Seguinos en redes

Irlanda

Irlanda: el gobierno extendió la cuarentena y presentó el plan de salida del aislamiento

El gobierno irlandés anunció la extensión del confinamiento por otras dos semanas y presentó un plan de salida que constará de 5 fases, e irá desde el 18 de mayo al 10 de agosto en busca de reactivar sectores claves de la economía.

Publicado

en

En una medida que resulta mucho más estricta que la aplicada por sus vecinos del Reino Unido, el gobierno irlandés anunció la extensión de la cuarentena hasta el 18 de mayo, momento en el cual iniciará una fase de salida en cinco pasos, a lo largo de tres meses.

El viernes por la noche, el jefe de gobierno, Leo Varadkar, presentó el mapa de salida del aislamiento obligatorio para escuelas, comercios y empresas. “Aunque la curva de muertes ha caído, sigue siendo peligroso flexibilizar el confinamiento, señaló a la prensa.
“Aún no hemos ganado la pelea”, aclaró el líder del partido Fine Gael, y remarcó que estas dos semanas de duras restricciones que agregó son “necesarias para debilitar el virus y asegurarnos de que no vuelva”.
En lo que significará la primera fase, se volverá a permitir encuentros al aire libre de no más de 4 personas y los trabajadores de la salud podrán volver a tener a sus hijos cuidados por niñeras mientras cumplen sus respectivos roles en la lucha contra el virus chino. Además, se reiniciará la construcción junto con algunos negocios como los de artículos de librería, ópticas y tiendas de tecnología. Por último, los profesores de colegios y universidades podrán volver a los edificios, pero no lo alumnos. Esta fase iniciaría el 18 de mayo.

Ad

En la denominada segunda fase, Varadkar anunció que volverán a estar permitidas las visitas a diferentes hogares, con el mismo límite de personas que la fase anterior. Aquí van a poder volver a abrir los comercios minoristas que tengan sus instalaciones adaptadas para cumplir con el distanciamiento físico. Las librerías volverán a abrir. Esta fase iniciará el 8 de junio.

La tercera fase, a partir del 29 de junio, reiniciará las actividades deportivas a puertas cerradas, junto con los cafés y restaurantes, todos con las medidas y protocolos sanitarios establecidos por el gobierno. Podrán volver a trabajar aquellos que tengan bajos niveles de interacción con otras personas, y los minoristas denominados “no esenciales”, como los locales de ropa, podrán volver a abrir sólo si sus negocios tienen puertas a la calle, y no, por ejemplo, en centros comerciales.

Finalizando las fases, la cuarta iniciará el 20 de julio, y volverá a permitirse la circulación en un radio de 20 kilómetros, las reuniones familiares pequeñas, incluyendo bodas y bautismos. Los que no puedan seguir trabajando en sus casas podrán volver al trabajo, y los museos, galerías e iglesias volverán a abrir. Esta será la cuarta fase.

Por último, el 10 de agosto, en la quinta y última fase, se habilitarán reuniones de mayor cantidad de personas. Y, lo más importante es que, en esta fecha, los alumnos podrán volver a las escuelas y a las universidades. Varadkar señaló, para finalizar la conferencia, que estas últimas semanas “transformaron la vida de los irlandeses de muchas formas, y de formas que podríamos no haber imaginado”
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Irlanda

Un profesor en Irlanda lleva tres meses preso por haberse negado a hablar en lenguaje inclusivo en una escuela cristiana

Publicado

en

El docente se negó a decirle “they” (ellos/ellas) a un alumno transgénero en agosto y fue arrestado en septiembre. Lleva más de tres meses preso por la dictadura de lo políticamente correcto.

En un insólito caso que demuestra la flagrante violación de derechos humanos que lamentablemente toma fuerza en Occidente, un profesor de una escuela cristiana en Irlanda fue arrestado en septiembre por negarse a utilizar lenguaje inclusivo para referirse a un alumno transgénero.

Enoch Burke fue encarcelado en septiembre después de ser desvinculado de la escuela Wilson’s Hospital School del condado de Westmeath, una de las instituciones educativas cristianas más prestigiosas del país, cuando un alumno lo denunció por no utilizar pronombres inclusivos.

En agosto, los directores de la escuela habían implementado una política de “protección LGBT” para que los profesores tengan que preguntar a sus alumnos cómo quieren ser llamados. Burke sin embargo, se negó a hacerlo alegando motivos de objeción de conciencia, y eventualmente fue denunciado a la dirección de la escuela por decirle “él” a un estudiante transgénero “en proceso de transición”.

Este alumno transgénero abía pedido a la escuela que los profesores lo llamasen por el pronombre “they, que en inglés es neutro y sirve tanto para “ellos” como “ellas”.

La dirección del centro educativo suspendió al profesor inmediatamente sin goce de sueldo a fines de agosto, pero el colegio no contrató un suplente (pretendía dejar la hora libre hasta poder hacerlo) por lo que el docente decidió seguir asistiendo a las aulas.

Después de reiteradas ocasiones donde Burke se seguía presentando a dar clases, los abogados de la escuela solicitaron una orden judicial y fue arrestado.

El Tribunal Superior de Dublín ordenó a la policía irlandesa detener a Burke, quien en ese momento estaba en las escuela donde pretendía volver a dar clases. El docente insistió que le era “imposible” cumplir con la orden judicial que le prohibía dar clase porque suponía “una violación de su conciencia” como profesional de la enseñanza.

Asimismo, subrayó que no estaba de acuerdo con cambiar el lenguaje para adecuarse a la ideología de género y consideró que había sido detenido por “llamar chico a un chico”. Además, aseguró que esta cuestión va en contra de sus “creencias, de las sagradas escrituras y en contra de la ética de la escuela, la Iglesia protestante de Irlanda y las enseñanzas de todas las principales religiones”.

Si bien no existe una ley que obligue a las personas utilizar lenguaje inclusivo, la justicia irlandesa, tomada por la extrema izquierda, ha estado en los últimos años buscando cualquier excusa para penalizar a las personas que no lo hacen.

Burke fue encontrado en “desacato” por presentarse a la escuela a pesar de que había sido desvinculado, una sentencia que no conlleva una pena con prisión efectiva, y lo único que debería hacer es pagar una multa para quedar en libertad condicional.

Pero el juez no le ha dado esta opción al profesor, y desde el 9 de septiembre está encarcelado. Este lunes, Burke y su abogado le suplicaron desde la prisión al juez de extrema izquierda, Conor Digham, que lo dejara salir antes del período festivo, para poder estar con su familia en Navidad.

No soy un ladrón, ni un asesino ni un traficante de drogas“, exclamó. “No entiendo por qué sigo preso después de tres meses en un caso que nunca en la historia de las leyes irlandesas ha llevado a la prisión efectiva“.

A pesar de las palabras de Burke, el juez Digham mantuvo la decisión y le respondió que seguiría preso hasta que lo convenza de que va a respetar la orden judicial y que se muestre arrepentido de haberse negado a utilizar lenguaje inclusivo.

Seguir Leyendo

Irlanda

Locura en Irlanda: Un profesor fue arrestado luego de negarse a usar lenguaje inclusivo para referirse a un alumno transgénero

Publicado

en

El docente se negó a decirle “they” (ellos/ellas) a un alumno transgénero que está “transicionando” de hombre a mujer.

Los países de Europa atraviesan una brutal crisis inflacionaria y energética, pero parece que también la libertad de expresión está en crisis en algunas partes del Viejo Continente. Este lunes, un profesor de un colegio de secundaria en Irlanda fue arrestado por “desacato” luego de que se negara a referirse a un alumno transgénero por los pronombres contrarios a su sexo biológico.

El docente, Enoch Burke, enseñaba en el Wilson’s Hospital School, un internado mixto de la Iglesia protestante de Irlanda situado en la localidad de Multyfarnham, en el condado de Westmeath, en el centro del país. Los directores de la escuela implementaron hace poco una política de “protección LGBT” para que los profesores tengan que preguntar a sus alumnos cómo quieren ser referidos.

Burke sin embargo, se negó a hacerlo alegando motivos de objeción de conciencia, y eventualmente fue denunciado a la dirección de la escuela por decirle “él” a un estudiante transgénero “en proceso de transición”. Este alumno pidió a la escuela que lo llamasen por el pronombre “they, que en inglés es neutro y sirve tanto para “ellos” como “ellas”.

La dirección del centro educativo suspendió al profesor inmediatamente sin goce de sueldo a fines de agosto, pero el colegio no contrató un suplente (pretendía dejar la hora libre hasta poder hacerlo) por lo que el docente decidió seguir asistiendo a las aulas. Después de reiteradas ocasiones, los abogados de la escuela solicitaron una orden judicial y fue arrestado.

El Tribunal Superior de Dublín ordenó a la policía irlandesa detener a Burke, quien en ese momento estaba en las escuela donde pretendía volver a dar clases. El docente insistió que le era “imposible” cumplir con la orden judicial que le prohibía dar clase porque suponía “una violación de su conciencia” como profesional de la enseñanza.

Asimismo, subrayó que no estaba de acuerdo con cambiar el lenguaje para adecuarse a la ideología de género y consideró que había sido detenido por “llamar chico a un chico”. Además, aseguró que esta cuestión va en contra de sus “creencias, de las sagradas escrituras y en contra de la ética de la escuela, la Iglesia protestante de Irlanda y las enseñanzas de todas las principales religiones”.

Según el magistrado del Tribunal Superior, Michael Quinn, Burke permanecerá en prisión hasta “nuevo aviso”. La situación es delicada, ya que se encuentra encarcelado preventivamente, una decisión judicial que suele llevarse a cabo cuando el imputado puede interferir en la causa o corre riesgo de escaparse. Burke no cumple con ninguna de las dos condiciones.

Tampoco hay antecedentes penales para este tipo de situaciones. Cabe aclarar que en el sistema anglosajón que se utiliza en la República de Irlanda no existe un código penal si no que existe jurisprudencia, por lo que ocurra en este caso puede determinar a futuro cómo la justicia reaccionará ante estas situaciones.

Lo que no hay dudas es que Burke solamente debería pagar una multa por “desacato”, no existe un antecedente que una persona sea arrestada por el delito del que se lo acusa. El hecho que esté tras las rejas por esta imputación es una clara violación a sus derechos humanos.

El único antecedente a nivel mundial de esta situación se dio hace tan solo una semana, cuando una profesora en Kansas, Estados Unidos, ganó una demanda que le había hecho las autoridades escolares por 95 mil dólares, por decirle “él” a un alumno transgénero.

La fiscalía quiere que Burke firme un papel donde se comprometa a referirse por los pronombres inventados a sus alumnos, a lo que el docente ha dicho que jamás hará, por lo que esta causa tiene mucho tiempo para su desenlace.

Seguir Leyendo

Irlanda

A pesar de tener al 93% de la población vacunada, el gobierno de Irlanda impone una nueva cuarentena

Publicado

en

El taoiseach Micheál Martin anunció nuevas restricciones por la supuesta “tercera ola” de Covid-19. La cuarententa podría durar hasta después de Navidad.

El gobierno de la República de Irlanda, a cargo del socialdemócrata Micheál Martin, anunció este martes por la noche una nueva cuarentena nacional que entrará en vigor antes del fin de semana y puede llegar a durar hasta después de la Navidad.

Los pubs, restaurantes y boliches nocturnos, además de cines y teatros, volverán a cerrar a la medianoche a partir de este viernes después de estar completamente abiertos cuando el país empezó a vacunar. Durante el día, será necesario presentar un carnet de vacunación para poder acceder a estos lugares.

También se ordenó que los trabajadores “no esenciales” que puedan hacer home office que vuelvan a trabajar desde sus casas, según regulaciones del NPHET.

Martin anunció que el barbijo volverá a ser obligatorio en todos lados. Hasta el momento las máscaras faciales era solo obligatoria en ambientes interiores.

Además, los contactos estrechos de una persona que dé positivo en la prueba de Covid-19, incluidos los niños, deberán permanecer en cuarentena total durante cinco días, periodo en el que el gobierno enviará personal del Estado a las casas para controlar que estén cumpliendo con la cuarentena, y se les pedirá que realicen tres pruebas de antígenos. No podrán recuperar la libertad hasta no tener tres PCR negativos consecutivos.

Estas medidas, que son un claro retroceso en la lucha por recuperar los derechos civiles que el gobierno irlandés le quitó a la población durante el 2020, se dan con el 93% de los mayores a 18 años vacunados.

Según aseguran los organismos de salud gubernamentales, Irlanda está atravesando su “tercera ola”, con un promedio semanal de 4.000 casos por día, un número que en otros países no mueve el amperímetro pero que en el país de las islas británicas es visto con enorme preocupación.

Casos por día, República de Irlanda. Fuente: Worldometer.

El NIAC, organismo asesor de vacunas del Estado, ha dado luz verde a las inyecciones de refuerzo para personas de 50 años y para personas menores de 50 años con problemas de salud subyacentes. De esta manera, se empezará el próximo lunes a administrar una tercera dosis para este grupo etario, que hasta el momento solo había estado habilitado para mayores de 80 años.

El ministro de Salud, Stephen Donnelly, dijo: “En Irlanda, ya hemos visto que las dosis de refuerzo administradas a personas de 80 años o más han ido seguidas de una fuerte disminución en el número de casos en ese grupo de edad“.

“Esta es una noticia muy bienvenida, y animo a todos aquellos que son elegibles para una dosis de refuerzo de la vacuna Covid-19 a que se presenten y reciban esa vacuna tan pronto como esté disponible para ustedes“, aseguró, y agregó: “El NIAC han recomendado encarecidamente que aquellos que aún no han recibido su vacunación primaria lo hagan con urgencia dada la fuerza actual de infección en la comunidad“.

Seguir Leyendo

Tendencias