Seguinos en redes

Francia

Macron se unió al Partido Comunista y logró evitar un triunfo de Le Pen, pero ahora debe lidiar con la extrema izquierda en el poder

Publicado

en

El presidente francés le entregó el país al comunista Nuevo Frente Popular con tal de que Le Pen no ganase las elecciones legislativas de este domingo.

Este domingo 7 de julio, los franceses volvieron a las urnas para votar en una segunda vuelta a los miembros de la Asamblea Nacional. Tras solo haber elegido 76 escaños en la primera vuelta de aquellos que obtuvieron más de 50% en su distrito el pasado 30 de junio, aún quedaban por cubrir 501 escaños en la segunda vuelta.

En la primera vuelta, el partido de derecha liderado por Marine Le Pen, Encuentro Nacional, había ganado a lo largo de todo el país, obteniendo una victoria arrolladora. Sin embargo, no fue suficiente para ganar en primera vuelta en la mayoría de los distritos, por lo que tuvo que ir a una segunda vuelta.

En segunda vuelta se enfrentaría en los distritos contra dos partidos principalmente: el de Macron, llamado Juntos, y una alianza de partidos de extrema izquierda, conocido como Nuevo Frente Popular.

Todas las encuestas indicaban que Le Pen ganaría la mayoría de las carreras contra estos dos partidos por separado, pero Macron, en un acto de desesperación total, anunció una alianza con los comunistas y quitó a sus candidatos de todos los distritos donde los comunistas tenían posibilidades de ganarle a Le Pen.

De esta manera, según los boca de urna y los primeros resultados, el Nuevo Frente Popular obtuvo una aplastante victoria, ganando en todos los distritos donde Macron retiró a sus candidatos. La encuestadora IFOP estima que los comunistas son la primera fuerza con entre 180 y 215 diputados.

Como segunda fuerza quedaría la coalición del partido Juntos y otros satélites aliados de Macron, con entre 150 y 180 diputados. Recién tercera habría quedado la fuerza de Le Pen, con entre 120 y 150 diputados. Por último, la centroderecha de Los Republicanos obtuvieron entre 60 y 65 escaños, con candidatos independientes obteniendo aproximadamente 10 bancas.

Hasta el momento, Macron había gobernado en alianza legislativa con un sector del Partido Socialista y Los Republicanos. Se necesitan 289 escaños para obtener mayoría, por lo que con estos resultados, el único camino de gobernabilidad que le queda a Macron es unirse con el Nuevo Frente Popular.

Macron pensaba que empoderando al Nuevo Frente Popular, lastimaría a Le Pen pero sin darle tanto poder a la extrema izquierda, pero el tiro le salió por la culata y ahora debería incluirlos en el Gobierno si quiere seguir al frente del Palacio del Elíseo.

El propio líder del frente comunista, Jean-Luc Mélenchon, dio un discurso apenas cerraron los comicios, y advirtió que si Macron no los mete en el Gobierno, no le darán "gobernabilidad gratis" y que podría el país entrar en una crisis institucional sin precedentes.

En Francia existe el cargo de Primer Ministro, una suerte de Jefe de Gabinete y Ministro del Interior simultáneamente, que se encarga de las relaciones con el Poder Legislativo, y que históricamente ha sido entregado al líder de la fuerza en el Congreso que otorga gobernabilidad.

Este "Gobierno compartido" tiene un nombre oficial en la política francesa y se llama "cohabitación", donde el Presidente le otorga el cargo de Primer Ministro al líder del partido que permite sumar mayoría en el Congreso, en este caso, sería al comunista Mélenchon. Este tipo de gobierno obligaría a Macron a correrse fuertemente a la izquierda, y trabajar en una agenda común con sus nuevos aliados comunistas.

La opción moderada: Hollande

A pesar de que en la campaña Macron le entregó la mayoría del Congreso a los comunistas con tal de evitar una victoria de Le Pen, fuentes cercanas al mandatario aseguraron que no tiene intenciones de que Mélenchon ingrese al Gobierno.

Para lograr esto, punteros de Macron han estado hablando con el expresidente François Hollande, ex líder del Partido Socialista, quien hoy es parte del Nuevo Frente Popular y que este domingo logró salir electo como diputado por el distrito de Corrèze.

Hollande fue mentor político de Macron, y una buena parte de los diputados del Nuevo Frente Popular, los más de centroizquierda, responden a él. De esta manera, dependiendo si dan los números al final del recuento, podría ser Hollande quien asuma como Primer Ministro, uniendo en una alianza legislativa al centroizquierdista Partido Socialista, al centroderechista Los Republicanos, y al centrista partido de Macron.

Este camino implicaría la ruptura del Nuevo Frente Popular, que aglutina al comunista Francia Insumisa, partido de extrema izquierda progresista que lidera Mélenchon, al tradicional Partido Comunista, al Partido Socialista, y al Partido Verde.

Son dos caminos que llevarían a Francia a dos lugares muy distintos, uno implicaría un giro a la extrema izquierda y un Congreso dominado por una fuerza comunista como nunca se había visto en la historia del país; mientras que el otro implicaría volver a los orígenes socialdemócratas del movimiento de Macron, con un gobierno más centrista pero con una fuerte impronta del clásico Partido Socialista francés.

Francia

Limpieza social: Por los Juegos Olímpicos, Francia echó a todos los inmigrantes sin hogar de París, y los hacen dormir en las calles de otros pueblos

Publicado

en

En los últimos días, la policía francesa desmanteló numerosos campamentos de inmigrantes en París, realizando una "limpieza masiva" para mejorar la imagen de la ciudad durante los Juegos Olímpicos.

En los últimos días, diversas asociaciones han acusado a las autoridades francesas de acelerar la "limpieza social" antes de los Juegos Olímpicos, tras el desalojo de cientos de inmigrantes de campamentos ilegales en París.

El miércoles por la mañana, la policía desmanteló dos campamentos de inmigrantes en el norte de París, donde vivían aproximadamente 230 personas, según la ONG Médicos del Mundo. Esta organización ha afirmado que estas acciones se están intensificando a medida que se acerca la fecha de inicio de los Juegos Olímpicos, el 26 de julio.

Realmente han llevado a cabo una limpieza social masiva justo antes de que comiencen los Juegos Olímpicos”, declaró Paul Alauzy, de Médicos del Mundo, quien también es portavoz de "Revers de la Medaille" (El reverso de la medalla), una asociación que denuncia el impacto social de los Juegos, especialmente la expulsión de inmigrantes y otras personas sin hogar de las calles de la capital francesa.

Jamal Ahmed, un inmigrante de Sudán, explicó que había estado viviendo bajo un puente en el norte de París durante los últimos dos años, salvo durante un mes cuando fue trasladado en autobús a un refugio en Ris-Orangis, a unos 40 km de distancia. “Pero luego me dijeron que me fuera, así que volví aquí porque sabía que había espacio”, contó el inmigrante.

El martes, la policía también desmanteló otro campamento a lo largo del canal del Ourcq, en el noreste de París, donde había entre 200 y 250 inmigrantes ilegales, según las asociaciones.

Las autoridades ofrecieron a los desalojados la opción de ser trasladados a un "refugio" en las afueras de la capital o tomar un autobús durante cinco horas hasta Besanzón, en el este de Francia. “La mayoría optó por el refugio”, declaró Charlotte Kwantes, portavoz de Utopia 56, una asociación que apoya a los inmigrantes ilegales.

La intervención policial del miércoles se llevó a cabo de manera "discreta", según las asociaciones, que afirmaron que los servicios municipales retiraron las tiendas de campaña una vez que sus ocupantes se habían marchado.

Las autoridades francesas han negado que los desalojos estén relacionados con los Juegos Olímpicos, pero las asociaciones han señalado que, de manera repentina, el acceso a refugios alejados de la capital se ha facilitado considerablemente.

Antes se requerían condiciones drásticas para acceder a los refugios”, afirmó Paul Alauzy. “Pero ahora, antes de los Juegos, todo el mundo puede acceder. Es una lógica de ‘vamos a ofrecer soluciones temporales en la región de París para asegurarnos de que se vacíen las calles’”, añadió.

Algunos inmigrantes expulsados rechazaron la oferta de refugio y se marcharon a pie, cargando sus sacos de dormir y otros objetos personales en bolsas de plástico, según observó un periodista de París.

En un informe del mes pasado, Revers de la Medaille, que agrupa a 80 asociaciones, indicó que París está siguiendo el ejemplo de otras ciudades anfitrionas de los Juegos Olímpicos.

Este verano, París y su región podrán presentarse de una manera que las autoridades consideren favorable: una ‘Ciudad de la Luz’ estéril, con su miseria casi invisible, sin zonas de vida informal significativa, barrios y bosques ‘limpios’, sin mendigos, consumo de drogas ni trabajo sexual”, concluyó el documento.


Seguir Leyendo

Francia

Prohibido olvidar: Jules Koundé, jugador de la selección francesa, confesó que no le gustaba perder partidos y le pegaba a su madre

Publicado

en

Luego de sus críticas a la selección Argentina, los usuarios en las redes sociales le hicieron un poco de memoria, recordándole cuando él le pegaba a su madre a causa de las derrotas en los partidos de futbol.

Jules Koundé está enfrentando críticas severas en las redes sociales debido a sus declaraciones contra la falsa "canción racista" de algunos jugadores de la selección argentina durante la celebración de su título en la Copa América 2024.

Durante una transmisión en vivo en Instagram realizada por Enzo Fernández, quien de todas formas ha pedido disculpas, se pudo escuchar a jugadores del equipo albiceleste entonando una canción que generó mucha controversia durante el Mundial de Qatar 2022: "Juegan en Francia, pero son todos de Angola".

Debido a esto, Koundé salió a victimizarse, y publicó un mensaje calificando esas palabras como "lamentables", acompañado de emoticonos de vómito y dos payasos.

Sin embargo, muchos seguidores no le dejaron pasar su hipocresía, y le recordaron su violento y repudiable comportamiento del pasado, caracterizado por agredir físicamente a su madre. Koundé no tardó en defenderse con mentiras y contestar a algunas de estas críticas.

En respuesta a las acusaciones, Koundé negó todo y afirmó que "no me parece muy inteligente volver a sacar un artículo de prensa lleno de falsas informaciones para desviar la atención hacia una canción racista".

La realidad es que el artículo tiene información verdadera, especialmente porque fue el mismo Koundé quien lo confesó. En una franca entrevista con Onze Mundial realizada hace un tiempo, Jules Koundé admitió que de niño llegó a "comportarse mal" con su madre porque no soportaba perder partidos con su equipo local, que según él era muy débil.

"Cuando empecé a jugar al fútbol en mi pueblo, éramos realmente malos, teníamos un equipo débil y a menudo perdíamos. Yo no podía soportar la derrota y me volvía loco. Hubo un tiempo en que fui terrible con mi madre", explicó. "Recuerdo haberle pateado las piernas. Al llegar a casa me enfadaba y hacía cosas desagradables".

En cuanto a su comportamiento escolar, Koundé admitió que era un buen estudiante, pero no le gustaba que cuestionaran sus áreas de debilidad. "Obtuve buenas calificaciones, pero a veces mi comportamiento dejaba mucho que desear. Hubo momentos en los que tuve conflictos con algunos profesores, pero nunca afectó mis resultados académicos. Solo continué en la escuela por mi madre, quien insistía en que no abandonara".

Al parecer, estos graves comportamientos son comunes en la selección francesa, debido a que recientemente también salió a la luz un video de hace unos años, en donde se podía ver a Ousmane Dembélé y Antoine Griezmann, ambos jugadores franceses, comportándose de una manera racista con trabajadores asiáticos.

En ese momento, Dembélé, con tono burlón, le reprochó a Griezmann que debido a él estaban "todas esas caras feas" allí, refiriéndose a los trabajadores japoneses. "Todas estas caras feas, sólo para que puedas jugar al Pro Evolution Soccer. ¿No te da vergüenza? ¿Qué tipo de lenguaje atrasado es ese? ¿Están tecnológicamente avanzados en tu país o no?", se entiende de las palabras de Ousmane.


Seguir Leyendo

Francia

Racismo en la Selección francesa: El día en el que Griezmann y Dembélé se burlaron de trabajadores asiáticos diciéndoles "caras feas"

Publicado

en

Luego de la denuncia por "cantos racistas" ante la FIFA por parte del seleccionado francés, usuarios en las redes sociales difundieron un video de hace unos años en donde se puede ver a dos jugadores de la selección francesa, Griezmann y Dembélé, burlándose de trabajadores por el hecho de ser asiáticos.

Luego de la polémica por la denuncia infundada del seleccionado francés ante la FIFA por los supuestos "cantos racistas" de la selección Argentina, numerosos usuarios en las redes sociales difundieron un video antiguo en donde Ousmane Dembélé y Antoine Griezmann, ambos jugadores franceses, se comportan de una manera racista.

En el video en cuestión, se observa a los dos jugadores en una habitación de hotel durante una concentración del Barça en Japón en 2019, junto con varios trabajadores japoneses del hotel que intentan solucionar un problema con la televisión.

En ese momento, Dembélé, con tono burlón, le reprochó a Griezmann que debido a él estaban "todas esas caras feas" allí, refiriéndose a los trabajadores japoneses. "Todas estas caras feas, sólo para que puedas jugar al Pro Evolution Soccer. ¿No te da vergüenza? ¿Qué tipo de lenguaje atrasado es ese? ¿Están tecnológicamente avanzados en tu país o no?", se entiende de las palabras de Ousmane.

Las reacciones no se habían hecho esperar, y la empresa Rakuten, la mayor tienda online de Japón con más de 50 millones de usuarios registrados y patrocinador principal del FC Barcelona desde noviembre de 2016, solicitó explicaciones al club barcelonés por este incidente.

Así lo había manifestado el director ejecutivo (CEO) y fundador de Rakuten, Hiroshi Mikitani: "Como patrocinador del club y organizador de la gira, lamento profundamente que los jugadores del FC Barcelona hayan realizado comentarios discriminatorios. Dado que Rakuten ha apoyado la filosofía del Barça y patrocinado al club, tales declaraciones son inaceptables bajo cualquier circunstancia, y presentarán una protesta formal contra el club y solicitarán su opinión".

Ante sus declaraciones discriminatorias, Griezmann y Dembélé se defendieron de las acusaciones de racismo. "Siempre he estado comprometido contra toda forma de discriminación. En los últimos días, algunas personas me han hecho pasar por alguien que no soy. Rechazo firmemente las acusaciones en mi contra y lamento si pude ofender a mis amigos japoneses", escribió Griezmann en su cuenta de Twitter, negando los hechos y bajando su importancia.

Por su parte, Dembélé había publicado un mensaje en Instagram aclarando que las imágenes que estaban circulando databan de 2019 y que, aunque la escena tuvo lugar en Japón, "podría haber sido en cualquier otro lugar del planeta" y que él "habría utilizado las mismas expresiones". "No fue dirigido contra ninguna comunidad. A veces uso este tipo de expresiones en privado, con amigos, sin importar su origen. Este video es ahora público. Entiendo que haya podido herir a las personas presentes en esa imagen y por ello les presento mis más sinceras disculpas", escribe el delantero.

A pesar de este grave hecho, que involucró a trabajadores asiáticos, quienes fueron víctima de racismo, ningún jugador de la selección de Francia salió a "repudiar" la situación, como si lo hicieron con el falso "canto racista" de la selección Argentina. De igual manera actuaron otros jugadores de élite extranjeros que, al contrario de lo que están haciendo ahora, no salieron a "combatir el racismo".

A pesar de las poco creíbles disculpas realizadas por los jugadores franceses, la empresa japonesa de videojuegos Konami canceló su contrato con Antoine Griezmann, quien había sido fichado como "embajador de contenidos".

"Konami Digital Entertainment cree, como es la filosofía de los deportes, que la discriminación de cualquier tipo es inaceptable. Anteriormente, habíamos anunciado a Antoine Griezmann como nuestro embajador de contenidos de Yu-Gi-Oh!. Sin embargo, a la luz de los recientes acontecimientos, hemos decidido cancelar el contrato", declaró la empresa en un comunicado emitido este miércoles.

Seguir Leyendo

Tendencias