Seguinos en redes

Europa

La Unión Europea anunció un aumento del cibercrimen

Frente a parlamentarios europeos, Catherine de Bolle, directora de Europol, anunció un incremento de algunos ciberdelitos por el mayor uso de Internet, y se mostró preocupada por el aumento de la pedofilia y las estafas bancarias.

Publicado

en

La actividad criminal no descansa durante la pandemia y así lo comunicó este lunes la directora de Europol, Catherine de Bolle, al Parlamento Europeo. El aumento de la criminalidad en Internet ya había sido motivo de preocupación por parte de las autoridades del Reino Unido, como informamos hace un mes desde La Derecha Diario. Hoy, la funcionaria europea lo confirmó ante los parlamentarios.

Según lo informado, desde el inicio de la emergencia sanitaria se produjo un aumento de los crímenes contra la propiedad y los ciberataques, algo que la directora atribuyó al “incremento de la actividad online y en especial a las compras por Internet”.

“El coronavirus nos ha cambiado nuestras vidas, hemos incremento nuestra vida en el mundo online y lo mismo han hecho las redes criminales. Han explotado la situación generando riesgos en el mundo online”, expresó De Bolle.

Además, la directora indicó que las redes criminales que operan en Europa siguen siendo las mismas de siempre, pero que han logrado adaptar sus actividades a las nuevas circunstancias, aumentando las estafas de dinero por Internet y la distribución de “malwares”, poniendo en riesgo no sólo a la población sino también a la infraestructura sanitaria.

Ad

La mayor actividad en Internet de menores de edad, produjo también un auge de la pedofilia en red. “Los niños están más expuestos y menos seguros. Hemos comenzado campañas de información para aumentar la conciencia tanto de los niños como de los padres”, apuntó la directora de Europol.

También anunció que, en este contexto, hubo un aumento de la falsificación de medicamentos y de test de detección falsos vendidos por la web. Sin embargo, como era de esperar, anunció que delitos como la trata de personas han disminuido considerablemente producto de los estrictos controles impuestos por las autoridades de los diferentes gobiernos del bloque.
Con respecto al narcotráfico, De Bolle expresó que hay menos disponibilidad y menor distribución, pero estas cifras van a afectar el escenario luego del confinamiento. Aún así, desde el año 2015, el decomiso de sustancias como la cocaína no ha dejado de crecer en la Unión Europea.
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Nicaragua

El estruendoso silencio de Francisco sobre Nicaragua: Ni una palabra sobre los curas desaparecidos

Publicado

en

El Papa tuitea sobre el día de los abuelos, sobre la juventud, sobre Canadá y sobre los aborígenes, pero ni una palabra de la mayor persecución de católicos del continente. ¿Cómo pueden justificar este silencio ensordecedor?

Durante los últimos días, medios de comunicación y redes sociales se han hecho eco de la cruenta situación que viven los creyentes en Nicaragua por la dictadura comunista. Solo desde el lunes pasado, Daniel Ortega cerró siete estaciones de radio de la Iglesia Católica, ordenó el arresto domiciliario de un obispo y de varios sacerdotes y laicos por alzar su voz contra su régimen, y desapareció a un sacerdote

El obispo de Matagalpa, el Monseñor Rolando Álvarez, es un ferviente crítico de Ortega y su vice, su esposa Rosario Murillo. Álvarez ha hecho públicas declaraciones y ha denunciado los abusos de la dictadura nicaragüense. Críticas que le valieron el arresto domiciliario acusado por “organizar grupos violentos, incitándolos a ejecutar actos de odio en contra de la población, provocando un ambiente de zozobra y desorden, alterando la paz y la armonía en la comunidad, con el propósito de desestabilizar al Estado de Nicaragua y atacar a las autoridades constitucionales”.

Ese hecho es uno más dentro del plan represivo que Ortega está llevando a cabo contra sus opositores. Lo notorio no es la persecución política y religiosa que sufren cientos de católicos en un país que está profundizando el sistema de gobierno comunista, lo que más hace ruido es el silencio de aquellos que deberían defenderlos

El modus operandi de Ortega es simple: señalar a todos los sacerdotes y laicos consagrados que se manifiesten en su contra luego, en extraños episodios, reciben denuncias por abuso, maltrato o acoso por partidarios de Ortega y son inmediatamente detenidos y luego desaparecen

Ahora, Ortega ya no disimula su ataque a los cristianos de Nicaragua, que representan el 58% de la población, sino que envía a la policía a mantener presos a los obispos y sacerdotes en sus propias parroquias y no permite que los fieles puedan ir a Misa o escuchar los sermones de los curas “opositores”.

Mientras los sacerdotes caen presos como moscas, la Conferencia Episcopal de Nicaragua expresó su apoyo a Mons. Álvarez y a los sacerdotes detenidos. Del mismo modo, católicos de todo el mundo se han pronunciado públicamente para dar visibilidad al problema y pedir la libertad de los detenidos y el respeto por la libertad de credo. 

Casualmente, los únicos que guardan silencio en la región sobre el horror de Nicaragua son los gobiernos socialistas y dictatoriales de Cuba y Venezuela. Ahora también se suma una carta firmada por 26 expresidentes de América Latina reclamando por los ataques a la libertad religiosa “bajo la dictadura de los Ortega-Murillo”.

Pero hay un silencio injustificado, un silencio que duele y que no se puede justificar y es el del mismísimo Papa Francisco, un Papa latinoamericano, y argentino. Bergoglio no es un Sumo Pontífice que le escape a la polémica. Durante el mandato de Trump criticó en reiteradas ocasiones sus políticas económicas y la construcción del muro. Si sabemos que es un Papa que le gusta hablar de temas políticos, ¿qué pasa que no habla de la situación de Nicaragua?

En la carta del Grupo Idea señalan “esperamos de una firme postura de defensa del pueblo nicaragüense y su libertad religiosa por S.S. Francisco, cabeza de la Iglesia Católica universal”. Pero Francisco calla.

El Papa tuitea sobre el día de los abuelos, sobre la juventud, sobre Canadá y sobre los aborígenes. Pide oraciones sobre Ucrania y se lanzó a un viaje apostólico a Canadá para pedir perdón por supuestos hechos de hace más de 200 años, pero ni una palabra sobre Nicaragua.

Es difícil pensar en la compleja tarea que tienen aquellos interpretadores y justificadores seriales de Francisco hoy, ¿cómo justifican esto? ¿Está tan ocupado el Papa para tuitear pidiendo oraciones por todos aquellos sacerdotes perseguidos? Hace unos días tenía tiempo para pedirle a los jóvenes que consuman menos carne… 

Un tema que se debate hoy en las tertulias cristianas es el dogma de la obediencia y el cisma del albedrío. ¿Se le puede perdonar todo a un Obispo sólo por ser Obispo? ¿Se puede justificar los actos de traición a la fe de un pastor de la Iglesia? 

Muchos son rápidos en juzgar la vida de un simple sacerdote, pero se rasgan las vestiduras para defender a un Obispo o al Papa incluso cuando saben que éste atenta contra todo lo que la misma Iglesia de Cristo predica. 

Francisco ya no disimula su progresismo y su amistad con líderes socialistas y dictadores y no porque quiera reformarlos (como Juan Pablo II) sino porque comulga sus ideas. Bergoglio ha demostrado con su silencio que no le importa lo que pasa en Nicaragua porque el perpetrador de los crímenes es un socialista como él. Parecería que si Ortega fuera de derecha… sería otro cantar… 

Hoy, es esa derecha que él critica la que está, en forma de expresidentes, escribiéndole una carta para pedirle que defienda a sus fieles y a su Iglesia. Esa “maldita derecha”.

Quizás aquellos con la libertad de albedrío que ven en el Papa un mal Papa no son apóstatas, sino que pueden sacarse la venda de los ojos de la obediencia y entienden el fundamento cristiano por encima del dogma.

Seguir Leyendo

Economía

España registró la mayor inflación en 38 años: Los precios subieron un 10,8% en los últimos 12 meses

Publicado

en

Los precios minoristas registraron una tenue deflación del 0,3% en el mes de julio, pero la inflación acumulada de los últimos 12 meses volvió a aumentar. El Banco Central Europeo impulsó una tenue actualización de la tasa de política monetaria.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmó que el Índice de Precios al Consumidor español registró una variación negativa del 0,3% en el mes de julio, en comparación con el mes anterior. Es la tercera vez que España registra deflación en lo que va del 2022, luego de los datos para enero (-0,4%) y abril (-0,2%).

Sin embargo, y debido a los fuertes incrementos correspondientes al mes de junio, la inflación interanual alcanzó el 10,8% en comparación con el mismo mes del año 2021. A pesar de la tenue deflación de julio, la inflación acumulada de 12 meses tuvo un aumento debido a que el período considerado se compone entre agosto de 2021 y julio de 2022. De esta manera, se deja de lado la deflación de casi 1% registrada en julio de 2021.

El nivel de inflación interanual es el más alto registrado desde septiembre de 1984, cuando España todavía disponía de la Peseta como su moneda oficial de curso legal. A su vez, la inflación de 12 meses subió seis décimas en comparación al mismo dato interanual pero del mes anterior.

Los mayores aumentos por orden de incidencia fueron observados en los precios de la vivienda, hasta un 23% contra julio de 2021. Los precios de la indumentaria subieron un 5% interanual, mientras que los alimentos y bebidas no alcohólicas marcaron una suba del 13,5% en el mismo período.

Excluyendo los precios volátiles del promedio general, entre ellos la energía y los alimentos, la inflación “núcleo” o subyacente fue del 6,1% interanual. Es el valor más alto registrado para este segmento del IPC desde el año 1993.

El Banco Central Europeo (BCE) respondió a la inflación de forma extremadamente tardía en comparación con otras economías desarrolladas. La tasa de política monetaria de corto plazo subió al 0,5% anual, después de haber permanecido en el 0% desde 2016.  

El balance total de la autoridad monetaria europea continúa en crecimiento, aunque con cierta moderación en comparación al año 2021. En este balance se incluyen los pasivos y los activos del Banco Central. Los activos incluyen créditos otorgados a entidades financieras o a los propios Estados europeos, mientras que los pasivos incluyen el dinero en circulación.

El hecho de que la hoja del balance del BCE siga creciendo expone que la política monetaria laxa no se detuvo, pese a las promesas de la presidenta Christine Lagarde para corregir el desequilibrio. 

Seguir Leyendo

Vaticano

Papa Francisco y la guerra contra los conservadores: Lanza una brutal reforma del Opus Dei

Publicado

en

Parece que Bergoglio siente que su tiempo se agota, ya sea por edad o por salud, y se está apurando para embestir a sus principales enemigos y detractores: la porción conservadora y de derecha de la Iglesia.

Cuando Francisco asumió el pontificado en 2013 prometió que reformaría a la Iglesia en vez de renovarla. Ahora, casi diez años después, pocas reformas han sido positivas para la institución religiosa y se ha dedicado despiadadamente a atacar todos los conservadores que se le oponen o lo critican

La guerra interna del Santo Padre ha sido contra los sectores conservadores, liturgistas, tradicionalistas y, en definitiva, todos los sectores no progresistas del clero. Primeramente, se realizó puertas adentro, pero en los últimos años este conflicto se ha destapado públicamente.

El Papa remueve, jubila o cambia de destino a sacerdotes y obispos que le molestan, cierra seminarios tradicionalistas de corriente tomista como el Seminario argentino de San Rafael y ahora atacó a una poderosa organización: el Opus Dei.

Hace unos días, el Vicario de Cristo, decidió con un motu proprio, un documento papal, reformar al Opus Dei. Con el título “Ad charisma tuendum (Para tutelar el carisma), Francisco degrada la jerarquía de la organización impidiendo así que su líder pueda ser nombrado obispo e impone una serie de controles obligándola a depender de la Congregación para el Clero y presentar informes anuales sobre todo lo que pasa dentro.

El Opus Dei fue fundado por Josemaría Escrivá de Balaguer en octubre de 1928 en Madrid y ha crecido desde entonces como una organización que se dedica a la evangelización y a una vida coherente con la fe en las circunstancias ordinarias de la existencia y especialmente a través de la santificación del trabajo. Su corriente es profundamente conservadora y su ética difiere en varios puntos con la ola reformista que impulsa Francisco.

Para sus críticos, el Opus Dei es un grupo sectario que somete a sus miembros a una estrecha vigilancia, los aísla del mundo exterior y los hace consagrar una obediencia absoluta a su líder, no al Papa, como el resto de la Iglesia. Pero la realidad es que el Opus defiende valores tradicionalistas y se opone a la doctrina progresista y tercermundista de Bergoglio y de sus más cercanos colaboradores.

Con este documento, Francisco se opone directamente a san Juan Pablo II quien elevó al Opus en 1982 al grado de “prelatura personal”, lo cual significa que la elevó al grado de una prelatura normal, como una diócesis más pero no atada a un territorio como el resto sino de jurisdicción personal. 

Cabe recordar que las únicas diócesis que son personales y no territoriales son las castrenses, las cuales dejaron de ser vicarias para convertirse en obispados también gracias a san Juan Pablo II y su constitución apostólica Spirituali Militum Curae

La diferencia entre el Opus Dei y los obispados castrenses del mundo (hay uno en casi todos los países) es que el Opus tenía cierto grado de independencia del Pontífice, quién si controla completamente a la Iglesia Castrense. La similitud entre ambos es que son porciones de la Iglesia de corte conservador.

Quizás por eso Francisco, quien fuera Administrador Apostólico del Obispado Castrense de Argentina en 2002, se ha ocupado de nombrar a personajes siniestros en estas diócesis con el objetivo de castigarlas por su posición tanto en la Iglesia como por su postura tradicionalista

Ahora bien, el Opus es una prelatura que cuenta con 90.805 miembros laicos y 2095 sacerdotes en más de 60 países. Tiene un gran patrimonio y sostiene numerosos centros educativos como la Universidad de Navarra.

No es tan fácil de doblegar y si Francisco se atreve a dar este golpe ahora se debe a que 43 mujeres denunciaron ser víctimas de abuso de poder y explotación por el Opus Dei. Esta denuncia se hizo al Vaticano y no a la Justicia de sus respectivos países, por lo que es difícil saber concretamente los detalles y prácticamente no se han dado detalles. 

Seguramente en todo esto, nada tenga que ver la legendaria rivalidad que los jesuitas tienen con el Opus Dei, a quienes consideran enemigos dentro de la Iglesia. Esto se reforzó hace unas décadas cuando los jesuitas apoyaban a socialistas y guerrilleros mientras el Opus apoyaba a Franco en España.

Fernando Ocáriz, actual prelado del Opus Dei, trató de guardar la compostura y dijo que esto se debe a que el Papa busca reforzar “la dimensión carismática” en lugar de la jerárquica pero es sabido que Bergoglio ha venido construyendo un perfil carismático y progresista, y que con esta medida recorta el poder de una facción de la Iglesia tradicionalmente asociada a ideas conservadoras. Justo a pocos días de declarar públicamente su “relación humana” con los Castro

Este movimiento de Francisco, que cayó como un baldazo de agua fría para muchos, despierta muchos rumores como que el Papa estaría analizando crear nuevas Prelaturas personales. El rumor más fuerte indica que sería en el Amazonas y así quitar su carácter exclusivo al Opus Dei

En definitiva, nada se puede hacer. Sólo otro Papa podría deshacer la destrucción de Francisco, pero el próximo Papa será elegido por un colegio cardenalicio casi completamente dominado por él.

Seguir Leyendo

Tendencias