Conecte con nosotros

Brasil

Bolsonaro prohíbe que las empresas despidan a los empleados que no se quieran vacunar contra el Covid-19

Publicado

en

Aquellos despedidos podrán presentarse ante la justicia y exigir su reincorporación o una abultada indemnización. El gobierno busca reducir la discriminación laboral por cuestiones sanitarias.

El presidente Jair Bolsonaro publicó este lunes, 1ro de noviembre, un decreto que prohíbe el despido de empleados del sector público y privado por no presentar un certificado de vacunación. También se prohíbe a las empresas y al Estado pedir en los procesos de selección cualquier documento que acredite la inmunización contra el Covid-19, una medida para evitar la discriminación sanitaria.

La ordenanza, que lleva la firma del ministro de Trabajo, Onyx Lorenzoni, artífice de la medida, reglamenta que la ruptura de los vínculos profesionales por este motivo da derecho a los empleados a una indemnización por daños morales y a la posibilidad de elegir entre la reincorporación con el reembolso íntegro de todo el periodo de baja o la percepción de una remuneración doble por el mismo periodo.

En un vídeo publicado en las redes sociales, Lorenzoni da los argumentos del por qué de este decreto. Según el ministro, tanto la Constitución Federal de 1988 como la Consolidación de las Leyes del Trabajo (CLT) tienen como fundamento evitar la discriminación laboral. “En ninguna parte se concibe la exigencia de un pasaporte sanitario. Al contrario, hay libre albedrío, hay una decisión que es del foro íntimo de cada persona“, dijo.

Onyx Lorenzoni.

Esta es una de las primeras medidas que toma Jair Bolsonaro para aminorar el impacto de las restricciones sanitarias que impusieron los gobernadores e intendentes. Cabe recordar que desde abril del 2020, la Corte Suprema resolvió quitarle las facultades al Presidente de la República de gestionar la pandemia, y este poder se lo entregó íntegramente a los gobernadores locales.

Es por esto que, valiéndose de la decisión del máximo tribunal, dominado por jueces de izquierda, algunos gobernadores están ignorando el decreto. En dirección contraria al gobierno federal, la ciudad de São Paulo ha despedido a los empleados que se negaron a vacunarse contra el Covid-19.

Como informó la revista Oeste, desde el lunes tres personas que ocupaban cargos públicos fueron despedidas por no estar vacunadas. Y eso no es todo: los concursantes para su reemplazo deberán presentar certificado de vacunación.

Desde el pasado jueves 28, el ayuntamiento de São Paulo también exige la presentación del pasaporte sanitario para entrar en el edificio Matarazzo, sede del gobierno municipal. La gestión de Ricardo Nunes (MDB), alcalde de la ciudad, está violando los derechos humanos de los paulistas y generando ciudadanos de primera y segunda clase.

Siguiendo el ejemplo de Nunes, el gobernador de Bahía, Rui Costa (PT), anunció que solamente los funcionarios que hayan recibido dos dosis de la vacuna contra el Covid-19 podrán trabajar en las oficinas públicas del estado. Según el PT, la misma medida se aplica a las empresas que tengan contratos con el Estado.

Todos estos casos deberán ser llevados a la Justicia, ya que no está claro si el decreto de Bolsonaro y Lorenzoni entra dentro de la “gestión de la pandemia” que resolvió la Corte Suprema, o si esto ya sería una medida de “pos pandemia”.


Por Guilherme Ramos, para La Derecha Diario.

Brasil

Bolsonaro aseguró que no obligará a nadie a vacunarse y rechazó el pasaporte sanitario a nivel federal

Publicado

en

El presidente brasileño explicó en una reciente transmisión entiende que se debe respetar la libertad de elección de la población.

El presidente Jair Bolsonaro defendió una vez más la libertad de elección de la población y dice que, como jefe del Ejecutivo, no obligará a nadie a vacunarse.

Tampoco pondrá condiciones para obligar a que la gente se vacune, y advirtió que el pasaporte sanitario es una forma de discriminación, y que las personas que opten por no vacunarse deben tener esta garantía de libertad.

Cabe recordar que el presidente siempre ha defendido el artículo 5 de la Constitución Federal. No ataca las decisiones sobre el pasaporte sanitario, exigido en algunas ciudades como Río de Janeiro y São Paulo, y no levanta dudas sobre las vacunas contra el Covid-19, algo que la prensa de izquierda afirma a diario.

El pasado jueves, durante el semanario en Facebook Live, además de hablar en su discurso en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Bolsonaro informó que su gobierno está en contra de la ‘obligatoriedad’ del pasaporte sanitario, y que apoya los esfuerzos de vacunación contra COVID-19, respetando siempre la relación médico-paciente a la hora de decidir el medicamento a utilizar.

En la transmisión en vivo, Bolsonaro mostró un artículo donde la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), la versión estadounidense de Anvisa, afirma necesitar 55 años para poder procesar solicitudes de información sobre la vacuna Covid-19 a largo plazo.

El tema de la vacunación obligatoria contra Covid-19, que ha causado malestar en la población, está relacionado principalmente con la creciente cantidad de casos de eventos adversos en el período posvacunación.

Es importante señalar que el prospecto de la vacuna de Pfizer, por ejemplo, informa que: “el producto es un medicamento nuevo y, aunque la investigación ha indicado una eficacia y seguridad aceptables, incluso si se indica y usa correctamente, pueden ocurrir eventos adversos impredecibles o desconocidos“.

Además, se desconoce la duración de la protección, ya que aún está siendo determinada por “ensayos clínicos en curso” y los datos disponibles son limitados.

Responsabilidad de compra

Otro tema discutido durante el Facebook Live fueron las acciones al inicio de la pandemia, en febrero de 2020, cuando Bolsonaro le pidió al Ministro de Salud que se encargara de firmar los contratos de compra, y que esto solo debería suceder con las vacunas autorizadas por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria. (Anvisa).

En ese momento, aún sin casos confirmados de Covid-19 en Brasil, el mandatario decretó “emergencia de salud pública en el territorio nacional“, con base en el avance de la enfermedad en China, que en ese momento ya registraba 20 mil casos infectados y 426 muertes; además de los países que notificaron casos de infectados.

Pese al Decreto del Presidente, no cancelaron el Carnaval, y según el exministro Luiz Henrique Mandetta, en una entrevista con Rádio Bandeirantes, no había motivos para entrar en pánico, ya que no era posible saber cómo se comportaría el virus en el país.

En diciembre de 2020, el exministro de Salud Eduardo Pazuello, mientras participaba en una sesión de debate del Senado sobre vacunas, explicó que el director general de Pfizer, durante las negociaciones para la firma del contrato, reclamó la exención total de cualquier responsabilidad por cualquier efecto adverso de la vacuna. La empresa también negó la posibilidad de ser juzgada en tribunales brasileños, y que solo respondería en tribunales internacionales.

Bolsonaro habló de la aprobación en el Senado, que autorizó a Estados, Municipios y al sector privado a comprar las vacunas. El Proyecto de Ley (PL 534/2021) fue una iniciativa del presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Pacheco (DEM-MG), junto al relator de la propuesta, Randolfe Rodrigues (Rede-AP).

El presidente reiteró que el gobierno federal ha puesto la vacuna a disposición de todos los brasileños y que debe estar disponible. Y recordó que Anvisa, que es un organismo independiente, se encarga de aprobar o no.

Efectos adversos

Hablar de vacunación en Brasil se ha convertido en un tema prácticamente prohibido. Están surgiendo muchos casos de reacciones adversas, con énfasis en las dos muertes notificadas en Santa Catarina que estaban relacionadas causalmente con la vacuna Covid-19.

El Departamento de Salud del Estado de Santa Catarina publicó un Boletín de Monitoreo de Eventos Adversos Post Vacunación (EAPV) contra Covid-19, correspondiente al período de enero a septiembre de 2021.

Un EAPV se considera cualquier suceso médico temporal o transitorio no deseado asociado con la vacunación. El boletín revela que, en términos de clasificación por severidad, 613 casos fueron clasificados como Eventos Adversos Graves (EAG), de los cuales 242 fueron muertes asociadas de alguna manera u otra a la vacunación.

Eso es lo que le pasó al joven abogado Bruno Graf, de 28 años, que vivía en Blumenau. Falleció el 26 de agosto, diez días después de ser inmunizado contra Covid-19, tras sufrir un ictus hemorrágico por trombocitopenia trombótica inmunitaria (STT / TTS).

El STT se define por la presencia de trombosis / tromboembolismo, generalmente en sitios inusuales como el seno venoso cerebral o las venas esplácnicas con trombocitopenia marcada después de la vacunación con una vacuna de vector de adenovirus no replicante contra Covid-19.

Quien acompaña y actúa en defensa de la familia de Bruno Graf, es el abogado Eduardo Bastos Moreira Lima, quien explica que no hay proceso judicial por su muerte, sino cuestiones administrativas.

No hemos presentado ninguna acción legal todavía. Trabajamos con el Ministerio Público Federal y Estatal para el distrito de Blumenau. Solicitamos información al Colegio de Abogados de Brasil, la Defensoría Pública del Sindicato, la Secretaría de Salud Municipal e Interestatal”, informa el abogado. Aclara que el Gobierno del Estado atestiguó ante la División Epidemiológica de Santa Catarina (Buceo), que la muerte ocurrió por vacunación.


Por Márcia Casali, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Brasil

Nace Jornal Direita, La Derecha Diario en Brasil

Publicado

en

La Derecha Diario llega a Brasil con una página en portugués, nuevos corresponsales y noticias del país donde la derecha más ha crecido en los últimos años.

Leenos a partir de hoy en: http://jornaldireita.com.br

Seguir Leyendo

Brasil

Brasil tendrá una oficina de la Organización Mundial del Turismo por las políticas aperturistas de Bolsonaro

Publicado

en

El país ha sido confirmado como la sede de la cuarta oficina regional de la OMT, un puesto con enorme influencia mundial que estaba en disputa con Argentina y Marruecos.

El ministro de Turismo, Gilson Machado Neto, confirmó este viernes que Brasil tendrá una oficina regional de la Organización Mundial del Turismo (OMT). Las negociaciones se llevan a cabo desde 2020. La oficina será la primera en América Latina y su objetivo es desarrollar el turismo en el continente.

El anuncio fue realizado por el Secretario General de la Organización, Zurab Pololikashvili, tras la 114ª Reunión del Consejo Ejecutivo de la OMT. La decisión llega un día después del discurso de Gilson Machado durante la Asamblea General de OMT en Madrid, donde defendió el potencial turístico de Brasil, destacó varios factores para la instalación de la oficina en el país y desmitificó lo que divulga la prensa internacional.

Gracias al esfuerzo del gobierno del presidente Jair Bolsonaro, pudimos mostrar al mundo nuestro potencial y cerramos el que es uno de los mayores anuncios de turismo en Brasil en décadas”, dijo el ministro, y aseguró que la apertura de la oficina en el país permitirá que la OMT sea más efectiva y presente en la región, y así promover acciones en todo el continente.

La delegación brasileña participó de importantes reuniones con inversionistas para promover el turismo en Brasil, atraer inversiones y vuelos al país. La ruta Madrid-Recife, operada por AirEuropa, del Grupo Globalia, ha mostrado interés en ser reactivada con capital privado. Además de la ruta, Madrid-Manaus, que se encuentra en análisis.

“Después de la misión del presidente Bolsonaro a los Emiratos Árabes Unidos en Dubai, ya hemos firmado un acuerdo bilateral con empresarios saudíes. Ayer nos reunimos con el Ministro de Turismo de Arabia Saudita y comenzaron a formarse varias asociaciones. Y están muy interesados ​​en las inversiones”, explicó Gilson Machado, quien en ese momento se reunió con el ministro de Turismo y Deportes de Argentina, Matías Lammens, para discutir las alianzas entre los países.

Cabe mencionar que el Consejo de la OMC analizó la instalación de oficinas en Argentina y Marruecos, pero optó por Brasil, debido a las políticas aperturistas del gobierno de Bolsonaro.


Por Márcia Casali, para La Derecha Diario

Seguir Leyendo

Trending