Seguinos en redes

Latinoamérica

Alberto Fernández y Lula revelan sus verdaderas intenciones para América Latina

Alberto Fernández y Lula Da Silva participaron de un conversatorio virtual en el que revelaron sus preocupaciones por la soledad en la que se encuentra la izquierda en la actualidad de América Latina, y sus verdaderas intenciones para la región.

Publicado

en

En plena pandemia y con Argentina en su peor recesión económica de la historia, el presidente Alberto Fernández participó del encuentro virtual organizado por la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA), titulado “Pensar América Latina Después de la Pandemia COVID-19” junto con el ex-presidente convicto Lula da Silva.

La reunión se llevó a cabo unas semanas después de que se suspendiera la exposición que iba a dar el juez brasileño Sergio Moro – pieza clave en la operación “Lava Jato” que derivó en la detención de Lula Da Silva – en la facultad de Derecho de dicha institución, debido a la fuerte presión de grupos de izquierda y del gobierno para que esta charla no se haga.

El gobierno decidió que en su reemplazo era conveniente armar algo más “amigable a la izquierda”. En la charla de hoy, el ex-presidente brasileño y el presidente argentino analizaron el impacto de la pandemia en la región y aseguraron que el Estado es una pieza fundamental para hacerle frente.

Pero de todo el encuentro lo que más se destacó fueron las declaraciones de Alberto Fernández cuando recordó las épocas en que el socialismo había atrapado a todos los países de la región y los gobiernos progresistas eran amplia mayoría en Latinoamérica.

“Dios me dio la chance de vivir uno de los mejores períodos de política en América Latina. Tuve la suerte de convivir con Néstor y Cristina, con Tabaré y Pepe, con Lagos y Bachelet, con Correa, con Evo, con Lugo, con Chávez. Construimos el más importante momento de desarrollo”, empezó recordando Lula, que aseguró “extrañar” aquellos ayeres. 

“Teníamos el sueño de construir una América Latina fuerte, soberana” concluyó el ex-presidente brasileño, ignorando que esa América Latina dejó a un tercio del continente sumido en la pobreza, no tuvo ni una sola gestión sin escandalos de corrupción y la inseguridad se convirtió en el principal problemas de los latinoamericanos.

El mismo Fernández ha destacado en el pasado que los socialismos del siglo XXI en Latinoamérica tuvieron gestiones “deplorables”, pero ese pasaso sensato quedó en el pasado.

Ante las declaraciones de Lula, Fernández respondió:

“Yo no lo tengo a Néstor, no lo tengo al Pepe Mujica, no lo tengo al Evo, a Michele, a Lagos, a Tabaré. A duras penas somos dos los que queremos cambiar el mundo, uno esta en México y se llama Manuel López Obrador, y el otro soy yo. Y nos cuesta mucho” 

Ad

Disecando las declaraciones de los últimos líderes de la izquierda en América Latina

Lula empezó el conversatorio tirándole flores a la cuarentena que impuso sobre los argentinos el gobierno de Alberto Fernández. 

“Sinceramente no se cómo será el mundo después de la pandemia, nadie lo sabe. Pero tengo la certeza de que los países en los que el gobierno pensó primero en la población, como el caso de Argentina, saldrán mejor de la crisis que aquellos que no lo hicieron. Es muy triste lo que sucede en Brasil y por eso quiero felicitar a Alberto Fernández por la alta responsabilidad con la que viene enfrentando la pandemia, por el coraje que caracteriza a un verdadero líder”, declaró Lula, destacando también la forma en la que el gobierno argentino manejó la pandemia y lamentándose por los más de 55 mil personas que murieron a causa del virus chino en Brasil. “Ni las guerras en las que Brasil participó generaron tanta devastación”

A su vez también dijo “todos los seres humanos podemos contraer el virus” y “en los mas pobres en donde produce la mortal devastación”.

Por su parte, Alberto dijo al comienzo de la charla que “Lula es un hombre inmenso para América Latina. No sabes las ganas que tengo de verte y abrazarte”. 

Además, Fernández fue directo contra aquellos que le reclaman por el impacto de la cuarentena en la economía del país. “Nadie que haya abrazado la causa popular puede poner en duda que lo más importante es la vida y la salud de la gente. Sin embargo hay otras almas que piensan que lo mas importante son los negocios”. Es muy irónico escucharlo hablar al presidente argentino de la importancia de la vida, siendo uno de los presidentes más pro-aborto que tuvo la historia argentina.

Por último, aprovechó para atacar al sistema capitalista moderno, ese que permitió pasar del 95% de pobreza mundial hace 300 años a menos del 5% ahora. “En el derrumbe económico observamos cómo ese capitalismo financiero construyó un castillo de naipes que un virus pequeño pudo desmoronar con facilidad. Hay que crear un nuevo capitalismo que se integre a la sociedad, que no concentre la riqueza, sino que la distribuya”.

Una vez más, se olvidó mencionar que no es el virus el que derrumbó la economía, si no que fueron las cuarentenas excesivas, que muchos países aplicaron de manera bruta debido a la comprensible falta de información que había en un principio. El problema radica en que ahora, todos los países están pasando a una cuarentena flexible e inteligente, como la de Uruguay, y están logrando controlar las muertes sin relegar la economía, algo para lo que el presidente argentino no está capacitado para hacer.

Al finalizar, hizo referencia al rol del Estado desde el inicio de la cuarentena. “Tengo la tranquilidad de que el dinero que hoy invertimos en preservar la salud y vida de los argentinos lo vamos a recuperar mañana, lo que no me deja tranquilo es saber que nunca vamos a poder recuperar a los mil que se nos murieron”. 

Lamentablemente, la inversión en 4 meses de cuarentena no existió, y la situación de camas, respiradores, y tratamientos anti-virales no se modificó a grandes rasgos en el país. Asegura que son solo “mil que se nos murieron” pero la realidad es que cuando termine la pandemia y empiecen a notarse los efectos de la crisis económica, los muertos por hambre y por pobreza serán decenas de miles.

Lula arranca a 1 hora y 35 minutos.

Ad

Con estas declaraciones quedan evidenciadas las intenciones de estos políticos de llevar a cabo su plan socialista y comunista en la región, que en el pasado han tratado de diferenciarse de los gobiernos de izquierda más extremos como el de Hugo Chávez o el de Ortega, ahora ya no quedan casi diferencias entre éstos proyectos de país. 

Todos y cada uno de los personajes mencionados tanto por Lula como por Alberto forman parte del grupo político “Foro de Sao Paulo, en el cual se agrupan todos los partidos políticos de corte socialista en América Latina, que hasta principios de 2015 controlaba con puño apretado la política de casi todos los países del continente.

Pero con los triunfos de Horacio Cartes en 2013, el de Macri en 2015, Kuczynski en 2016, Piñera en 2017, Bolsonaro en 2018, la asunción de Jeanine Añez en 2019 y culminando con la gran victoria de Lacalle Pou en Uruguay, la región ha dejado de estar dominada por la izquierda chavista.

El Foro de Sao Paulo degeneró en el ya famoso “Grupo Puebla“, que trata de limpiar la imagen de la izquierda retrógrada, nacionalista y chavista, mostrando una imagen “revitalizada”, más joven y progresista. Sin embargo, como quedó demostrado hoy en el conversatorio de Lula y Fernández, en definitiva son la misma gente.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Brasil

El Juez Moro fue electo como Senador y brinda su apoyo a Bolsonaro: “Lula no es y nunca puede ser una opción”

Publicado

en

El ex magistrado fue ministro de Justicia de Bolsonaro después de encabezar la operación Lava Jato y condenar a Lula. Por el partido Unión Brasil, se quedó con una banca por el estado de Paraná.

El ex juez brasileño Sergio Moro, responsable por sentenciar al ex presidente Lula da Silva a la cárcel por su participación en la causa Lava Jato, fue electo como senador por el estado de Paraná este domingo, con 1.953.188 votos (33,5%).

Moro encabezó la lista del partido União Brasil, parte del Centrão, una coalición de partidos de centro que rechazan la política bipolar entre Lula y Bolsonaro. Para la presidencia, este partido tuvo un pésimo desempeño, con solo 600.955 votos (0,51%) de la candidata Soraya Thronicke.

El dirigente quedó por delante de Paulo Martins (candidato de Bolsonaro) con el 29% ; Alvaro Dias (candidato más cercano a Lula) con 23,9%; y Rosane Ferreira (Partido Verde, también cercana a Lula), con el 8%.

Gran victoria. Golpeamos a todo el sistema político en nuestra contra. Pocos aliados políticos, pero valiosos. Le ganamos al PT en Paraná“, expresó contento el ex ministro. Además, confirmó que su esposa, Rosangela Moro, fue electa como diputada federal en São Paulo: “Mi esposa @rosangelamorosp electa diputada federal en SP. Muchas gracias. Paraná y Brasil tendrán un senador fuerte e independiente en Brasilia“.

A pesar de haber sido ministro de Justicia del Gabinete de Bolsonaro, Moro se fue del gobierno denunciando corrupción en 2020, aunque cuando fue citado por la justicia para declarar afirmó que no vio ningún acto delictivo.

Tras cotejar con la extrema izquierda, incluso sumándose como comentarista del canal Globo, el medio predilecto de Lula, y amenazar con una candidatura a presidente que divida el voto de Bolsonaro, finalmente terminó dando un paso al costado y reduciendo su candidatura al Senado, y minimizando las críticas a Bolsonaro.

Ahora, después de ser electo, decidió dar un paso más y abiertamente declaró su apoyo a la reelección del presidente. “Lula no es una opción electoral, con su gobierno marcado por la corrupción de la democracia”, escribió Moro en Twitter. “Contra el proyecto de poder del PT, declaro, en la segunda vuelta, apoyo a Bolsonaro”, sentenció.

Juicio contra Lula

Moro juzgó desde Paraná en primera instancia los casos de la Operación Lava Jato, que en 2014 destapó una trama de corrupción en la estatal Petrobras, y encarceló a empresarios y políticos, entre ellos a Lula, quien pasó 580 días en prisión.

Lula apeló la decisión de Moro y fue nuevamente condenado, en segunda instancia, por la Corte de Apelaciones de Porto Alegre. Incluso Lula presentó un habeas corpus en la Corte Suprema, compuesta por todos jueces designados en sus gobiernos, pero por una decisión 6-5 fue rechazado.

El expresidente, desde la cárcel, volvió a apelar. En tercera instancia, la Corte Suprema tomó una decisión sin precedentes. Nuevamente liderada por los jueces de izquierda que puso el propio Lula durante su mandato, se tomó la decisión que los presos en tercera instancia, mientras esperan su última sentencia, deben hacerlo fuera de la cárcel.

Así, el 8 de noviembre del 2019, condenado en dos oportunidades y esperando una tercera y final condena, Lula quedó en libertad. Dos años estuvo esperando la nulificación de su juicio, hasta que el caso lo tomó nuevamente la Corte Suprema en marzo del 2021.

Allí, por una decisión 8-3, los jueces de la Corte decidieron que, si bien no sería declarado inocente, anularían su condena porque el tribunal de Curitiba que lo condenó carecía de jurisdicción para hacerlo y ordenó un nuevo juicio en Brasilia, que todavía está en fase de investigación.

Moro, como ministro de Justicia, no hizo nada para evitar este abuso de poder de la Corte Suprema, y dejó que la histórica Operación Lava Jato fuera anulada, y prácticamente todos los empresarios y políticos que encarceló quedaron en libertad.

Seguir Leyendo

Brasil

Plan Platita: Bolsonaro adelanta el pago de ayudas sociales de octubre para antes del ballotage

Publicado

en

Las transferencias del programa Auxilio Brasil y Vale Gás se adelantarán para antes del 30 de octubre, fecha en la que se enfrentará con Lula en segunda vuelta. Las medidas no comprometen la disciplina fiscal sobre las finanzas públicas y servirán para contrarrestar el mensaje socialista del PT. 

El Gobierno de Jair Bolsonaro anunció un cambio en las fechas para el pago de transferencias por el programa “Auxilio Brasil”, previsto anteriormente para fines de octubre. El cronograma original establecía el pago de ayudas sociales de forma escalonada entre el 18 y el 31 de octubre, y bajo el nuevo esquema se percibirán entre el 11 y el 25 de este mes

De esta manera, el presidente brasileño busca contrarrestar el relato de campaña de Lula que su gobierno no se preocupa por la pobreza, un punto de campaña que este domingo quedó claró que sigue presente en la sociedad, especialmente en los estados más pobres como los del Nordeste, donde Lula arrasó.

Se trata de un programa de ayuda social creado bajo la administración de Bolsonaro que reemplazó al antiguo “Bolsa Família” introducido por Lula da Silva, además de juntarlo con otros cuatro planes sociales que existían cuando llegó al poder, creando un solo pago social fuera de las manos de los movimientos sociales o sindicatos.

A diferencia del programa anterior, Auxilio Brasil contempló un fuerte recorte previo del gasto público para costearlo, en lugar de subir impuestos, tomar deuda o emitir dinero como hizo en su momento el ex presidente Lula.

Este plan social además fue legislado junto a un sistema de vouchers educativos para que los incentivos a la inscripción escolar favorezcan al mismo tiempo la competencia por la calidad de las instituciones de educación privadas

El nuevo programa de ayuda social de Bolsonaro garantiza una mayor integración de la sociedad brasileña. Bajo el sistema de Lula las familias de bajos ingresos estaban obligadas a adquirir servicios de educación exclusivamente estatales, y no disponían de plena libertad para elegir qué tipo de educación brindar a sus hijos. El nuevo programa propuso darles a familias de bajos ingresos la libertad de elegir

La reprogramación de los pagos no implicará ningún cambio en el monto de los gastos presupuestados para el mes de octubre y, por lo tanto, tampoco afectará el programa fiscal de Paulo Guedes en vigor de la disciplina fiscal. El nuevo cronograma se limita a cambiar la aplicación de los fondos presupuestados para octubre, pero no su ampliación

El programa económico del ministro Guedes recuperó el equilibrio fiscal de las cuentas públicas. Brasil registra el superávit primario más importante desde junio de 2014, habiendo déficit únicamente por el pago de intereses de deuda y su refinanciación constante. 

Los recortes impositivos no condicionaron el ordenamiento de las finanzas del Estado, y fueron más que compensados con recortes presupuestarios. Esto constituyó el pilar del programa económico, ya que se garantizó el fin de la dominancia fiscal sobre la política monetaria y el afianzamiento de la credibilidad. 

Seguir Leyendo

Brasil

Joven fanático de Bolsonaro en Minas Gerais se convierte en el diputado más votado de las elecciones en Brasil

Publicado

en

Es el más votado de este ciclo electoral y el tercer diputado más votado de la historia de Brasil, con 1,46 millones de votos. Es el primero en alcanzar este récord en el estado de Minas Gerais.

El actual concejal de Belo Horizonte, el bolsonarista Nikolas Ferreira, resultó electo este domingo como diputado federal por Minas Gerais a sus 26 años, pero a su vez rompió otro récord: se convirtió en el diputado más votado de este ciclo electoral, y en el tercero más votado de la historia.

Candidato por el Partido Liberal (PL) de Bolsonaro, Ferreira tenía más de 1,46 millones de votos al 99% del escrutinio, según información del Tribunal Superior Electoral (TSE).

Cabe recordar que en Brasil se vota de manera electrónica, y no existen las boletas completas, por lo que se le presenta al votante primero la opción de votar por Bolsonaro o Lula, luego por las opciones a gobernador, a senador y finalmente a diputados. En cada caso el elector puede votar a quien quiera, aunque pertenezcan a distintos partidos. Esto quiere decir que los votos registrados son completamente suyos y no son parte de ningún arrastre de otro candidato.

Ferreira no fue el diputado más votado en la historia de Brasil. Ese récord aún lo sostiene Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente, cuando fue reelecto a la Cámara de Diputados con 1,84 millones de votos en 2018 por Sao Paulo; y segundo se ubica todavía Enéas Carneiro, del derechista PRONA, cuando fue electo por 1,57 millones de votos en 2002, también en el estado paulista.

Sin embargo, Ferreira obtuvo esta masiva cantidad de votos en Minas Gerais, un estado con 20 millones de personas, a diferencia de Sao Paulo que tiene más de 45 millones, por lo que el récord, en términos comparativos, es realmente histórico.

¿Quién es Nikolas Ferreira?

Antes de ser electo concejal de Belo Horizonte, Nikolas Ferreira era famoso por sus opiniones que vociferaba en redes sociales, compartiendo sus visión sobre los diferentes sucesos políticos de Brasil. Con 22 años y tras la aparición de Bolsonaro en la política nacional, Ferreira decidió entrar en política y arrasó: ya había sido el concejal más votado de la historia de la capital minera.

Tras su elección, estalló a la fama cuando el propio presidente Jair Bolsonaro le regaló un rifle AR-15 para Navidad, agradeciéndole por su militancia política. “¿Te imaginas recibir nada menos que un rifle por Navidad, amigos míos?”, dijo Nikolas Ferreira en una transmisión por Instagram, mientras abría el estuche del arma. 

Al sacar el rifle de la caja, afirma que puede tener el arma gracias a Bolsonaro y las reformas en la ley de armas que recién había introducido el presidente derechista. “Gracias al gobierno de Bolsonaro, puedes recibirlo como regalo de Navidad”.

Cristiano, conservador y defensor de la familia“, como él mismo se describe, se hizo bastante famoso por sus discusiones con el izquierdista Andre Janones (Avante), quien se postulaba a la reelección como diputado federal por Minas Gerais. Después de Ferreira, Janones fue el segundo candidato más votado del estado.

Popular en las redes sociales, el ahora diputado encontró en este espacio una manera convincente de hablar con su electorado. En Twitter, Nikolas Ferreira tiene más de 1 millón de seguidores; en TikTok acumula más de 1,8 millones y, en Instagram, son más de 878 mil.

Muy cercano a los líderes bolsonaristas de la Direita Minas, es aliado político de Bruno Engler (PL), actual diputado estatal de Minas Gerais. Celebró la victoria en las redes sociales: “Oficialmente, el diputado federal más votado en la historia de Minas Gerais tiene nombre: Nikolas Ferreira”, escribió.

Este año, Nikolas publicó un libro llamado “El cristiano y la política“. En su biografía, Ferreira afirma que está en contra de las agendas progresistas y pretende profundizar en temas como el emprendimiento, la libre portación de armas y la educación financiera.

Seguir Leyendo

Tendencias