Seguinos en redes

España

España bajo el yugo socialista: ¿Va camino hacia una dictadura de Pedro Sánchez?

Publicado

en

Tras las elecciones de julio, España se enfrenta a una de las peores crisis políticas de su historia. Pedro Sánchez está destruyendo el Estado de Derecho con tal de conseguir una reelección.

El 23 de julio de 2023 se celebraron las elecciones generales en España, tanto para el Congreso como para el Senado. Estas elecciones se llevaron a cabo en esta fecha porque Pedro Sánchez, el actual presidente del Gobierno español, las adelantó para frenar la caída de su partido tras la debacle socialista del "28-M", fecha en la que hubo elecciones municipales y regionales en gran parte de España, donde la izquierda tuvo uno de sus peores resultados en la historia.

Todas las encuestas indicaban la posibilidad de sumar una mayoría absoluta entre el centro-derecha (Partido Popular) y los conservadores de Vox. Sin embargo, el resultado no fue el esperado y la derecha se quedó a tan solo 5 escaños de lograr la mayoría absoluta.

¿Qué pasó para que la derecha no lograra una victoria que parecía asegurada? El PP, en vez de darle el golpe de gracia al PSOE, se dedicó a menospreciar y lanzar una fuerte campaña en contra de Vox. Esto dio a entender que la relación de ambos partidos era complicada, y muchos indecisos que a lo mejor quiso votar al PP o a Vox se acabó absteniendo, ya que una mala relación podía poner en riesgo la gobernabilidad del país.

Además, el PP de Feijóo dijo en reiteradas ocasiones que su socio prioritario si necesitaba los votos iba a ser el PSOE, cosa que aún pudo ahuyentar aún más los posibles votantes. Asimismo, la campaña horrorosa del PP, que ya daba por sentado que iban a ganar, y que no tenía ningún mensaje claro, sólo “echar a Sánchez de la Moncloa”, hizo que finalmente la izquierda pudiese formar gobierno, respaldándose en los partidos separatistas de Cataluña.

Desde las elecciones, y especialmente en los últimos 33 días, de manera continua, el pueblo español se manifiesta día tras día en la sede del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). El motivo de estas manifestaciones es la amnistía que quiere aprobar el gobierno de Pedro Sánchez.

La amnistía tiene un único objetivo: que Sánchez pueda ser presidente del gobierno español, ya que no hay otra configuración de partidos que lo lleven a la reelección. Han intentado disimularlo con diferentes relatos, pero al fin y al cabo, Sánchez quiere aprobar esta amnistía porque sabe que depende de los partidos independentistas catalanes para ser presidente, no por otra razón.

De hecho, antes de las elecciones, todo cargo del PSOE negaba rotundamente que iban a aprobar la amnistía, es más, ellos decían que era un ataque flagrante contra la ley. Sin embargo, después de las elecciones, tuvieron que reconvertir el discurso para intentar vender a sus votantes y a la población que la amnistía traería paz y concordia a Cataluña y a España.

Hay que ser muy claros: la amnistía implica eliminar todo delito que hayan cometido los responsables políticos del referéndum ilegal en España y el intento de independencia del año 2017. Además, de perdonar actos vandálicos del grupo “CDR” y “Tsunami Democràtic”, dos organizaciones que han sido responsables de atacar propiedad tanto pública como privada.

Carles Puigdemont, entonces presidente de la Generalitat de Cataluña, fue el que huyó a Bruselas para salir impune. Ahora, si esta amnistía se aprueba, Puigdemont podrá volver y tendrá vía libre para poder ser candidato de nuevo a Presidente de la Generalitat e intentar hacer otro referéndum, esta vez, el objetivo sería hacer un referéndum acordado como el caso escocés o de Quebec.

La gente puede estar a favor o en contra de un referéndum, pero lo que no se puede defender es saltarse la constitución española y el aviso de todas las asociaciones de jueces que alertan sobre la peligrosidad que tiene esta ley, así como el precedente que se crea.

Es saltarse la separación de poderes y cargarse el Estado de Derecho, ya que está eliminando todo el proceso judicial hecho con anterioridad. Asimismo, en el acuerdo entre el partido de Puigdemont (JUNTS) y el PSOE, existe la afirmación de que hubo “lawfare”, es decir, la instrumentalización de la justicia con fines políticos.

Vox ha sido el único partido que ha intentado parar este golpe a la separación de poderes, algo que será realmente difícil, ya que la mayoría de los medios de comunicación mainstream están con Sánchez.

Asimismo, el Partido Popular, que teóricamente es el líder de la oposición por número de escaños, no ha apoyado en ningún momento estas concentraciones que está habiendo en Ferraz contra Sánchez. Vox, sin embargo, está intentando por todos los medios internacionalizar el conflicto.

En primer lugar, la llegada del famoso periodista estadounidense, Tucker Carlson, hizo que muchas personas de Estados Unidos se enterarán de lo que estaba sucediendo en España, haciendo eco en todos los seguidores de Carlson de Europa. En segundo lugar, ECR (grupo europeo al que pertenece Vox) ha hecho una campaña en la Unión Europea para que sepan lo que está pasando e intentar pararlo a través del organismo supranacional.

No obstante, los españoles tienen poca confianza en la ayuda del resto de Europa, y las autoridades de la UE se han desvinculado y han dicho que se trata de un asunto interno, algo que es correcto, que los burócratas no se metan en asuntos de política interna, pero demuestra una gran hipocresía, ya que sí se meten en la política interna de otros países, como es el caso de Hungría y Polonia, tan solo por tener una agenda conservadora.

Las elecciones europeas de 2024 pueden ser un gran avance para parar este golpe a la democracia, de hecho, esto no es una cosa de izquierdas o de derechas, es algo de sentido común, ningún gobernante puede atentar contra la Constitución, mentir deliberadamente sobre que no ibas a hacer y luego hacer totalmente lo contrario.

Europa necesita que los patriotas sean la primera fuerza política, algo que podría lograrse si los dos bloques de derecha, el ECR y el ID, se juntaran, además de la entrada de Fidesz, podría dejar en jaque mate al Parlamento Europeo.

Existen diferencias entre ambos bloques, e incluso algunas líneas rojas entre los partidos, pero la unión de los patriotas es la única que puede reconducir el rumbo del Viejo Continente. La derecha, los verdaderos conservadores, están comenzando a ganar en toda Europa y en el mundo, lo vimos en Italia, en Suecia, en Finlandia y ahora lo hemos visto en Los Países Bajos y Argentina.

El año que viene, puede pasar lo mismo en Rumanía con el partido AUR, en Portugal con la entrada de Chega en el gobierno y en Estados Unidos si vuelve Trump. Además, de estar atento a sitios como Alemania, donde AfD está ganando cada vez más fuerza.

Europa debe de ser una Europa libre y sin ninguna agenda impuesta, dejar de ser vasallos de Estados Unidos y rechazar serlo de Rusia o China. Europa debe tener su propia agenda, recuperar su soberanía y ser la Europa grande y fuerte que siempre fue, sin someterse a ninguna superpotencia y reconvertirse como una, pero no una Europa unificada y federal, sino una Europa fuerte de naciones soberanas y libres.

Economía

El socialismo quiebra España: A pesar de todos los aumentos impositivos, el déficit español sigue superando los niveles previos a la pandemia

Publicado

en

Sánchez había prometido que su sablazo fiscal promovería la reducción de los desequilibrios del Gobierno, pero nada de esto se vio reflejado en la realidad. La sociedad española se encuentra cada vez más ahogada por un Estado elefantiásico.

La recaudación impositiva de España alcanzó los niveles más altos desde la situación previa a la gran recesión internacional de 2008, pero aún así las finanzas públicas del Gobierno permanecen completamente desequilibradas.

El presidente Pedro Sánchez impulsó un sablazo impositivo en plena pandemia con la promesa de equilibrar el déficit, pero nada de esto sucedió en realidad. En la práctica, las erogaciones del Estado español se incrementaron aún más que los ingresos, y para el tercer trimestre del año pasado el déficit primario español se ubicó en el 2% del PBI. Antes del estallido de la pandemia, el desequilibrio previo al pago de intereses solamente alcanzaba el 0,78% del PBI, y el 0,4% del producto cuando Sánchez asumió la dirección del país.

Por otra parte, el déficit financiero total de España escaló al 4,36% del PBI en el tercer trimestre de 2023, muy por encima de los 3 puntos porcentuales que se registraban antes de la pandemia, y nuevamente por encima del déficit de 2,8 puntos porcentuales de mediados de 2018.

Sin importar desde qué punto se inicien las comparaciones, la administración socialista condujo a España por el camino del déficit fiscal y el endeudamiento. Los sucesivos “estímulos” desplegados por el Gobierno para alentar el ritmo de la actividad económica tampoco dieron mayores resultados, ya que España perdió (otra vez) su tendencia de crecimiento previa a la pandemia.

La administración Sánchez deja montado un país que crece a un ritmo sustancialmente menor en comparación al 2018, con mayores desequilibrios fiscales desde el punto de vista del Estado, y con una mayor presión impositiva para los ciudadanos españoles.

Desde 2021 en España comenzó a regir una tasa máxima a cuenta del IRPF en torno al 47% para rentas superiores a los 300.000 euros anuales (suba de 2 puntos), y 45% para rentas superiores a los 200.000 euros (una suba de 3 puntos con respecto al esquema anterior).

La reforma socialsita sobre el impuesto de Sociedades redujo el nivel de deducciones permitidas, y estableció un impuesto mínimo sobre los ingresos contables, el cual se aplica independientemente de si la empresa incurrió en pérdidas netas durante el ejercicio de la actividad.

En octubre de 2020 Sánchez aprobó el impuesto sobre los servicios digitales (IMD), un gravamen del 3% sobre todos los servicios imponibles operando en España como por ejemplo los que brinda Google, Amazon, Apple, etc. Esto produjo un aumento prácticamente automático en los costos de las empresas españolas, que cuentan con un alto grado de digitalización.

El socialismo introdujo también el Impuesto sobre Transacciones Financieras (ITF), que aplica una tasa del 0,2% sobre la compra y venta de acciones en la bolsa. Son gravadas todas aquellas transacciones realizadas con títulos emitidos por empresas de nacionalidad española que cotizan en mercados regulados, y siempre y cuando su capitalización bursátil supere los 1.000 millones de euros.

Se promulgó un impuesto a las ganancias extraordinarias de dos años para los bancos y las empresas de energía, con tasas de entre el 1,2% y el 3,5% aplicadas sobre cualquier ganancia nominal en estas empresas que fueran mayores a las que declararon en el año 2019 (el Gobierno no ajustó los montos por la tasa de inflación en el período comprendido).

 Finalmente, se aprobó el llamado “Impuesto temporal de Solidaridad de las Grandes Fortunas” con vigencia a partir de 2023, una medida casi calcada del Impuesto a la Riqueza creado por el kirchnerismo en Argentina en el año 2020. Este impuesto se superpuso con el ya muy elevado gravamen sobre el patrimonio, y convirtió a España en un verdadero infierno fiscal para el asentamiento de capitales.

Para los montos superiores a los 10 millones de euros el recargo espacial sobre el patrimonio alcanza al 3,5%, y considerando que el promedio de la tasa impositiva patrimonial en las Comunidades Autónomas es el 3%, la tasa consolidada llegaría al 6,5% y es una de las más altas del mundo.

Seguir Leyendo

Argentina

El prestigioso profesor de la Escuela Austríaca, Jesús Huerta de Soto, recomendó a Javier Milei para el Nobel de Economía

Publicado

en

El catedrático español aseguró que así como Israel Kirzner debería ser galardonado con el Nobel por el desarrollo de la teoría austríaca, Milei debería ganarlo por estar llevando ese ideario a la práctica.

El ilustre profesor de economía de la prestigiosa Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, ganador del premio Juan de Mariana en el año 2016, y una de las voces más importantes de la Escuela Austríaca de economía en todo el mundo, Jesús Huerta de Soto, recomendó al presidente argentino, Javier Milei, para el Nobel de Economía de este año.

Lo hizo en una de sus clases, célebres por sus enfáticos ejemplos y comentarios, que se viralizan continuamente en redes sociales por alumnos que lo filman, en la que le recomendó a los estudiantes escuchar completo el discurso de Milei en Davos, ya que "abarca casi todos los temas que vemos en el semestre".

En su ponencia, hizo un parate para referirse a la relación que tiene con el presidente argentino, señalando que "Milei se ha inmolado por la Argentina" y encomendó su tarea por "haberle abierto los ojos a millones de personas que, gracias a su prédica, descubrieron las ideas de la libertad".

Un discípulo, que ha sido uno de los motivos de mayor alegría en vida, en contra de mi recomendación, ya lo digo en mis artículos, no destrocen su vida dedicándose a la política y se ha dedicado”, comienza el profesor su largo elogio a Milei ante sus alumnos.

“Por azares del destino, la mano de Dios -prosigue-, lo ha llevado a ser presidente de la República Argentina. Ha inmolado su vida. No saben lo que es dedicarse a la política y más en un país como Argentina. No es que sea especialmente malo; es como España. Es destrozar la vida”.

Y continúa: "No sé qué pasará con su programa en Argentina. Solo sé dos cosas: ya le debemos algo de un valor inmenso para la humanidad y es haber traído a la agenda y haber hecho popular la idea de la libertad, términos como el anarco-capitalismo; y despertar a los ciudadanos de su letargo".

Terminando su discurso, lo nomina para el Premio Nobel: “Sería para dar el Premio Nobel de Economía a Israel Kirzner como máximo representante vivo de la escuela austriaca de Economía, y al presidente Javier Milei como alguien capaz de llevar a la práctica ese ideario”.

Además de tener a Alberto Benegas Lynch (h) como "prócer", el presidente argentino tiene en muy alta estima al profesor anarcocapitalista Jesús Huerta de Soto. Tanto es así que en su primer discurso presidencial, Javier Milei citó al catedrático español con la siguiente frase: "Los planes contra la pobreza generan más pobreza; la única manera de salir de la pobreza es con más libertad”.

Luego de la asunción, al día siguiente, el profesor Jesús Huerta de Soto le envió a través de Philipp Bagus, un economista amigo en común, las siguientes palabras: "Agradezco enormemente al presidente Milei que me haya citado en su discurso de investidura. Pero, como decía Mises, a la larga son las ideas correctas las que mueven el mundo, el presidente Milei tiene el inmenso mérito de haber sabido transmitírselas al pueblo de una forma atractiva y convincente, y de preservarlas en pleno siglo XXI como la única alternativa posible basada en la verdad y en la moral" (vía WhatsApp).

Cuando el presidente argentino anunció el Decreto Desregulador, también vía WhatsApp, el profesor madrileño le dijo al día siguiente: "El anuncio del decreto desregulador de Milei es histórico, el de un verdadero líder de la libertad, modelo para todo el mundo y solo comparable al Adenauer y Erhard que en 1949 sacaron a la Alemania destruida de la pobreza e iniciaron su milagro económico…".

Y por último, tras su contundente discurso en el Foro Económico Mundial en Davos, Jesús Huerta de Soto señaló: "Querido Presidente Javier Milei: de nuevo te manifiesto mi más entusiasta enhorabuena por el extraordinario discurso que acabas de pronunciar en el Foro de Davos.

"No solo has impartido toda una lección de economía de la Escuela Austríaca a las élites más arrogantes e intervencionistas del mundo, sino que además te has referido a la intrínseca inmoralidad que suponen sus grandiosos planes de ingeniería social estatista, a la que has dado un respaldo incondicional a todos los empresarios de bien que, a pesar del intervencionismo, siguen impulsando la prosperidad y la civilización. ¡Viva la libertad, carajo!"

Seguir Leyendo

Argentina

Alberto Fernández se reúne con Pedro Sánchez y empieza a trabajar como asesor extraoficial del presidente socialista de España

Publicado

en

El expresidente de la Argentina mantuvo una reunión en privado con el mandatario español y, según fuentes cercanas, empezará a asesorarlo en como "combatir a la extrema derecha".

El expresidente Alberto Fernández se reunió este viernes con el presidente de España, Pedro Sánchez, en una reunión que sirvió como puntapié para el nuevo trabajo que tendrá durante su estadía en el país ibérico, asesor especial del Gobierno del PSOE.

Si bien no existirá un anuncio formal ni un contrato legal, Alberto Fernández pasará a ser uno de los más importantes asesores del líder socialista que recientemente comenzó su tercer mandato al frente del Poder Ejecutivo español.

En sus tareas, Alberto asesorará a Sánchez en el "auge de la extrema derecha" y en cómo combatirla. Si bien el exmandatario argentino fracasó estrepitosamente en su lucha contra Javier Milei, a quien identifica como de "extrema derecha", perdiendo por más de 12 puntos y ni siquiera siendo capaz de presentarse él mismo a la reelección; al presidente español le interesa las "lecciones aprendidas" por el argentino.

A través de su cuenta de Instagram, Fernández compartió detalles de la reunión. “Hoy me reuní con el presidente Pedro Sánchez. Una vez más compartimos nuestra preocupación por el singular momento que atraviesa el mundo”, comenzó.

“Le expresé mi acuerdo con su discurso en el Foro de Davos, en donde señaló que el auge de políticas autoritarias y el crecimiento de la extrema derecha, representan enormes peligros para el Estado de Derecho y promueven una polarización en las sociedades que solo las dañan”, señaló el expresidente del Frente de Todos en su reunión, en una de las pocas declaraciones que trascendieron a la prensa.

En la reunión, Fernández también disparó contra el actual presidente por su alocución en el Foro Económico de Davos, que contuvo críticas al feminismo y elogios al libre mercado. El cambio climático, la igualdad de géneros y la libertad con equidad forman parte de nuestra agenda urgente y necesaria”.

“Hemos comprendido que el gran desafío que el mundo debe resolver sigue siendo asegurar una justicia social que garantice vidas dignas para todas y todos”, siguió, y agregó: “eso solo puede lograrse respetando la convivencia democrática y promoviendo un desarrollo armónico entre el Estado y las empresas”

En otra parte de sus declaraciones, apuntó nuevamente contra Milei, sin nombrarlo: “La libre competencia de los mercados no puede convertirse en la ley de la selva. El Estado debe estar presente para cuidar y proteger los derechos de los ciudadanos”.

“El cambio climático, la igualdad de géneros y la libertad con equidad forman parte de nuestra agenda urgente y necesaria”, agregó para finalmente cerrar: “Siempre celebro reencontrarme con mi querido amigo Pedro Sánchez, presidente de todos los españoles y un gran representante de las políticas progresistas globales”.

Si bien Pedro Sánchez logró una sorpresiva e inesperada reelección tras haber quedado segundo en las elecciones legislativas de julio del año pasado, tuvo que pactar con los partidos independentistas catalanes, vascos y gallegos para que votaran su investidura.

De esta manera, el mandatario español quedó en una posición extremadamente débil, donde ni su partido, el PSOE, ni sus socios comunistas de Podemos (ahora "Coalición Sumar") tienen la palabra final en las políticas de gobierno; esto es ahora potestad de los partidos separatistas como Junts per Catalunya, ERC, EH Bildu, PNV, BNG y CC.

Esto se vio patente en la aprobación en el Congreso del decreto anticrisis, donde Sánchez tuvo que conceder en todos los pedidos a los partidos mencionados porque si no la ley no se aprobaba, y se caían las reformas de su Gobierno.

Seguir Leyendo

Tendencias