Seguinos en redes

Brasil

Gestión Bolsonaro: la pobreza extrema en Brasil desciende al mínimo histórico de 3,3%

Según un estudio desarrollado por la Fundación Getulio Vargas, Brasil tiene 13,1 millones menos de pobres que en el 2019, una disminución que lo lleva a un mínimo histórico del 3,3%; gracias a los programas económicos impulsados por el gobierno de Jair Bolsonaro

Publicado

en

Las reformas encaradas por el gobierno comandado por Jair Bolsonaro no dejan de beneficiar a los brasileños. Los programas de auxilio efectuados para combatir la pandemia del coronavirus han logrado reducir a la mitad la cantidad de brasileños en extrema pobreza, pasando de 6,5% en el mes de noviembre 2019 a 3,3% en el mes de julio de 2020, el mejor índice desde que se empezó a medir.


Un estudio llevado a cabo por la Fundación Getulio Vargas concluyó que el número de personas con una renta per cápita inferior a la mitad del salario mínimo, 522 reales (95 dólares) disminuyó considerablemente entre diciembre de 2019 y junio de 2020.
Según Marcelo Neri, profesor encargado de coordinar la investigación denominada “¿Cuál fue el impacto inmediato de la pandemia Covid sobre las clases económicas brasileñas?“, halló que, tomando la primera franja de ingresos, la cual es hasta la mitad del salario mínimo por persona, 13,1 millones de personas han salido de la pobreza. 

Fuente: Ibre/FGV

Según Neri, los mayores impactos se registraron en la zona noreste, un antiguo bastión del Partido de los Trabajadores, donde la caída fue del 28,7%. 

Por otra parte, también se registraron descensos en la zona Norte, 25,1%, Centro-Oeste, 17%, zona Sudeste, 9,8% y zona sur, con 9,3%. 

“Hemos tenido una gran ganancia con la reducción de la pobreza en el Norte y en el Nordeste. Es un hecho que hay que destacar. Estamos hablando de una situación adversa con la llegada de la pandemia”, remarcó el profesor.

También, se han generado más de 100 mil empleos formales en el mes de julio, luego de cuatro meses de despidos, según el el Registro General de Ocupados y Desempleados (Caged). 

La industria impulsó el aumento de la contratación, y el sector empleó a 53.590 trabajadores en julio. Le siguieron la construcción civil (41.986 empleos), el comercio (28.383 empleos) y la agricultura (23.027).

El Gobierno federal destacó la importancia del Programa de Beneficios de Emergencia para la Preservación de Ingresos y Empleo. Gracias a este programa, se han conservado 16,2 millones de empleos. El programa permite a las empresas reducir las horas de trabajo y los salarios o suspender los contratos de trabajo, y los empleados tienen parte de los ingresos completados por el gobierno.

Ad

Otra encuesta señaló que el beneficio de R$ 600 (111 dólares) aumentó los ingresos de los atendidos en un promedio de 24% en comparación con lo que recibían antes de la pandemia. Los trabajadores no educados fueron los principales beneficiados por las ayudas, con un aumento de hasta un 156% en los ingresos. 

Según una investigación del Centro de Estudios en Microfinanzas e Inclusión Financiera de la Fundación Getulio Vargas, el nivel de educación fue proporcional a los ingresos, es decir, cuanto menos educado y menor es el salario que s epercibía, mayor es el impacto de R$ 600 en el ingreso mensual. 

La Ayuda de Emergencia también representó una ganancia del 150% en los ingresos de los hogares en el segundo decil, es decir, aquellos hogares con ingresos en el rango entre R$ 50,34 (9,34 dólares) y R$ 242,15 (45 dólares) per cápita . Con el beneficio, hay R$ 377,22 (70 dólares) de ingreso promedio por residencia en junio. Para tener una base de comparación, la ONU considera la línea de pobreza en $ 1,90 por día. 

El Gobierno Federal prevé invertir alrededor de R$ 200 mil millones hasta el final de la Ayuda de Emergencia. Del total invertido hasta junio, el 40% terminó en las cuentas del 20% más pobre de la población. Si aumentamos el espectro del tramo de ingresos, la mitad del monto pagado converge al 30% más necesitado en el país, lo cual es un resultado muy positivo.

La ayuda de emergencia se pagó a 64 millones de brasileños, en un total de 104 millones de solicitudes, señala el estudio. FOTO: Agencia Brasil

Ad

Los datos observados no hacen más que aumentar la popularidad de Bolsonaro. Recientemente ha sido publicada una encuesta que certifica que los índices de aprobación de su gobierno están en su punto más alto. A esto se suma la caída que ha tenido la visión negativa de los brasileños sobre la gestión actual. 

Según el estudio llevado a cabo por PoderData360, el 52% de los encuestados considera que el gobierno de Bolsonaro tiene un buen desempeño. Por otra parte, la medición actual de visión negativa en lo que respecta al desempeño de la actual gestión se ubica en 40%.
Una serie de denuncias falsas de corrupción que fueron desestimadas, un efectivo programa de privatizaciones, los bajísimos índices de criminalidad, una lucha frontal contra las cuarentenas obligatorias de los gobernadores, y una buena respuesta económica a la crisis han permitido que Bolsonaro recupere toda la imagen positiva perdida por la pandemia.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Brasil

Faltazo de Lula: El candidato socialista no se animó a participar y Bolsonaro se llevó el segundo debate presidencial

Publicado

en

Después del amplio triunfo de Jair Bolsonaro en el primer debate presidencial, el ex presidente y líder del Foro de Sao Paulo, Lula da Silva, no se animó a dar la cara y faltó al segundo enfrentamiento entre los candidatos que se enfrentarán en las urnas el próximo 1ro de octubre.

Mientras la prensa local e internacional esparció el falso rumor que Bolsonaro no volvería a debatir, con periodistas como Gustavo Segré (La Nación) argumentando que el presidente “no se animaría a dar la cara después de un mal desempeño en el primer debate”, la realidad los pasó por arriba y Bolsonaro dijo presente y Lula fue quien faltó.

El segundo debate presidencial tuvo lugar este sábado 24 y contó con la presencia estelar del presidente Jair Bolsonaro (PL), el socialdemócrata Ciro Gomes (PDT), los centristas Simone Tebet (MDB) y Soraya Thronicke (União Brasil), y el derechista Padre Kelmon (PTB).

El debate fue promovido por un pool de medios formado por SBT, CNN, Estadão/Rádio Eldorado, Terra, Veja y Rádio Nova Brasil FM. A diferencia del anterior, no era oficial y hasta último momento no se sabía quien participaría.

Sin Lula, los demás candidato concentraron sus ataques contra Bolsonaro, quien defendió su gestión con habilidad frente a una plétora de candidatos a su izquierda.

Soraya Thronicke, quien apoyó a Bolsonaro en las elecciones de 2018, dijo que “abandonó” las banderas que decía defender, como la anticorrupción, y generó “desilusión” en la población. La candidata de União Brasil también afirmó que Bolsonaro “traicionó” a la nación brasileña.

Bolsonaro pidió el derecho de réplica porque dijo que lo estaban llamando corrupto faltando a la verdad. El presidente recordó que las candidatas Soraya Thronicke y Simone Tebet ayudaron, como senadoras, a anular su veto al llamado “presupuesto secreto”, conocido por la falta de equidad en la distribución de los recursos y la falta de transparencia.

“Las dos senadoras votaron para revocar el veto del presupuesto secreto. La senadora Soraya, en este asunto, hizo uso de R$ 114 millones del dinero del presupuesto secreto. Este presupuesto es privado del parlamento brasileño, el Poder Ejecutivo solo puede ejecutarlo, y ahí están todos los negociados del Congreso. Tantos millones para hacer tales obras en tal lugar, que piden los diputados y senadores“.

Y recordó que Soraya no ayudó a elegirlo a Bolsonaro, si no que Bolsonaro eligió a ayudarla cuando usó toda su parafernalia partidaria para su elección. “Lo de Soraya: todo tu material de campaña, sean fotos como videos, aclarabas: ‘candidata de Bolsonaro’, vos traicionaste a quienes te votaron“, remató.

La impresionante campaña de noticias falsas contra Bolsonaro

Hace unas semanas, múltiples medios tanto en Brasil como en Argentina y el resto de la región trataron de instalar que Bolsonaro se bajaría de los próximos debates por “los sucesivos errores” en el primer enfrentamiento televisado.

Luego de los cruces agresivos y la evidente irritación del presidente en varios pasajes del primer encuentro, su equipo de campaña buscará ambientes controlados para hacer proselitismo“, escribió el pésimo periodista Marcelo de Sousa, para La Nación.

Tras la primera aparición en el debate de anteayer, el presidente intentará priorizar en el resto de la campaña entrevistas en podcasts de gran audiencia y poca confrontación“, repitió mintiendo el corresponsal en Brasil del medio de los Mitre y los Saguier.

La misma noticia falsa fue replicada por Globo y otros medios hegemónicos en Argentina, Chile, Brasil y Uruguay. Finalmente, quien no se animó a debatir y optará por “ambientes controlados” fue Lula.

Seguir Leyendo

Brasil

Bolsonaro lo hizo: Brasil registra la sexta inflación más baja del G20 y el único país con deflación

Publicado

en

El incremento de los precios minoristas de Brasil es uno de los más bajos en el mundo, incluso en comparación con las economías desarrolladas. El plan económico de Bolsonaro logró afianzar la estabilidad y la previsibilidad.

El Gobierno de Jair Bolsonaro consiguió derrotar a la inflación y conquistar la estabilidad de precios. Gracias a una fuerte disciplina fiscal desde el liderazgo del ministro Paulo Guedes, y a la garantía de la independencia del Banco Central, Brasil se encamina por la estabilidad y el crecimiento sostenible. 

En los primeros 8 meses de 2022 los precios minoristas acumularon un aumento del 4,39%, y fue uno de los resultados más exitosos en el mundo. El programa de Bolsonaro logró que Brasil se posicione con la sexta inflación más baja en el G20, al mismo tiempo en que se produce un histórico repunte en el nivel de actividad económica mensual.

La inflación acumulada en Brasil fue más baja que el promedio para la Unión Europea (7,6%), España (6,1%), Alemania (6,9%), Reino Unido (7%), Francia (5%), Italia (6,9%), Estados Unidos (6,2%), Bélgica (7,2%), Suecia (7,2%) y Finlandia (6,2%), entre muchas otras economías desarrolladas. 

En los primeros 8 meses del año, el desempeño fue similar al que registró Corea del Sur y Noruega (4,4% y 4,2% respectivamente), y fue superado ligeramente por Australia (4%), Nueva Zelanda (3,5%) y Japón (2,8%), otros pocos países. 

Estos resultados tan exitosos a nivel mundial se producen al tiempo en que el IPC registra variaciones negativas desde el mes de julio. El nivel general de precios minoristas cayó un 0,68% en julio y casi 0,4% en agosto, disminuyendo así el nivel de inflación acumulada en el año. 

La inflación interanual de Brasil cayó al 8,73% al término del mes de agosto, en comparación al mismo mes del año 2021. Este indicador disminuyó en más de 3 puntos porcentuales desde junio, y converge al 5% fijado como el máximo margen de tolerancia del Banco Central para fin de año. 

El éxito de las políticas económicas prudenciales en la gestión Jair Bolsonaro contrasta con la aplicación de “alternativas” heterodoxas y experimentales en países como Argentina, Turquía y Venezuela. La Argentina de Alberto Fernández y Cristina Kirchner acumula una inflación minorista del 56,4% y ya supera el 78% de inflación interanual.

Bajo el gobierno de Tayyip Erdogan, Turquía acumula una inflación de hasta el 47,9% en los primeros 8 meses del año, y 80,2% contra agosto de 2021.

Por su parte, la dictadura chavista en Venezuela llevó al país a una inflación interanual del 114,1% en agosto, y una suba acumulada de 60,5% en lo que va de 2022. Si bien este número podrá parecer bajo en comparación a la hiperinflación de años anteriores, la realidad es que el bolívar ha sufrido un crack total y la economía se ha dolarizado de facto, lo que redujo la inflación considerablemente.

Seguir Leyendo

Brasil

Procuradoría aclara que Lula no fue declarado inocente y presiona para cobrar R$ 18 millones por su caso de corrupción

Publicado

en

El líder del PT ha estado durante más de cuatro años tratando de anular la demanda de cobro de deudas y tasas judiciales en los tribunales.

La Procuraduría General del Tesoro Nacional (PGFN) intenta cobrar en los tribunales una deuda de R$ 18 millones atribuida al exconvicto Lula da Silva y sus empresas por el caso de corrupción que lo mantuvo preso por 580 días

Según el órgano, aunque el Supremo Tribunal Federal (STF) anuló las condenas impuestas al líder del PT por el entonces juez Sergio Moro, aquella decisión no lo declaró inocente y por lo tanto no está exento de ser imputado por impago de impuestos y tasas.

El fiscal del Tesoro Nacional, Daniel Wagner Gamboa, afirma en una demanda presentada ante el Tribunal Regional Federal de la 3ª Región (TRF3) que “el STF no absolvió al imputado Luiz Inácio Lula da Silva” y que se debe proceder con el pago de justicia.

El STF no absolvió al acusado Luiz Inácio Lula da Silva. No se refirió al fondo de la condena. No se afirmó, en ningún momento, que el imputado sea inocente“, dice Gamboa, y aclara que “solo se consideró que no correspondía al Tribunal Federal de Paraná juzgarlo en esos casos específicos” y por eso quedó en libertad aguardando una futura sentencia.

REPRODUCCIÓN
Extracto de la petición.

Según la revista VEJA, la estrategia jurídica de la defensa de Lula sería apelar al STF alegando que debe anularse cualquier desarrollo de Lava-Jato que involucre al exconvicto, y así evitar tener que pagar los impuestos y tasas judiciales del caso.

El abogado Cristiano Zanin alegó al TRF-3 que la recaudación realizada por la Receita Federal tuvo como punto central la Operación Alethea, una de las fases del grupo de trabajo de Curitiba. 

La liquidación tributaria resultante de la supuesta confusión patrimonial y operativa entre el Instituto Lula y los recurrentes está, por tanto, totalmente viciada por el irremediable vicio material que la cobija”, argumentó.

Al mismo tiempo, afirma que el Instituto Lula se declaró sin fines de lucro, pero no cumplió con los requisitos de exención de impuestos y, por lo tanto, el Tesoro Nacional debe cobrar los impuestos atrasados.

El exconvicto lleva más de cuatro años intentando anular la demanda de cobro de deudas en los tribunales. En un primer intento, perdió el caso en primera instancia de la Justicia Federal y luego, intentó apelar ante el TRF3, donde también fue derrotado.

Si bien la plata no es un problema para el multi-millonario líder del Partido de los Trabajadores, el ex presidente quiere evitar a toda costa realizar los pagos requeridos por la justicia ya que sería una admisión de culpabilidad, al menos ante el público, que cometió actos de corrupción.

Seguir Leyendo

Tendencias