Seguinos en redes

Brasil

El ministro de Educación de Bolsonaro abandona el gobierno para presidir una división del Banco Mundial

El popular ministro de Educación de Bolsonaro, Abraham Weintraub, anunció que abandonará el cargo para asumir como Director Ejecutivo de un grupo que representa a 9 países en el Banco Mundial. El ministro, además, estaba sufriendo una persecución ilegal de la Corte Suprema.

Publicado

en

El ministro de Educación de Bolsonaro, Abraham Weintraub, anunció ayer su renuncia junto al presidente en vistas de la casi certera nominación al cargo de Director Ejecutivo de un grupo de accionistas de 9 países para el Banco Mundial.

Este cargo ejecutivo para Weintraub es sin lugar a dudas una enorme oportunidad de desarrollo personal, e implicará una fuerte pisada del bolsonarismo en un organismo internacional generalmente colmado de progresismo e izquierdismo.
El Banco Mundial es dirigido por un Consejo de Directores, pero en vez de tener un director por cada país (accionistas), los países se agrupan en distintos segmentos según sus intereses financieros. El grupo que pasaría a presidir Weintraub aboga por los intereses de Brasil, Colombia, Ecuador, Panamá, Haití, República Dominicana, Filipinas, Suriname y Trinidad y Tobago.
Weintraub terminaría hasta el 31 de octubre el actual mandato del economista Fábio Kankcuz, que dejó el cargo en el Banco Mundial porque fue convocado por el gobierno de Bolsonaro el año pasado para que se encargue del Directorio de Política Económica del Banco Central. En su reemplazo, quedó interinamente un economista filipino. Se espera que luego de octubre, Weintraub asuma nuevamente un mandato completo hasta 2022.

Así anunciaba su partida el ministro Abraham Weintraub, de manera amistosa y con un fuerte abrazo al presidente Bolsonaro. “Palabras desde el corazón”.

Ad

Están quienes aseguran que Weintraub abandona Brasil no por un interés particular en el Banco Mundial, aunque él esté formado en ciencias económicas y ya haya trabajado en el pasado en el organismo, si no que el ministro busca alejarse de los conflictos con la Corte Suprema brasileña.

Desde principios de año, el foco de la Corte Suprema estuvo en investigaciones por “noticias falsas”, “amenazas a jueces” y “avasallamiento del Poder Ejecutivo”. Sin embargo, todas estas causas recayeron sobre jueces de izquierda que solamente investigan noticias reales, críticas de libertad de expresión al desempeño de los magistrados y a mentiras formuladas en contra de Bolsonaro.

La Corte Suprema en Brasil se convirtió en un arma de la izquierda para ser juez, jurado y verdugo de los principales aliados de Bolsonaro. En lo que va del año la Corte liberó a Lula, le quitó poderes al Poder Ejecutivo, frenó la designación del Director de la Policía Federal, teniendo Bolsonaro que recurrir a un suplente; allanó ilegalmente a periodistas y legisladores oficialistas sin fundamentos e inclusive han enviado a arrestar a algunos activistas bolsonaristas por el simple hecho de organizar marchas en su contra.

Weintraub estaba siendo víctima de una de estas operaciones de la Corte, tras haber declarado en una reunión de gabinete que “estos jueces no pueden gobernar Brasil, yo los arrestaría a todos”. Solamente por expresar libremente su opinión, la Corte Suprema encontró que Weintraub estaba siendo parte de un “atentado contra la institución”, y luego de enviarlo a testificar a la Policía Federal estaban iniciando acciones para tratar de aplicarle una prisión preventiva.

Ante esta delirante y peligrosa situación, Weintraub habría elegido avanzar su carrera personal afuera de Brasil, aprovechando también para extender el alcance del gobierno de Bolsonaro en el exterior.

Ad

La actual composición de la Corte Suprema es realmente preocupante; de los 11 miembros ninguno puede decirse que hayan sido nominados por un presidente de derecha o que tengan una filosofía afín al liberalismo o conservadurismo.

Tres miembros fueron nominados por Lula; Ricardo Lewandowski, Cármen Lúcia, y el presidente de la Corte, José Dias Toffoli. Otros cuatro fueron nominados por Dilma Roussef; Luiz Fux, Rosa Weber, Luis Roberto Barroso y Luiz Edson Fachín. Michel Temer nominó al polémico juez Alexandre De Moraes, uno de los principales hostigadores de Bolsonaro. Todos los mencionados tienen ideología de izquierda.

Por último, los jueces más antiguos son José Celso de Mello, uno de los otros cómplices de esta “dictadura del Poder Judicial”, designado por el ex-presidente José Sarney, Marco Aurélio, designado por el ex-presidente Fernando Color de Mello, que a pesar de ser el único en criticar las acciones de la Corte hoy en día, hace poco votó a favor de liberar a Lula, y por último Gilmar Mendes, nominado por el ex-presidente socialdemócrata Fernando Henrique Cardoso.

En Brasil, los cargos en la Corte no son vitalicios ya que están obligados a jubilarse a los 75 años. Esto quiere decir que Bolsonaro tendrá la oportunidad de reemplazar a Celso de Mello a fin de este año y a Marco Aurélio en 2021. Lamentablemente, poco servirá para cambiar el balance de poder en el Tribunal Supremo, que actualmente tiene 9 jueces de izquierda, 1 de centro-izquierda y uno de centro.

En el mejor de los casos, tras las designaciones de Bolsonaro, la Corte quedará con 8 jueces de izquierda, 1 de centro-izquierda y 2 de derecha. El Poder Judicial en Brasil necesita de una importante batalla interna que le permita reestructurarse. Dependerá quiénes serán los elegidos por el presidente para dar esta enorme hazaña.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Brasil

Neymar grabó un video en apoyo a Bolsonaro y la izquierda perdió la cabeza

Publicado

en

El número 10 de la Selección brasileña declaró su apoyo a la reelección del presidente y se une a una tendencia de futbolistas, atletas y artistas que declaran su simpatía por Bolsonaro a dos días de la elección.

El delantero Neymar Jr., considerado el mejor jugador de fútbol brasileño de la actualidad, grabó un video en la plataforma Tik Tok, este jueves en apoyo al presidente Jair Bolsonaro de cara a las elecciones que se realizarán este domingo.

El futbolista participó en una tendencia en la red social que utiliza música y baile al compás del hit “Vota, vota y confirma, 22 es Bolsonaro” para demostrar apoyo al presidente.

22” es el número que deben marcar en la urna electrónica los electores que opten por la reelección del presidente. Neymar fue uno más de una larga serie de apoyos de jugadores de fútbol y demás atletas al máximo mandatario.

El día anterior, el jugador ya había publicado un video agradeciendo al exministro y actual candidato a gobernador, Tarcísio Gomes de Freitas, a la primera dama, Michelle Bolsonaro, y al propio Jair Bolsonaro por visitar el Instituto Neymar Jr ubicado en Praia Grande, costa sur del estado de São Paulo.

Además del presidente, varios simpatizantes y aliados también comentaron la manifestación de Neymar en las redes sociales. El senador Flávio Bolsonaro, hijo mayor del presidente, escribió en su perfil de Twitter “ahora viene el Hexa”.

El tercer hijo del Presidente y diputado, Eduardo Bolsonaro, se pronunció sobre el periodismo militante y predijo que ahora “hasta vitorearán contra la Selección”.

La militancia periodística profesional nunca defrauda. Estos incluso ahora se pondrán en contra de la Selección. Pelota adelante @Neymar Jr, el negocio es hacer lo correcto“, tuiteó el diputado más votado de la historia de Brasil.

Los videos se viralizaron en internet en cuestión de minutos y terminó por incomodar a la izquierda y a buena parte de los artistas que se declararon simpatizantes de Lula, entre ellos, el youtuber Felipe Neto, conocido por imitar focas, quien publicó un video en el que la exnovia de Neymar, Bruna Marquezine, hace la seña de “L”, en referencia al líder del Foro de Sao Paulo.

Además de atletas, hay varios artistas que han mostrado su apoyo al candidato Jair Bolsonaro, como el cantante de country Zé Neto; el cantante Latino; el cantante NetinhoDigão, del grupo Raimundos; y la dupla campesina Mateus y Cristiano.

Seguir Leyendo

Brasil

Bolsonaro se desquitó contra Lula en el último debate antes de las elecciones: “Sos un mentiroso, un ex presidiario, un traidor a la patria”

Publicado

en

Fuertes cruces entre Lula y Bolsonaro marcaron el último debate, pero todos los demás candidatos (que miden pocos puntos) aprovecharon la oportunidad para fustigar al ex convicto.

Finalmente, el ex mandatario izquierdista Lula da Silva se animó a participar del último debate antes de las elecciones y se enfrentó junto a los demás candidatos contra el presidente brasileño Jair Bolsonaro. La noche se centró en los casos de corrupción del líder del Foro de Sao Paulo, quien no respondió bien ante las acusaciones y perdió sus cabales en más de una ocasión.

El debate se llevó a cabo en los estudios de la televisión Globo, el medio más partidario de Lula del país. Aún así, el socialista no pudo aprovechar la localidad y pasó vergüenza tratando de defenderse de su condena judicial.

Desde el primer momento que Bolsonaro tomó el micrófono, recordó los desvíos millonarios en la petrolera Petrobras durante el gobierno del Partido de los Trabajadores (PT), que abarcó los gobiernos de Lula y de su sucesora, Dilma Rousseff.

Lula intentó defenderse con un ataque, y ni bien tomó la palabra espetó al actual mandatario acusándolo de supuesta corrupción en la compra de vacunas contra el Covid-19. “¿Él [por Bolsonaro] quiere referirse a un grupo criminal conmigo? Necesita mirarse en el espejo y ver lo que está pasando en su gobierno”, dijo Lula, que calificó como una “insanidad” las acusaciones en su contra.

Inmediatamente, Bolsonaro pidió derecho de réplica y no se guardó nada contra el ex convicto. “Mentiroso, expresidiario, traidor de la patria. Deje de mentir, Lula. En mi gobierno no hubo nada. Tiene que tener vergüenza en la cara”, reaccionó el presidente.

Tras los ataques, Lula pidió un nuevo derecho a réplica, a pesar de que no le correspondía, pero fue concedido por la producción de Globo. “El 2 de octubre, el pueblo te va a mandar para casa. Yo voy a hacer un decreto para saber qué quiere esconder este hombre por 100 años”, provocó el criminal, generando gritos de Bolsonaro fuera de micrófono, a quien no se le permitió volver a responderle.

Los cruces entre Lula y Bolsonaro se llevaron todas las luces en un debate en el que el resto de los cinco presidenciables quedaron opacados, excepto en un mano a mano entre Lula y el Padre Kelmon, un cura evangélico y candidato conservador del PTB, quien a pesar de medir menos del 2% de los votos, no tuvo tapujos y tiró con todo.

Kelmon lo fustigó: “Usted es el responsable de la corrupción en Brasil. Todos lo sabemos. Usted está condenado. No debería ni estar aquí con el resto de los candidatos“. Tras la exorcización, Lula comenzó a los gritos. Para no mostrarlo ido de sus casillas, TV Globo rápidamente sacó la cámara y enfocó a los moderadores, quienes pidieron “tranquilidad“.

En otro cruce posterior, Bolsonaro recordó que Lula fue condenado por corrupción en tres instancias diferentes de la Justicia, y dijo que recuperó sus derechos políticos gracias a que tuvo un “amiguito” en el Supremo Tribunal Federal, la Corte Suprema de Brasil.

Finalmente, el mano a mano de Bolsonaro no fue con Lula, si no que fue cruzado con el candidato del partido Novo, el liberal Luiz Felipe D’Avila, con quien entabló un tono amistoso y concluyeron que la vuelta de la izquierda al poder sería un “desastre”.

Seguir Leyendo

Brasil

Simpatizante de Bolsonaro asesinado a cuchillazos por militante de Lula en Santa Catarina

Publicado

en

En otra pelea política, esta vez en un bar de la ciudad sureña de Rio do Sul, un bolsonarista muere tras ser apuñalado por un reconocido militante del PT en la región.

Un simpatizante de Jair Bolsonaro fue asesinado por un simpatizante de Lula durante una pelea en un bar en la ciudad de Rio do Sul, en Santa Catarina, informa Estadão. Los golpes empezaron luego de una discusión política, según el informe de la Policía Civil.

La víctima, Hildor Henker, de 34 años, fue apuñalado en la arteria femoral en la noche del pasado sábado 24 y murió en la mañana del domingo. El agresor, que tiene 58 años y portaba una faca, sigue prófugo.

Su nombre no ha sido publicado y permanecerá anónimo hasta que sea encontrado por la Policía, pero fuentes que vieron el incidente aseguran que el hombre es un conocido militante del PT de la ciudad.

Todo indica que el asesinato tuvo motivación política. Según los testigos, Henker tenía una remera de Bolsonaro y fue increpado mientras esperaba sus bebidas en el bar. “Después de que el agresor abofeteara a Henker, que vestía una camiseta de apoyo a Bolsonaro, entablaron un enfrentamiento físico fuera del establecimiento, donde la víctima fue apuñalada”, escribe Estadão.

Al parecer, el autor subió a un automóvil y huyó del lugar. Hildor fue atendido por el Cuerpo de Bomberos y trasladado al Hospital Regional de Rio do Sul. Pero la herida resultó mortal, y la familia confirmó su muerte el domingo.

Es lamentable la escalada de violencia política en Brasil a una semana de las elecciones. La retórica de Lula ha despertado los peores sentimientos en sus simpatizantes, quienes se ven validados por el ataque que recibió el propio Bolsonaro en la campaña del 2018.

El 7 de septiembre del año de la primera elección que llevó a Bolsonaro a la presidencia, durante un acto de campaña en el Estado de Minas Gerais y en celebración del Día de la Independencia de Brasil, un militante del PSOL y simpatizante de Lula acuchilló en el abdomen al entonces candidato presidencial.

La izquierda, lejos de condenar el ataque, destacó que la ideología de Bolsonaro había provocado el ataque, y la prensa no tardó en justificar al agresor y tildar al presidenciable de “ultra derechista” y “fascista”.

El Instituto Nacional de Erradicación Escolar y Social (Ineces), responsable del Centro de Servicios Socioeducativos Provisionales (Casep) de Rio do Sul, donde trabajaba Henker como supervisor, difundió una nota lamentando su fallecimiento.

Llevaba tres años trabajando allí “y era muy querido entre los compañeros de la unidad“, dice el comunicado. “Ineces se solidariza con los compañeros de trabajo, amigos y familiares de Hildo en este momento de dolor”.

La organización activista Human Rights Watch señaló que lamenta “un asesinato más con un aparente motivo político” durante la campaña electoral de Brasil.

Seguir Leyendo

Tendencias