Seguinos en redes

Costa Rica

El polémico banquero Rodrigo Chaves gana las elecciones en Costa Rica y deberá afrontar la profunda crisis económica

Publicado

en

Comparado con políticos populistas como Trump o Bolsonaro, el ex asesor del Banco Mundial tiene una agenda conservadora y planea un fuerte ajuste fiscal para salir de la crisis.

Con más del 95% de las mesas escrutadas, el dirigente del Partido Progreso Social Democrático (PSD), Rodrigo Chaves, ganó la elección de este domingo con un 52,9% de los votos, contra el candidato del Partido Liberación Nacional (PLN), José María Figueres, tiene un 47,1%.

Chaves, quien fue el ministro de Economía del actual presidente Carlos Alvarado Quesada, llega al poder con una fuerte imagen de outsider, ya que a pesar de su fugaz paso por Hacienda, trabajó más de 30 años en el Banco Mundial afuera del país, en la oficina de Indonesia.

Sin embargo, la opción más votada no fue Cháves, fue el no-voto. De acuerdo a los datos del Tribunal Electoral, hubo una abstención histórica del 42,9%, superior incluso a la de la primera vuelta, que ya había sido entonces un récord. Estaban convocados a las urnas 3,5 millones de costarricenses, pero solo asistieron menos de 2 millones.

El presidente-electo reconoció esta situación y dijo que la tomará como una “advertencia” que lo impulsará a trabajar por “nuevos consensos” para “devolverles la confianza” al electorado.

Chaves llegará al poder en una situación de profunda crisis política y económica. En la primera vuelta, hubo una extrema fragmentación partidaria, poco común en la política costarricense, y analistas aseguran que el país atraviesa una crisis de representación.

Además, Costa Rica llega a la elección con un desempleo de casi el 15%, habiendo llegado a un pico de 22% en 2020 durante la pandemia. La pobreza roza el 25%, la más alta de las últimas décadas, y el país está al borde del default.

El propio Chaves intentó llevar a cabo reformas económicas para sanar esta situación, pero optó por reducir el déficit subiendo impuestos en vez de bajando el gasto público, intensificando la lucha contra la evasión fiscal en vez de simplificando los impuestos, y por ejemplo presentando una ley que obligaría a las empresas públicas a destinar sus ganancias a pagar la deuda del país.

Todas las típicas políticas de los organismos internacionales, algo entendible por su trayectoria, pero que nunca ha logrado hacer crecer a un país, solo pagar sus deudas. En menos de 6 meses fue eyectado del cargo por el presidente Quesada.

De acuerdo con una encuesta de la Universidad de Costa Rica, el desempleo y la economía eran las mayores preocupaciones de los costarricenses (29,1% y 17,8%), muy por encima de la corrupción (10,6%), que salpicó a Carlos Alvarado, el presidente que sale del poder, y que redujo a mínimos su popularidad, lo cual explica la victoria de Chaves.

Cuál es el perfil de Rodrigo Chaves: ¿Derecha o Izquierda?

En los debates presidenciales, Chaves realizó fuertes ataques personales a su rival, lo cual le hicieron ganar popularidad. Popularizó lemas como “Me como la bronca” o “Es hora de ordenar la casa“, y así logró conectar con la población costarricense cansada de los políticos tradicionales mediante un discurso directo, de confrontación y prepotente.

Otro de sus lemas fue “Hagamos que Costa Rica vuelva a ser el país más feliz del mundo“, similar al “Hagamos que EE.UU. vuelva a ser grande” utilizado por el ex presidente estadounidense Donald Trump.

A mí me dicen que soy muy arrogante y muy dictatorial, pero creo que digo las cosas como son y a la gente no le gusta“, dijo en campaña.

Tiene fuertes elementos populistas en su discurso y una nula intención de adherirse a lo políticamente correcto, incluso habiendo dicho chistes “machistas” o “con connotación sexual” en sus discursos, como denunció la oposición. Esto le ligó el rechazo en entornos urbanos y de alta educación, pero fueron fundamentales en los lugares más humildes del país, donde arrasó.

Pero la gran polémica sin duda que rodea a la figura de Chaves son las denuncias por acoso sexual que recibió de empleadas del Banco Mundial entre 2008 y 2013 mientras él trabajaba en el organismo, y que le valieron sanciones internas.

El economista calificó los señalamientos de “chismes y mentiras” y aseguró que todo se trató de un “malentendido” por “chistes y bromas” que hizo a sus compañeras. Sin embargo, Chaves fue atacado por este tema por parte de sus adversarios y por el colectivo feminista, que salió a protestar por su candidatura el pasado 8 de marzo.

Si bien tiene políticas clásicas de la izquierda socialdemócrata y del neokeynesianismo que impera en el orden globalista moderno, su figura es comparada en Costa Rica con la de Trump o Bolsonaro, especialmente por su reivindicación a la política no tradicional y sus críticas al establishment.

Quién es Rodrigo Chaves, el polémico economista que será presidente de  Costa Rica - Infobae

Sus políticas

Chaves hizo de la lucha anticorrupción una de sus banderas, de lo que responsabilizó a los gobiernos anteriores. Por ejemplo, propuso atacarla mediante un plan que retribuiría con dinero a quienes denuncien estos actos y que penalizaría a quienes no lo hagan.

También expuso su intención de aplicar reformas del Estado por la vía del referendo de ser necesario. Apuesta por acciones en materia económica como reducir trámites y facilitar la acción empresarial, atraer inversión, generar empleo, reducir cargas sociales y apoyo para los sectores costeros, que son los más pobres del país.

“Costa Rica no es un país pobre, sino muy mal administrado”, ha sido una de las frases más usadas por el ahora presidente electo.

En sus últimos días de campaña, Chaves coqueteó con los sectores evangélicos al firmar un acuerdo con algunos de sus representantes en el que se comprometía a eliminar la ideología de género en el sistema educativo.

Tendencias