Seguinos en redes

Latinoamérica

CELAC 2021: Lasso, Abdo y Lacalle enfrentaron cara a cara a Maduro y a Díaz Canel en una cumbre al rojo vivo

Publicado

en

Con los dictadores de Venezuela y Cuba presentes en la cumbre, los mandatarios de Uruguay, Ecuador y Paraguay, denunciaron las violaciones a los derechos humanos de sus regímenes y exigieron elecciones libres.

Este sábado se celebró por primera vez después de 5 años la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), esta vez en México. El grupo de 33 países nació en 2010 financiado por los petrodólares de Hugo Chávez en su afán de convertirse en el líder de la región, respaldándose en el apoyo de los Kirchner en Argentina, Lula en Brasil, Correa en Ecuador y otros socialistas criminales en los demás países latinoamericanos.

Según el propio Chávez, la CELAC es la “OEA sin Estados Unidos ni Canadá”, y un lugar de “promoción de la Patria Grande socialista”. Como era de esperarse, desde que Trump puso pie en la Casa Blanca, operó para desarticular la CELAC, por lo que desde 2016 que no se reunían formalmente y el organismo estaba a punto de partirse, especialmente luego de que Bolsonaro quitara a Brasil de la nomina en 2020.

Pero la llegada de Biden le ha dado margen de maniobra a las dictaduras caribeñas para retomar sus intenciones regionalistas, y este 2021 el presidente de México, el socialista Andrés Manuel López Obrador, convocó la octava cumbre en su país, invitando a todos los líderes izquierdistas que quedan en la región, entre ellos los dictadores Nicolás Maduro (Venezuela) y Miguel Díaz-Canel (Cuba).

Esta fue la primera vez desde 2018 que Nicolás Maduro sale de Venezuela, ya que desde ese año rige un pedido de captura de la Interpol contra él por ser identificado por la Justicia norteamericana como el narcoterrorista líder del Cartel de los Soles. Hay una recompensa de 15 millones de dólares por la captura de Maduro, pero López Obrador le aseguró un pasaje seguro ida y vuelta a la Ciudad de México.

Muchos pidieron que los países que hoy no tienen más gobiernos socialistas, como Ecuador, Paraguay o Uruguay sigan los pasos de Brasil y salgan de la CELAC, para no darle legitimidad a los dictadores de izquierda en la región. Sin embargo, los mandatarios de estos países decidieron participar igualmente, aunque no desaprovecharon la oportunidad para criticar duramente y en su cara a los sanguinarios tiranos.

El primero en diferenciarse fue el ecuatoriano Guillermo Lasso, quien hizo su debut presidencial en cumbres regionales. En su intervención, con Díaz-Canel a su lado, advirtió que el futuro común de la región solo puede construirse a través de la democracia y la libertad, en un claro mensaje contra Venezuela, Cuba y Nicaragua.

“Libertad para nuestros ciudadanos, para abrir nuevos mercados , para comerciar, soñar y crecer juntos en una plena democracia donde existan elecciones transparentes, donde se respete la libertad de expresión, donde se respeten los derechos humanos y las libertades políticas de los opositores a nuestros gobiernos”, pidió.

Lasso invitó a todos los que quieran construir ese nuevo futuro en libertad: “Unamos nuestros destino a través de una verdadera integración de abajo hacia arriba”. Si bien no los nombró, Lasso dio una clase de democracia ante un grupo de criminales que quieren arrogarse características democráticas mientras ejecutan brutales regímenes en sus países.

Más duro y directo aún, fue el paraguayo Mario Abdo Benítez, quien lideró al grupo anti-socialista: “Mi presencia en esta cumbre, en ningún sentido ni circunstancia representa un reconocimiento al gobierno del señor Nicolás Maduro. No hay ningún cambio de postura de mi gobierno y creo que es de caballeros decirlo de frente”.

“La legitimidad democrática se va construyendo día a día, honrándola con nuestro actuar. No inmiscuyéndose en otros poderes, no manipulando la justicia. Yo quiero esto para toda la región. No hay otro camino que no sea la democracia”, sentenció.

Y finalmente, el uruguayo Luis Lacalle Pou, con tono sereno pero determinado, reivindicó la democracia y puso nombre y apellido a las dictaduras de la región

“Nuestro país integra este foro porque la CELAC ha ampliado su relacionamiento con otros países del mundo pero esto no significa que caiga en desuso la participación en al OEA. Hay que ser bien claros al respectos”, empezó diciendo el mandatario uruguayo.

Y recalcó: “Los gobiernos nacionales, como los gobiernos de las organizaciones son esencialmente criticables, y son materia de cambio y por eso se puede discrepar con una conducción pero no se puede desvirtuar el organismo”.

Y afirmó: “Compartimos la autodeterminación y la no intervención, pero uno de los elementos que impulsa la CELAC es la democracia, el mejor sistema que tienen los individuos para ser libres”.

Lacalle interpeló directamente a los líderes autoritarios que fueron recibidos en México sin ningún tipo de cuestionamientos. Participar de este foro no significa ser complaciente. Y con el respeto debido, cuando uno ve que en determinados países no hay una democracia plena, cuando no se respeta la separación de poderes, cuando se utiliza el aparato represor para callar las protestas, cuando se encarcelan opositores, cuando no se respetan los derechos humanos, nosotros en voz tranquila pero firme debemos decir con preocupación que vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, Nicaragua y Venezuela”.

El mandatario uruguayo además respondió ante una chicana del dictador cubano Díaz-Canel contra Uruguay, referenciando con ironía a la junta de firmas de la oposición para someter a referéndum las reformas liberales de Lacalle Pou. “Por suerte en mí país la oposición puede juntar firmas, por suerte en mí país la oposición tiene resortes democráticos para quejarse y cambiar las cosas. Esa es la diferencia con el régimen cubano”.

Para cerrar, le recitó la canción “Patria y Vida”, escrita por raperos cubanos anticomunistas, en la cara al dictador Díaz-Canel. “Es una canción muy linda, y quienes la cantan, se sienten oprimidos por el gobierno”, aseguró y luego recitó: “Que no siga corriendo la sangre por pensar diferente. Quien les dijo que Cuba es de ustedes, si Cuba es de toda mi gente”.

Maduro habló inmediatamente después del uruguayo. Enfurecido, comenzó su intervención con un desafío directo a quienes denunciaron la brutalidad de su régimen: “Le digo al presidente de Paraguay: ‘Ponga usted la fecha, el lugar y la hora para un debate sobre democracia’. En Paraguay, en Venezuela y en América Latina. Y estamos listos para darlo. Ponga usted el lugar”, dijo desesperado.

Y siguió: O ponga Lacalle la fecha y el lugar. O usted López Obrador. Y Venezuela está lista para debatir de democracia, de libertades, de resistencia, de revolución y de lo que haya que debatir de cara a los pueblos, en transmisión en vivo y en directo, o en privado. Como ustedes quieran. Con respeto y sin exclusiones. El hipócrita criminal no permite los debates en su país, pero los pide abiertamente entre naciones.

A pesar de los duros embates de los mandatarios ecuatorianos, uruguayos y paraguayos, el líder chavista fue legitimado por la cumbre de la CELAC, y continúa su camino a obtener el control total de la política en su país, luego de que Biden le soltara la mano a Juan Guaidó y lo obligara a dialogar por un acuerdo de unión.

Brasil

La economía de Brasil logró sumar 159.000 nuevos puestos de trabajo en el mes de las elecciones

Publicado

en

La reforma laboral de Bolsonaro y el acomodado crecimiento económico crearon las condiciones necesarias para la recuperación del trabajo. La desocupación es la más baja desde junio de 2015 y se aproxima a recuperar todo lo perdido durante la última gran recesión de la administración de Rousseff. 

El más reciente informe del Registro General de Ocupados y Desocupados (Caged) de Brasil confirmó que el país logró sumar hasta 159.000 nuevos puestos de trabajo netos al término del mes de octubre, como resultado de las contrataciones brutas y los despidos totales.

Las estadísticas señalan que la recuperación laboral alcanzó a los distintos Estados que conforman Brasil, y además todos los sectores de la economía registraron saldos positivos a excepción de la agricultura, que debió enfrentar fuertes volatilidades en los precios de referencia internacional. 

Sin embargo, el mejor desempeño de entre todos fue liderado por el sector servicios, que logró añadir más de 91.000 empleos en el sector privado formal. Solamente en el sector de comercio se registraron hasta 49.000 nuevas plazas laborales. 

Asimismo, la tasa de desocupación abierta de Brasil cayó al 8,3% en el trimestre móvil finalizado en octubre y según la serie original del indicador. Esta cifra fue confirmada y divulgada por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE). 

Considerando la serie desestacionalizada del indicador, que elimina la incidencia de factores meramente coyunturales y cíclicos sobre la economía, la desocupación alcanzó el 8,5% de la población activa y de esta manera cayó al umbral más bajo desde junio de 2015

Se acumuló una muy fuerte baja de hasta 6,48 puntos porcentuales sobre la tasa de desempleo entre diciembre de 2020 y octubre de este año. En lo que va de la administración de Jair Bolsonaro como presidente del país, la desocupación acumuló una caída de 4,1 puntos porcentuales. 

Tasa de desocupación de Brasil desde marzo de 2012.

Bolbonsaro se convirtió en el primer presidente desde 2014 capaz de lograr una baja en este indicador, y las estadísticas laborales más recientes sugieren que Brasil recuperó la mayor parte del terreno perdido durante la última gran crisis financiera heredada por el mandato de Dilma Rousseff. 

La reactivación de la actividad económica post-pandemia tuvo un rol importante en la recuperación laboral, pero un factor trascendental fue la flexibilización en la legislación laboral impulsada por Bolsonaro a mediados del año 2021

Los efectos positivos de la reforma laboral del Presidente pueden apreciarse si se compara la elasticidad entre creación de puestos de trabajo y crecimiento económico. En otras palabras: antes de la reforma, por cada punto porcentual que Brasil crecía se creaban menos puestos de trabajo de los que se crean actualmente con el nuevo marco regulatorio.

Seguir Leyendo

Uruguay

Máxima tensión en Uruguay: Lacalle es acusado de espiar opositores mientras una Fiscalía lo protege del caso Astesiano

Publicado

en

El ex jefe de custodios de Lacalle Pou fue implicado en una causa de espionaje internacional que podría salpicar al presidente. La oposición pide su renuncia.

La trama de corrupción y extorsiones en la Casa Presidencial de Uruguay pasó de una nota de color en programas de chimentos a uno de los casos más virales de los últimos tiempos en el país oriental.

El medio opositor La Diaria reveló que una empresa de “seguridad e investigación” con sede en Miami le encargó al exjefe de la custodia del presidente Luis Lacalle Pou, el detenido Alejandro Astesiano, que espiara y elaborara “fichas” de dos senadores del Frente Amplio, Mario Bergara y Charles Carrera.

Astesiano está preso desde septiembre luego de que lo imputaran por la falsificación de documentos para otorgarle la ciudadanía a clientes de orígen ruso. Lacalle aseguró que no tenía conocimiento de los hechos, y no intentó defenderlo cuando las autoridades se lo llevaron preso.

Sin embargo, rápidamente salió a la luz que su ex ministro del Interior, el fallecido Jorge Larrañaga, le había advertido sobre los actos criminales de su jefe de seguridad, pero Lacalle decidió ignorarlos.

La situación por el momento había sido aceptada al menos en el inconsciente colectivo como un severo caso de negligencia por parte del presidente pero nada más. Pero ahora se lo acusa a Lacalle de buscar extorsionar a sus opositores a través de su jefe de asesores.

La maniobra, según relató el diario uruguayo, estaba destinada a extorsionar a ambos legisladores para que retiren una denuncia sobre la concesión del puerto de Montevideo a la empresa belga Katoen Natie. Cinco meses después, Alejandro Astesiano habría recibido una transferencia de dinero de esa compañía, también interesada en la compra de dos patrulleros para la Armada. 

En la dirección de la empresa estadounidense figura un militar retirado uruguayo como gerente, y su nombre aparece en uno de los chats de Whatsapp (el #798) que la Policía Científica logró recuperar del celular del exjefe de la seguridad presidencial durante su investigación por la falsificación de documentos.

“Necesito todos los datos personales y vinculaciones que me puedas conseguir”, se lee en uno de los mensajes que difundió La Diaria. En la primera semana de agosto, según revela otro de los chats, Astesiano recibió una transferencia de dinero por Western Union desde la compañía ubicada en la ciudad de Boca Ratón, unos setenta kilómetros al norte de Miami.

La Diaria reveló también que entre febrero y septiembre, además, esta empresa le solicitó a Astesiano “información sobre varios asuntos vinculados a la Torre Ejecutiva, como la compra de dos patrulleros oceánicos para la Armada Nacional, la adquisición de aviones para la Fuerza Aérea Uruguaya y hasta detalles de una reunión que mantuvo en marzo el presidente Luis Lacalle Pou con el chino-canadiense Changpenz Zhao, fundador y CEO de Binance”, uno de los sitios de compraventa de criptomonedas más importantes a nivel mundial.

La empresa, llamada Vertical Skies, se presenta en su sitio web como una consultora global con más de 30 años de experiencia y operaciones en más de 50 países. Se exhibe como una compañía dedicada a los rubros de “seguridad, investigación, prevención, gestión de riesgos, negocios, inversiones, tecnología aplicada al crecimiento y rendimiento empresarial, mediante el uso de inteligencia artificial, nanotecnología y sensores operados remotamente”.

Los clientes de Vertical Skies son todos de alto perfil, y asegura trabajar activamente con firmas como Microsoft y organizaciones como las Naciones Unidas, la Unión Europea, la Organización de Estados Americanos (OEA), el Ejército de Estados Unidos, Interpol, y varios gobiernos de América Latina, Europa y Medio Oriente.

Lo que se está intentando saber, y lo que la justicia sin dudas deberá determinar, es si Vertical Skies opera en nombre de Lacalle Pou, siendo una suerte de extensión de la Presidencia para espiar a sus opositores, o si tampoco tenía idea de la existencia de esta empresa y de su injerencia en su propio gobierno.

El Frente Amplio le exigió este martes al gobierno de Lacalle Pou que repudie las “prácticas mafiosas de extorsión” contra sus senadores, y sugirió la posibilidad de impulsar un impeachment contra el mandatario para que la justicia lo pueda investigar sin entrar en conflicto con su actual mandato.

Esto fue en respuesta a la decisión de la fiscal Gabriela Fossati quien no exigió incorporar los chats entre Astesiano y Lacalle en la investigación en curso sobre la organización criminal que integraba el excustodio. Esto se entendió o como un encubrimiento del mandatario o como una decisión política para no interferir con asuntos de Estado mientras Lacalle ocupa la silla presidencial.

El requisito que me indicaron desde Presidencia para hacer una entrega voluntaria del celular es que no estuvieran los mensajes del presidente con Astesiano y teniendo en cuenta su investidura me pareció totalmente razonable“, aseguró la fiscal.

Según el mandatario, a Fossati se “le ha brindado toda la información que requiere y se le va a dar todavía más, toda la que pida; hay que hacerlo”. Algo que se contradice con lo anunciado por la justicia, quien accedió a un acuerdo informal para prescindir de los chats del Presidente con su excustodio en la investigación.

“Hay que darle toda la información y que termine el caso, y que después se sepa toda la verdad. El gobierno no tiene cola de paja, nosotros no tenemos cola de paja, estamos tranquilos con lo que hicimos. Una vez más: me puedo equivocar, capaz que más de una vez -ojalá que no, por el bien de Uruguay-, ahora, ¿hacer las cosas mal, fuera de la ley? No. Entonces me parece que en este tema, como en todos, hay que ir hasta el hueso”, aseguró Lacalle.

Seguir Leyendo

Brasil

Bahia, bastión del PT, anuncia pase sanitario y nuevas restricciones por Covid, anticipando lo que se viene si asume Lula

Publicado

en

El decreto fue publicado este martes 29 y ya tiene vigencia en todo el estado, donde Lula ganó por más del 70% de los votos.

El gobernador de Bahía, Rui Costa, del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula, decretó el regreso de barbijos obligatorios en la calle y la presentación de comprobantes de vacunación en edificios públicos a partir de este martes 29 para contener la supuesta nueva ola de COVID-19.

De esta manera, el uso de mascarillas vuelve a ser obligatorio en el transporte público, como trenes, metros, autobuses, barcos y en las estaciones de embarque; además de comercios privados como peluqueríasbares, restaurantes, cafeterías y otros establecimientos similares.

También se deberá utilizar en templos para actos religiosos litúrgicos com iglesias; en escuelas y universidades; y en todos los entornos cerrados, como teatros, cines, museos, salones y espacios similares.

Con este decreto, será obligatorio presentar comprobante de vacunación para el acceso a los edificios públicos del Estado. Además, se vuelve a exigir el uso de mascarilla y comprobante de vacuna para el control de acceso y venta de entradas para cualquier evento privado.

Esto implica que por ejemplo consultas presenciales en la Secretaría de Estado de Tránsito para renovar el registro de conducir o pagar una multa, o llevar a cabo trámites en el Servicio al Ciudadano están sujetos al comprobante de vacunación y al uso obligatorio de barbijos.

La Wecretaria de Salud del Estado de Bahia, Adélia Pinheirodijo a la oficina de prensa del gobierno que a estas dos medidas podrían agregarse otras, “dependiendo de la evolución de la pandemia”.

Las medidas han sido ampliamente repudiadas por la población de Bahía, que viene de supuestamente votar a Lula por más del 70% de los votos en la reciente elección de segunda vuelta del pasado 30 de octubre.

Pero la decisión además genera una fuerte preocupación en el resto del país, ya que en caso de que fracase el intento del Partido Liberal (PL) de Bolsonaro de anular la elección, esto da una pauta de lo que serán las medidas a nivel nacional de un Lula presidente.

Además, se critica la hipocresía de los líderes del PT, que mientras en Brasil reintroducen todas las medidas sanitarias, y se muestran en sus reuniones de vuelta con barbijo por primera vez desde 2021, muchos fueron grabados en el Centro Cultural Banco do Brasil disfrutando de los partidos de la Selección en el Mundial festejando a los abrazos sin barbijo. Claro, estaban en Brasilia donde sus medidas restrictivas todavía no han entrado en efecto gracias a Bolsonaro.

Equipo de Transición liderado por el vicepresidente-electo Gerardo Alckmin a la izquierda, con barbijos, y a la derecha, festejando los goles de Brasil, sin mascarilla.

Seguir Leyendo

Tendencias