Seguinos en redes

Italia

Entrevista a Vito De Palma: El candidato de la derecha en Sudamérica para las elecciones de Italia

Publicado

en

El periodista deportivo de ESPN se lanza a la política italiana como candidato a diputado por la circunscripción de Sudamérica.

El próximo 25 de septiembre se llevarán a cabo las elecciones parlamentarias italianas. Como está estipulado en Italia, los casi 6 millones de ciudadanos italianos que residen en el exterior también votarán en las circunscripciones: Europa, Sudamérica, Asia-África-Oceanía-Antártida y Norte-Centro América.

Nuestra columnista Candela Sol Silva entrevistó al candidato a diputado para Sudamérica en representación de Fratelli d’Italia, el partido de derecha que lidera las encuestas, Vito De Palma, en los estudios de La Derecha Diario en Radio Madero.

“Fratelli d’Italia en América del Sur es un partido político basado en los principios de la soberanía popular, la libertad, la democracia, la justicia, la solidaridad social, el mérito y la equidad fiscal, inspirado en una visión trascendente de la vida y los valores y la tradición. Tomando como raíz estos valores, creemos fielmente que se debe conservar lo que se ama para dar cimientos al futuro”, explica.

Durante la entrevista, Vito, quien tuvo una exitosa carrera como periodista deportivo trabajando para ESPN, explicó sus propuestas para la circunscripción sudamericana, las principales problemáticas que tienen los italianos en el exterior y se explayó sobre los fundamentos ideológicos de su partido, que nacen de los valores cristianos y de una concepción trascendental del hombre.


¿Cuáles son las propuestas para los italianos en el exterior?

– "Para Fratelli d’Italia, cada italiano en el exterior es un pedacito de Patria y como tal debe ser defendido. De allí que nuestra principal atención sea el ius sanguinis. Es decir el derecho a recibir la nacionalidad italiana cuando se es descendiente de italianos. No sólo Fratelli d’Italia defiende ese derecho sino que trabaja arduamente para lograr su efectivo cumplimiento, sin discriminaciones, aplicándose también a quienes han perdido la posibilidad de ser italianos ante la Ley, cuando no existía la opción de la doble ciudadanía, los así llamados “oriundos”.

En el día a día, el ius sanguinis es permanentemente negado y limitado. La realidad es clara. Actualmente, se otorgan poco menos de 10 mil turnos por año cuando el pedido es de por lo menos 300 mil. Es decir, sólo 3 de cada 100 solicitantes pueden finalmente ser reconocidos como italianos ante la Ley, una realidad agraviante que termina por convertir un legítimo derecho en un privilegio para pocos. A fin de cuentas, este déficit es causante de corrupción pues los turnos vienen “ofrecidos” por “gestores” a precios muy costosos; y también de fraude político, porque se tiende a favorecer aquellas organizaciones locales que se retroalimentan gracias a los privilegios recibidos.

Además, es de fundamental importancia promover y sostener la cultura italiana en América del Sur. Hace años que por decisiones políticas, el Estado ha dejado de estimular la transmisión de nuestra lengua y costumbres; y lo que aún hoy sobrevive es producto de los esfuerzos y la fortaleza de los italianos que el Estado ha dejado en el más completo olvido. Por ello, nos proponemos aumentar las escuelas con enseñanza de nuestra lengua, de forma gratuita o con amplia concesión de becas, estimulando el estudio del idioma y buscando aumentar la oferta a través de los Ministerios de Educación de los diferentes países, para que ningún italiano vuelva a quedarse sin voz".

¿Qué modificaciones realizarían en los consulados?

– "Nuestra primera batalla será la de mejorar sustancialmente el funcionamiento de los consulados, con la apertura de nuevas sedes y la asunción de ciudadanos italianos inscriptos en los registros del AIRE, bajo las modalidades previstas por las leyes locales. La asunción de personal local, además de ser notoriamente más económica, sería también más efectiva, pues se emplearía a funcionarios que conocen perfectamente los problemas locales.

En este marco, con intención de fortalecer el vínculo con nuestra Patria, es importante desarrollar un sistema de búsqueda y oferta laboral de empresas italianas en el continente sudamericano, experiencia que algunas asociaciones locales ya han implementado a través de las Regiones y ha demostrado dar muy buenos resultados. Nuestra intención es hacer de estos prototipos un sistema centralizado por vía consular que pueda dar respuesta a las necesidades laborales de los italianos en América del Sur, a la vez que contribuye a los intereses de nuestra Patria".

Vito De Palma nació en Bari, Italia en 1958. Llegó a la Argentina el 15 de junio de 1983, el día de San Vito, lo cual fue todo un presagio, con esposa y dos hijos, para luego tener dos hijos más en el país. En ese entonces, su padre, Francesco De Palma, era el director de la escuela italiana en Buenos Aires, Cristoforo Colombo.

En el país tuvo primero un trabajo en la construcción, luego una actividad comercial (farmacia), para finalmente dedicarse a una de sus grandes pasiones, el periodismo deportivo, en el que tuvo una carrera vertiginosa y ascendente. Actualmente se desempeña como comentarista de los partidos del campeonato italiano y de las copas europeas en el network internacional ESPN.

Si bien la política siempre fue su pasión, nunca participó en la contienda argentina, fuerte del principio que un huésped no se mete en los asuntos de los dueños de casa. Sin embargo, cuando recibió el ofrecimiento de realizar actividades en la comunidad italiana en América del Sur, sintió que finalmente había encontrado lo que buscaba para dar el último y fundamental paso para su crecimiento como ser humano.

El ofrecimiento llegó del partido italiano Fratelli d’Italia, continuador de la historia del Movimiento Sociale Italiano antes y de Alleanza Nazionale después, por los cuales siempre había simpatizado.

Luego de un minucioso estudio de los programas y de las propuestas de Fratelli, vistas las coincidencias casi totales con su pensamiento decidió aceptar el ofrecimiento, que se transformó en apenas un año en la candidatura al cargo de Diputado en las elecciones políticas del 25 de septiembre de 2022. Su anuncio sobre el salto a la política se volvió tan viral que muchos medios levantaron la noticia.

Hombre histriónico y extrovertido, ofrece su argumentación política con simpleza y humorismo, el único filtro que, en su opinión, rinde aceptable la realidad. De realizarse su elección en el Parlamento italiano, habrá protagonizado una campaña electoral absolutamente novedosa, basada en el manejo de las redes sociales con mínimos costos, en contratendencia con las formas habituales de la política.

Sus ideas son conservadoras, tradicionales y espirituales: entiende la política como una actividad fundamentalmente ética. Hombre enamorado de la vida, defiende la misma en todos sus aspectos, desde la concepción hasta la muerte.

Ecologista franciscano, católico practicante, padre y abuelo feliz, enamorado profundamente de su país pero también del continente sudamericano, es un verdadero especialista en la difícil y rara arte de la argumentación, arte que ha prácticamente desaparecido de la vida política moderna.

No sólo Dios, Patria y Familia, sino también cultura, educación, espíritu de sacrificio, la definición de trabajo como un deber antes que un derecho y el sentido del humor son sus principales banderas y los ejes que guían su accionar político.

Fratelli d’Italia

En síntesis, Fratelli es un partido de derecha conservador, encabezado por Giorgia Meloni. Cree en el libre mercado y en la libre circulación de bienes; promueve la iniciativa privada y una carga fiscal reducida; todo bajo la cuidadosa supervisión de un Estado ágil y eficiente, sin excesos de burocracia pero efectiva en las funciones principales que le están asignadas actualmente, como son la educación, la salud pública, la seguridad y la defensa del suelo patrio y de los intereses italianos.

El partido que sostiene la candidatura de Vito defiende la vida en todas sus etapas, desde el momento de la concepción hasta la muerte natural, sin distinción de sexo, etnia, religión, condiciones personales o sociales; promueve la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, reconociendo que son personas con igual dignidad; y es un partido ecologista no en el sentido progresista moderno, si no en la concepción franciscana del término, pues entiende "que el Creador ha designado al ser humano como administrador de la naturaleza, de dónde podrá servirse pero además, de cuya conservación es también el máximo responsable"; y fomenta la convivencia pacífica de los pueblos, estados, etnias y confesiones religiosas en el respeto a la soberanía, la independencia y la unidad nacional.

Por último, Fratelli sostiene el primer artículo de su Constitución: “Italia es una República democrática fundada en el Trabajo”. El trabajo es un derecho fundamental y por lo tanto, es deber del Estado y del Gobierno promover políticas que estimulen la creación de nuevas oportunidades laborales, reduciendo al mínimo indispensable el asistencialismo. Pero así como el trabajo es un derecho, también es un deber ineludible de cada ciudadano.

Italia

Meloni desafía a la Sea Watch que impulsa la llegada de inmigrantes ilegales a Italia: "Detendremos la inmigración ilegal, les guste o no"

Publicado

en

Ante la negativa de Meloni de permitir la entrada de inmigrantes irregulares, Sea Watch llegó a desearles "lo peor desde el fondo de su corazón" a las autoridades italianas.

La primer ministro italiana, Giorgia Meloni, y la ONG alemana Sea Watch están en el centro de una intensa controversia sobre la política migratoria en el Mediterráneo. El conflicto surgió tras la participación de Meloni en el Foro Mediterráneo sobre Migraciones, celebrado en Trípoli, Libia, el 17 de julio.

Sea Watch, una organización dedicada al rescate de inmigrantes ilegales en el mar, criticó severamente la presencia de Meloni en el foro. La ONG acusó a la mandataria italiana y al primer ministro libio, Abdul-Hamid Dbeibeh, de promover una “política migratoria distópica”. En un acto inusual, Sea Watch expresó su deseo de que les ocurriera “lo peor desde el fondo de su corazón” a los participantes del evento.

La respuesta de Meloni fue inmediata. A través de sus redes sociales, la primera ministra italiana cuestionó el “silencio” de Sea Watch respecto a las actividades de los traficantes de personas.

Meloni afirmó: “Sea Watch critica a quienes acudieron a Libia para discutir cómo detener la inmigración ilegal creando desarrollo, pero no dice nada sobre los traficantes que se han enriquecido matando a miles de personas”.

La líder italiana defendió su participación en el foro, argumentando que su propósito era encontrar soluciones para frenar la inmigración ilegal hacia Europa a través del Mediterráneo. Reafirmó la postura de su gobierno: “El Gobierno italiano seguirá trabajando para detener la trata de personas, la inmigración ilegal y las muertes en el mar. Les guste o no”.

Durante su intervención en el foro de Trípoli, Meloni afirmó que “los inmigrantes ilegales son enemigos de los legales”, afirmando que Italia ha cerrado las puertas a la inmigración regular debido al exceso de migrantes irregulares. También criticó a las “organizaciones criminales”, refiriéndose a las ONG que rescatan inmigrantes en el Mediterráneo, que asumen el derecho de decidir “quién tiene derecho a entrar en Italia y quién no”.

El Foro Mediterráneo sobre Migraciones reunió a líderes de Estados y Gobiernos de países europeos y africanos. El encuentro buscó abordar las causas profundas de la migración irregular mediante el desarrollo sostenible, la mejora de la gobernanza y la cooperación internacional.

Este enfrentamiento entre Meloni y Sea Watch pone de manifiesto las tensiones entre el gobierno italiano y las organizaciones de rescate de inmigrantes. Roma ha implementado medidas para limitar las operaciones de estas ONG, incluyendo una ley que obliga a los barcos de rescate a dirigirse inmediatamente a un puerto designado después de recoger migrantes, sin continuar su patrulla en busca de otros náufragos.

La política migratoria de Meloni, caracterizada por su dureza, ha generado críticas de organizaciones humanitarias. Sin embargo, la primera ministra mantiene que estas medidas son necesarias para combatir la inmigración ilegal y prevenir las muertes en el mar.

El debate sobre la gestión de la migración en el Mediterráneo sigue siendo un tema candente en la política europea, con gobiernos como el de Italia abogando por un enfoque más restrictivo, mientras que las ONG y la Unión Europea promueven políticas más globalistas en torno a la inmigración ilegal, dejando entrar a cualquier clase de persona, que luego termina provocando un aumento en los índices de homicidios, robos y violaciones.


Seguir Leyendo

Argentina

A pesar de no formar parte del grupo, Javier Milei asistirá al G7 por invitación personal de Giorgia Meloni

Publicado

en

La primera ministra de Italia extendió la invitación al Presidente de la República Argentina, Javier Milei, para participar en la próxima cumbre del Grupo de los Siete.

El Grupo de los Siete (G7) es el foro político y económico más poderoso del mundo, englobando a Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido. Este año, la cumbre está programada para celebrarse en junio en la región italiana de Apulia.

Si bien Argentina no es parte del grupo, este año los 7 líderes más importantes del mundo estarán acompañados por el presidente Javier Milei, gracias a una invitación personal que le extendió la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, encargada de organizar el evento en esta ocasión.

Este gesto, que ha sido recibido con interés y anticipación, refleja la creciente importancia de Milei en la arena política internacional y destaca la influencia que ha ganado como líder mundial. Y no solo Meloni quiere tenerlo presente en G7, ya que estas invitaciones suelen realizarse en consenso con los demás integrantes.

La invitación formal fue entregada a través de una nota diplomática, transmitida por el embajador italiano en Argentina, Fabrizio Lucentini, y recibida con gratitud por la cnciller Diana Mondino. La confirmación de la participación de Milei en la cumbre del G7 representa un reconocimiento significativo de su papel como figura destacada en la política global y subraya la creciente relevancia de Argentina en el escenario internacional.

Fue así la cuenta oficial de Cancillería la que emitió un comunicado anunciando la invitación de Meloni a Milei para participar en la cumbre más importante del año. El mensaje enfatizó la importancia de fortalecer los lazos bilaterales entre Argentina e Italia y destacó el papel crucial que desempeñará Milei en el diálogo sobre cuestiones de interés mutuo durante la reunión.


De esta manera, Milei le agregará un poco de liberalismo a una cumbre que prometía ser un epicentro de la izquierda mundial, ya que este año coinciden el presidente de EE.UU., Joe Biden; el líder socialista de Alemania, Olaf Scholz; el progresista premier canadiense, Justin Trudeau; el socialdemócrata presidente de Francia, Emmanuel Macron; y el centrista premier inglés, Rishi Sunak.

Por la derecha, solo iban a estar el premier de Japón, Fumio Kishida, y la propia Georgia Meloni. Ahora ambos discutirán con el resto de los integrantes con Milei dando respaldo y su singular visión del mundo.

La participación de Javier Milei en la cumbre del G7 brindará una oportunidad única para que Argentina exprese su visión y perspectivas sobre una serie de temas globales clave, incluyendo la economía mundial, la seguridad internacional y el cambio climático, todos puntos donde la visión del mandatario argentino difiere del establishment del Grupo.

Además, permitirá a Milei establecer contactos con líderes de otros países con quienes todavía no ha tenido la oportunidad de reunirse, y fortalecer los lazos diplomáticos de Argentina en el escenario internacional.

Es importante destacar que la invitación de Meloni a Milei no solo refleja la afinidad ideológica entre ambos líderes, sino también la creciente cooperación entre Italia y Argentina en una variedad de áreas, incluyendo el comercio, la seguridad y la política internacional. Esta colaboración estratégica entre dos naciones democráticas y comprometidas con los valores occidentales conservadores resulta fundamental en el escenario tanto latinoamericano como europeo.

Seguir Leyendo

Economía

Meloni busca privatizar el Servicio Postal y los ferrocarriles en Italia, después de décadas de estar en quiebra

Publicado

en

La venta de activos estatales facilitaría la cancelación de compromisos de deuda y el necesario equilibrio de las finanzas públicas. Las autoridades preparan un drástico ajuste fiscal para 2024.

La Primer Ministra Georgia Meloni anunció recientemente la vocación del Gobierno por la privatización de una gran cantidad de activos estatales. Estas maniobras permitirían dos objetivos principales: se podrían obtener acreencias importantes para cancelar compromisos de deuda a corto plazo, y también se facilitaría el equilibrio de las finanzas públicas.

El Gobierno anunció que buscará lanzar a la venta el 13% del paquete accionario de Correo Italiano. Actualmente el Estado italiano retiene el total del paquete accionario: en un 65% de forma directa, y en un 35% a través del banco de desarrollo Cassa Depositi e Prestiti (del cual el Estado es dueño en un 82%).

Por otra parte, el Gobierno también evalúa la privatización parcial de Ferrocarriles Estatales Italianos (FS), la empresa insignia que tomó especial protagonismo durante los años del fascismo. Se trata de una de las privatizaciones más complejas dentro del prontuario que anunció el oficialismo, por lo que el proceso podría demorar años en consumarse.

“Creo que existe la posibilidad de que particulares participen en acciones minoritarias en empresas que hoy están totalmente bajo control público, y este es el caso de los ferrocarriles”, expresó la Primer Ministra.

Meloni demostró su determinación a favor de las privatizaciones por primera vez en noviembre del año pasado, cuando se concretó la venta del 25% del paquete accionario del histórico Banco Monte dei Paschi di Siena, nada menos que la institución bancaria más antigua del mundo (fundada en el año 1472). Esto dejó una acreencia neta por 920 millones de euros.

El Estado asumió su control mayoritario durante la crisis financiera internacional de 2008, y el Gobierno de Meloni se comprometió a devolverlo a manos privadas. Tras esta primera maniobra, se propone continuar con la venta de acciones hasta desaparecer por completo la participación estatal en el banco.

Se estudiarán nuevos y sucesivos programas de privatización total o parcial de empresas públicas para alcanzar un objetivo de recaudación de al menos 20.000 millones de euros entre 2024 y 2026. Este programa ayudaría a mantener bajo control el crecimiento explosivo del endeudamiento.

El Estado italiano mantiene un stock de deuda pública superior al 143% del PBI, y un margen de deuda neta que representa por lo menos el 132% del producto respectivamente. La delicada situación financiera del sector público limita extremadamente su capacidad para recapitalizar las empresas bajo su control, por lo que la participación del sector privado resulta fundamental para evitar el deterioro general de los servicios prestados.

La apertura de las puertas hacia la privatización también contribuiría a mejorar notablemente el atractivo inversor por parte de capitales extranjeros, algo que fue especialmente relevante para países como Grecia en los últimos años.

Seguir Leyendo

Tendencias