Seguinos en redes

España

Sondeo de La Derecha Diario para las elecciones en el País Vasco abre la posibilidad de un co-gobierno con la derecha

El próximo domingo 12 de julio se llevarán a cabo las elecciones en la región española del País Vasco. Por primera vez, decidimos llevar a cabo nuestro propio sondeo para corroborar un supuesto avance de la derecha que le permitiría tal vez acceder al gobierno junto al PNV.

Publicado

en

El próximo domingo 12 de julio se celebrarán elecciones en el País Vasco, una región autonómica dentro de España y que promete revolucionar el escenario político.

Las elecciones habían sido convocadas para el 5 de abril, pero por la pandemia del coronavirus fue necesario posponerlas hasta el fin de la cuarentena.

Esta región está marcada históricamente por un fuerte nacionalismo regional y muchos partidos abogan por la independencia de este territorio del resto de España, pero a pesar de haber tenido siempre una absurda mayoría de partidos independentistas en el poder, nadie se ha animado a hacerlo.

Según sondeos preliminares, esta hegemonía podría terminarse. Por primera vez en muchísimo tiempo partidos de centro-derecha como PP y Ciudadanos, o partidos de derecha como Vox podrían obtener cierta presencia en el Parlamento Vasco, con algunas encuestas dando hasta 15% entre los mencionados partidos.

Decidimos por primera vez tomar nuestras propias estimaciones de estas elecciones para verificar este supuesto avance de la derecha en el País Vasco, y efectivamente el resultado que nos da son 7 escaños para la coalición PP+Cs y 1 para Vox, que podrían llegar al gobierno en una alianza “constitucionalista” junto al histórico PNV.

Ad

La región está marcada por una fuerte presencia de partidos políticos que mezclan un fuerte nacionalismo cultural y económico con ideas del marxismo-leninismo de la época de la Unión Soviética.

El Partido Nacionalista Vasco (PNV) es un partido histórico no solo del País Vasco si no de todo España. Llegó al poder en 1936 y gobernó por un año hasta que la derrota en la Guerra Civil Española forzó el exilio de sus máximos referentes. Simbólicamente, mantuvieron la “presidencia” del País Vasco hasta 1978, cuando volvieron al país tras la muerte de Franco y ganaron las elecciones de manera contundente. En solitario o en coalición han gobernado la región vasca desde entonces, exceptuando un breve período entre 2009 y 2012 cuando el lendekari, la presidencia del Gobierno vasco, fue ganada por el PSOE. 

El PNV, a pesar de su pasado infundado en la democracia cristiana y el humanismo, ha girado en los últimos años a la izquierda, ubicándose actualmente en una centro-izquierda progresista. Este partido se ha opuesto históricamente al grupo ETA, a pesar de coincidir en su objetivo final independentista.

ETA fue una organización terrorista vasca que realizó por varias décadas fuertes atentados contra políticos, policías, e incluso civiles, en reclamo de la independencia del País Vasco. Tras ya varios años de gobernanza de líderes vascos en la región, su causa perdió fuerza y terminó cesando sus operaciones en 2011.

Sin embargo, el ETA continúa como partido político, de manera implícita, a través del EH Bildu, que aboga por una fuerte independencia vasca, adhiere a las ideas marxistas y propone abolir el capitalismo.

Tanto el PNV como el EH Bildu representan dos ramas del nacionalismo vasco, el primero con lo que se conoce como izquierda jeltzale, más enfocada en la religión y el humanismo, mientras que el EH Bildu representa a la izquierda aberzale, atea y materialista.

En estas elecciones también participan las versiones regionales de grandes partidos nacionales, como PSE por el PSOE, Elkarrekin Podemos por UP, PP+Cs por el Partido Popular y Ciudadanos, y por último VOX, que es el único que lleva su propia insignia tanto para las elecciones nacionales como las autonómicas, rechazando cualquier tipo de simbolismo independentista.

Estas serán las primeras elecciones de VOX en el País Vasco desde que tienen representación nacional, y de cara a estas elecciones los principales referentes del partido estuvieron participando activamente en los actos de campaña del partido en la región. Como se viralizó en redes, Abascal, Ortega Smith y demás líderes voxístas fueron atacados por militantes de extrema izquierda durante estos eventos.

Estas elecciones son de vital importancia para determinar qué futuro le espera al presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, que hoy gobierna en coalición con el PNV en el País Vasco, pero un quiebre en esta alianza por malos resultados podría terminar dejando a su gobierno muy debilitado.

Ad

El País Vasco, además, está dividido en distintas provincias, en las cuales hay más o menos apoyos por los partidos de derecha. Por lo que decidimos medir rigurosamente las encuestas para cada distrito. 

A continuación se detallarán los resultados en cada una de las tres provincias del País Vasco:

Álava

En la provincia de Álava podemos observar como la derecha obtiene muy buenos números en comparación con el resto de la región. Gracias a estos resultados, el partido Vox conseguiría su único diputado por esta provincia, en la cual los comunistas de Podemos y los nacionalistas y proetarras de Bildu obtendrían sus peores resultados.

A continuación se detalla la distribución de los 25 diputados que otorga esta provincia:

Vizcaya

Vizcaya demuestra una vez más ser la bastión del PNV, ya que es aquí donde la formación obtendría sus mejores resultados.

A continuación se detalla la distribución de los diputados en esta provincia:

Guipúzcoa 

En la provincia de Guipúzcoa es donde la derecha constitucional obtiene los peores resultados y los proetarras marxistas de Bildu obtienen los mejores números, quedándose a un solo diputado de igualar al PNV, quien de todas formas volvería a salir primero en todas las provincias.

A continuación se detalla la distribución de los 25 diputados por Guipúzcoa:
Como en todas las elecciones españolas, tanto regionales como nacionales, los partidos primero van a elecciones separados, y luego de las votaciones, conociendo cuántos escaños tienen a su nombre, negocian y pactan coaliciones para llegar a gobernar con mayoría simple.
A continuación ponemos a su disposición una calculadora de pactos, que permite especular con posibles coaliciones políticas que podrían formar gobierno en el Parlamento Vasco.
Para ello se necesitan 38 votos afirmativos, y nuestro sondeo indica que podrían alcanzarlo las izquierdas (PSE y Podemos) junto a los proetarras de Bildu
Sin embargo, una posible coalición entre los constitucionalistas de derechas (PP+Cs y Vox) con el PNV, estaría a tan solo 1 voto de formar gobierno, lo cual cae en el margen de error, especialmente si el PNV termina obteniendo 30 escaños. Este resultado sería histórico para una región que exceptuando el gobierno de facto, fue siempre gobernada por la izquierda.
Las combinaciones son muchas, ¿tendremos otros cuatro años de gobierno del PNV con los socialistas del PSE? ¿O tendremos quizá una coalición entre proetarras y nacionalistas con el claro objetivo de la independencia del País Vasco?
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

España

El Gobierno socialista de Sánchez dispara 11 puntos el gasto público y apunta a un explosivo aumento de la deuda

Publicado

en

El Presupuesto para 2023 proyecta un aumento de casi 11% sobre las erogaciones del Estado. La deuda pública española se disparó en 130.000 millones de euros en lo que va de la gestión socialista. 

La responsabilidad fiscal dejó de ser una prioridad en la España socialista de Pedro Sánchez. El Gobierno presentó su Presupuesto 2023 con un brutal incremento del gasto público en torno al 10,7% en comparación al total de erogaciones para este año. Aislando las partidas que devienen de fondos europeos, el aumento presupuestario alcanza el 6,7% anual. 

El incremento explosivo del déficit fiscal se mantiene como una de las características más comunes en los Gobiernos socialistas de España. El gasto público acumula un incremento de 7 puntos del PBI desde el segundo trimestre de 2018, y hasta 1 punto porcentual hasta el cuarto trimestre de 2019 (antes del shock provocado por la pandemia). 

La recaudación total acumuló un crecimiento del 5,24% del PBI en lo que va de la gestión de Pedro Sánchez. La mayor parte de los ingresos responde a la reforma tributaria impulsada por el socialismo en 2020, aún en plena recesión, la cual implicó el aumento del tipo marginal máximo del 45% al 47% para los ingresos de personas físicas

Gasto público y recaudación total en España desde 1999.

La recaudación récord fue capaz de compensar el aumento de los gastos. La reducción del déficit fiscal, que había sido proyectada hacia la baja constantemente durante la administración anterior, fue completamente abordada a partir de 2018. 

El rojo financiero del Gobierno español saltó del 2,75% del PBI al final de la gestión del Partido Popular (PP) al 3,06% en 2019, y actualmente se mantiene en el 4,54% del producto tras el shock y la posterior reversión de la pandemia. 

A diferencia de otros países con mayor responsabilidad fiscal como Alemania, la pandemia llegó a España en un contexto de 1 año y medio de relajación en la reducción del déficit fiscal, una situación que se terminó pagando muy caro en términos de endeudamiento. 

La detención súbita de la corrección de las arcas públicas fue financiada con deuda. La gestión socialista añadió al país un monto total de 130.000 millones de euros sobre el stock heredado en 2018

La herencia del mandato de Pedro Sánchez comprende un masivo endeudamiento, la desaceleración del crecimiento del PBI, la profundización de los desequilibrios financieros del Estado y la marcha atrás con algunas de las flexibilizaciones regulatorias de la reforma laboral de 2012

Seguir Leyendo

Economía

Fracasa la reforma laboral socialista en España: Desempleo aumenta al 13% y ya alcanza a 3 millones de personas

Publicado

en

El recrudecimiento de las regulaciones laborales hacen cada vez más difícil la contratación de personas en el mercado formal. La economía española registra el peor dinamismo de la eurozona. 

A pesar de los resultados positivos cosechados por la reforma laboral del año 2012, el Gobierno socialista de Pedro Sanchez decidió dar marcha atrás con la flexibilización regulatoria

Entre otras modificaciones, la reforma laboral eliminó los límites a la ultra-actividad de convenios colectivos vencidos, promueve las negociaciones centralizadas e inflexibles, limitó contratos temporales con modalidades flexibles, y endureció los requisitos para los contratos de aprendizaje. 

El Instituto Nacional de Estadística (INE) del país confirmó que la tasa de desocupación abierta aumentó al 12,67% de la población activa al término del tercer trimestre del año, según la serie desestacionalizada del indicador. Se observa un ligero aumento con respecto al 12,6% de desempleo registrado sobre la serie mensual del indicador en julio.

Las estadísticas de desempleo en España representan casi el doble de lo que se registra para el promedio de la Unión Europea, que cayó al 6% al término del mes de agosto. La mayor parte de las economías europeas con plena ocupación se destacan por sus parámetros regulatorios flexibles en relación al mercado laboral. 

España encuentra un nuevo piso para la tasa de desempleo, que aún se encuentra 4 puntos porcentuales por encima de los valores mínimos correspondientes al año 2007, antes de la crisis financiera e inmobiliaria.

La desocupación alcanzó a un total de 2.980.200 personas al cabo del tercer trimestre del año, marcando un aumento de 60.800 en comparación al nivel que había durante el trimestre anterior. 

El aumento del paro fue incluso mayor si se tiene en consideración a todas aquellas personas menores de 25 años, ya que se registró un alza de hasta 71.500 personas sobre este grupo. Por otra parte, un total de 42.100 personas de entre 25 y 54 años cayeron en la desocupación en el tercer trimestre del 2022

El principal factor de dinamismo para el crecimiento del empleo no fue el sector privado como hubiera sido esperable en una economía dinámica, sino que fue el Estado español. El sector público incorporó 52.300 nuevas plazas laborales en el tercer trimestre

Seguir Leyendo

España

El PP votó en contra de un proyecto de VOX para evitar que hombres compitan en las ligas de deporte femenino

Publicado

en

El Partido Popular se alineó con el PSOE y Podemos rechazando una enmienda que presentó Santiago Abascal para impedir que hombres transgénero participen en ligas femeninas.

A pesar de haber endurecido su discurso tras la salida de Pablo Casado y como una estrategia de su nuevo líder, Alberto Feijoó, para cooptar votos de la derecha, el Partido Popular (PP) sigue siendo cómplice de los peores aspectos de la agenda LGBT en España.

En la reciente votación de la nueva Ley del Deporte, presentada por el socialista PSOE, el partido de derecha VOX intentó presentar una enmienda para eliminar un artículo que permitiría que hombres biológicos compitan en ligas femeninas y viceversa.

A pesar de que la centroderecha en el Parlamento contaba con los votos para eliminarlo, el PP se dio vuelta a último minuto y votó en contra, permitiendo que ese artículo anti-deportivo se mantenga.

Los populares defendieron su decisión de manera absurda. Su portavoz de Deportes, Javier Merino, aseguró que “lo más fácil hubiera sido decir que no a todo lo presentado“, pero que “es mejor que la ley sea lo más amplia posible“.

En este sentido, aseguró que con la redacción del artículo todavía se puede dividir las competencias por sexo biológico, ya que se permite que las federaciones internacionales de cada deporte se expidan sobre este tema. “Nos debemos al criterio que marquen las federaciones internacionales deportivas“, aseguró.

Las políticas internas de las federaciones deportivos no deberían por qué decidir sobre una discusión saldada por la ciencia: las categorías femeninas en el deporte existen porque la biología importa. Las categorías separadas por sexo dan a las mujeres las mismas posibilidades de éxito deportivo.

Ley del Deporte: ¿Qué se está debatiendo en España?

La actual Ley del Deporte data de 1990 y ya en 2017 el entonces Secretario de Deportes del PP, José Ramón Lete, invitó a los grupos parlamentarios a confeccionar una nueva ley que permita luchar contra nuevas drogas que usan los atletas, la violencia dentro del campo de juego, el racismo en las hinchadas y los derechos de reproducción.

La idea quedó cajoneada tras la salida de Rajoy y la llegada de Pedro Sánchez al poder, pero el gobernante Partido Socialista vio con buenos ojos la idea de su antecesor, y en 2019 envió la ley al Congreso.

En el nuevo manuscrito de los socialistas se pretende regular la figura del deportista y las entidades deportivas, reconocer la actividad deportiva como actividad esencialimpulsar el deporte femenino con masivos subsidios y fomentar el deporte inclusivo con una serie de medidas sobre la libertad de expresión de los fanáticos del deporte.

En concreto, se pide establecer medidas para que las entidades equilibren la presencia de mujeres sus órganos directivos, así como la obligación de las federaciones y las ligas profesionales de realizar un informe anual en materia de igualdad de género, y de contar con un protocolo de prevención y actuación para situaciones de discriminación

También promueve la igualdad en la visibilidad de los eventos deportivos masculinos y femeninos en los medios, a pesar de que los últimos tienen una fracción de la audiencia de los primeros.

Entre otras cosas, se quiere crear un fondo para subsidiar a las mujeres deportivas de alto nivel que quieran “tomarse unos años” de su carrera para ser madres, y se establecen multas multimillonarias para los clubes cuyas hinchadas canten insultos racistas o sexistas durante los partidos.

Pero lo que realmente está frenando la ley son las quejas de La Liga de Fútbol, quien con el apoyo de 39 de sus 42 clubes, amenazaba con un paro general de la competición si no se incorporaban a la ley algunas garantías en el marco del conflicto que mantiene fundamentalmente con la Real Federación Española de Fútbol, por un lado; y con los clubes de la superélite, el Real Madrid y el FC Barcelona, por el otro.

Este martes, tras un receso de más de una hora y media para la negociación de las enmiendas transaccionales entre los grupos parlamentarios, los socios de la coalición del Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, han alcanzado un acuerdo que se ha reflejado en una enmienda que, en principio, será bien recibida por la Liga por cuanto blinda su capacidad de comercialización de los derechos audiovisuales. En concreto, se ha incorporado un párrafo al apartado que confiere a las federaciones la función de organizar las competiciones estatales, como el campeonato nacional de Liga de fútbol.

De esta forma, La Liga va a poder seguir comercializando los derechos televisivos de manera centralizada, aunque se queda fuera del alcance de esta redacción el acuerdo comercial mucho más amplio que suscribió la patronal de los clubes con el fondo CVC, que denunciaron el Real Madrid, el Barça y el Athletic Club de Bilbao, además de la RFEF.

Seguir Leyendo

Tendencias