Seguinos en redes

Brasil

Bolsonaro le quitó más del 60% de la pauta oficial al izquierdista TV Globo

El jefe de estado brasileño cumplió su promesa de campaña al reducir los subsidios del medio de izquierda en un 60%, luego de las graves acusaciones que el medio ha realizado, acusándolo de genocida y otras fake news que le han inventado.

Publicado

en

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro cumplió su promesa de campaña de terminar con las transferencias del Estado a los medios de izquierda, cuando esta semana redujo los subsidios del medio brasileño TV Globo en un 60%. 

De acuerdo con los datos registrados en el Tribunal de Contas da União (TCU), ente encargado de administrar y fiscalizar los gastos realizados por el Poder Ejecutivo, el presupuesto destinado a Globo TV estuvo cayendo entre los años 2018 y 2019, culminando en esta reducción de más de la mitad de su pauta oficial

El dinero destinado a la emisora durante el año 2018 representaba el 39% del presupuesto destinado a la propaganda total del Estado, porcentaje que ahora se encuentra en un 16% 

Fábio Faria, quien asumió el mes de junio como titular del Ministerio Público de Comunicaciones, ha intentado mejorar la relación entre Bolsonaro y Globo, situación sumamente compleja debido a las constantes acusaciones sin fundamentos del medio de izquierda, inventando campañas enteras de fake news en su contra. 

Por ejemplo, solo en las últimas semanas, la editorial del noticiero Jornal Nacional, que depende de Globo, ha acusado a Jair Bolsonaro de “genocida” en relación a las muertes por la pandemia del coronavirus.

El mandatario ha respondido de manera contundente a las graves acusaciones de la cadena. En su cuenta de Twitter, Bolsonaro lanzó que “la desinformación mata más que el virus“, y al mismo tiempo ha calificado al medio como cobarde, ya que ha sembrado el pánico en la población y la discordia entre los poderes del Estado.

“Muchos gestores y profesionales de la salud hicieron todo por la vida de los demás, a diferencia de esa gran cadena de televisión que solo sembró el pánico entre la población y la discordia entre los poderes (…) De manera cobarde e irrespetuosa a los 100 mil brasileños muertos, esta TV celebró ayer como una verdadera final del Mundial, culpando al Presidente de la República de todas las muertes”. 

Bolsonaro también ha afirmando que ha cumplido con la Constitución, y que ha destinado los fondos necesarios para combatir la pandemia. 

“Vamos a tratar de responsabilizarnos y esclarecer la verdad sobre este asunto, del cual no podemos evitar defendernos. Porque una acusación de genocidio sobre mí en horario de máxima audiencia … Eso es muy claro, que yo soy el responsable que debe cumplir con la Constitución. ¿El presidente está cumpliendo la Constitución? Con todo lo que hemos hecho. Casi R$ 700 mil millones de una forma u otra para combatir el virus”.

Ad

Pese a que el mandatario no para de subir en popularidad, Bolsonaro también ha ganado nuevos enemigos en la política, como los  gobernadores Wilson Witzel y Joao Doria, antiguos aliados de Bolsonaro, que ahora defienden a los medios de izquierda como Globo.

Tanto Doria como Witzel aprovecharon los altos índices de popularidad de Bolsonaro durante las elecciones de 2018, para obtener el cargo de Gobernador de Sao Paulo y de Rio de Janeiro, respectivamente. Luego, con el objetivo de no quedar relegados a la sombra del Presidente, traicionaron a sus votantes, y comenzaron una campaña de desinformación y persecución en su contra.

Estos políticos de carrera ya están acostumbrados a las traiciones. Geraldo Alckmin, líder del partido de Doria, el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) había calificado a Doria como un traidor en 2018, cuando le soltó la mano y se fue con Bolsonaro. El PSDB en esa ocasión dejó de utilizar fondos de campaña para ayudar a Doria.

En los últimos meses, Doria ha tenido un inusual acercamiento al ex presidente Lula da Silva y al Partido de los Trabajadores, así como también con varios gobernadores y otros políticos del Partido Comunista de Brasil y el Partido Socialismo y Libertad, lo que colocaría a Doria como un futuro aliado de la extrema izquierda en uno de los giros políticos más grandes de la historia del país

Por su parte, el Gobernador de Sao Paulo, Wilson Witzel, enfrenta un proceso de impeachment (apoyado por los miembros de su propio partido, el Partido Social Cristiano) por sobreprecios en insumos médicos y desvío de fondos durante la pandemia. 

Joao Doria (a la izquierda), actual gobernador de Sao Paulo, junto a Wilson Witzel, gobernador de Rio de Janeiro. 

Ad

Este acercamiento de TV Globo a los Gobernadores no es casual, y muestra cierto grado de desesperación de parte de la emisora. 

Sus aliados de extrema izquierda ya no están en el poder, y no regresarán a la presidencia. Los privilegios otorgados a este medio de comunicación durante los gobiernos socialistas se han acabado. Mientras Bolsonaro esté en el poder cumplirá su promesa de acabar con los privilegios otorgados a los amigos del poder. 

Dados los enormes costos que tienen estos medios de comunicación masivos y una demanda por contenido de izquierda en mínimos históricos, TV Globo puede no llegar con solvencia a las próximas elecciones de 2022, ya que debido a la reducción de la pauta oficial, ya están empezando a mostrar los primeros síntomas de problemas financieros.

Además, una reelección de Bolsonaro puede terminar siendo mortal para Globo, y su sistema hegemónico que tenía sobre Brasil tiene pocas probabilidades de sobrevivir.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Brasil

Bolsonaro eliminó la inflación: Los precios minoristas bajaron un 0,7% en el mes de julio

Publicado

en

El IBGE anunció que la inflación interanual cayó casi 2 puntos porcentuales entre junio y julio. La variación del mes fue negativa por primera vez desde 2020, y fue la deflación mensual más importante desde 1980.

El ajuste fiscal y la restricción de la oferta monetaria están concretando resultados en el combate de la inflación en Brasil. El Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) confirmó oficialmente que los precios minoristas relevados en el IPC tuvieron una baja del 0,68% en el mes de julio.

Es la primera vez que Brasil registra deflación mensual desde abril y mayo de 2020, pero a diferencia de aquel entonces, esta vez se produce en el marco de una expansión de la actividad económica medida por el IBC-Br (también del IBGE) en contraste con la aguda recesión inducida por la pandemia.  

Además, la deflación mensual de julio de 2022 fue la más importante registrada en toda la serie histórica del IBGE comenzada en 1980. Pero considerando las estadísticas históricas del Banco Central de Brasil, que comienzan en 1939, la deflación mensual resulta incluso la más pronunciada desde junio de 1957.

La baja registrada en julio responde, en mayor medida, a la fuerte reducción de los precios de los combustibles. Entre otras razones, el Gobierno impulsó un cambio de precios relativos mediante una quita de impuestos a la energía, lo cual contribuyó a abaratarla con respecto al resto de los precios. También se observaron rebajas importantes en el gas (-15,48%) y los precios del Etanol (-11,38%).

Pero además de las políticas coyunturales, también se registró deflación en otros sectores de la economía sin exposición a medidas puntuales. El transporte bajó un 4,5% en julio, los precios de las viviendas cayeron un 1,5% y la electricidad bajó un 5,78%.

Otros rubros continuaron registrando inflación, pero moderando sus aumentos. La indumentaria marcó una suba mensual del 0,58% contra junio, la salud subió un 0,49%, y los alimentos y bebidas aumentaron un 1,3%. Este último rubro registró la mayor variación de todas.

La inflación interanual acumulada de 12 meses cerró el mes de julio en el 10,07%, y registró una fuerte desaceleración con respecto al 11,89% medida al término del mes de junio. La inflación interanual retornó al mismo nivel que tenía en diciembre del año pasado, y los mercados esperan que continúe bajando hasta el 7% interanual para fin de año.

Inflación minorista de Brasil entre 2019 y 2022.

Las razones de la caída sostenida de la inflación en Brasil

Las variaciones mensuales del IPC siguen un camino de moderación desde abril de 2022, después del pico de hasta 1,62% registrado en marzo. Las medidas fiscales tomadas por el Gobierno de Jair Bolsonaro y la política monetaria del Banco Central contribuyeron a bajar la inflación.

El déficit fiscal primario del Gobierno federal fue completamente eliminado a partir de enero de 2022, añadiendo en resultado del balance del Banco Central (el déficit cuasi-fiscal). Prácticamente la totalidad de los desequilibrios fiscales del Estado se explican por la factura de intereses (casi 5% del PBI).

Añadiendo el resultado fiscal de los Estados locales y las municipalidades de Brasil, se registra un holgado superávit primario del 1,3% del PBI en el sector público consolidado, el más elevado desde 2014.

La disciplina fiscal tiene por objetivo anclar las expectativas inflacionarias, garantizando que los desequilibrios del Estado no se van a financiar en el futuro con emisión monetaria. Esta señal es suficientemente fuerte como para reactivar la demanda de dinero y bajar la inflación. El programa económico impulsado por Paulo Guedes resulta objetivamente creíble a través del tiempo.

Por otra parte, el Banco Central de Brasil liderado por Roberto Campos Neto actúa de forma completamente independiente, y marcó un fuerte aumento de la tasa de política monetaria SELIC hasta el 13,75% desde el pasado día miércoles. La autoridad monetaria dispone de sus propias metas, y resulta creíble su promesa de no financiar al Tesoro. 

Seguir Leyendo

Argentina

Ex asesor de Lula intenta desmentir a La Derecha Diario sobre una noticia de Brasil y termina eliminando sus tuits

Publicado

en

Se trata de Guillermo Raffo, un argentino viviendo en Brasil, que fue recientemente contactado por Juntos por el Cambio para que arme la estrategia para contrarrestar a Javier Milei en Argentina.

El argentino Guillermo Raffo, exasesor de comunicación del exconvicto Lula da Silva y de varios políticos de Argentina y de Brasil, había definido como “fake” la noticia publicada por La Derecha Diario sobre un reciente reportaje de la Fundação Getulio Vargas (FGV) que estimó que el índice semanal de precios al consumidor registró una variación negativa del 0,76% al cierre de la cuarta semana de julio, y que estimaba que hubo deflación en el promedio de todo ese mes.

En su miserable ataque, Raffo también publicó otro tweet diciendo que “hay que ser medio pelotudo para creer una noticia publicada por un lugar llamado La Derecha Diario. O estar con la autoestima muy baja“.

No sabemos cómo están de autoestima nuestros lectores, pero de seguro están mejor informados que él, ya que la medición publicada por la FGV es similar a la estimada por el Banco Central de Brasil y el IBGE, así que de falsa la noticia no tiene nada.

De todos modos, la autoestima del operador político del PT también debe ser muy baja, ya que luego de que varios usuarios le reprocharan sus repudiables comentarios, Raffo eliminó todos los tweets donde había mencionado a La Derecha Diario.

Por esta cobarde reacción, la cuenta de @laderechadiario no le pudo contestar de manera directa a sus difamaciones, por lo que lo haremos en esta nota.

De un total de 8 categorías encuestadas por el indicador de la FGV, en 5 de ellas se registró deflación en la cuarta semana de julio con relación a la tercera. Entre todas las partidas, se destaca la caída de los precios del transporte (-4,8%) y de los combustibles (hasta el -14%). También hubo descensos en  los precios de la vivienda (-0,7%)  y en el ítem “educación, lectura y ocio” con variación negativa del 4,06%.

La variación negativa del IPC, deflación propiamente dicha, fue la más drástica para una variación mensual registrada desde el lanzamiento del Plan Real en julio de 1994. De hecho, según la serie histórica de inflación mensual proporcionada por el Banco Central de Brasil, la variación de julio sería la más negativa desde mayo de 1954.

¿Quién es Guillermo Raffo?

Con sede en la ciudad de São Paulo, Raffo brinda servicios de consultoría a líderes en Brasil y Argentina. Entre los clientes divulgados por Raffo en su cartera pública se encuentran la ex vicepresidente de Argentina, Gabriela Michetti, el ex gobernador de Córdoba José Manuel De la Sota y los expresidentes Fernando Henrique Cardoso y Lula da Silva, entre otros.

De hecho, Raffo comenzó su trabajo en la campaña política de Eduardo Duhalde en 1999. También trabajó en la estrategia del entonces candidato Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), cuando se postuló a la presidencia con Dilma Rousseff en 2014.

El asesor suele criticar y atacar con muy poca gracia al presidente Jair Bolsonaro y su familia, y constantemente se dedica a defender al criminal condenado Lula Da Silva.

En Argentina, tiene una visión muy distinta. En vez de defender a la contraparte de Lula en el país, el kirchnerismo y particularmente, a la vicepresidente Cristina Kirchner, dice que considera un “engaño” comparar a Cristina Kirchner con Lula y a Bolsonaro con Mauricio Macri.

Juntos por el Cambio ha consultados sus servicios recientemente, algo que él mismo admite en una nota que publicó en el diario Clarín, para que los ayude con la estrategia de campaña para contrarrestar a Javier Milei.

Según cuenta Clarín, se reunió en una llamada de Zoom en mayo de este año con Horacio Rodríguez LarretaPatricia Bullrich, Diego Santilli, Cristian Ritondo, Humberto Schiavoni, Federico Angelini y María Eugenia Vidal para explicarles qué haría él para desprestigiar a Milei.

Raffo les dijo que “no tiene disponibilidad para trabajar en la Argentina” por el momento, ya que estaría trabajando en las elecciones brasileñas de este año, pero habría acordado funcionar como un consultor externo encargado de la “estrategia macro” de la embestida contra el diputado libertario.

Seguir Leyendo

Brasil

Bolsonaro criticó el lenguaje inclusivo en el Gobierno argentino: “Ahora hay desabastecimiente, pobreze y desemplee”

Publicado

en

El mandatario brasileño lamentó la crisis que atraviesa Argentina y aprovechó la oportunidad para atacar al ex presidente Lula, quien también ha defendido la implementación oficial del lenguaje inclusivo.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, criticó la decisión del gobierno argentino de usar oficialmente el lenguaje inclusivo en las comunicaciones del gobierno, y cuestionó que este tipo de prácticas no ayudan a los argentinos en un tiempo de crisis.

El mandatario brasileño publicó a través de su cuenta en la red social de Twitter, una serie de mensajes en los que lamentó el foco del gobierno en el “lenguaje neutral”, como se le dice en Brasil.

Lamento la oficialización del uso del ‘lenguaje inclusivo’ en Argentina. ¿Cómo ayuda eso a su gente?”, se preguntó Bolsonaro, y agregó con cierta ironía: “Lo único que cambió es que ahora hay desabastecimiente, pobreze y desemplee“. Y completó: “Que Dios proteja a nuestros hermanos argentinos y los ayude a salir de esta difícil situación“.

Bolsonaro aprovechó la oportunidad para también atacar a su adversario en las próximas elecciones, el ex presidente convicto Lula da Silva, quien ha estado subiendo en las encuestas pero no junta ni 100 personas en sus eventos políticos, una situación que recuerda a muchos a la campaña de Joe Biden en Estados Unidos.

En Brasil, la izquierda también parece obsesionada con destruir nuestros símbolos patrios. De hecho, esta es solo otra forma de dividir el país, irrespetando su cultura y tradiciones. El respeto se gana con carácter, con trabajo, con valores, no con esas tonterías”, dijo el actual presidente en el mismo hilo de tweets.

Buena suerte a los que creen que estas son las pautas más importantes para un pueblo. Mi compromiso es seguir reduciendo la violencia, creando un ambiente propicio para la generación de empleo, acelerando el crecimiento de nuestra economía y defendiendo los valores sagrados de nuestra patria”, sentenció en el mandatario.

La oficialización de Bolsonaro como candidato a las elecciones del 2 de octubre ocurrió en la convención del Partido Liberal (PL) en Rio de Janeiro, cuna política del presidente. El evento estuvo repleto de simpatizantes, unas 12 mil personas siguieron el discurso, con otras 10 mil afuera del estadio.

“Convoco a todos ustedes para que el 7 de septiembre vayamos a las calles por última vez”, dijo durante el discurso Bolsonaro, quien quiere repetir la histórica marcha del año pasado donde el pueblo respaldó al presidente en su pulseada con la Corte Suprema (STF), que viene encarcelando abitrariamente a periodistas, activistas e incluso diputados del espacio de Bolsonaro.

Esos pocos sordos de capa negra tienen que entender lo qué es la voz del pueblo”, dijo sobre los jueces del STF. “¡Supremo es el pueblo!”, respondieron sus seguidores.

Seguir Leyendo

Tendencias