Seguinos en redes

Holanda

La centro-derecha liberal se impone en Holanda y Mark Rutte seguirá al frente del país: la izquierda no supera el 18% de los votos

El Primer Ministro holandés renovó su gobierno y superó la incómoda marca de 75 escaños en el Congreso que lo obligaba a gobernar en minoría. Su coalición de derecha consiguió 78 bancas y se mantendrá al frente de Ejecutivo por 4 años más.

Publicado

en

Las elecciones generales holandesas de este 17 de marzo culminaron con un aplastante triunfo de la coalición oficialista, que incrementará su mayoría en el gobierno. A pesar de la pandemia, hubo una alta participación, de casi el 80% del electorado.
El partido de centro-derecha liberal Partido Popular por la Libertad y la Democracia (VVD) de Mark Rutte, actual Primer Ministro, logró aún más apoyo entre los votantes y subió de 33 a 35 escaños, obteniendo el 22% del voto total.
En segunda posición, con 23 escaños, quedó el centrista liberal Demócratas 66, aliado de gobierno de Rutte. D66, como se los conoce popularmente, obtuvo el 15% del apoyo de los votantes.
Más abajo, con el 10% de los votos, quedó otro partido socio de Rutte, el conservador Llamada Demócrata Cristiana (CDA), que a pesar de haber perdido apoyo obtuvo 15 bancas en el Congreso y podrá renovar su alianza a la coalición de gobierno. Muy por debajo, con sólo 5 escaños, quedó la también conservadora Unión Cristiana (CU).

Entre VVD, D66, CDA y CU volverán a formar gobierno, ya que logran acumular 78 posiciones en el Congreso, obteniendo así la mayoría parlamentaria. Previo a estas elecciones, la coalición estaba gobernando en minoría, ya que sólo tenía 75 bancas y debía conseguir el apoyo de al menos un legislador opositor para pasar sus leyes.

Rutte, de religión protestante, afrontará su cuarto mandato consecutivo y tiene asegurado un gobierno por lo menos hasta 2025. Desde 2010 gobierna ininterrumpidamente el país europeo.

Mark Rutte junto a Donald Trump, con quien supo alcanzar una importante amistad durante su mandato en la Casa Blanca.

Ad

En tercer lugar, con el 11% de los votos, quedó el derechista conservador Partido por la Libertad (PVV) del controvertido Geert Wilders, conocido como el “Trump holandés” por sus posturas anti inmigratorias, en contra de la Unión Europea, a favor de la libre portación de armas, de bajar impuestos y de confrontar con China.

Wilders corrió con una agenda fuertemente en contra del Islám, con propuestas de prohibir el uso del burka en Holanda, de prohibir el Corán y de terminar por completo el programa de refugiados de la Unión Europea en el país.

Sus escaños parlamentarios se vieron recortados de 20 a 17. Wilders no es un férreo opositor a Rutte, pero en estas elecciones se convirtió en su principal rival al ser el partido más votado de la oposición, y corriendo por derecha a un gobierno que se destaca por ser de centro-derecha.

Wilders fue parte del partido de Rutte en la década del 90, pero se terminó alejando por las diferencias que tenía con el espacio respecto a su postura en favor de la inmigración descontrolada.

Wilders (izquierda) junto a Rutte (derecha).

Ad

Con 9, 9 y 8 escaños cada uno, quedaron los partidos izquierdistas Partido del Trabajo, Partido Socialista e Izquierda Verde. Entre todos lograron un 18% de los votos y esto es todo el apoyo que logró la izquierda en Holanda, marcando una fuerte caída respecto a elecciones anteriores.

Por su parte, el derechista JA21 logró entrar al Congreso con 3 escaños por primera vez tras ser fundado en 2020, luego de separarse del nacionalista Foro para la Democracia, que traicionó a gran parte de sus votantes y se sumió en escándalos por aceptar grupos neonazis dentro del partido. A pesar de esto, el Foro consiguió 8 bancas.

Otras irrupciones a destacar son las de los partidos DENK y BIJ1, que entraron con 3 y 1 escaños respectivamente. Ambos partidos son considerados de extrema izquierda islámica y son abiertamente pro-multiculturalismo, pro-globalismo, pro-inmigración masiva de musulmanes hacia Occidente, anti-capitalistas y anti-israelíes.
Estos partidos, que le sacaron votos a los otros partidos de izquierda más tradicionales, rechazan la misma existencia del Estado holandés y argumentan por un país sin fronteras y con un gobierno subyugado a la Unión Europea.

Manifestación de musulmanas en Holanda. Mientras piden luchar contra el terrorismo, levantan banderas de países con regímenes extremistas y atacan a los que no apoyen su llegada descontrolada a Occidente.

Ad

Resultados completos:

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Holanda

Masivas protestas del Campo en Holanda contra una medida ecologista que deja al 50% de los productores rurales sin trabajo

Publicado

en

Agricultores de los Países Bajos bloquean varias carreteras por la nueva ley de emisión de nitrógeno que pone en riesgo no solo al sector rural si no que podría causar una hambruna en todo el país.

Las protestas de los agricultores holandeses contra el gobierno empezó como una pequeña protesta frente a la casa de la ministra de Medio Ambiente y ahora ha escalado a una masiva movilización que alcanza prácticamente todo el país.

A principio de año, el primer ministro Mark Rutte llegó a un acuerdo con la oposición y se firmó la “Ley del Nitrógeno“, que pone fuertes restricciones a la cantidad de nitrógeno que los agricultores y ganaderos pueden emitir desde sus granjas.

El proyecto busca bajar en un 70% las emisiones de nitrógeno para 2030 y esto implica que por lo menos la mitad de los productores rurales deberán cerrar sus puertas, ya que imponer estos cambios ecologistas hacen que sus negocios dejen de ser rentables.

El grupo de activistas agrícolas Voll Gass empezó hace ya dos semanas con protestas frente a la casa de Christianne van der Wal, quien fue designada en enero como la Ministra de Naturaleza y Nitrógeno, un cargo creado a partir de la “Ley de Nitrógeno” para implementar las medidas que sean necesarias para conseguir el objetivo planteado.

El pasado 10 de junio, Van der Wal presentó por primera vez, después de seis meses de trabajo, el conjunto de medidas para lograr el objetivo. El denominado “Plan Nacional de Área Rural” requiere que las regiones de Gelderse Vallei, Veluwe, Groene Hart, y Peel lleven a cabo brutales reducciones a su producción. 

Por ejemplo, las emisiones de nitrógeno en Gelderse Vallei deben reducirse en un 80% para fin de año. En las regiones de la zona protegida Natura 2000, deben reducirse un 70%. Además, se requiere una reducción del 12% en todo el resto del país.

Los agricultores protestaron esa misma noche con tractores frente a su casa, y Voll Gass convocó a un acampe que ya lleva más de 20 días. Van der Wal y distintos funcionarios del gobierno intentaron hablar con los manifestantes, pero luego de asegurar que no darían marcha atrás con la ley verde, las protestas se intensificaron.

Agractie y FDP, las dos organizaciones rurales más importantes del país, se unieron a la movilización el pasado 22 de junio. En los últimos días de las protestas, los manifestantes arrojaron pilas de estiércol frente a la casa de la ministra, y bloquearon con estiércol la entrada de la casa del ministro de Medio Ambiente, Henk Staghouwer, quien ideó la “Ley de Nitrógeno”.

Los agricultores denuncian que las leyes verdes no solo los dejarán sin trabajo si no que tendrán un impacto sin precedentes en la producción de alimentos para el país. Estiman que el país sufriría una hambruna generalizada pocos meses después de que se empiece a aplicar el plan de Van der Wal.

El 22 y 28 de junio se celebraron las protestas más grandes de la historia del país, en el municipo de Stroe y frente al Parlamento, con tractores, autos y cientos de miles ciudadanos que acompañan a los agricultores.

Los manifestantes han sido atacados por la policía en múltiples ocasiones, pero hasta el momento la protesta se mantiene firme. Una reciente encuesta de la consultora I&O Research, publicó que el 45% de la población apoya las protestas, el 29% se mantiene neutral y el 26% las rechaza.

El pasado lunes, el gobierno anunció multas económicas a los agricultores que sean identificados en las protestas, a lo que los manifestantes han reaccionado con más bloqueos de las principales rutas del país, inclusive la ruta de acceso a Alemania, cortando la comunicación terrestre entre los dos países que son enormes socios comerciales.

El portavoz de las protestas, un productor rural del nombre Bart Kemp, ha lamentado que Holanda se haya declarado en guerra con “la república de los agricultores” y pide en cada manifestación que Van der Wal dé marcha atrás con el plan, pero el gobierno se mantiene decidido a arruinarle la vida a la población.


Seguir Leyendo

Holanda

Rusia le corta el suministro de gas a Holanda por negarse a pagar en rublos: Se une a Polonia, Bulgaria, Dinamarca y Finlandia

Publicado

en

Los Países Bajos se unen a la lista de países europeos que se niegan a abrir una cuenta en un banco ruso para cambiar euros por rublos y comprar el gas ruso.

La compañía de gas estatal rusa Gazprom anunció este martes que dejará de suministrar gas a la empresa estatal holandesa GasTerra con efecto inmediato, luego de que fallara en realizar el pago del gas ruso en rublos, como exige la nueva ley que Vladimir Putin pasó por decreto.

Con el objetivo de revalorizar el rublo, y siguiendo la estrategia de la presidente del Banco Central Ruso, Elvira Nabiúllina, una monetarista que entiende mucho más del tema que los banqueros centrales de Europa y Estados Unidos, Putin ordenó que Gazprom solo aceptará pagos en rublos.

Esto le otorga una demanda adicional al rublo, lo cual atado a un corte en la emisión y el establecimiento de un patrón oro, frenó de cuajo la inflación y logró que el tipo de cambio respecto al dolar mejorara incluso por encima de la situación previa a la guerra.

De esta manera, Gazprom le informó a GasTerra que para entregar los 2.000 millones de metros cúbicos de gas pactados desde el 1ro de junio hasta el 1ro de octubre, Holanda debía pagar en rublos, a lo que el gobierno holandés se negó.

El primer ministro Mark Rutte asegura que el contrato original estaba en dólares y que para mantenerse estricto con las sanciones que impuso Estados Unidos y la Unión Europea, Holanda no negociará con bancos rusos para comprar rublos.

De esta manera, GasTerra deberá salir a comprar de emergencia gas licuado para poder cumplir con las demandas internas que serían abastecidas con los hidrocarburos rusos. El gas licuado transportado en barco no solo es significativamente más caro que el transportado por gasoductos, si no que tiene un mayor lead time, lo cual obligará a la empresa a utilizar sus reservas de gas hasta que le llegue el envío.

La mitad más uno de GasTerra es propiedad de Energie Beheer Nederland, una empresa estatal del estado holandés. Una cuarta parte es propiedad de la inglesa Shell y el resto está en manos de la estadounidense Esso. Lo que quiere decir que esta decisión afecta no solo al Estado si no que al sector privado.

“El comerciante de gas de GasTerra ha decidido no cumplir con los requisitos de pago unilateral de Gazprom”, dijo GasTerra en un comunicado. “En respuesta a esta decisión de GasTerra, Gazprom ha anunciado que suspenderá el suministro a partir del 31 de mayo de 2022”.

La empresa holandesa afirmó el lunes que para cumplir con los términos de Gazprom, tendría que abrir una cuenta en euros y otra en rublos en el Gazprombank de Moscú. GasTerra dijo que esto probablemente violaría las sanciones de la Unión Europea y agregó que hay “demasiados riesgos financieros y operativos” involucrados al completar el pago de esta manera.

En particular, abrir cuentas en Moscú bajo la ley rusa, controlada por el régimen ruso, es un riesgo demasiado grande para la empresa de Groningen”, dijo GasTerra. Así, Holanda se suma a Polonia, Bulgaria, Dinamarca y Finlandia, los otros cuatro países que hasta la fecha se negaron a pagar en rublos y cancelar los contratos.

Seguir Leyendo

Holanda

Horror: Holanda decreta 25 días de cuarentena extrema y pasarán Navidad y Año Nuevo encerrados

Publicado

en

El recientemente reelecto primer ministro Mark Rutte obligará a los holandeses a un confinamiento estricto por casi un mes por la variante Ómicron.

Tan solo una semana después de lograr formar gobierno, en una coalición entre el centroderechista VVD, el socialdemócrata D66, y los demócratacristianos CDA y CU, Mark Rutte volvió nuevamente al Ejecutivo holandés, y declaró una brutal cuarentena que afectará los festejos de fin de año.

El Gobierno holandés llamó a una reunión de emergencia del gabinete por el avance de la variante Ómicron, y resolvió tras algunas horas decretar un confinamiento estricto en los Países Bajos, que entrará en vigor este domingo y se mantiene hasta el 14 de enero.

De esta manera cerrará toda la actividad no esencial, para vacunados y no vacunados. Todos los comercios restaurantes, cines, teatros, bares y gimnasios deberán cerrar sus puertas por 25 días, además de colegios, universidades, y oficinas.

Se exigirá el trabajo telemático para trabajadores que no sean de salud o de primeros auxilios, y el transporte público estará limitado solamente para esta gente. Será la cuarentena más estricta en todo Europa en casi un año.

Las fiestas se pasarán encerrados. Se permitirá un máximo de dos invitados por hogar durante el día de Navidad (25 de diciembre) y Año Nuevo (1ro de enero), aunque se extenderá a cuatro visitantes por fuera del círculo familiar en Nochebuena (24 de diciembre después de las 18hs), y en Nochevieja (31 de diciembre después de las 18hs).

“Estoy aquí esta noche con un estado de ánimo sombrío”, dijo Rutte en una conferencia de prensa este sábado. “Para resumirlo en una frase, Holanda volverá al confinamiento a partir de mañana“, dijo el primer ministro en funciones.

Desde un escenario en La Haya, Rutte explicó que solo permanecerán abiertas las tiendas imprescindibles, como supermercados, farmacias, gasolineras y los servicios mínimos, pero todo lo demás deberán cerrar sus puertas por casi un mes.

Seguir Leyendo

Tendencias