir de enero de este año, pero la excesiva laxitud no hizo nada por contener el alza de los precios. 

Seguir Leyendo

Tendencias