Seguinos en redes

Europa

Hungría y Polonia pierden acceso a fondos europeos tras fallo negativo del Tribunal Superior de la Unión

Publicado

en

Mientras los países defienden a la Unión Europea del avance ruso y albergan a millones de refugiados ucranianos, la Justicia europea les corta acceso a los fondos de emergencia europeos.

Polonia y Hungría han perdido su caso contra el mecanismo de la Unión Europea (UE) que castiga a los estados miembros que se oponen a la agenda de género y de políticas verdes mediante la retención de fondos que por ley les corresponden.

El fallo parte de que el 16 de febrero, el Tribunal Superior de la Unión desestimó un freno legal que Budapest y Varsovia habían pedido a una ley reciente de la UE que vincula el desembolso de fondos del bloque a los “estándares del estado de derecho”, allanando el camino para que la Comisión Europea elija a dedo arbitrariamente a quién le da los fondos y a quiénes no.

Hungría y Polonia argumentaron que la ley se adoptó sobre la base de artículos incorrectos del tratado, que era incompatible con el mecanismo existente sobre los valores del estado de derecho en los tratados de la UE y que violaba el principio de seguridad jurídica. Sin embargo, sus argumentos no lograron convencer al TJUE, cuya decisión es definitiva e inapelable.

El Tribunal concluyó que el artículo en el que se basó para aprobar el reglamento se eligió correctamente, ya que la ley está dentro del poder de la UE para crear “reglas financieras” al implementar el presupuesto. Los jueces también dijeron que el mecanismo es diferente del llamado proceso del Artículo 7, que se creó para penalizar a los países de la UE que se desvían de los valores fundamentales del bloque. 

Desde el Consejo de la UE dicen que tiene que ver con la “defensa del estado de derecho de los países miembros” y no con “cuestiones de valores“, pero el procedimiento altamente político, puede despojar a los países que ellos determinan que violan los valores del bloque, de los derechos de voto en el Consejo de la UE si otros miembros de la UE están de acuerdo por unanimidad. 

En reacción al fallo, la ministra de Justicia húngara, Judit Varga, acusó al tribunal de tomar “una decisión política” debido al próximo referéndum sobre una ley de protección infantil en Hungría, que la UE dice que vulnera los derechos de la “comunidad LGBT”, aunque no hace nada de eso.

Este fallo permite cortar los fondos de aquellos países que dictaminen leyes contrarias a los valores de la actual dirigencia de la UE y que se nieguen a dar privilegias a aquellas minorías que defienden. Buscan determinar las cuestiones domésticas de los países miembros e imponer normativas progresistas en países que están a la derecha de la UE. 

Las consecuencias de este fallo son claras: la relación de la UE y de aquellos países miembros que no comparten con ella sus valores progresistas están viendo sus relaciones (y sus finanzas) dañadas . Mientras muchos países hoy buscan ser miembros, otros luchan para mantener la independencia de sus valores ya estando adentro. 

Francia

Francia invertirá 1.500 millones de dólares para la expansión del North Field South de Qatar

Publicado

en

La francesa TotalEnergies se convierte en el primer inversor extranjero en el proyecto de expansión del North Field South de Qatar mientras Europa lucha por encontrar nuevas fuentes de energía ante la guerra entre Rusia y Ucrania.

La empresa francesa TotalEnergies, con el aval del gobierno de Emmanuel Macron, ha firmado un nuevo acuerdo de inversión en la expansión de la producción de gas natural de Qatar en el campo North Field South, mientras Europa lucha por encontrar nuevas fuentes de energía para reemplazar los suministros rusos.

El ministro de Energía de Qatar y director ejecutivo de Qatar Energy, Saad Sherida al-Kaabi, hablando junto al presidente ejecutivo de TotalEnergies, Patrick Pouyanne, anunció que el gigante energético francés tendrá una participación del 9,375% en el proyecto de gas North Field South, convirtiéndose en el primer socio extranjero en esa sección del vasto campo de gas que Qatar comparte con Irán, que llama a su parte South Pars.

“QatarEnergy está avanzando para ayudar a satisfacer la creciente demanda mundial de energía más limpia”, dijo al-Kaabi, refiriéndose a la compañía petrolera estatal. El gas natural licuado (GNL) se considera una alternativa más limpia al petróleo y al carbón, y un trampolín en la transición energética.

Pouyanne dijo que TotalEnergies habría tomado una mayor parte de la producción si fuera posible. “No estamos sobreexpuestos a Qatar, y si Saad hubiera ofrecido un poco más, habríamos tomado un poco más”, señaló Pouyanne. “La mayoría de los líderes del mundo han descubierto las palabras GNL (…) Para la seguridad del suministro, hay un precio”.

Qatar está aumentando su capacidad de producción y licuefacción de gas en medio de un aumento global en la demanda del combustible. Los suministros ya eran escasos antes de que la crisis entre Rusia y Ucrania en febrero hiciera que los precios se dispararan. En este sentido, el proyecto elevará la capacidad de GNL de Qatar a 126 millones de toneladas.

Fuente: Reuters. Campo North Field en el Golfo Pérsico

Al-Kaabi dijo que TotalEnergies también ayudaría a financiar la extracción de gas de North Field South, para lo cual el 25% estaría reservado para empresas energéticas extranjeras, por lo que el país poseerá el 75% restante del proyecto. Otras inversiones podrían anunciarse en las próximas semanas, agregó Kaabi.

El acuerdo de inversión se produce después de que TotalEnergies acordara en junio un acuerdo de 2.000 millones de dólares para participar en el gigantesco proyecto North Field East, que ayudará a Qatar a aumentar su producción de GNL en más del 60% para 2027.  Posee el 6,25% de ese proyecto de 33 millones de toneladas por año, cuya construcción costará 29.000 millones de dólares.

Según los cronogramas previamente anunciados, las primeras cargas de North Field East saldrán de Qatar a fines de 2025 o principios de 2026. Por su parte, North Field South realizará envíos a partir de 2027. QatarEnergy estima que el North Field en su totalidad posee alrededor del 10% de las reservas de gas natural conocidas del mundo.

Plataforma marina del campo North Field Bravo

Por su parte, otras empresas extranjeras, como Shell del Reino Unido, Eni de Italia y las gigantes estadounidenses ConocoPhillips y ExxonMobil, también se han inscrito y han firmado acuerdos con las autoridades qataríes para formar parte del proyecto North Field East.

Las reservas se extienden bajo el mar hasta territorio iraní, donde los esfuerzos de Teherán para explotar su campo de gas South Pars se han visto obstaculizados por sanciones internacionales.

Corea del Sur, Japón y China han sido los principales mercados para el GNL de Qatar, quien se ha convertido en el mayor exportador global en ese rubro. Pero desde que una crisis energética golpeó a Europa, el estado del Golfo ha ayudado al Reino Unido con suministros adicionales.

Además, la semana pasada, la administración de Olaf Scholz terminó de negociar un acuerdo con la empresa estatal Qatar Energy, para garantizar el bombeo de 2.700 millones de toneladas de gas natural licuado al año.

El acuerdo llevaba varios meses de negociación entre los países y finalmente tendrá vigencia sólo a partir del año 2026, con una duración de 15 años a partir de entonces. También se involucra a la empresa estadounidense Conoco Phillips que entregará el gas a Alemania.

Instalación de explotación de gas marina en Qatar

Seguir Leyendo

Alemania

Cambian una dictadura por otra: Alemania firma acuerdo de gas con Qatar luego de quedarse sin suministro de Rusia

Publicado

en

En medio del Mundial, el gobierno de Scholz cerró un acuerdo con Qatar para garantizar la exportación de gas a partir del año 2026 y con vigencia por hasta 15 años. En vez de producir localmente, Alemania busca reemplazar el gas proveniente de Rusia con importaciones qataríes.

Alemania continúa en la búsqueda de nuevos socios comerciales para reemplazar el suministro energético ruso de manera definitiva. La administración de Olaf Scholz terminó de negociar un acuerdo con la empresa estatal Qatar Energy, para garantizar el bombeo de 2.700 millones de toneladas de gas natural licuado al año.

El acuerdo llevaba varios meses de negociación entre los países y finalmente tendrá vigencia sólo a partir del año 2026, con una duración de 15 años a partir de entonces. También se involucra a la empresa estadounidense Conoco Phillips que entregará el gas a Alemania.

La demora en las negociaciones se debieron a la reticencia de Alemania para firmar acuerdos de largo plazo. El ministro de Economía Robert Habeck justificó esta posición por los “objetivos climáticos de largo plazo” aún en medio de la peor crisis energética que atraviesa el país en décadas. 

Constituye una de las muchas medidas adoptadas para conseguir abaratar los precios domésticos de la energía, y aminorar la variación del índice de precios mayoristas sobre este segmento.

En la misma línea, el Gobierno alemán aprobó la reactivación temporal de centrales eléctricas sostenidas en base a petróleo y carbón, y extendió la finalización de los contratos para el funcionamiento de las últimas tres plantas nucleares que aún permanecen operativas en el país. 

Sin embargo, lo cierto es que la operación no involucra una cantidad significativa para el suministro a la demanda anual de Alemania. Cada año el país consume cerca de 100.000 millones de metros cúbicos de gas natural, por lo que el acuerdo con Qatar solo cubriría el 2% del total a partir de 2026.

El suministro de gas ruso alcanzaba a cubrir hasta el 50% de la demanda alemana hasta antes del estallido de la guerra en Ucrania, y se vio progresivamente deteriorado hasta su agotamiento definitivo en el mes de agosto. Aún hace falta la apertura de muchos más mercados y nuevos socios comerciales como para poder reemplazar a Rusia como el ex-principal proveedor de energía. 

Seguir Leyendo

Economía

Receta Socialista: Pedro Sánchez disparó el crecimiento de la deuda de 800 euros por habitante a más de 7.000

Publicado

en

La deuda pública de España se incrementó en casi 17 puntos porcentuales desde que el Partido Socialista se hizo cargo del Gobierno. Solamente este año se acumuló un endeudamiento por 78.964 millones de euros.

La contracara de la irresponsabilidad fiscal del Gobierno de Pedro Sánchez es el aumento desbocado del stock de la deuda pública. Desde la asunción del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) al poder en junio de 2018, la participación de la deuda bruta española con respecto al PBI escaló del 100,4% al 117,68% al término de agosto de 2022.

Mientras que entre mayo de 2018 y mayo de 2019 la deuda pública española crecía a razón de 828 euros por persona, el crecimiento registrado entre mayo de 2018 y septiembre de este año se multiplicó nueve veces y alcanzó los 7.307 euros.

Lo que es lo mismo, la deuda del Estado español subió en 38.688 millones euros en el acumulado de 12 meses hasta mayo de 2019, pero considerando el acumulado hasta septiembre de este año el incremento se dispara hasta los 346.719 millones euros

Solamente en los primeros 9 meses de este año el stock del pasivo aumentó en 78.964 millones de euros, y hasta 12.609 millones de euros entre agosto y septiembre. Tras cuatro años de administración socialista, la deuda bruta española aumenta en 219 millones de euros todos los días

El principal factor explicativo para el crecimiento explosivo del endeudamiento es la falta de responsabilidad fiscal. Incluso habiendo llevado a cabo una muy poco convencional reforma tributaria para subir los impuestos en plena pandemia, el Gobierno de Sánchez no consiguió que los aumentos en la recaudación compensaran la expansión del gasto público.

La recaudación total alcanzó el 43,74% del PBI al término del segundo trimestre del año, mientras que el gasto consolidado (incluyendo el Gobierno central y las Comunidades Autónomas) representó el 48,29% del producto en el mismo período. 

Gasto público y recaudación total de España entre 1999 y 2022.

No solamente ambas partidas se encuentran en niveles holgadamente superiores a los que había antes de la pandemia, sino que además la brecha entre el gasto y la recaudación sigue siendo más grande de la que había en el último trimestre de 2019.

El déficit fiscal financiero alcanzó el 4,54% del PBI hacia el pasado mes de junio, un resultado que es consistente con la meta de 4,9% para fin de año pero aún muy superior al 3% que se registraba antes de la pandemia.

El FMI estima que de cumplirse efectivamente la meta fiscal anual, España cerrará el 2022 con un déficit primario del 2,93% del PBI, y proyecta que se estabilizará en el 2% durante los próximos años. Este camino irresponsable garantiza que la deuda pública seguirá creciendo inescrupulosamente.

Seguir Leyendo

Tendencias