Conecte con nosotros

Brasil

De qué se trata el proyecto de ley de Eduardo Bolsonaro para combatir el nazismo y el comunismo

Según el diputado federal, el objetivo de esta ley es impulsar el fin de estas ideas en la sociedad, para proteger el futuro de los brasileños. De ser aprobada, se calificará como un delito a la Seguridad Nacional la apología de estas ideologías totalitarias y anti-democráticas. 

Publicado

en

El diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente Jair Bolsonaro, presentó esta semana un proyecto de ley en el cual se busca prohibir la apología del nazismo y del comunismo.


Bolsonaro explicó que su proyecto se inspiró en una ley ucraniana y que la fecha en que lo presentó era significativa por ser “la fecha de la invasión de Polonia por los nazis y posteriormente por los comunistas”.

En rigor, el proyecto busca modificar la Ley N° 7.170, que define los delitos contra la Seguridad e Integridad Nacional, ahora incluiría la prohibición de cualquier referencia a personas, organizaciones, eventos o fechas que simbolizan el comunismo o el nazismo.
Asimismo, la Ley 9.394/66, que establece las pautas y bases de la educación brasileña, en cambio, otorgaría a los establecimientos educativos “la tarea de adoptar medidas destinadas a concientizar a los estudiantes de los delitos cometidos por representantes de los regímenes comunista y nazi
A través del presente proyecto, el diputado afirmó que “ambas ideologías, el comunismo y el nazismo, deben ser desterradas de la sociedad, con el propósito de garantizar que la minoría más pequeña de la tierra siga protegida: el individuo“. 

Asimismo, Eduardo Bolsonaro remarcó cuáles han sido los grandes exponentes de estas ideologías que tantas vidas se han cobrado a lo largo de la historia: “el nazista Adoph Hitler y los comunistas Joseph Stalin, Mao Tsé-Tung, Pol Pot, Fidel Castro y, más recientemente, Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

Dentro de la presentación utilizó imágenes de los genocidios perpetrados en Ucrania por los comunistas soviéticos, el denominado Holodomor, y el Holocausto llevado a cabo por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

“Por más que los izquierdistas afirmen que el comunismo es una matriz con diferentes vertientes, como por ejemplo el Bolivarianismo o el Socialismo del Siglo XXI, por buscar una supuesta sociedad igualitaria, siempre terminan con los mismos resultados por donde pasan: hambre, miseria, muertes y una opresión mucho mayor que la del capitalista de clase burguesa que dicen combatir”, dijo Bolsonaro

Ad

En el proyecto de ley también se establece la prohibición de fabricar, comercializar, distribuir o transmitir símbolos, emblemas, ornamentos, insignias o anuncios que utilicen banderas, imágenes, símbolos u otros atributos en los que se usen o combinen la hoz y el martillo, la cruz esvástica o la estrella pentagonal para la difusión del nazismo o del comunismo, como ya ocurre en muchos países de Europa central con el nazismo y en países de Europa del Este también con el comunismo.

Los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial deberán adoptar medidas para concientizar sobre los crímenes cometidos por los representantes de los regímenes nazis y comunistas.

La sentencia de prisión para aquellos que violen la ley sería de 9 a 15 años y se aumentaría en un tercio cuando la propaganda se realice en escuelas, universidades, lugares de trabajo, por radio o televisión.

Las ideologías que el proyecto busca combatir no han dejado dudas en su eficacia: han fracasado estrepitosamente como proyecto de país y solo han dejado muerte y pobreza a su paso. Además de las millones de personas que han muerto debido a estos regímenes, el deterioro generado en las sociedades que las han implementado ha sido mayúsculo. 

Uno de las instituciones que mejor ha representado a este tipo de gobernantes en Brasil es el Foro de San Pablo, organismo que ha unido a varias entidades de extrema izquierda y posee como objetivo combatir al “neoliberalismo” en los países de América Latina y el Caribe.

El Foro de San Pablo es más que solo una recolección de partidos políticos de corte marxista; tiene entre sus filas a diversos grupos guerrilleros, quienes han generado desestabilización en la región. 

Un ejemplo de esto son las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ahora constituído como partido político, quien provocó la muerte de más de 200.000 personas, además de 45.000 desaparecidos en Colombia, Bolivia y Ecuador. También se podría mencionar el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que hace 50 años que lleva a cabo una guerra sanguinaria contra los Estados de derecho de la región.

Primera reunión del Foro de San Pablo. En la foto, Lula Da Silva, líder del Partido de los Trabajadores. 

Ad

Brasil ha tenido gobiernos muy alineados con estas ideas. Los ex presidentes Lula da Silva y Dilma Rousseff se han acercado a diversos sectores de extrema izquierda en el país y han sido artífices de estas organizaciones supranacionales. 

Durante el periodo 2003- 2016 Brasil fue gobernado por el Partido de los Trabajadores (PT), cuya base ideológica está orientada en franca oposición al capitalismo. 

Durante esta época hasta la fecha, el PT ha mantenido una alianza estrecha con el Partido Comunista de Brasil. En la última elección, la coalición de partidos de extrema izquierda “El Pueblo Feliz de Nuevo“,  postuló como candidata a la vicepresidencia a Manuela D´Ávila, miembro del Partido Comunista brasileño (PCdoB). La ex-diputada federal promulga una agenda puramente marxista, pidiendo desmantelar al capitalismo y queriendo negar el derecho de los ciudadanos a portar armas.

“En nuestro gobierno, vamos a hacer una reforma tributaria tipo Robin Hood. Gravaremos a los más ricos y dejaremos de cobrar impuestos a los que no pueden contribuir, los más pobres”, aseguraba la candidata a Vicepresidente.

La elección de Jair Bolsonaro en 2018 ha finalizado con el ciclo socialista del PT, que cada vez estaba más cerca del comunismo, y ha vuelto a insertar al país en la senda del crecimiento. 

Medidas como el combate de la corrupción, el fortalecimiento de la policía en busca de brindar una mayor seguridad a la población brasileña y una apertura hacia las demás economías han significado un gran avance para Brasil.

Está demostrado que las ideas totalitarias socavan el progreso de una nación. Combatir estas ideas es de vital importancia para dejar atrás de una vez por todas los mitos y falacias repetidas en las universidades y los medios de comunicación.
Cantidad de dictadores que más personas han asesinado a través de sus políticas represivas y genocidas a lo largo de la historia. Fuente: Libro Negro del Comunismo.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Brasil

Histórica desregulación del mercado laboral en Brasil: Bolsonaro impulsa nuevas modalidades de empleo

Publicado

en

El Congreso le dio media sanción a un ambicioso paquete de medidas que crearán nuevos programas para incentivar la creación de trabajo en el sector privado formal, especialmente para jóvenes, que fue enviado por Jair Bolsonaro.

Después de un primer intento por flexibilizar las regulaciones laborales en Brasil durante el 2017, el Gobierno de Bolsonaro cumple con lo prometido y se prepara para lanzar un ambicioso paquete de medidas para desregular el mercado y generar trabajo formal.

El día de hoy, la Cámara de Diputados brasileña dio media sanción para la reforma laboral que impulsó Bolsonaro, en la cual se incluyen una serie de programas ampliamente ambiciosos para permitir nuevas modalidades de empleo sin ataduras por las regulaciones anteriores.

La iniciativa de Bolsonaro se propone lanzar el REQUIP (Régimen Especial de Calificación e Inclusión Productiva) y el PRIORE (Programa Primera Oportunidad y de Reinserción en el Empleo), que garantizarán la apertura de nuevas modalidades flexibles que ayudarán a reducir el desempleo, especialmente entre los jovenes.

El programa REQUIP crea una nueva modalidad de trabajo en la cual el Estado no regulará el período de vacaciones pagas remuneradas, se elimina la obligatoriedad del aguinaldo y el aporte obligatorio al seguro de desempleo. Los contratos bajo esta modalidad se verán libres de estas regulaciones y tendrán una duración máxima de 18 meses, pensada para jóvenes de entre 18 y 29 años.

REQUIP solamente mantendrá ciertas restricciones sobre el pago de salarios, pues se mantiene vigente la exigencia de un salario mínimo, pero el alivio regulatorio apunta a combatir el alto nivel de desocupación en el segmento etario más joven de la población.

Los empleadores bajo esta modalidad no deberán cargar con impuestos al trabajo (aportes patronales), con lo cual el incentivo para la creación de empleo formal es contundente. El llamado “costo laboral” se ve virtualmente reducido a su mínima expresión, sin afectar en absoluto los salarios y en beneficio de los trabadores.

Bolsonaro junto a Paulo Guedes, el ministro de Economía que ideó esta reforma laboral.

Por otra parte, el programa PRIORE enfatiza la situación del primer empleo para jóvenes y las personas mayores de 55 años que durante un año no hayan podido encontrar trabajo. Para estas situaciones problemáticas, la reforma laboral crea una nueva modalidad legal en la cual el empleador estará eximido de realizar aportes patronales, y si bien se realiza el pago por el seguro de desempleo, la carga que esto supone queda reducida para estos contratos.

Los nuevos contratos flexibles estarán disponibles para cubrir hasta el 25% de la dotación de una empresa promedio. Para el caso de las empresas de hasta 10 empleados, la dotación máxima aumenta hasta el 30%.

La carga por seguros de desempleo quedará reducida para sectores específicos. La contribución actual para cualquier empleador al Fondo de Desempleo es del 8% del salario, pero la reforma laboral permitirá que las microempresas abonen un 2%, las pequeñas empresas pagarán un 4%, y todas las demás sin excepción pagarán hasta un 6%.

Bajo los lineamientos del programa PRIORE, todas las empresas gozarán de una rebaja tributaria en la carga de aportes patronales en torno al 15% con respecto a lo que abonan actualmente. Esto constituye un fuerte incentivo para expandir la contratación formal.

La reforma laboral contempla, además, nuevos cambios en las regulaciones sobre la cantidad de horas máximas para los distintos contratos. Para el caso de la minería, y en una clara señal para impulsar el dinamismo del sector, se resuelve una extensión de la jornada laboral desde las 6 horas actuales hasta un máximo de 12 horas, con un límite de 36 horas semanales. Esto se traducirá a mejoras productivas y salarios más altos.

Bolsonaro en el pleno de la Cámara.

El proyecto con media sanción en el Congreso de Brasil además propone recortar las regulaciones para el pago de horas extras. Este será el caso para los contratos en categorías profesionales como el sector bancario y el periodismo, entre otros. Legalmente las remuneraciones “adicionales” bajarán del 50% al 20% en relación a las horas remuneradas ordinarias.

Para afianzar los derechos de propiedad y fomentar la inversión en capital humano, la reforma plantea la prohibición para anular cualquier tipo de acuerdo extrajudicial, libre y voluntario, entre los trabajadores y las empresas. La justicia de Brasil ya no tendrá la potestad para intervenir en las negociaciones libres entre partes, una reforma muy parecida a la que está impulsando el liberal Guillermo Lasso en Ecuador.

Este último punto busca garantizar mayores acuerdos y evitar conflictos innecesarios que obstaculicen el normal funcionamiento del proceso productivo en Brasil.

Las regulaciones anteriores suponían una gran injusticia, pues independientemente de la voluntad de las partes, el Estado estaba habilitado para imponer una solución no querida ni buscada por trabajadores y empresarios.

Seguir Leyendo

Brasil

Carlos Bolsonaro demanda ante el Ministerio Público el pasaporte de vacunación en Río de Janeiro

Publicado

en

El hijo del presidente y concejal fluminense demandó al gobierno de Río por la inconstitucionalidad de su medida para implementar un pasaporte de vacunación.

El concejal Carlos Bolsonaro, afiliado al partido centroderechista Republicanos y miembro de la Asamblea de Rio de Janeiro (Alerj), informó el martes pasado que presentaría una demanda ante el Ministerio Público de Río de Janeiro (MPRJ) para frenar el “pasaporte de vacunación” que se quiere introducir en la capital fluminense.

La medida fue anunciada por el Ayuntamiento de Río de Janeiro, tras un decreto del alcalde centroizquierdista Eduardo Paes (PSD), y prevé la exigencia de presentar una prueba de vacunación contra el Covid-19 para entrar a cualquier establecimiento cerrado.

El pasaporte de vacunación iba a comenzar a implementarse el miércoles 1ro de septiembre, pero la administración municipal lo pospuso para el día 15 de septiembre, supuestamente porque la aplicación móvil del Sistema Único de Salud “ConecetSUS”, según el organismo, presenta inestabilidad para el retiro de los certificados de inmunización.

Pero muchos creen que gracias a la demanda que presentó el hijo de Jair Bolsonaro el pasaporte podría ser bajado por la justicia, por una clara inconstitucionalidad, ya que viola el artículo r de la Constitución Nacional, ya que exige estar vacunado para ejercer con plenitud los derechos garantizados.

Bolsonaro comentó la carta en la red social. “En una reunión con el MPERJ, presenté con mi abogado, Antônio Carlos Fonseca, carta que demuestra las irregularidades de la exigencia del pasaporte vacunal, para que el órgano competente pueda adoptar las medidas adecuadas preservando los derechos y garantías previstos en la Constitución”, dijo.


Por Guilherme Ramos, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Brasil

La Derecha Diario entrevistó al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro

Publicado

en

En nuestra cobertura del CPAC en Brasil, tuvimos la oportunidad de tener un mano a mano con el presidente brasileño.

Minutos antes de subir al escenario del CPAC en Brasilia, nuestro corresponsal Giovanni Larosa tuvo la oportunidad de hacerle una rápida entrevista al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Le preguntamos cómo está viendo la relación entre Argentina y Brasil, en un contexto de alta tensión entre los máximos mandatarios impulsado por las opuestas visiones políticas. “Yo creo que la rivalidad entre nosotros está solo en el fútbol. La visión nuestra por acá en la cuestión de la economía, es que a la Argentina no le va bien”, explicó Bolsonaro.

“Hincho para que todo salga bien. Nosotros no necesitamos de más Venezuelas en Brasil”, aseguró.

También le preguntamos qué le diría a los argentinos que están pensando en mudarse a Brasil, escapándose de las violaciones a las libertades individuales que hay en Argentina. “Yo estuve usando en parte a Argentina para mostrar que nosotros no podemos entrar en ese camino en Brasil. La libertad no es algo que perdés de una hora para la otra. Se va perdiendo con el tiempo”, explicó.

“Nosotros debemos estar siempre preocupados que, esa mano invisible no nos acabe estrangulando y dejándonos sin lo que es más sagrado, para nosotros y para cualquier pueblo, que es la libertad”, concluyó.

Para finalizar, le preguntamos acerca de su icónica frase sobre el mito de la medicina cubana. “¿Cuando Chávez fue a Cuba?”“Él murió”, respondió entre risas el presidente.

“La medicina era tan buena en Cuba, que él terminó muriendo”, remarcó.

Seguir Leyendo

Trending