Conecte con nosotros

Latinoamérica

Alberto Fernández y Lula revelan sus verdaderas intenciones para América Latina

Alberto Fernández y Lula Da Silva participaron de un conversatorio virtual en el que revelaron sus preocupaciones por la soledad en la que se encuentra la izquierda en la actualidad de América Latina, y sus verdaderas intenciones para la región.

Publicado

en

En plena pandemia y con Argentina en su peor recesión económica de la historia, el presidente Alberto Fernández participó del encuentro virtual organizado por la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA), titulado “Pensar América Latina Después de la Pandemia COVID-19” junto con el ex-presidente convicto Lula da Silva.

La reunión se llevó a cabo unas semanas después de que se suspendiera la exposición que iba a dar el juez brasileño Sergio Moro – pieza clave en la operación “Lava Jato” que derivó en la detención de Lula Da Silva – en la facultad de Derecho de dicha institución, debido a la fuerte presión de grupos de izquierda y del gobierno para que esta charla no se haga.

El gobierno decidió que en su reemplazo era conveniente armar algo más “amigable a la izquierda”. En la charla de hoy, el ex-presidente brasileño y el presidente argentino analizaron el impacto de la pandemia en la región y aseguraron que el Estado es una pieza fundamental para hacerle frente.

Pero de todo el encuentro lo que más se destacó fueron las declaraciones de Alberto Fernández cuando recordó las épocas en que el socialismo había atrapado a todos los países de la región y los gobiernos progresistas eran amplia mayoría en Latinoamérica.

“Dios me dio la chance de vivir uno de los mejores períodos de política en América Latina. Tuve la suerte de convivir con Néstor y Cristina, con Tabaré y Pepe, con Lagos y Bachelet, con Correa, con Evo, con Lugo, con Chávez. Construimos el más importante momento de desarrollo”, empezó recordando Lula, que aseguró “extrañar” aquellos ayeres. 

“Teníamos el sueño de construir una América Latina fuerte, soberana” concluyó el ex-presidente brasileño, ignorando que esa América Latina dejó a un tercio del continente sumido en la pobreza, no tuvo ni una sola gestión sin escandalos de corrupción y la inseguridad se convirtió en el principal problemas de los latinoamericanos.

El mismo Fernández ha destacado en el pasado que los socialismos del siglo XXI en Latinoamérica tuvieron gestiones “deplorables”, pero ese pasaso sensato quedó en el pasado.

Ante las declaraciones de Lula, Fernández respondió:

“Yo no lo tengo a Néstor, no lo tengo al Pepe Mujica, no lo tengo al Evo, a Michele, a Lagos, a Tabaré. A duras penas somos dos los que queremos cambiar el mundo, uno esta en México y se llama Manuel López Obrador, y el otro soy yo. Y nos cuesta mucho” 

Ad

Disecando las declaraciones de los últimos líderes de la izquierda en América Latina

Lula empezó el conversatorio tirándole flores a la cuarentena que impuso sobre los argentinos el gobierno de Alberto Fernández. 

“Sinceramente no se cómo será el mundo después de la pandemia, nadie lo sabe. Pero tengo la certeza de que los países en los que el gobierno pensó primero en la población, como el caso de Argentina, saldrán mejor de la crisis que aquellos que no lo hicieron. Es muy triste lo que sucede en Brasil y por eso quiero felicitar a Alberto Fernández por la alta responsabilidad con la que viene enfrentando la pandemia, por el coraje que caracteriza a un verdadero líder”, declaró Lula, destacando también la forma en la que el gobierno argentino manejó la pandemia y lamentándose por los más de 55 mil personas que murieron a causa del virus chino en Brasil. “Ni las guerras en las que Brasil participó generaron tanta devastación”

A su vez también dijo “todos los seres humanos podemos contraer el virus” y “en los mas pobres en donde produce la mortal devastación”.

Por su parte, Alberto dijo al comienzo de la charla que “Lula es un hombre inmenso para América Latina. No sabes las ganas que tengo de verte y abrazarte”. 

Además, Fernández fue directo contra aquellos que le reclaman por el impacto de la cuarentena en la economía del país. “Nadie que haya abrazado la causa popular puede poner en duda que lo más importante es la vida y la salud de la gente. Sin embargo hay otras almas que piensan que lo mas importante son los negocios”. Es muy irónico escucharlo hablar al presidente argentino de la importancia de la vida, siendo uno de los presidentes más pro-aborto que tuvo la historia argentina.

Por último, aprovechó para atacar al sistema capitalista moderno, ese que permitió pasar del 95% de pobreza mundial hace 300 años a menos del 5% ahora. “En el derrumbe económico observamos cómo ese capitalismo financiero construyó un castillo de naipes que un virus pequeño pudo desmoronar con facilidad. Hay que crear un nuevo capitalismo que se integre a la sociedad, que no concentre la riqueza, sino que la distribuya”.

Una vez más, se olvidó mencionar que no es el virus el que derrumbó la economía, si no que fueron las cuarentenas excesivas, que muchos países aplicaron de manera bruta debido a la comprensible falta de información que había en un principio. El problema radica en que ahora, todos los países están pasando a una cuarentena flexible e inteligente, como la de Uruguay, y están logrando controlar las muertes sin relegar la economía, algo para lo que el presidente argentino no está capacitado para hacer.

Al finalizar, hizo referencia al rol del Estado desde el inicio de la cuarentena. “Tengo la tranquilidad de que el dinero que hoy invertimos en preservar la salud y vida de los argentinos lo vamos a recuperar mañana, lo que no me deja tranquilo es saber que nunca vamos a poder recuperar a los mil que se nos murieron”. 

Lamentablemente, la inversión en 4 meses de cuarentena no existió, y la situación de camas, respiradores, y tratamientos anti-virales no se modificó a grandes rasgos en el país. Asegura que son solo “mil que se nos murieron” pero la realidad es que cuando termine la pandemia y empiecen a notarse los efectos de la crisis económica, los muertos por hambre y por pobreza serán decenas de miles.

Lula arranca a 1 hora y 35 minutos.

Ad

Con estas declaraciones quedan evidenciadas las intenciones de estos políticos de llevar a cabo su plan socialista y comunista en la región, que en el pasado han tratado de diferenciarse de los gobiernos de izquierda más extremos como el de Hugo Chávez o el de Ortega, ahora ya no quedan casi diferencias entre éstos proyectos de país. 

Todos y cada uno de los personajes mencionados tanto por Lula como por Alberto forman parte del grupo político “Foro de Sao Paulo, en el cual se agrupan todos los partidos políticos de corte socialista en América Latina, que hasta principios de 2015 controlaba con puño apretado la política de casi todos los países del continente.

Pero con los triunfos de Horacio Cartes en 2013, el de Macri en 2015, Kuczynski en 2016, Piñera en 2017, Bolsonaro en 2018, la asunción de Jeanine Añez en 2019 y culminando con la gran victoria de Lacalle Pou en Uruguay, la región ha dejado de estar dominada por la izquierda chavista.

El Foro de Sao Paulo degeneró en el ya famoso “Grupo Puebla“, que trata de limpiar la imagen de la izquierda retrógrada, nacionalista y chavista, mostrando una imagen “revitalizada”, más joven y progresista. Sin embargo, como quedó demostrado hoy en el conversatorio de Lula y Fernández, en definitiva son la misma gente.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Chile

La izquierda chilena y Piñera se unen para impulsar una ley que regule las empresas digitales como Rappi o Uber

Publicado

en

El Partido Socialista, la DC, el RN y la UDI se unieron con los diputados de Boric para aprobar un marco regulatorio a los contratos de empleados con plataformas digitales, principalmente de delivery y de transporte.

El Congreso despachó la ley que regula el contrato de trabajadores de empresas de plataformas digitales, iniciativa ingresada en mayo de 2020 por la izquierda chilena, frente a la falta de regulación en este tipo de compañías que predominan en los rubros de delivery y transporte.

Este proyecto le daría un marco legal especial a los contratos de empresas como Rappi, Uber Eats, y otras plataformas, estableciendo sindicatos en el rubro, vacaciones pagas obligatorias, cobertura de seguridad social, y salario mínimo.

Así lo explicó la senadora de la DC, Carolina Goic, una de las impulsoras de la propuesta: “Hay dos aspectos que concordamos con el Ejecutivo, que serán incluidos en un veto aditivo, relativos al inciso que regula el acceder a cobertura de seguridad social, que si bien hay normas, nos parece que debe quedar explícito; y el ejercer los derechos colectivos por parte de trabajadores de plataformas”.

Otro de los patrocinantes del proyecto, el senador socialista Juan Pablo Letelier, destacó que el objetivo es regular “algo que afecta a decenas de miles de personas, la economía de nuestro país cambió con los trabajadores de plataformas y no tienen ninguna protección”.

Además de Letelier y Goic, el documento fue ingresado por los senadores Manuel José Ossandón (RN) y David Sandoval (UDI), y cuenta con el apoyo de prácticamente todo el arco político, desde la extrema izquierda que respalda a Gabriel Boric, hasta la centroderecha que responde a Sebastián Piñera. Por lo que es casi una certeza que será aprobada.

De hecho, el proyecto cuenta con el apoyo explícito del gobierno. El subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, explicó que “lo que hace este proyecto primero que todo es darle la categoría de trabajador, es decir, reconocer como trabajadores a las personas que se desarrollan en las plataformas digitales”.

En concreto, la iniciativa surgió en medio de la denominada “revolución digital” y apunta a modificar el Código del Trabajo, instaurando como contrato especial el de “trabajo mediante plataformas digitales de servicios” mediante una serie de regulaciones a los empleados y empleadores.

Además, dispone que la calificación de trabajador dependiente o independiente dependerá de la existencia de una prestación remunerada, bajo vínculo de subordinación y dependencia.

Seguir Leyendo

Honduras

Xiomara Castro: Quién es la nueva presidente de extrema izquierda castrochavista en Honduras

Publicado

en

La mujer de Zelaya tendrá el desafío de encarar la dirigencia tras 12 años de gobiernos conservadores, aunque cuenta con el respaldo internacional de una amplia gama de espacios políticos, desde el Foro de Sao Paulo hasta la Casa Blanca.

Xiomara Castro tomó posesión este jueves como nueva presidente de Honduras, la primera mujer en hacerlo, y con ella regresa la izquierda al poder tras 12 años de gobiernos conservadores.

A pesar de encabezar el movimiento zelayista, nombrado así en honor a su marido, el ex presidente José Manuel Zelaya, quien llegó a la presidencia en 2006 como un liberal pero rápidamente giró a la extrema izquierda comunista, Castro ganó las elecciones liderando una coalición amplia de espacios desde la izquierda hasta la centroderecha.

El Partido Nacional, quien históricamente se llevó todos los votos del centro a la derecha, cayó bajo el gobierno del ex presidente José Orlando Hernández, en esquemas de narcotráfico, no solucionó los altos índices de inseguridad, pobreza, violencia y corrupción institucional. Esto llevó a que miles de votantes históricos del PN terminarán votando, increíblemente, por Castro.

Sin importarle esto, Castro está decidida a llevar a cabo un gobierno castrochavista, y esto lo dejó muy en claro en su discurso inaugural. “A partir de hoy ninguna familia que gaste menos de 150 kW al mes a seguir pagando su factura de luz”, prometió ante la presencia de sus simpatizantes.

También prometió convocar a una Asamblea Constituyente para redactar una nueva Constitución, que le permita la reelección indefinida y la habilite a iniciar un proceso de estatizaciones. Ya en 2009, Zelaya había intentado hacer un referéndum y modificar la Constitución de la misma manera, y luego de que lo llevara a cabo a pesar de la negativa de la la justicia, las Fuerzas Armadas lo removieron de su cargo a través de un golpe de Estado.

Entre otras medidas que prometió en campaña, Xiomara Castro quiere derogar algunas de las leyes más exitosas de los gobiernos conservadores, como la de Ley de Seguridad, con la que se faculta al Ejército para pelear contra el narcotráfico y la Ley ZEDE, que creaba zonas francas libres de impuestos en varias zonas del país para atraer inversiones extranjeras.

Además, prometió reducir el precio de la energía a través de masivos subsidios y controles de precios del sector; aumentar el salario mínimo; implementar una renta universal para las familias más pobres; y crear un organismo anticorrupción supervisado por la ONU.

Por último, la líder izquierdista tiene en su agenda despenalizar la interrupción del embarazo, aunque para eso tendrá que lidiar con la Iglesia Católica, que tiene una fuerte influencia en el país y, más difícil incluso, con un Parlamento dominado por legisladores provida, tanto en el PN como en su propia coalición.

Xiomara Castro es un caso único en el mundo. Llegó a la presidencia respaldada tanto por el Foro de Sao Paulo como por la Casa Blanca de Estados Unidos. Esto se lució en su ceremonia de asunción, en la que estuvieron como invitados de honor la vicepresidente argentina Cristina Kirchner y el ex presidente brasileño Lula da Silva, al mismo tiempo que la vicepresidente norteamericana Kamala Harris.

Seguir Leyendo

El Salvador

El FMI instó a Nayib Bukele a eliminar el Bitcoin de la economía de El Salvador si quiere seguir en el acuerdo

Publicado

en

El organismo internacional está intentando extorsionar a El Salvador para eliminar el Bitcoin de su canasta de monedas para que siga en pie el acuerdo por US$ 389 millones que tienen desde el 2020.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha enviado un mensaje contundente este martes al presidente de El Salvador, Nayib Bukele. El organismo ha instado al popular mandatario que elimine el Bitcoin como moneda de uso legal en el país centroamericano, y que deshaga sus reservas en esta criptomoneda.

“La adopción de una criptomoneda como moneda de curso legal implica graves riesgos para la integridad financiera y del mercado, la estabilidad financiera y la protección del consumidor y puede ocasionar pasivos fiscales contingentes”, precisó el organismo en un comunicado.

Según el Fondo, solo así podrán seguir haciendo acuerdos con El Salvador. Esta extorsión viene además en una semana donde el Bitcoin experimentó una brutal caída en su valor por la suba de las tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos. Esto llevó a muchos a vender sus posiciones en Bitcoin y otras criptos para comprar dólares o bonos del Tesoro.

Para el presidente la implementación de Bitcoin como moneda de pago es uno de sus proyectos económicos más exitosos, y lo promociona con intensidad tanto desde su cuenta de Twitter —plataforma favorita para comunicar sus decisiones— como en las giras que ha emprendido para vender a su país como una tierra de oportunidades para los empresarios.

En septiembre pasado, El Salvador se convirtió en el primer país en el mundo en permitir el uso de la criptomoneda en todas las transacciones, junto con el dólar estadounidense, creando una canasta de monedas para que los salvadoreños puedan usar la moneda que prefieran.

Continuamente Bukele ha comprado más reservas cuando la moneda digital perdía valor, siguiendo la popular frase “buy the dip”, y esta no fue la excepción. Mientras el FMI le pedía que desarme su posición en Bitcoins, el presidente ordenó la compra de 410 bitcoins por 15 millones de dólares.

Seguir Leyendo

Trending