Seguinos en redes

Brasil

Elecciones Brasil: Bolsonaro gana la mayoría del Congreso y tendrá control del Senado y la Cámara de Diputados

Publicado

en

Lula quedó cinco puntos por encima de Bolsonaro en la primera vuelta de las elecciones generales, pero la derecha dio el batacazo a nivel legislativo, y el actual mandatario pasa a controlar mabas cámaras.

A pesar del revés a nivel presidencial, la elección de Jair Bolsonaro a nivel legislativo fue soñada. Todas sus apuestas políticas rindieron sus frutos y decenas de sus más importantes aliados entraron al Congreso.

De esta manera, el Partido Liberal (PL) de Bolsonaro y sus aliados en el Congreso: Movimiento Democrático Brasileño (MDB), Progresistas (PP), Unión Brasil (UNIAO), Partido Laborista Brasileño (PTB), Partido Social Cristiano (PSC) y Republicanos (REP) ganaron la mayoría propia tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados.

En caso de reelegir en ballotage, Bolsonaro tendrá la oportunidad histórica de llevar su agenda al Congreso e impulsar algunos de sus proyectos más ambiciosos, como la privatización de Petrobras o la privatización del sistema previsional. Por el contrario, en caso de imponerse Lula, tendrá un muro en el Congreso que le hará muy difícil gobernar.

Si bien el oficialismo bolsonarista ya controlaba la Cámara Baja, luego de una serie de alianzas que logró el presidente tras las elecciones municipales del 2020, este resultado marca un cambio fundamental en la Cámara Alta, ya que tendrá mayoría propia en el Senado sin depender de los partidos del Centrao: Partido Social Demócrata Brasileño (PSDB), Partido Nuevo (NOVO), Partido Social Demócratico (PSD), Podemos (PODE), Solidaridad (SOL) y Adelante (AVANTE).

Lula y sus aliados, por su parte, se quedaron en una posición extremadamente precaria a nivel legislativo. El Partido de los Trabajadores (PT) de Lula, el Partido Demócratico Laborista (PDT), Partido Comunista de Brasil (PCdoB), Partido Socialismo y Libertad (PSOL), Partido Republicano del Orden Social (PROS), el Partido Socialista Brasileño (PSB), Ciudadania (CIDAD), Partido Verde (PV) y Red Sustentable (REDE) serán minoría en ambas cámaras.

Si bien existe el riesgo que Lula abra su Gabinete en caso de llegar al poder para ubicar a muchos líderes de partidos que hoy están con Bolsonaro como ministros, la diferencia es tan grande que no parecería haber un camino claro para que la izquierda junto con algunos partidos más de centro y centroderecha formen ningún tipo de mayoría propia.

Cámara de Diputados

Bolsonaro llegó al poder en 2018 de la mano del PSL, un partido prácticamente sin representación política pero que terminó siendo primera fuerza a nivel nacional después de su triunfo en las urnas. A pesar de ello, ni bien desembarcó en Brasilia, los jerarcas del partido lo traicionaron a Bolsonaro y rápidamente el mandatario se quedó sin un pie en el Congreso.

Después de casi dos años de bloqueos legislativos, después de las elecciones municipales del 2020, logró colocar a Arthur Lira (PP) en la presidencia de la Cámara de Diputados, además de otros líderes claves como ministros, lo que generó un contundente bloque de partidos aliados que le dio la mayoría.

Bolsonaro llegó a esta elección con 341 diputados, mientras que el Centrao, que se mantiene independiente entre el presidente y Lula, llegó a la elección con 44 bancas. La izquierda, por su parte, con 128.

El resultado fue apabullante para Bolsonaro. Ganó 14 bancas nuevas y su bloque ahora es de 355 diputados, más de 2/3 de la Cámara Baja. Lula ganó 3 bancas, extendiendo su bloque a 131, mientras que el más dolido quedó el Centrao, que perdió acordemente 17 bancas y su bloque ahora se mantiene en un tímido grupo de 27.

Senado

A diferencia de la Cámara Baja, Bolsonaro no tenía la mayoría en el Senado antes de esta elección. Su bloque estaba comprendido por 40 senadores, mientras que el Centrao tenía 26 y Lula 15, por lo que si éstos dos se unían, podían bloquearle cualquier ley con 41 votos negativos, lo cual hicieron en reiteradas ocasiones en los últmos dos años.

La victoria fue, una vez más, apabullante. Los aliados de Bolsonaro extendieron su mayoría a 47 senadores, mientras que el Centrao bajó a 20 y los aliados de Lula a 14.

Además, el partido propio de Bolsonaro, el PL, pasó a ser la agrupación más grande del Senado, con 14 bancas, por lo que varios legisladores suyos ocuparán posiciones importantes en las comisiones parlamentarias.

Brasil

Biden manda a Jake Sullivan a Brasil para presionar a Bolsonaro y asegurarse que asuma Lula en enero

Publicado

en

El Jefe del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca viajó a Brasil este lunes en un intento por ordenar una transición pacífica entre Bolsonaro y Lula, una intromisión sin precedentes en la democracia brasileña.

Mientras el presidente Jair Bolsonaro mantiene silencio de radio sobre sus planes acerca de aceptar o no el resultado de la elección, en Washington D.C. crecen los nervios por la decisión que finalmente tomará el mandatario de derecha brasileño.

Es por esto que el lunes, en un viaje sorpresivo, Biden envió a Brasil a su asesor más importante y Jefe del Consejo de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Jake Sullivan, para que se reúna con Bolsonaro y con Lula y asegura una “transición pacífica”.

Se desconoce por el momento si se reunió efectivamente con Bolsonaro o representantes de su gobierno, pero las redes sociales de Lula se llenaron de imágenes del encuentro con Sullivan. “Hoy recibí del asesor de seguridad estadounidense, Jake Sullivan, una invitación del presidente Joe Biden para visitarlo en la Casa Blanca”, expresó el líder del Foro de Sao Paulo en su perfil oficial de Twitter, agregando que le “emociona” la futura cita.

Lula aseguró que pretende viajar a Estados Unidos en diciembre, antes de asumir como jefe de Estado de Brasil el 1ro de enero próximo, pero que “la situación interna” no se lo permitiría.

El ex ministro de Relaciones Exteriores Celso Amorim, uno de los más importantes asesores de Lula en la reciente campaña, aseguró que el candidato izquierdista está “preocupado” por la democracia brasileña. “Lula hizo una comparación, no sé si las palabras eran exactamente esas, entre el trumpismo y el bolsonarismo, y la necesidad de fortalecer la democracia”, manifestó Amorim, añadiendo que Sullivan, por su parte, resaltó durante el encuentro la importancia de respetar el resultado de las elecciones en el país.

Es una situación sin precedentes que un mandatario de tan alto nivel de la Casa Blanca viaje a un país para presionar una decisión política, al menos de manera tan abierta. Meses antes de las elecciones, el conductor de Fox News, Tucker Carlson, reveló que Biden había enviado al Director de la CIA, William Burns, para que se reuniera a solas con Bolsonaro.

Según el periodista del medio conservador, Burns le avisó a Bolsonaro que si no aceptaba el resultado de las elecciones, le impondrían “más sanciones que a Rusia y a Irán combinados“, una amenaza extraña dado que faltaban meses para que se llevaran a cabo los comicios.

Jake Sullivan intercambia regalos con Lula.

Según publicaron en la página oficial de la Casa Blanca, Sullivan viajó a Brasil con la intención de reunirse con Jair Bolsonaro, probablemente para otra “apretada” como la que le dio Burns en mayo. Sin embargo, según trascendió, el mandatario prefirió ser representado por su secretario de Asuntos Estratégicos, el almirante Flavio Rocha.

Además, lejos de recibirlos en el Palacio Presidencial, Rocha se reunió con Sullivan y el resto de los miembros de la delegación estadounidense en la embajada de Estados Unidos en Brasilia.

Fuentes con conocimiento de la reunión le informaron a La Derecha Diario que la reunión fue de corta duración y el secretario de Bolsonaro evitó hablar de temas relacionados con las elecciones, lo cual dejó “muy frustrado” al alfil de Biden.

A más de un mes de las elecciones, todo indica que Lula asumirá en enero, pero Bolsonaro todavía no ha concedido la derrota, mientras las denuncias de fraude se siguen acumulando. Según el Tribunal Superior Electoral (TSE), el izquierdista Lula da Silva venció al presidente Jair Bolsonaro durante la segunda vuelta de las elecciones del 30 de octubre con el 50,8% de los votos.

Pero la diferencia fue mucho menor a la pensada, y la ínfima diferencia abrió la puerta a que las irregularidades registradas en la votación pudieran haber determinado el resultado. Según distintos grupos de investigación, tanto públicos como privados, se detectaron múltiples anomalías en los resultados.

La investigación “Brazil Was Stolen“ demostró que las máquinas de modelos compradas durante los gobiernos del PT, que no son auditables por el Ministerio de Defensa, registraron valores imposibles de votos, como urnas con 0 votos para Bolsonaro, o diferencias entre resultados imposibles de explicar en poblaciones homogéneas.

Una subsecuente investigación de las Fuerzas Armadas y del grupo independiente Instituto Voto Legal (IVL) comprobaron estas irregularidades, y aseguraron que hubo severas vulnerabilidades en las elecciones de octubre en los modelos de las máquinas electrónicas que fueron compradas previo a la gestión de Bolsonaro.

Se espera que el 12 de diciembre oficialmente el TSE certifique la victoria de Lula, por lo que si Bolsonaro tiene pensado conceder la elección, deberá hacerlo antes de esa fecha.

Seguir Leyendo

Brasil

Elon Musk asegura que Twitter pudo haber interferido en las elecciones de Brasil en favor de Lula

Publicado

en

Las anteriores autoridades de la plataforma de redes sociales habrían intentado influenciar la tendencia política en Brasil hacia la izquierda, para que Lula da Silva gane las elecciones.

Después de mostrar cómo la anterior administración de Twitter interfirió en las elecciones presidenciales del 2020 en Estados Unidos, suprimiendo noticias y censurando publicaciones que perjudicaban a Joe Biden, Elon Musk aseguró que Twitter podría haber interferido en las recientes elecciones de Brasil.

He visto muchos tuits preocupantes sobre las recientes elecciones en Brasil. Si esos tuits son precisos, es posible que el personal de Twitter haya dado preferencia a los candidatos de izquierda”, tuiteó Musk en la madrugada de este sábado en respuesta a un usuario que le pidió que llegara al fondo de cualquier otra elección en la que Twitter hubiera interferido.

Según el magnate, “es posible que el personal de la plataforma de redes sociales haya tratado de cambiar la marea política en Brasil hacia el candidato de izquierda“, en referencia al candidato Lula da Silva.

Según el Tribunal Superior Electoral (TSE), el izquierdista Lula da Silva venció al presidente Jair Bolsonaro durante la segunda vuelta de las elecciones del 30 de octubre con el 50,8% de los votos.

La diferencia fue mucho menor a la pensada, y la ínfima diferencia abrió la puerta a que las irregularidades registradas en la votación pudieran haber determinado el resultado. Según distintos grupos, tanto públicos como privados, detectaron anomalías en los resultados.

Según la investigación “Brazil Was Stolen“, las máquinas de modelos compradas durante los gobiernos del PT, que no son auditables por el Ministerio de Defensa, registraron valores imposibles de votos, como urnas con 0 votos para Bolsonaro, o diferencias entre resultados imposibles de explicar en poblaciones homogéneas.

Pero lo que sugiere Musk es que, más allá de cualquier manipulación de los resultados por parte de código malicioso en las urnas electrónicas, la voluntad popular pudo haber sido manipulada por los previos funcionarios de Twitter.

En confabulación con el partido de Lula, Twitter podría haber eliminado noticias que lo perjudicaran, censurado periodistas y políticos de derecha, además de limitar el alcance de los tweets de Bolsonaro y otros de sus candidatos.

Este tipo de manipulación electoral es ilegal en Brasil, y de hecho hay varias causas abiertas y resueltas por intentos de manipular la voluntad popular de ambos lados, pero hasta el momento no hay ninguna investigación contra Twitter por hacer exactamente eso.

Seguir Leyendo

Brasil

El Congreso aprobó un nuevo esquema que reconoce al Bitcoin como medio de pago y activo de inversión en Brasil

Publicado

en

Las nuevas normas regulatorias facilitan las operaciones con criptomonedas dentro del marco legal. El proyecto contó con la aprobación del Congreso y será enviado al poder ejecutivo para la firma definitiva del presidente Jair Bolsonaro. 

La Cámara de Diputados de Brasil finalmente aprobó el proyecto de ley 4401/21, que ya había obtenido media sanción en el Senado desde hace 7 meses. Se conforma un nuevo esquema legal que otorga facilidades para las operaciones con criptomonedas, salvaguardando así la seguridad jurídica de las transacciones en el país.

Los distintos grupos de la derecha parlamentaria en Brasil obtuvieron una victoria legislativa que dota al Bitcoin las siguientes garantías legales: se reconoce su rol para representar valor digital, podrá usarse libremente como medio de pago y también podrá utilizarse como activo de inversión sin restricciones.

La ley exige, a cambio, que los proveedores e intermediarios de este tipo de servicios digitales deberán estar registrados, y determina que si bien el Bitcoin conforma un medio de pago, no constituye una moneda de curso legal como lo es el Real. Por lo tanto no puede usarse para el pago de impuestos, entre otras obligaciones. 

El objetivo es que todas aquellas transacciones que de todos modos se llevan a cabo diariamente en Brasil, ahora puedan hacerlo pero bajo un manto de cierta transparencia. De hecho, la autoridad monetaria de Brasil estima que se realizan más transacciones a través de criptomonedas que las que se registran a través de la bolsa. 

También se busca una mayor integración entre el mercado de criptomonedas y los mercados financieros tradicionales, especialmente a través de la función de inversión en activos digitales. 

Mientras el Bitcoin sea utilizado bajo la forma de un medio de pago, será el propio Banco Central de Brasil (BCB) el responsable de mediar las transacciones y hacer cumplir las regulaciones respectivas. Cuando sea usado como un activo de inversión, la autoridad pertinente será la Comisión de Valores y Cambio (CVM)

Tras la aprobación por parte de ambas cámaras legislativas, el proyecto fue enviado directamente al escritorio del presidente Jair Bolsonaro para su evaluación y aprobación final

Paralelamente a la aprobación del proyecto, el presidente del BCB nombrado por Bolsonaro, Roberto Campos Neto, presentó formalmente el primer proyecto para el futuro lanzamiento del “real digital”, y propuso su integración con el sistema de pagos actual. 

Llevamos el mundo digital al sistema bancario. Varios otros bancos centrales están haciendo lo contrario. De hecho, están sacando lo digital de la banca”, declaró Campos Neto. 

Seguir Leyendo

Tendencias