Conecte con nosotros

Haití

Duque confirmó que los asesinos del Presidente de Haití eran ex militares colombianos

Publicado

en

Luego de que los magnicidas fueran capturados trascendió que son de origen colombiano, lo cual llevó al involucramiento del gobierno de Iván Duque, quien confirmó su nacionalidad y aseguró que pertenecían a grupos de sicarios a sueldo.

Desde que trascendió que los involucrados en el magnicidio de Jovenel Moise, máximo mandatario de Haití, hablaban español y no francés o inglés (los idiomas más usados en el país centroamericano), empezó una larga investigación de una posible intervención extranjera.

Rápidamente, la Policía Nacional haitiana identificó a varios de los asesinos: la mayoría era de origen colombiano. Así empezó una reconstrucción de los hechos que llevó al involucramiento del presidente colombiano, Iván Duque.

Duque confirmó que los perpetradores sabían que su tarea era matar al presidente de Haití, y que al menos un grupo de ellos viajaron a la isla con ese objetivo. Éstos fueron identificados como ex militares del Ejército de Colombia, algunos ex convictos y/o guerrilleros.

Nosotros estamos colaborando con las autoridades haitianas y todo lo que corresponda, según la ley haitiana, para que se apliquen las sanciones ejemplarizantes por supuesto que se tendrán que aplicar”, agregó el presidente al respecto.

El general Jorge Luis Vargas, director de la Policía de Colombia, entregó en la mañana de este jueves más detalles de la investigación. “Sabemos que los ciudadanos colombianos Germán Rivera y Duberney Capador participaron en la planeación y organización de lo que inicialmente era una supuesta operación de arresto del presidente de Haití y para ello, contactaron a más personas en nuestro país“, dijo el general.

Director de la Policía Nacional de Colombia, Jorge Vargas.

Hubo un proceso de reclutamiento de personas con experiencia en seguridad y operaciones especiales. De esos hay un grupo importante, que fueron llevados con una supuesta misión de protección, pero dentro del grupo hay un grupo más reducido (los presuntos reclutadores) que eran los que aparentemente tenían el conocimiento detallado de lo que sería una operación criminal“, agregó.

En el proceso se han analizado 628 mensajes con cinco países dentro de la investigación, y se logró identificar una vivienda en una zona de embajadas donde se alojaron varios de los colombianos que viajaron y ahí se efectuaron algunas reuniones previas al magnicidio. Además, determinaron que Rivera recibió 50.000 dólares desde EE.UU. de manera previa al magnicidio y junto a Capador ingresaron a Haití desde un paso fronterizo en República Dominicana.

La principal hipótesis que se maneja es que los asesinos fueron contratados por el ahora presidente interino de Haiti Claude Joseph, quien quería ascender al máximo cargo de cara a las elecciones presidenciales de fin de año para asegurarse su elección

Haití

Claude Joseph, acusado de autor intelectual del magnicidio del presidente de Haiti, renunció a su cargo

Publicado

en

El presidente interino que asumió tras el asesinato de Jovenel Moïse finalmente renunció a su cargo y le dejó la presidencia a Ariel Henry, quien Moïse quería como sucesor.

El ex primer ministro y presidente interino Claude Joseph, ampliamente acusado por la oposición de haber sido quien envió a matar a Jovenel Moïse, mandatario asesinado por sicarios colombianos el pasado 7 de julio, finalmente dimitió al cargo este martes y le dio lugar a Ariel Henry, quien Moïse había designado como primer ministro días antes de su muerte.

Henry, neurocirujano y político de trayectoria miembro del socialdemócrata Inite, había sido nombrado primer ministro dos días antes de la muerte de Moïse, quien estaba buscando reemplazar a Joseph en una fuerte disputa de poder, pero no llegó a ser investido en el cargo.

Moïse representaba a la centroderecha haitiana pero no quería ser sucedido en el cargo por Joseph, por lo que había buscado un gobierno de unidad con Henry. De hecho, se dice que Moïse le había prohibido a Joseph ser candidato a presidente por su partido, Tèt Kale, en las eleciones de fin de año.

El lunes Joseph anunció que se había reunido con Henry para resolver lo que llamó una “disputa por el liderazgo” y que había acordado dimitir al cargo por el bien de la nación“.

Todos los que me conocen saben que no estoy interesado en esta batalla ni en ningún tipo de acaparamiento de poder“, le dijo Joseph al diario estadounidense The Washington Post. “El presidente era un amigo. Sólo estoy interesado en que se le haga justicia“, aseguró.

Joseph quedará como funcionario en el Ministerio de Relaciones Exteriores, en el cargo de Canciller, el tercer cargo más importante del gobierno haitiano después del presidente y primer ministro.

Joseph junto al cuadro presidencial de Moïse

Ariel Henry: nuevo presidente interino y primer ministro de Haiti

Ariel Henry, de 71 años, es el neurocirujano más reconocido del país. Estudió en Francia y en Boston, Estados Unidos. Trabajó en Francia durante 19 años y al regresar a Haití se desempeñó como jefe de neurocirugía en uno de los hospitales más importantes del país.

Entró por primera vez en la escena política a principios de la década de 2000 como una figura destacada del movimiento opositor Convergencia Democrática, que luchaba para expulsar del poder al entonces presidente Jean-Bertrand Aristide.

Cuando René Préval llegó al poder en 2006, Henry se unió a su partido Inite, de centroizquierda, e ingresó a su gabinete como Ministro de Salud. Fue él quien estuvo encargado de la respuesta de salud pública tras el catastrófico terremoto que sacudió al país en 2010.

Más tarde también dirigió la respuesta a la letal epidemia de cólera que sufrió Haití en 2012, después de que fuerzas de paz nepalesas de la ONU contaminaran los afluentes de los ríos en el valle de Artibonite.

Desde 2016 Ariel Henry se ha acercado al gobierno de derecha del Tèt Kale, siendo Ministro de Asuntos Sociales y del Trabajo, y posteriormente ministro del Interior y de Comunidades Territoriales.

El año pasado, por la pandemia de Covid-19, Moïse nombró a Henry asesor del grupo científico del gobierno para responder a la crisis sanitaria y se convirtió en la principal autoridad sanitaria del país.

Henry es hijo del pastor Elie S. Henry, líder espiritual de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, y hermano del pastor Élie Henry, presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Interamérica.

En un breve discurso a la nación publicado en internet el domingo, Henry pidió unidad política y dijo que pronto anunciaría un gobierno de consenso que dirigirá al país hasta que se puedan celebrar elecciones para seleccionar un nuevo presidente.

Tengo el honor de dirigirme a ustedes en calidad de primer ministro, para hacer un llamamiento solemne a la unidad nacional, a la unión de nuestras fuerzas y a la cooperación de todos para detener esta carrera hacia el abismo, subir la pendiente y proteger a nuestro país de los muchos peligros que lo amenazan“, declaró.

Ariel Henry

Seguir Leyendo

Haití

El gobierno interino de Haití pidió que Estados Unidos mande tropas al país para proteger las elecciones

Publicado

en

Tras el asesinato del presidente, las autoridades haitianas le pidieron al gobierno de Biden que envíe soldados del Ejército para ayudarlos a llevar a cabo unas elecciones libres y sin amenazas de grupos terroristas.

During Operation Uphold Democracy, SPC Andy Greenlee of the 2nd Platoon, 511th Military Police Company, aggressively questions a Haitian man about having a military map in his possession. Local Haitians look on. Exact Date Shot Unknown

Tras el brutal asesinato del presidente Jovenel Moïse, el gobierno de Haití ha entrado en crisis. A pesar de que varios de los perpetradores ya fueron arrestados, el Ministro de Elecciones Mathias Pierre dice que no puede asegurar que las elecciones generales de noviembre se realicen de manera libre, ya que este grupo está amenazando con nuevos ataques.

Es por esto que quien lidera el organismo electoral haitiano, le envió una carta oficial al Secretario de Estado de Joe Biden, Anthony Blinken, pidiéndole que envíe tropas estadounidenses a Haití para ayudarlos a llevar a cabo una elección limpia, libre y transparente.

La policía y las autoridades temen que los disturbios en las calles y la agitación política empeoren después del ataque. El país está sumido en la violencia de pandillas, una crisis de salud pública impulsada por la pandemia y dificultades para que llegue ayuda internacional esencial.

La Secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que Estados Unidos ya envió agentes del FBI para colaborar en la investigación de lo sucedido.

Las autoridades haitianas dijeron que el asesinato involucró a “fuerzas extranjeras“, y la policía ha identificado a más de dos docenas de personas involucradas, incluidos 26 colombianos (que se baraja la posibilidad que en realidad sean venezolanos) y 2 estadounidenses de ascendencia haitiana.

Pierre mencionó que el grupo que financió a los mercenarios quiere crear el caos en el país, pero no mencionó a qué grupo se refiere.

El rumor es que los funcionarios del gobierno saben perfectamente de dónde provino del ataque, pero no quieren decirlo para que no estalle una “profunda crisis política en la región”. Pero añadió: “Atacar las reservas de gas y el aeropuerto podría ser parte del plan”.

Otro de los rumores es que toda la situación pudo haber estado impulsada por el gobierno demócrata de Estados Unidos, en particular por Hillary Clinton, quien desde la asunción de Biden ejerce informalmente de asesora de asuntos internacionales.

Haití siempre fue un objetivo clave geopolítico para la visión del mundo de los Clinton. En 1994, el entonces presidente Bill Clinton, autorizó la “Operación Defender la Democracia”, con el apoyo de la ONU, para enviar 25.000 soldados a Haití y remover al gobierno de facto de Raoul Cédras, quien gobernaba desde 1991 a través de un golpe de Estado militar.

No está claro por qué el gobierno de Biden querría asesinar a Moïse. El ex presidente haitiano no era hostil a Estados Unidos y de hecho era un “tapón” contra la avanzada marxista del partido Organización del Pueblo en Lucha, afiliado al Foro de Sao Paulo, y otras agrupaciones de izquierda.

Pero una cosa es clara: si las Fuerzas Armadas de Estados Unidos participan de las elecciones de fin de año, el ganador será alguien que responde a los intereses del gigante de Norteamérica.

Tropas estadounidenses llegando a Puerto Príncipe en 1994

Seguir Leyendo

Haití

El presidente de Haití fue asesinado a tiros en su domicilio por sicarios extranjeros

Publicado

en

Los asesinos a sueldo eran extranjeros, y se rumorea todo tipo de razones para este ataque: desde que pudo haber sido asesinado por orden de su primer ministro, hasta la participación de sicarios venezolanos.

Esta madrugada, el país centroamericano se levantó ante una terrible noticia: sicarios asesinaron al presidente Jovenel Moïse, de 53 años, y a la primera dama, Martine Moïse, en su residencia en el barrio de Pelerin de Puerto Príncipe.

Los hombres armados entraron a la madrugada de este miércoles, y dispararon a quemarropa contra el máximo mandatario. Según la Policía Nacional, los hombres aún no fueron identificados pero los testigos, en especial uno de los hijos del Presidente, que vio todo el suceso pero se escondió y sobrevivió el ataque, aseguran que hablaban perfecto español.

En Haití los idiomas más comunes son el inglés y el francés, no español. Por lo que sin lugar a dudas los asesinos a sueldo son extranjeros.

El país ya estaba atravesando una profunda crisis política desde las elecciones del 2015, cuando terminó el gobierno de Michel Martelly y la elección de ese año dio resultados inconclusos: la primera vuelta fue ganada por Moïse con el 32% de los votos pero la oposición denunció fraude y se negó a presentarse a la segunda vuelta.

Finalmente en 2016, el Parlamento ordenó una nueva elección de primera vuelta con los candidatos que se quieran presentar, y esta vez Moïse arrasó con más del 55%, ni siquiera teniendo que ir a un ballotage.

De todos modos esto generó un serio problema de legitimidad: no solo la oposición no reconoció a Moïse como el Presidente, si no que los que sí lo reconocieron aseguraron que su mandato de 5 años terminó en 2020, ya que las elecciones de 2015 fueron las legítimas. Por lo tanto desde principio de año que está gobernando virtualmente como un dictador para la gran mayoría de los haitianos, incluso para sus propios simpatizantes.

Mi mandato empezó el 7 de febrero del 2017 y termina el 7 de febrero del 2022, justificó recientemente Moïse, en una entrevista para el medio El País.

“Entregaré el poder a su propietario que es el pueblo de Haití. Los oligarcas corruptos acostumbrados a controlar a los presidentes, a los ministros, al Parlamento y al poder judicial piensan que pueden tomar la presidencia, pero solo hay un camino: elecciones. Y yo no participaré en esas próximas elecciones”, aseguró. Haití tiene elecciones generales este 26 de septiembre.

El asesinado mandatario había dicho a principio de año que bandas procedentes de Venezuela, Cuba y España se estaban infiltrando en Haití para promover protestas en contra de su gobierno. Moïse era miembro del partido Tèt Kale, considerado como la derecha en el país, mientras que sus opositores, el partido Pitit Desalin (PD) y Organisation du Peuple en Lutte (OPL), están afiliados al Foro de Sao Paulo, por lo que se cree que puede haber una conexión entre su asesinato y las intenciones del chavismo en la región.

Otra opción que se maneja es que el Primer Ministro Interino de Haití, Claude Joseph, haya ordenado su asesinato para ascender en la escala gubernamental. Joseph había sido designado en abril como jefe del gobierno y tenía intenciones de ser el candidato oficialista en las elecciones de fin de año, pero se rumorea que Moïse le había bajado el pulgar.

Tras el asesinato, Joseph fue ungido como Presidente Interino de Haití, en reemplazo de Moïse, pero no renunció como Primer Ministro, acumulando una cantidad de poder sin precedentes, y muchos temen que vaya a fraudulentar las elecciones de fin de año en su favor.

Claude Joseph, junto a un cuadro de Moise.

Seguir Leyendo

Trending