Conecte con nosotros

Francia

Crece Marine Le Pen en Francia pero se niega a moderar su discurso de cara a las elecciones de 2022 para lograr el apoyo de la centro-derecha

Según las ultimas encuestas en Francia, la candidata Marine Le Pen encabeza la intención de voto de cara a la primera vuelta de las elecciones presidenciales de 2022. Sacaría un 27% (6 más que en 2017) frente a un 24% de Macron.

Publicado

en

Luego de la amarga derrota en ballotage de la líder derechista Marine Le Pen en 2017 contra el centrista Emmanuelle Macron, las próximas elecciones del 2022 se han convertido en el objetivo más codiciado de la presidente del partido Agrupación Nacional.

Según recientes encuestas de intención de voto del diario francés L’Opinion, Le Pen mantiene en una hipotética primera vuelta de las elecciones presidenciales, entre un 26 y 27% de los votos, casi 5 puntos más que en 2017.

Por su parte, Macron, del partido centrista liberal República en Marcha, quedaría en segundo puesto, con entre 23 y 24% de los sufragios, prácticamente lo mismo que sacó en la última elección.

En general, los números apenas distan de los de la primera vuelta de los comicios de 2017, en los cuales Macron salió primero con un 24%, lo mismo que se le da en las encuestas actuales, y Le Pen segunda con un 21%, 6% menos de lo que se le pronostica actualmente.

Sin embargo, en aquél entonces, en la segunda vuelta electoral Macron arrasó a la candidata opositora con un 66% frente a apenas un 34% de Le Pen. En esta oportunidad, las encuestadoras indican un resultado mucho más peleado, casi un 50/50 a un año de los comicios.

Macron (izquierda) y Le Pen (derecha). 2017, plena campaña presidencial.

Ad

Cabe destacar que el apoyo a Macron en el balotaje de 2017 por parte del partido de centro-derecha liberal Los Republicanos fue clave en su victoria, ya que si se hubieran decantado por Le Pen, las encuestadoras modelaron que ella se hubiera logrado imponer por aproximadamente el 53% de los votos, contra el 47% de Macron.

Hoy la relación entre Los Republicanos y Macron está muy distendida. La poca contundencia de Macron en hacerle frente a la pandemia del COVID-19 y la ya indefendible invasión masiva de refugiados ilegales, ha generado que muchos de los votantes republicanos se empiecen a decantar por Le Pen.
Además, es importante destacar el factor del Movimiento de los Chalecos Amarillos, que comenzó con multitudinarias marchas en noviembre de 2018 y estas han continuado todos los sábados sin parar desde entonces.
Estas marchas aglutinan gente de todos los arcos políticos, desde la extrema izquierda a la extrema derecha, y todos tienen un punto en común: el anti-macronismo
A diferencia del 2017, donde Macron se presentaba como un candidato moderado ante un discurso atípico en Francia de parte de Le Pen, esta vez el actual Presidente tiene una masa crítica de votantes que lo odian, y en un ballotage podría recibir un importante voto castigo, o en todo caso, un gran número de abstenciones.

Chalecos Amarilos: un movimiento fundamentalmente anti-macronista.

Ad

A pesar de esto, también hay que resaltar algunas medidas muy populares de Macron que estuvo adoptando en los últimos meses.

Para levantar su mala imagen después de la pandemia y de un terrible resultado electoral en 2020, Macron lanzó medidas de política exterior que sabía que iban a ser muy populares.

Intervino en favor de los damnificados en el Líbano cuando un almacenes e explosivos de Hezbollah explotó en el centro de la capital, lanzó una importante campaña de comabte contra el terrorismo islámico en África, y realineó los intereses de la Unión Europea con los de los franceses.

Además, reaccionó de manera muy popular a los ataques terroristas del extremismo islámico a fines del 2020, incluso cerrando mezquitas que hayan colaborados con los atacantes. En el pasado, había dejado pasar los ataques de ISIS en suelo francés, defendiendo a los grupos de refugiados de donde habían salido los terroristas.

Una de sus más recientes políticas busca terminar con la educación islámica en las escuelas, y con fuertes planes de contención para alumnos cuyas familias hayan tenido contacto con fuentes de radicalización.

De todos modos, el partido Agrupación Nacional propone medidas más contundentes a estos problemas, con deportaciones y frenos a la inmigración de países islámicos. Sin lugar a dudas, los votantes que buscan terminar con el fundamentalismo religioso en Francia, optarán por Le Pen.

Manifestación de musulmanes extremistas en Francia. Los carteles reclaman la aplicación de la ley islámica ultra-ortodoxa en el país y afirman que “el Islam es la solución para Francia”.

Ad

Según las encuestas, Los Republicanos se colocan en el tercer puesto, con un 17%, 3% menos que en 2017, y parece que la gran mayoría ha migrado hacia el partido de Le Pen. 

De todas formas, la figura de Le Pen es extremadamente divisiva en Francia, y la gran mayoría de los medios decide censurar sus declaraciones.
Además, a diferencia de Trump o Bolsonaro, la dirigente nacionalista tiene una agenda económica que dista mucho del liberalismo pro-mercado. Algunas de sus propuestas recuerdan más al partido comunista español Podemos que a un VOX en España o Lega en Italia.
Muchos analistas políticos aseguran que este es el punto de quiebre entre los votantes de Los Republicanos y de Agrupación Nacional, y que si Le Pen cediera ante políticas de libre mercado, aunque sea de manera moderada, podría llevarse gran parte del voto de centro-derecha que hoy permanece con los republicanos.
Bolsonaro en Brasil admitió en campaña que de economía “no entendía mucho” pero que sabía que cuánto menos intervención del Estado en la producción y el sistema de precios mejor. Esto lo llevó a designar a Paulo Guedes como Ministro de Economía y pasar de ser un candidato del 20% a uno de más del 50%.

En 2018, Le Pen se distanció de Bolsonaro: “Dice cosas desagradables”.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Francia

Tras la quinta semana de protestas, Macron permitirá que el Pasaporte Covid sea con un PCR negativo

Publicado

en

Luego de que casi 300.000 franceses salieran a las calles para protestar por quinto sábado consecutivo, el gobierno no hará obligatoria la vacunación contra el coronavirus.

El gobierno francés confirmó este domingo que relajará la dureza del pasaporte sanitario tras cinco semanas de protestas continuas. El “Pase Verde“, que acredita en forma de código QR con un cartel verde que indica el esquema de vacunación completo contra el coronavirus, ahora también dará verde si se tiene un test PCR negativo de 72 horas sin estar vacunado.

Este pasaporte, que ya era obligatorio desde junio en algunos eventos masivos, será obligatorio por decreto presidencial a partir de este lunes para acudir a restaurantes, bares o cafés, tanto bajo techo como al aire libre, y para viajar en trenes, colectivos y aviones.

El Ministerio de Salud hizo públicas estas modificaciones un día después de que casi 300.000 personas se manifestaran en toda Francia contra la exigencia de este certificado, ya que se consideraban que obligaba a estar vacunado para ejercer plenamente los derechos civiles, creando una suerte de Apartheid entre vacunados y no vacunados.

El ministro de Salud francés, Olivier Véran, no quiso atribuirle el cambio a las protestas y dijo que ya tenían pensado “desde un principio” darle validez a las pruebas negativas para los no vacunados, aunque admitió que lo cambiaron de 48 a 72 horas.

Según el funcionario, estos cambios frente a lo previsto hasta ahora permitirán afrontar mejor la demanda de pruebas. Esta última semana se efectuaron más de cuatro millones. Sea cual sea la cantidad de manifestantes opuestos a la vacuna, siempre será menos que la cifra de franceses que al mismo tiempo se vacunan, indicó.

El ministro francés de Sanidad, Olivier Véran.

Las protestas de este sábado, que se llevaron a cabo por quinto fin de semana consecutivo, fueron las más numerosas hasta la fecha: casi 300.000 personas se manifestaron ayer, frente a las 204.000 personas que habían protestado el pasado sábado, 31 de julio, frente a las 161.000 de la semana anterior o las 110.000 del día 17.

Para Véran, la ampliación a partir de este lunes del certificado sanitario no es una obligación de vacunación encubierta. Es una incitación a vacunarse, no una obligación, dijo sobre ese documento.

Cabe aclarar que según el decreto de Macron, tener la aplicación del Pasaporte Covid es una obligación, y según la norma será necesario tenerlo en el celular para recibir atención médica. Sobre esta polémica medida, el ministro agregó que en ningún caso debe ser un obstáculo para acceder a una atención urgente.

El pase sanitario y el avance de la vacunación deberían evitar otros toques de queda y el confinamiento”, justificó a todo esto Verán.

Seguir Leyendo

Francia

¿Quién es Florian Philippot, el líder de las protestas contra el gobierno de Macron que crece en las encuestas?

Publicado

en

El ex número dos del derechista Frente Nacional de Marine Le Pen, se alejó de uno de los principales partidos franceses en 2017 para hacer su propio camino en la política.

Florian Philippot, con tan solo 39 años, es el flamante presidente del partido Los Patriotas y, a pesar de haber tenido pésimos resultados en las últimas elecciones, se ha convertido en el principal líder de la oposición en las calles contra el gobierno de Emmanuel Macron.

Su propuestas son casi idénticas a las de Donald Trump en Estados Unidos, un Estado chico pero eficiente, impuestos los más bajos posibles, un libre mercado consolidado pero que no se doblegue ante China, una industria nacional competitiva, una frontera segura, una estrategia geopolítica inteligente sin interferir en asuntos extranjeros, y muchos otros puntos. Incluso uno de sus eslogan es “Francia Primero”.

Philippot se identifica como “gaullista“, en honor al difunto ex presidente Charles De Gaulle, quien comandó la creación de la Cuarta y la Quinta República de Francia, y es considerado un prócer de Francia (aunque muy resistido por la izquierda francesa). Esto le trajo muchos problemas con algunos sectores del Frente Nacional, partido predilecto de la derecha nacionalista antigaullista.

Philippot fue parlamentario europeo entre 2014 y 2019, y defiende contundentemente el #Frexit, una propuesta para que Francia siga los pasos del Reino Unido y se vaya de la Unión Europea.

A pesar de que los medios lo identifican como un extremista homofóbico, racista y xenófobo, Philippot es gay y tiene pareja masculina, aunque se opone a lo que llama como “lobby LGBT” y promete quitar de la educación la teoría de género.

La semana pasada, en el Trocadero, se manifestaron 11.000 personas que respondieron a una convocatoria de Philippot en París, y en todo el país hubo más de 160.000 protestantes bajo la consigna que promovió su partido: “No al pasaporte de vacunación de Macron“.

Philippot lleva varios meses organizando movilizaciones contra las restricciones sanitarias del gobierno, pero la propuesta de hacer obligatoria la vacunación ha catapultado su agenda a la cima, y se ha disparado en las encuestas como principal opositor a Macron.

En el discurso que dio en la Plaza del Trocadero, escuchado por decenas de miles de personas, criticó “la ideología covidista“ y las medidas “autoritarias” del gobierno. Se expresó en defensa de la libertad, acusando sin pelos en la lengua a Macron de ser un “tirano” y un “psicópata“.

Seguir Leyendo

Francia

Francia estalla en protestas en la marcha más grande hasta el momento contra el pasaporte sanitario

Publicado

en

A partir de la semana que viene entrará en vigencia el pasaporte de vacunación que obligará a los franceses a estar vacunados para ejercer sus derechos.

Bajo gritos de “¡Libertad, Libertad!” y entre banderas nacionales, cientos de miles de franceses salieron a las calles de París y de otra decena de ciudades este sábado en una de las marchas contra el gobierno más multitudinarias hasta el momento.

Esta es la última protesta que podrán hacer los ciudadanos antes de que entre en efecto el pasaporte sanitario que decretó el presidente Emmanuel Macron.

Este “pase verde” exigirá que los franceses presenten un certificado de vacunación para viajar, acudir a bares, restaurantes, cines, teatros y otros comercios cerrados, así como eventos públicos o incluso a edificios gubernamentales, donde millones de personas acuden para tramitar jubilaciones o seguridad social.

Es una primera etapa hacia más restricciones a la libertad, mañana estaremos como en China. La limitación de libertades nunca es aceptable”, afirmaba un manifestante entrevistado por el diario El País. Esta persona, dijo que no era antivacunas pero que no tenía intención de vacunarse todavía contra el Covid-19, algo que está por convertirse en un delito en Francia.

Hubo un momento de la tarde donde todo el país estaba envuelto en protestas, registrándose más de 100 protestas en simultáneo en todo Francia.

El pedido es claro, y el único que puede frenar esto es Macron, suspendiendo el autoritario decreto con el que quiere forzar la vacunación de personas sanas que no tienen por qué ser obligados a darse una vacuna.

Esta marcha, tuvo máxima convocatoria ya que por primera vez en las últimas tres semanas de protestas, los principales partidos de derecha llamaron a marchar con su propia militancia y con banderas políticas. Curiosamente, la líder nacionalista Marine Le Pen no tuvo el foco de esta marcha, y en su lugar la estrella fue Florian Philippot, líder del partido derechista Los Patriotas y diputado del Parlamento Europeo.

El pequeño partido de Philippot, que se desprendió del partido de Marine Le Pen y tiene una agenda idéntica a la de Bolsonaro en Brasil o Trump en Estados Unidos, lleva varios meses organizando movilizaciones contra las medidas de Macron, pero el pasaporte sanitario le ha dado al fenómeno una nueva dimensión, y se ha convertido de facto en el líder de la oposición al gobierno.

Su discurso estuvo cargado de críticas a “la ideología covidista“, a las medidas “autoritarias” del gobierno, en defensa de la libertad, acusando sin pelos en la lengua a Macron de ser un “tirano” y un “psicópata“.

Seguir Leyendo

Trending