Seguinos en redes

Europa

Los países nórdicos planean crear una “Defensa Aérea Conjunta” para contrarrestar la “amenaza rusa”

Publicado

en

Los comandantes de la Fuerza Aérea de Suecia, Noruega, Finlandia y Dinamarca han confirmado la firma de una carta de intención para crear una defensa aérea nórdica conjunta destinada a contrarrestar la creciente amenaza de Rusia.

Comandantes de la Fuerza Aérea de Suecia, Noruega, Finlandia y Dinamarca firmaron una carta de intención esta semana para crear un sistema de Defensa Aérea Nórdica Unificada destinada a contrarrestar la creciente “amenaza que proviene desde Rusia”.

La intención es poder operar conjuntamente sobre la base de modos de actuación ya conocidas en el marco de la OTAN, según declaraciones de las fuerzas armadas de los cuatro países.

La medida que busca integrar las fuerzas aéreas es una respuesta directa a la invasión rusa de Ucrania en febrero del año pasado, dijo a Reuters el comandante de la Fuerza Aérea danesa, el mayor general Jan Dam. “Nuestra flota combinada se puede comparar con un gran país europeo“, dijo Dam.

Noruega tiene 57 aviones de combate F-16 y 37 aviones de combate F-35 con 15 más de estos últimos pedidos, mientras que Dinamarca tiene 58 F-16 y 27 F-35 pedidos. Por su parte, Finlandia tiene 62 cazas F/A-18 Hornet y 64 F-35 pedidos. Por último, Suecia tiene más de 90 aviones Gripens. No está claro cuántos de esos aviones están operativos.

Nos gustaría ver si podemos integrar más nuestra vigilancia del espacio aéreo, para que podamos usar los datos de radar de los sistemas de vigilancia de los demás y usarlos colectivamente“, afirmó Dam. “No estamos haciendo eso hoy“.

Un avión de combate F-16CM despega del aeropuerto de Kallax en las afueras de Lulea, en el norte de Suecia

A la firma de la carta de intención en la Base Aérea Ramstein en Alemania, que tuvo lugar la semana pasada, asistió el jefe del Comando Aéreo de la OTAN, el general James Hecker, quien también supervisa la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en la región. Los comandantes de la fuerza aérea nórdica discutieron por primera vez la cooperación en materia aérea en una reunión en noviembre en Suecia.

Luego de la invasión rusa a Ucrania, Suecia y Finlandia decidieron el año pasado solicitar el ingreso en la alianza militar transatlántica, pero el proceso se ha visto frenado por Turquía, que junto con Hungría aún no ha ratificado su adhesión. Para ser miembro de la OTAN se requiere el apoyo unánime de todos los países que la integran.

El presidente de Finlandia, Sauli Niinistö, sancionó este jueves las leyes de ingreso en la OTAN aprobadas por amplia mayoría en el Eduskunta (Parlamento), con lo que se cumple el último trámite nacional para aprobar la adhesión a la Alianza Atlántica.

Es posible que Finlandia se sume a la OTAN antes que Suecia”, declaró Niinistö en una entrevista con la emisora sueca SVT. “¿Debimos haber rechazado la oferta turca de ratificar? Eso me suena un poco descabellado. Hubiera sido una situación sumamente difícil si le hubiéramos dicho ‘no’ a Ankara”.

El pasado 1ro de marzo, el Parlamento aprobó con 184 votos a favor y 7 en contra el ingreso del país nórdico en la OTAN. Así, el proceso de adhesión de Finlandia, que pidió su ingreso en mayo pasado a la misma vez que Suecia, se completará una vez lo ratifiquen Hungría y Turquía, los dos únicos miembros de la OTAN que aún no lo han hecho.

El caza Saab JAS 39 Gripen de la Fuerza Aérea de Suecia despega durante el ejercicio AFX 18 en la base aérea militar de Amari, Estonia

Tras retrasar varias veces el debate y la posterior votación parlamentaria sobre la entrada de ambos países nórdicos en la OTAN, Budapest anunció recientemente que su Parlamento votará a favor del ingreso de Finlandia el próximo lunes.

Por su parte, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, afirmó hace una semana durante una visita de Niinistö que su país dará luz verde al ingreso de Finlandia en la OTAN, aunque de momento se desconoce cuándo finalizará el proceso de ratificación en el Parlamento turco y anticipó que el ingreso de Suecia “tardará más, si es que alguna vez ocurre”, en medio de conflictos entre Ankara y Estocolmo.

Las autoridades finlandesas desean que su ingreso en la alianza transatlántica culmine lo antes posible para asistir como miembros de pleno derecho a la cumbre de la OTAN que se celebrará en Lituania los próximos 11 y 12 de julio.

El objetivo inicial de Helsinki era formalizar su adhesión junto con su hermana vecina, Suecia, pero las reticencias de Hungría y, sobre todo, Turquía, que acusa al gobierno sueco de albergar disidentes políticos exiliados a Europa, están retrasando el ingreso sueco.

El Primer Ministro húngaro, Viktor Orbán, aseguró a finales de febrero que, aunque él apoya la integración, tanto Suecia como Finlandia “han difundido mentiras” sobre la situación de la democracia y del Estado de derecho en Hungría.

Por su parte, Erdogan mantiene de momento su veto al ingreso de Suecia por negarse a extraditar a personas que Ankara considera vinculadas a organizaciones terroristas, especialmente del ámbito kurdo, y exige continuar con las negociaciones.

Irlanda

El Gobierno irlandés le pide al Campo sacrificar 200.000 vacas para reducir las emisiones y cumplir con la Agenda 2030

Publicado

en

El Ministerio de Agricultura del gobierno de la República de Irlanda analiza pagarle a los productores agropecuarios para que sacrifiquen 65.000 vacas por año para alcanzar los objetivos climáticos de la ONU.

El medio Irish Independent filtró una serie de documentos del Ministerio de Agricultura que exponen un plan del gobierno de la República de Irlanda para que los productores agropecuarios sacrifiquen un total de 200.000 vacas en un plazo de 3 años para reducir las emisiones y cumplir con la Agenda 2030.

A cambio, el Ministerio analizó la posibilidad de reembolsar a los productores con 600 millones de euros, a cambio de que usen ese dinero para invertir en producción de alimentos veganos, que contaminen menos.

Las cifras del plan, según el informe filtrado, advierten que se necesitan medidas “radicales y estrictas” para que el sector agrícola alcance los objetivos de emisiones a los que el gobierno adhirió para 2025 y 2030.

El informe, que tiene la firma del ministro de Agricultura Charlie McConalogue, asegura que se deben sacrificar 65.000 vacas por año en los próximos tres años, lo que costaría aproximadamente 200 millones de euros al año al sector.

El sacrificio de 200.000 vacas implicaría reducir en un 10% la cantidad de vacas lecheras en el país y en un 25% las vacas que se usan para producir carne. Esto llevaría a una fuerte reducción en la oferta y, por lo tanto, a un fuerte aumento en el precio tanto de la leche como de la carne vacuna.

Entre las filtraciones hay otros documentos que proponen sacrificar cientos de miles de pollos, gallinas, y otros tipos de animales. En total, si se implementara este plan, se reduciría la cantidad de animales utilizados en la producción de alimentos en los próximos tres años en 740.000 cabezas.

Tim Cullinane, presidente de la Asociación de Agricultores Irlandeses, le dijo al medio Beat que si el Ministerio de Agricultura llevara adelante este plan, provocará una ruptura de la confianza entre el gobierno y los agricultores, y habrá manifestaciones en todo el país.

Todo esto está alimentando la idea de que el gobierno continúa trabajando tras bambalinas para socavar todos nuestros sectores lácteo y ganadero“, dijo en otra entrevista al medio Newstalk.

En total, el gobierno pretende reducir en un 18% las emisiones para 2025 y en un total de 25% para el 2030, para estar en un nivel de emisión que se adecúe a lo pactado en la firma de la Agenda 2030.

El primer ministro Leo Varadkar, del partido centroderechista Fine Gael, ha tenido que ceder enormemente ante las demandas de los partidos Fianna Fáil, de centroizquierda, y Comhaontas Glas, partido verde ecologista, con quienes gobierna en coalición desde 2020.

Seguir Leyendo

Alemania

Alemania oficialmente en recesión: La producción industrial se derrumbó en marzo y completa dos trimestres seguidos de caída

Publicado

en

La economía más importante de Europa está entrando en un fuerte periodo recesivo. La industria cayó un 3,4% en marzo y las ventas minoristas acumulan 4 meses de variaciones negativas. El socialista Scholz cede ante la presión y prepara un estricto ajuste para ordenar las finanzas públicas.

La situación económica de Alemania empeora día tras día. La actividad industrial registró una fuerte caída del 3,4% solamente al término de marzo, eliminando prácticamente la totalidad del rebote observado entre enero y febrero.

La economía alemana entró oficialmente en recesión tras haber caído por dos trimestres consecutivos entre septiembre de 2022 y marzo de 2023. La producción fabril acumula una retracción significativa de hasta el 10,4% con respecto a noviembre de 2017 (el máximo histórico alcanzado).

El desempeño sobre las ventas minoristas fue aún peor. La Oficina Federal de Estadísticas de Alemania confirmó que el comercio minorista se desplomó un 2,4% en marzo, la cuarta caída consecutiva. Las ventas comerciales sufrieron un derrumbe del 7,6% desde que el Partido Socialdemócrata asumió las riendas del Gobierno en diciembre de 2021.

Además, la inflación continúa marcando un récord por encima del 7% interanual a pesar del ajuste de tasas del Banco Central Europeo que aún es insuficiente. Las exportaciones están en caída y el sistema energético alemán no fue capaz de adaptarse eficientemente al shock por la guerra en Ucrania debido a la excesiva dependencia de la “transición ecológica”, y las tarifas locales de luz y gas están en máximos históricos.

Actividad industrial de Alemania entre 2004 y 2023.

Para el gobierno del socialista Olaf Scholz la amenaza recesiva significa, además, un costo sideral en materia de orden fiscal porque se espera una caída casi inmediata sobre los recursos tributarios atados al nivel de actividad.

Alemania cerró el año 2022 con un déficit fiscal consolidado del 2,62% del PBI, principalmente impulsado por los paquetes de ayuda fiscal en respuesta a la guerra de Ucrania, y a partir del último trimestre una sustancial caída de la recaudación. No solo se compromete la estabilidad de la deuda pública y la calificación crediticia de los bonos soberanos alemanes, sino que además se corre el riesgo de incumplir (una vez más) con los criterios de convergencia de Maastricht.

Esto encendió todas las alarmas en el gobierno de izquierda, que encabeza el Partido Socialista (SPD) pero que también cuenta en la coalición con el ecologista Partido Verde (Grüne) y el Partido Liberal (FDP).

Por estas razones, el oficialismo cedió ante la presión y se prepara para desplegar un ajuste presupuestario de hasta 22.000 millones de euros para el año fiscal 2024, que recaerá sobre todas las partidas del gasto público con la sola excepción del gasto en defensa

Este rumbo fue principalmente defendido por el ministro de Finanzas alemán Christian Lindner, líder del FDP. La mitad del ajuste previsto se llevará a cabo por medio de un recorte nominal de entre el 2% y el 3% sobre los gastos asignados a todos los ministerios.

Sin embargo, la coalición “semáforo” del oficialismo no demuestra ni la más mínima previsibilidad. Mientras el Partido Democrático Libre (FDP) demanda un mayor ajuste fiscal y ciertas reducciones impositivas puntuales, los socialdemócratas no tienen ninguna posición definida y la izquierda en el Partido Verde presiona para subir los impuestos en plena recesión.

Asimismo, los recortes patrocinados por el FDP entran en conflicto con la agenda radical de los verdes, que pretendía desembolsar paquetes millonarios para “protección climática” para los presupuestos de los años fiscales 2024 y 2025. Las disputas ideológicas internas se tornan cada vez más irresolubles, aunque Scholz parece inclinarse hacia una postura más favorable a los recortes presupuestarios.

Seguir Leyendo

Italia

La derecha arrasa en las Elecciones Municipales de Italia: Meloni valida su mandato tras 7 meses de gobierno

Publicado

en

En unas elecciones locales, que se toman en Italia como un plebiscito a los primeros meses de gobierno, la derecha de Meloni se impuso con holgura consiguiendo resultados históricos.

La semana en Italia comenzó con la aplastante victoria de la coalición de gobierno que encabeza Giorgia Meloni, quien ganó la segunda vuelta de las elecciones municipales. Seis capitales provinciales y también Ancona, uno de los bastiones más importantes de la izquierda, fueron ganados por la derecha.

Las elecciones locales de 2023 suponen un auténtico desafío para los partidos gobernantes, una especie de comicios de mitad de mandato muy anticipados en el país para comprobar si las acciones tomadas en los últimos meses cuentan con el apoyo popular.

En este caso, la respuesta fue contundente: los candidatos apoyados por la Coalizione di Centro-Destra, que agrupa a los partidos de la derecha Fratelli d’Italia, Lega y Forza Italia, se llevaron un contundente triunfo en las urnas.

Los italianos de 41 municipios acudieron a las urnas este domingo y lunes para votar en la segunda vuelta electoral, ya que ninguno de los candidatos había alcanzado una mayoría superior al 50% en los comicios celebrados el pasado 14 y 15 de mayo.

El interés principal estaba en Ancona, la capital de la región Las Marcas (Le Marche), donde la izquierda ha gobernado durante más de tres décadas y pretendía seguir haciéndolo. Con el 51,7% de los votos, Daniele Silvetti es el nuevo alcalde de la ciudad, venciendo a Ida Simonella, del Partido Democrático (PD).

Las otras ciudades de gran importancia eran Vicenza, Massa, Pisa, Siena, Terni y Brindisi. Solo en la primera de éstas se impuso la coalición de centroizquierda, que lideran los demócratas junto a los centristas de Italia Viva y Azione, donde lo hicieron por apenas un punto porcentual.

Por su parte, los candidatos apoyados por la coalición de derecha ganaron en la mencionada Ancona, además de Pisa, Siena, Massa y Brindisi, mientras que en Terni ganó una lista derechista independiente.

La nueva líder del PD, Elly Schlein, no solo perdió la importante capital de Ancona, sino que tampoco logró recuperar Pisa y Siena, dos ciudades que habían tenido un resultado muy ajustado en la primera vuelta. Como única nota positiva para la izquierda, logró quedarse con dos capitales, Brescia y Teramo, donde ya estaban en el poder.

La centro-derecha gana estas elecciones administrativas. Confirma su consenso entre los italianos, sus raíces, su fuerza. Quiero dar las gracias a todos los ciudadanos que han elegido depositar su confianza en nuestra coalición, que han premiado nuestro buen gobierno, nuestras propuestas y nuestro pragmatismo“, dijo la primera ministra Giorgia Meloni tras conocerse los resultados.

Hemos tenido importantes confirmaciones y algunas victorias que podrían calificarse de históricas, como la de Ancona, lo cual confirma que ya no existen fortalezas imposibles de conquistar y que los ciudadanos saben elegir, evaluando programas y personas“, agregó.

Y concluyó: “Un resultado que nos anima a seguir adelante y hacerlo aún mejor. Quiero desearles un buen trabajo a todos los alcaldes que han sido elegidos. Siempre encontrarán al gobierno a su lado”.

Estas nuevas victorias de la derecha, sumadas a las ya obtenidas en primera vuelta en Catania, Treviso, Imperia, Sondrio y Latina, respaldan la gestión de Meloni, que cumplió la semana pasada 7 meses en el cargo. Una vuelta electoral que asume una importancia fundamental, porque es un testimonio real de la efectividad y la seriedad del trabajo de este gobierno


Por Candela Sol Silva, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Tendencias